Buscar

Entrevista a Franco Giuggioloni, vicepresidente de FAdeA: IA-100, Pampa, Pucará Fénix y más

Por Santiago Rivas


Durante FIDAE 2022 tuvimos la oportunidad de entrevistar a Franco Giuggioloni, vicepresidente de FAdeA, para actualizarnos sobre los trabajos y planes de la empresa, especialmente en lo que se refiere al nuevo IA-100, el Pampa III Bloque 2 y el Pucará Fénix.

Giuggioloni destacó primero la presencia de la empresa en la feria, a la que fueron con dos de los Pampa y donde se hizo el lanzamiento oficial del programa IA-100. “Principalmente lo que buscamos es una buena presencia institucional, que realmente ser vean los aviones, que se vea la marca de FAdeA y sus productos. Y traer los aviones realmente marca una diferencia, incluso sorprendió algunos posibles clientes, que uno a veces no los tiene en cuenta. El solo hecho de ver el avión en vuelo y en posición estática generó un acercamiento, así que en ese sentido estamos con las expectativas muy cumplidas, porque nos ayudó a instalarnos como marca”.



Pucará Defensa: ¿Cómo ves las perspectivas del mercado?

Franco Giuggioloni: El Pampa tiene un buen potencial por una cuestión de nicho. Es uno de los pocos jets de entrenamiento básico que se está fabricando en el momento. Si bien hay competencia, no hay la competencia que había en otras épocas, donde había muchos jets monomotores en distintos países del mundo. Hoy está un poco más acotado, con lo cual hay una posibilidad de mercado. Hemos contestado varias consultas, esto ya empezó incluso en plena pandemia, hicimos presentaciones tanto a países de la región como fuera de la región, como Etiopia y Nigeria. Regionalmente con Perú, Paraguay, Brasil y Chile. Nunca hay que descartar ninguna posibilidad, así que nos torsos continuamente lo estamos ofreciendo.



PD: ¿Cómo está el tema financiación?

FG: Hoy con financiación no hay una en concreto, en lo que es Pampa. Pero sí en el IA-100, por una cuestión de los montos del avión. Lo vamos a estar presentando con una posible financiación del BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior). Ya estamos en tratativas formales con el banco, de hecho, ya tenemos un ok por parte de ellos. Con Pampa es un poco más difícil lograr eso, por una cuestión de montos, pero creemos que la experiencia del IA-100 puede ser buena y después escalarlo a otros productos.


PD: ¿Con la venta a Guatemala se retomó algo? Ya que está vigente el contrato.

FG: No, durante la pandemia hemos tenido conversaciones con ellos, con la nueva autoridad de Guatemala. Y no hemos tenido más contacto, más que conversaciones de ofrecimiento nuevo. Todavía nos falta continuar con eso a ver si vuelve a estar el interés. Hoy por hoy concretamente no lo está.



PD: En modernizaciones ¿cómo están trabajando?

FG: En modernizaciones tenemos varios proyectos en marcha que dependen de nuestra capacidad de ingeniería. Nosotros siempre lo hablamos como nuestro servicio de valor agregado. Es decir, servicio especializado dentro del rubro de la aeronáutica. Hoy tuvimos el Fokker 50 peruano, que demandó muchísimos recursos. Estuvo casi toda el área de ingeniería dedicada a la modernización del Fokker. Y tenemos otro programa, como el IA-100. Hoy, muchos recursos que liberamos del Fokker 50 van para el IA-100.

Y también tenemos programas de modernización como Pucará, que ya vamos a empezar a modificar la cabina del avión. Ya estamos liberando piezas, ya está avanzada. Está definida y se compraron algunos elementos. Al avión le quedan algunos vuelos más de certificación de remotorización y después se empieza a desarmar para meter todo el equipo nuevo de navegación y comunicación. Con lo cual creemos que para fin de año vamos a tener el avión para presentarlo con la cabina nueva y haciendo los primeros vuelos.



PD: ¿Ya está resuelto el tema de Hartzell?

