top of page
Buscar

Guerra de Ucrania: días 579 y 580: Lo correcto… Métricas

Reseña de los días 579 (lunes 25 de septiembre) y 580 (martes 26 de septiembre) de la guerra en Ucrania


Por Tom Cooper - analista en defensa, historiador, editor de ACIG.info y la serie de libros @War. Entre otros, es autor del libro Moscow's game of poker - Russian Military Intervention in Syria, 2015-2017, editado por Helion & Company.


Pasando por una miríada de informes desde las líneas del frente en el sur de Zaporizhzhya de los últimos días, incluso semanas, y algunos análisis, al menos dos cosas ahora están seguras:

1.) al ritmo que los supercerebros en Moscú están desperdiciando el VDV en el área de Robotyne-Verbove-Novoprokopivka, no quedará ninguno de sus desantniki, y eso mucho antes de la "temporada de lluvias" (que, por cierto, "no es tan mala" en esa parte de Ucrania); Y, y eso es al menos igual de 'genial':

2.) al ritmo de los rusos están perdiendo sistemas de defensa aérea, sistemas de guerra electrónica, tanques y piezas de artillería, bueno, vean más abajo.



Como se mencionó, alrededor del 24 al 27 de agosto, el 58º CAA fue tan golpeado, que su colapso y, por lo tanto, un avance ucraniano entre Robotyne y Verbove era inminente.

Los rusos reaccionaron apresurando a cuatro divisiones del VDV: la reserva estratégica de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa; lo "mejor" que había en Rusia ya antes de la guerra (por no hablar desde entonces); las tropas que están desplegando en guerras de este tipo como primero, y para las tareas más difíciles posibles, la última esperanza de Putin, nómbrenlo como quieran: al sur de Zaporizhzhya. Para hacer las cosas "mejores", supongo: probablemente impulsados por la urgente necesidad de alimentar algunos videos de "buenas noticias" a Putin, los comandantes rusos no solo desplegaron estas tropas en la línea de defensa, para reemplazar a las unidades mutiladas del 58º CAA. No. Los enviaron en un importante contraataque.

La idea, al menos a mí me parece, era "obvia": envolver el "caldero" o "bulto" creado por la penetración ucraniana al sur de los campos minados, entre Robotyne y Verbove: conducir hacia los flancos oriental y occidental del ZSU al mismo tiempo, y así destruir algunas 4-5 brigadas. Acabar con la ofensiva ucraniana que 'fracasó' ya de vuelta. ¿Cuándo reclamaron los rusos que había fallado, fue el 6 o el 7 de junio?

(De hecho, pensando en ello: por una vez, los rusos incluso operaron según su propia doctrina. Después de todo, y con la mano en el corazón: el VDV son "tropas de asalto aerotransportadas". Mejor para el ataque, pero inadecuadas para fines de defensa. Por lo tanto, era "algo lógico" que se desplegara para un contraataque importante).

El punto es: no funcionó. Los rusos perdieron no solo la mayor parte de la 810ª Brigada de Infantería de Marina, sino que también desperdiciaron tres regimientos del VDV. Casi toda una división. Sufrieron tales pérdidas que lo que quedaba de dos (no solo uno) de los regimientos en cuestión se quebró y huyó. Tanto es así, que el 118º Mech, ZSU, la unidad que fue tan duramente golpeada durante su primer ataque en esta operación, en agosto, los llevó de vuelta a sus posiciones iniciales. Eso fue al este de Robotyne / al norte de Verbove. Al oeste de Robotyne, el 47º Mech todavía está limpiando el campo de batalla, pero mientras tanto a unos 1.000 metros del lugar (la batalla comenzó a unos 300 metros al oeste, es decir, 700 metros detrás del punto donde están los ucranianos ahora, y recuerden: 100 metros en esta batalla son "días de combate"). RUMINT lo tiene, la 7ª División VDV perdió incluso la mayor parte de su personal de mando, mientras que los Regimientos 234º y 237º VDV (ambos de la 76ª División VDV) de hecho, ya no existen.



Esa es la esencia de la razón por la que parecía que el ZSU no había hecho ningún avance importante en las últimas semanas: estaba ocupada dejando que los rusos desangraran a sus mejores unidades (Por cierto, se dice que una de las brigadas del ZSU involucradas perdió exactamente dos vehículos de combate de infantería y dos soldados heridos en estos enfrentamientos).

Y como frutilla del postre, el 22 de septiembre la PSU hizo estallar una importante reunión de altos comandantes rusos, incluyendo el CO del 58º CAA, el CO de la Flota del Mar Negro y algunos otros. Unos 34 oficiales superiores en total: el cuerpo de mando de las fuerzas rusas en la Crimea ocupada, el sur de Kherson y el sur de Zaporizhzhya, todos desaparecidos. Otros más de 100 resultaron heridos, muchos críticamente, y eso en Sebastopol, que resultó estar llena de partisanos ucranianos, o al menos informantes y simpatizantes, también.

