top of page
Buscar

En el ojo del huracán: Capacidad para mantener la concentración en operaciones especiales

Por Rodney Alfredo P. Lisboa


Como en cualquier actividad que realizamos habitualmente, la eficiencia de los resultados obtenidos depende del conocimiento que tengamos en relación al método (técnica) y del conjunto de habilidades que nos hagan capaces de realizarlos. Sin embargo, incluso si queda relegado al olvido, especialmente por los miembros de la sociedad occidental, constantemente susceptibles a la realización de tareas múltiples y simultáneas, la capacidad de lograr y mantener el enfoque en el cumplimiento de una acción es una condición indispensable en la búsqueda del logro de los objetivos propuestos. Ya sea en la acción de lavar un plato, pintar un cuadro, modelar una escultura o realizar la compleja secuencia de movimientos de una coreografía, el éxito de la práctica dependerá del enlace establecido entre el intérprete y la tarea que realiza.


El GROM del Ejército Nacional Polaco (Grupa Reagowania Operacyjno-Manewrowego) (Grupo de Respuesta Operativa Móvil) participa en la progresión del entrenamiento y la entrada táctica. (Fuente: Disponible en: http://wawalove.pl/Pokazy-jednostek-specjalnych-na-Cyplu-Czerniakowskim-i-Wisle-g15488/foto_74067 Consultado: 23 de agosto de 2017).

Por mucho que las actividades humanas requieran capacidades físicas y cognitivas que nos permitan realizar tareas con niveles satisfactorios de rendimiento, solo podrán alcanzar un alto rendimiento cuando el individuo que lo realiza tiene toda su capacidad para concentrarse en la actividad que realiza.

Analizadas desde la perspectiva oriental japonesa, las actividades de la vida diaria, ya sean de naturaleza simple o compleja, deben necesariamente llevarse a cabo con la mente del intérprete totalmente centrada en la práctica en cuestión, con el propósito de maximizar los efectos de la misma. En este contexto, las artes marciales japonesas evidencian en el concepto de Zanshin el estado mental que permite constituir una percepción espacio-temporal (conciencia situacional) que conecta al intérprete de una técnica de lucha, no solo con el oponente que está en su ángulo de visión, sino a los diversos oponentes que eventualmente pueden estar organizados en el entorno.

Aunque la mayoría de las personas no se molestan en buscar un alto rendimiento en la ejecución de sus prácticas diarias, existen obligaciones cuya naturaleza del reto requiere nada menos que el máximo rendimiento para que los objetivos se consigan.


Durante la "Operación Formosa 2016", el personal operativo del Batallón de Operaciones Especiales de Infantería de Marina (Batallón Tonelero) de la Marina de Brasil, realiza la seguridad perimetral para el aterrizaje de aeronaves de ala rotativa. (Fuente: Yam Wanders Photo).

Como profesional de la Educación Física dedicado a investigar los procesos de entrenamiento deportivo, destaco que uno de los principales retos de los deportistas y equipos de alto rendimiento está directamente relacionado con la capacidad de sostener la mente centrada en el curso de una carrera o partido. Así, cuando un atleta olímpico pierde el foco o está desenfocado, el resultado de su falta de atención, cuando se considera un resultado negativo extremo, puede causar "sólo" una derrota deportiva sin mayores riesgos a su seguridad. Sin embargo, cuando se trata de alto rendimiento, no se aplica lo mismo a las prácticas de deportes de aventura.

En los deportes de aventura no se utiliza al azar el término "radical" que se utiliza popularmente para describirlos, ya que sirve, entre otras aplicaciones, para definir los riesgos extremos a los cuales los practicantes de las modalidades de este orden se someten. En este sentido, para los deportistas que asumen riesgos en la práctica de este género deportivo, la capacidad de permanecer compenetrados controlando su capacidad para resolver eventuales adversidades es una cuestión de supervivencia. Cualquier descuido, por menor que sea, supone un riesgo de muerte.

Dirigiendo nuestra atención a las actividades militares / policiales de naturaleza especial, es posible hacer una analogía de la tenacidad mental requerida del Elemento de Operaciones Especiales (ElmOpEsp) con la capacidad de concentración de atletas de aventura de alto rendimiento.

Debido a que se consideran acciones de naturaleza crítica para los intereses de los Estados que las patrocinan, dependiendo de cómo se empleen y conduzcan, las Operaciones Especiales (OpEsp) deben ser necesariamente ejecutadas por los marcos operativos de la(s) unidad(es) comprometida(s) con el mayor celo y aplicación posible debido a la naturaleza sensible de las implicaciones involucradas. Así, tener una mente enfocada en la ejecución de sus tareas y el cumplimiento de los objetivos establecidos es una condición indispensable para los ElmOpEsp.

Por si el alto nivel de criticidad y la tensión generada por la misma no fueran suficientes, en el desempeño de sus tareas operativas, los operadores están sometidos a una gran diversidad de agentes tensores que colocan sistemáticamente todas sus capacidades (incluida la concentración) a prueba.


Los PJ (Para Jumpers) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos realizan ejercicios de rescate de combate junto con el 103º Escuadrón de Rescate del ala aérea de la Guardia Nacional de Nueva York. (Fuente: Disponible en: https://health.mil/News/Articles/2015/10/20/Air-Force-Pararescue-Im-BATMAN: 23 de agosto de 2017).

Estudiada y denominada por los científicos occidentales como "Flow" (Estado de Flujo), esta condición específica de la conciencia humana, deseable con motivo de la sensación de profunda implicación y control que proporciona, llevando al individuo a alcanzar el vértice de su rendimiento físico y psicológico, se caracteriza por el advenimiento de algunas manifestaciones: claridad mental; distanciamiento emocional; capacidad para tomar decisiones de acuerdo con el nivel de complejidad de la tarea realizada; distorsiones relacionadas con la percepción del tiempo (los minutos parecen durar una fracción de segundo, mientras que unos pocos minutos parecen durar largas horas).

En el desempeño de las tareas operativas realizadas por el personal operativo de FOpEsp, sería conveniente que cada operador buscara desarrollar capacidades psicológicas que promuevan la manifestación de este estado mental mientras se cumplen las obligaciones que le fueron dadas, independientemente de si la misión en cuestión es de naturaleza simple o compleja, si se define como de alta criticidad o no.

Por mucho que las manifestaciones de este estado de conciencia sean, en la mayoría de los casos, experimentadas diariamente por cada uno de nosotros de una manera absolutamente efímera, enfriándose tan repentina y sorprendentemente como surgieron, lo que se desea para el ElmOpEsp es que cada operador (considerando el principio de individualidad), consciente de las especificidades de su profesión, encuentre formas que favorezcan su capacidad para controlar la emergencia y desaparición de estas manifestaciones según tu voluntad, encendiéndolas y apagándolas como lo haces con un interruptor de corriente eléctrica. Depende de cada uno recorrer su propio camino para explorar el máximo potencial de sus capacidades humanas (físicas, intelectuales y psicológicas) con el fin de encontrar este estado mental de superación de los límites y realización de hazañas extraordinarias.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page