FG: Sí, están viniendo en mayo. Nos atrasó bastante la pandemia, porque ellos no tenían el permiso para venir. Algunas cosas fuimos las haciendo remotas y lidiamos con algunas mediciones que fuimos haciendo y fuimos mandando para ganar tiempo. Pero, de todas maneras, tienen que venir ellos, porque tienen que hacer mediciones especiales para hacer la certificación.


PD: ¿Con los otros Pucará ya empezaron a trabajar para modificarlos?

FG: Hasta ahora hicimos la recepción de los dos aviones siguientes y estamos con la parte de la programación de la modificación. Todo lo que es provisiones, donde hacemos algunas piezas, algunas no están definidas si las vamos a hacer nosotros o a tercerizar. Estamos con todo el proceso programático, mientras vamos desarmando algunas cosas que sabemos que hay que modificarlas, para ganar tiempo y de manera de ya llegar el año que viene con el primero de la serie. Esto se hace un poco largo a raíz de que con algunos componentes todavía no hay visibilidad clara de dónde van a venir. Pero son problemas técnicos que se solucionan, no nos va a paralizar, porque el prototipo ya está fabricado y casi certificado.


PD: ¿Por ahora cuántos serían?

FG: Por ahora tres más el prototipo. El avión va a volver a volar, va a tener sus capacidades de nuevo operativas, es muy buen avión, el motor tiene un potencial enorme, porque las intervenciones de motor son larguísimas. La Fuerza Aérea Argentina va a poder volar casi sin tocar le avión por muchos años.



PD: En componentes, como están con Embraer ¿están tratando de sumar otros contratos?

FG: Constantemente cotizamos paquetes para empresas extranjeras, de piezas más grandes o más chicas. Tratamos de cargar de trabajo esas zonas. El problema con Embraer es que con la pandemia disminuyó su cadena logística a lo largo de los tiempos. Modificaron la cantidad de aviones que iba a comprar la Fuerza Aérea Brasileña, con lo cual no está saturada la línea de producción. El IA-100, con toda la parte de materiales compuestos, más algunos programas más, le van a permitir a esas áreas saturarse de trabajo.

Hoy estamos con algunos programas chicos. Estamos haciendo los gajos de un tanque de combustible para uno de los cohetes de la CONAE. La CONAE tiene que certificar un proceso de soldadura y fabricar un tanque de combustible de un cohete. A nosotros nos han destinado a unas chapas que después se sueldan y conforman el tanque. Es un programa chico pero interesante, porque algunas maquinas que son exclusivamente para este tipo de chapa vuelven a estar en funcionamiento. Esta bueno porque nosotros tenemos casi nula participación en lo espacial y eso nos da la posibilidad de ser proveedores y ser un jugador más en este consorcio de empresas que proveen a la CONAE. Así que eso, si bien es chico, después ellos van a fabricar mas tanques y nos demandarán más. Una capacidad muy propia de la aeronáutica, porque estirar chapa de aluminio no encontrás en cualquier lugar quién lo haga.



PD: En cuanto a Pampa ¿Este año cuántas entregas están previstas?

FG: Hay uno que está casi listo (fue entregado el 22 de abril) y queremos tratar, si llegamos con los elementos que tienen que venir, de llegar con otro más. Originalmente el contrato el año pasado preveía 3, pero las entregas se corrieron porque se demoró la firma del contrato. Creemos que vamos a andar con 2 en el año, tenemos que organizar la producción en función de componentes de afuera. Es un tema logístico, nosotros podemos acelerar la producción, pero por ahí te parás por una arandela. Entonces, estamos tratando de organizar para que eso no nos pegue. Y después los 4 más que haríamos, más los 3 modernizados. Son 6 nuevos más 3 modernizados en total.

De los modernizados, el primero que es el E-806 y la idea es que esté este año. Es un Pampa II que se saltó todas las modernizaciones. Hoy va a volver como Pampa III bloque 2, tiene que estar entre octubre y noviembre. Ya está con la inspección de 1200 horas hecha, se están poniendo los sistemas nuevos. Y después nos quedan dos más, los E-811 y 812 que vienen el año que viene o el otro. Pero ya están un poco más completos estos aviones, porque vinieron de la brigada.



Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina