top of page
Buscar

Cómo la Fuerza Aérea Colombiana trasladó a los niños rescatados tras 40 días en la selva de Caquetá

La operación tomó un total de 2 horas y 30 minutos.


Después de que una célula combinada de búsqueda, integrada por miembros de las Fuerzas Militares y de la comunidad indígena Murui de Puerto Leguízamo, Putumayo, lograran el hallazgo de los cuatro menores que permanecían desaparecidos desde el pasado primero de mayo tras un accidente aéreo en las selvas de Caquetá y Guaviare; la Fuerza Aérea Colombiana activó de inmediato una aeronave Casa C-295 en configuración de traslado masivo de pacientes, para transportar a los niños indígenas hasta Bogotá.



La configuración del avión Casa C-295, comenzó de inmediato una vez se conoció la noticia, en la tarde del viernes, por parte de suboficiales del Grupo Técnico del Comando Aéreo de Transporte Militar- CATAM, quienes en tan solo una hora y media modificaron cuidadosamente la aeronave, adaptándola como ambulancia para el traslado masivo de pacientes.



Por otro lado, se alistaba una tripulación de médicos especialistas, un equipo conformado por un pediatra, un neonatólogo, dos enfermeras, dos médicos aeroespaciales, un paramédico y una ingeniera biomédica de la Jefatura de Salud de la Fuerza Aérea Colombiana, quienes garantizarían la estabilización de los menores durante el vuelo.

Finalmente, la aeronave despegó desde la rampa del Comando Aéreo de Transporte Militar en Bogotá hasta el Aeropuerto José Enrique González en San José del Guaviare, con pilotos militares entrenados en el uso de visores nocturnos, teniendo en cuenta que este aeródromo no cuenta con operación nocturna, fueron llevadas bengalas infrarrojas abordo.



Una vez en tierra, la tripulación médica esperó el aterrizaje del helicóptero UH-60 Ángel (Black Hawk en configuración C-SAR) del Comando Aéreo de Combate No. 2 y realizó el transbordo de cada uno de los menores en camillas hasta el avión ambulancia; cuando se determinó que los pacientes eran aptos para volar se emprendió el regreso a Bogotá, donde esperaban 4 ambulancias para llevarlos hasta el Hospital Militar Central.

El traslado masivo de pacientes es una capacidad única y distintiva de la Fuerza Aérea Colombiana, con la que se pueden transportar 24 camillas con heridos y 7 asistentes médicos o 12 unidades de cuidados intensivos, gracias al área disponible en la cabina del avión. En esta ocasión, teniendo en cuenta el cuadro clínico de los menores, fueron adaptados para el traslado en el avión, monitores de signos vitales para el seguimiento continuo de los parámetros de frecuencia cardíaca, respiración, saturación porcentual de oxígeno y tensión arterial.



Adicionalmente, se contó con bombas de infusión para administrar medicamentos y líquidos de acuerdo a órdenes médicas y un desfibrilador en caso de que alguno de los pacientes requiriera restauración del ritmo cardíaco, hasta llegar al Hospital Militar Central y recibir la atención especializada según el estado de salud de cada uno.

De esta manera, la Fuerza Aérea Colombiana a través del despliegue de sus capacidades distintivas contribuyó a que los 4 hermanos regresaran al seno de su familia en el marco de la “Operación Esperanza” liderada por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales, donde se demostró el compromiso de las Fuerzas Militares, en cualquier caso de emergencia a lo largo y ancho del territorio colombiano y la capacidad de actuar de manera conjunta, coordinada y articulada con representantes del Estado y de la comunidad.



Comentarios


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page