top of page
Buscar

Guerra de Ucrania, Ataques con misiles, 2º round


Por Tom Cooper*

 

*Analista en defensa, historiador, editor de ACIG.info y la serie de libros @War. Entre otros, es autor del libro Moscow's game of poker - Russian Military Intervention in Syria, 2015-2017, editado por Helion & Company.

 

A estas alturas, está claro: el 2 de enero los rusos han "disparado" la "Ronda 2" de la campaña de misiles de esta temporada contra Ucrania.

Pero eso no era importante. Al menos no desde el punto de vista de los estadistas occidentales "líderes". Léase: aquellos sobornados para fingir que están liderando las principales democracias occidentales, mientras que en realidad administran los bolsillos de nuestra gloriosa oligarquía.

Menos aún desde el punto de vista de quienes se destacan por jugar a ser expertos en el análisis de la guerra en Ucrania.



Mucho más importante fue la reciente aparición televisiva de Putin en la que hizo "algo completamente nuevo". Declaró a Occidente como "enemigo de Rusia".

Ahora, los nerds raros que se entregan a la guerra de propaganda, como yo, tienen una memoria ligeramente mejor que la del pez y, por lo tanto, saben que Putin ha declarado a Occidente como enemigo de Rusia varias veces a lo largo de los años. Realmente no es nada nuevo. Pero, para todos aquellos que informan sobre accidentes de tráfico por la mañana, deportes y cocina al mediodía, delincuencia local y mercados por la noche, y que prestan atención a Ucrania o a asuntos tan poco importantes, pero muy claros, como Israel/Palestina solo el 29 de febrero del año bisiesto... o para todos aquellos que siguen insistiendo en teorías como que Rusia es tan mala como los palestinos y especialmente a todos los teóricos de la conspiración de esta placa llamada Tierra, para todos ellos, y son muchos: esto significaba tener un día de campo.

Porque es obvio, ¿no? La guerra de exterminio de Putin no es, de ninguna manera, nunca, de ninguna manera, una guerra contra Ucrania. ¡No! ¡Oh, estúpidos ingenuos: no! Esta es una guerra impuesta por los "actores occidentales" a Rusia: ellos, los occidentales, son los únicos culpables. "Quieren destruir el Estado ruso" y "provocar la "derrota estratégica de Rusia en el campo de batalla". Ahora están informado. Propiamente. Y de la boca del caballo.

Pero bueno: ya saben, como cada montón de mentiras apestosas, esta también contiene algo de verdad. O al menos algo con lo que pueda estar de acuerdo. Esa fue la declaración de Putin, emitida en la misma aparición televisiva, de que Rusia "tratará con [Occidente] más rápido de lo que Occidente puede lidiar con Rusia en los campos de batalla en Ucrania".



Sí, sí, lo sé: se podría argumentar que esto estaba en contradicción con una de sus siguientes declaraciones, según la cual "Ucrania ya está completamente destruida", "no queda nada" y que "solo existe por limosnas", porque Ucrania no es el enemigo, obviamente, y otra, según la cual la "retórica occidental se ha desplazado hacia cómo poner fin rápidamente al conflicto".

Incluso se podría ignorar eso de que "Ucrania ya está completamente destruida": un idiota del calibre de Putin nunca puede admitir que, para ser un país "completamente destruido", Ucrania está resistiendo la guerra de exterminio de Putin de una manera fascinantemente exitosa.

Pero eso con Occidente es una simple cuestión de hecho: los idiotas a cargo de Occidente todavía están tan ocupados pensando en pensar, modelando 15 versiones diferentes sobre el final de esta guerra, y tan vacilantes en su toma de decisiones relacionadas, tan insistentes en entregar armas obsoletas demasiado lentamente, demasiado tarde, y sí, algunos no tienen nada mejor que hacer que intentar modelar un final rápido de esta guerra en sus sueños húmedos: eso, sí: están comprando amable y diligentemente a Putin mucho tiempo para adaptarse. Adaptar su narrativa y adaptar lo que queda de sus fuerzas armadas. Irónicamente, eso todavía no está funcionando. Ni para Putin ni para los idiotas occidentales.

¿A qué me refiero? Vean lo siguiente:

Como es habitual, el ataque ruso comenzó a primera hora de la mañana con el "mapeo" de las defensas aéreas ucranianas. Con este fin, la VKS liberó un total de 35 LPGM Shahed desde el sudeste. Los ucranianos afirmaron que los 35 fueron derribados.

 A continuación, alrededor de las 06.00 horas de la mañana, un total de 16 bombarderos Tu-95MS han lanzado al menos 70 misiles de crucero, mientras que un barco o submarino de la Flota del Mar Negro ha lanzado al menos tres misiles de crucero Kalibr.

Alrededor de las 07:30 horas, cuando los misiles de crucero comenzaron a acercarse a sus objetivos, los MiG-31K de la VKS comenzaron a lanzar misiles aerobalísticos Kinzhal y, minutos después, el bombardeo fue reforzado por un total de 12 misiles Iskander y SAM S-300 disparados en modo balístico, más cuatro misiles antirradar Kh-31P lanzados por los Su-35.

El énfasis en este ataque fue el área de Kiev. Que es donde también se causó la mayor parte del daño. Al menos 3 personas murieron y 27 resultaron heridas. Sobre todo cuando los restos de misiles derribados, o SAM, se estrellaron contra diferentes rascacielos, almacenes, un supermercado o casas particulares. Este Kinzhal, después de ser derribado, al menos se estrelló en el Dniéper sin causar ningún daño:

 



 Estadística:

10 Kinzhal: 10 derribados

70 Kh-101/555: 59-62 derribados (las fuentes parecen diferir).

35 LPGM Shahed: 35 derribados

3 misiles de crucero Kalibr: 3 derribados

12 misiles balísticos Iskander y S-300: 0 derribados

4 misiles antirradar Kh-31P: 0 derribados


Además, el ZSU desplegó su M142 HIMARS/GMLRS para hacer estallar este radar de artillería Yastreb-AV 1K148:




Y los rusos encontraron con éxito (con un UAV Zala-421-16E) este M142 HIMARS, pero fallaron.

 

Pero bueno, los rusos tomaron represalias y, por la noche, dispararon un misil que voló un edificio escolar en el distrito de Osnovianskyi de Kharkov.

Eso les va a dar una lección a los ucranianos.

Olvídenlo. Los partidarios de la idea de "poner fin a esta guerra mediante negociaciones" deben sentirse fuertemente confirmados por todos los acontecimientos del 2 de enero. Más aún teniendo en cuenta la declaración de Putin de que Rusia "quiere poner fin al conflicto con Occidente", pero solo en los términos del Kremlin, y que Rusia no renunciará a sus posiciones.

Vamos, mis queridas buenas personas - negociadores: demuestren su superioridad frente a los belicistas (y propagandistas pagados, como yo), vayan a negociar la paz con Putin.

Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page