Con lo cual los gloriosos Gerasimov & Co han vuelto a donde estaban hace casi exactamente un mes, se enfrentan a la pregunta: ¿y ahora qué?



Dado que han desplegado incluso su reserva estratégica, y esta fue mutilada a un ritmo aún mayor que el 58º CAA, definitivamente: mucho más rápido de lo que esperaba, no les quedan reservas. Por supuesto, van a encontrar más mobik-desantniki, y Storm-Z y cualquier otra cosa, y los apresurarán en esta dirección, pero: no quedaban mejores tropas en Rusia que las que el 7º y el 76º VDV han perdido en este campo de batalla. Y cuanto más al sur avanzan los ucranianos, más pobres son las fortificaciones de campo rusas también.

Para asegurarse: algo de esto es "lógico". Después de todo, la ZSU ya ha superado lo "peor", en junio-julio y principios de agosto. Esa fue la combinación de los densos campos minados de 10 km de profundidad y las mejores fortificaciones de campo rusas. En comparación con eso, vencer al VDV que salió a la intemperie para contraatacar, y que, aunque apoyado por suficientes proyectiles de artillería (y el de dos brigadas de artillería completas), fue "algo fácil".

"Pero", y "solo unos días después", los ucranianos ya están dentro de Novoprokopivka (nuevamente), dentro de Verbove (nuevamente), y a unos 100 metros del pico de la colina 169, también, y luego, en el caso de Novoprokopivka, están en la parte noreste del pueblo, que está en una elevación más alta que el resto. Los chicos están cansados, sin duda, y a veces hay muchos heridos, pero: están de buen humor.


Los IFV Marder 'se mudan', en algún lugar del sur de Zaporizhzhya.

Para aquellos para quienes esta "métrica" podría "no ser suficiente", todavía (y espero sinceramente: ningún representante de los principales medios de comunicación estadounidenses va a leer lo siguiente, porque nunca podrían entenderlo, y me van a citar mal de nuevo), tengan en cuenta lo siguiente, también.

Según las estadísticas publicadas por Kiev, y reunidas por el caballero de Alemania, aquí, en cada uno de los últimos cuatro meses, el ZSU destruyó más artillería rusa que en los primeros cuatro meses de este año, combinados. Mejor aún: midiendo por lo que se sabe mientras tanto sobre este esfuerzo, lo hizo en el curso de una operación bien orquestada, cuidadosa y pacientemente ejecutada. Esto incluyó un "ablandamiento" significativo de las defensas aéreas rusas, en la segunda quincena de junio, y especialmente en julio, y luego, una vez que se abrió el camino porque se suprimieron las defensas aéreas, comenzó la destrucción sistemática de múltiples brigadas de artillería rusas y elementos de artillería de otras unidades diferentes. Tanto es así, que, desde agosto, los ucranianos cambiaron su enfoque en apuntar a la artillería, mientras que, en septiembre, apuntaron a los contraataques rusos más la artillería, y también se sintieron libres de romper las defensas aéreas rusas en Crimea.

Los efectos son dramáticos: los UAV ucranianos están vagando por el campo de batalla, en busca de piezas de artillería rusa. Incluso los helicópteros de la PSU pueden operar donde no se vieron durante meses. Las bases rusas en Crimea son voladas, una tras otra; las de la zona de Tokmak, también. Más cerca de la línea del frente, los rusos están sufriendo tales pérdidas y tal desgaste de sus piezas, que no pueden seguir el ritmo de la búsqueda de sus "depósitos" para las armas almacenadas y para los cañones de las armas de repuesto, especialmente los del calibre 152 mm. Incluso su tasa de producción de tanques y las revisiones de los T-72 y T-80 almacenados ya no pueden mantenerse al día con las pérdidas.



En otras palabras: es exactamente como se explica. 'Destruir y esperar'. El ZSU está llevando a cabo una destrucción sistemática, a gran escala y gradual de las fuerzas armadas rusas. Está destruyendo las defensas aéreas rusas, los sistemas de guerra electrónica, su artillería, su logística, sus tanques y cientos de tropas rusas, todos los días. Y avanzando solo cuando es oportuno. Y cuando los rusos traen aún más, aún más es destruido. En grandes cantidades.

Esta es, si he de preguntar, la única "métrica" válida para medir esta ofensiva y, como se ha explicado tan a menudo hasta ahora: la única "salida" de esta guerra.

No es agradable, no es sexy, y no hay operación rápida. Pero funciona.

Eso es mucho sobre todo esto. Ahora, callémonos todos, seamos pacientes (y cuando no puedan esperar más: sean pacientes) y dejemos que los chicos (y chicas) del ZSU terminen esta historia, como, cuando y al ritmo que prefieran.

Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page