top of page
Buscar

Guerra de Ucrania: día 723: El fin de Zenit

Reseña del día 723 (viernes 16 de febrero) de la guerra en Ucrania.


Por Tom Cooper*


*Analista en defensa, historiador, editor de ACIG.info y la serie de libros @War. Entre otros, es autor del libro Moscow's game of poker - Russian Military Intervention in Syria, 2015-2017, editado por Helion & Company.                   



Hoy continuaré con la cobertura de lo que está sucediendo en Avidiivka. Mientras tanto, pocas cosas son "de dominio público", por lo que es posible agregar pocos detalles y, por lo tanto, mejorar la claridad.

Como se mencionó anteriormente, el ZSU volvió a desplegar la 3ª Brigada de Asalto en el área de Avidiivka. La 3ª es, por su parte, una de las brigadas más grandes de las fuerzas armadas ucranianas, que incluye seis batallones de maniobra y abundantes morteros y artillería. Dicho esto, "sólo" dos batallones fueron redesplegados para esta misión: el resto está 'en otro lugar'.



Su tarea era "mantener las puertas abiertas" mientras la guarnición se retiraba.

La razón es que las retiradas son algunas de las maniobras más complejas que puede llevar a cabo una fuerza militar. Esencialmente, uno mantiene una posición en la retaguardia mientras proporciona fuego de cobertura para las tropas que están abandonando la posición avanzada, y luego lo hace una y otra vez, hasta que la línea del frente puede estabilizarse.

En el caso de Avidiivka, y para empezar, la cuestión crucial era la retirada de las tropas de las zonas al este de la ciudad, especialmente de la planta de filtración. Para ello, la fortificación Zenit (incluida la posición de Cheburashka, tanto al sur de Avidiivka como al norte de Spartak), debía mantenerse el mayor tiempo posible.



Los elementos del 110º Mech fueron los primeros en comenzar a retirarse, hace unos 7-8 días, y esta maniobra se completó sin muchos problemas. Sin embargo, una vez que los rusos se han dado cuenta de lo que está pasando, han lanzado fuerzas adicionales a la batalla, buscando convertir la retirada ucraniana en una derrota. Es algo lógico en casos de este tipo, y lo hicieron exactamente igual, varias veces en 2014, y luego nuevamente en 2022. Como era de esperar, han desplegado un total de unas siete brigadas, y no algunos convictos mal entrenados presionados por Wagner en el campo de batalla, como en Bakhmut hace un año, o los mobiks sin entrenamiento del último verano y otoño, sino tropas de primera. Entre estos se encuentran elementos de la 90.ª División de Tanques (aquí uno de sus T-72 en proceso de ser destruido por un avión no tripulado FPV ), al menos dos brigadas Spetsnaz del GRU, hasta tres brigadas de la VDV, y lo que queda de la 1.ª Brigada de Sloviansk reconstruida (originalmente tropas de la RPD, reemplazadas por mobiks rusos). Estos fueron desplegados en un asalto masivo en y sobre la carretera O0542, y en el Zenit y Cheburashka. El Spetsnaz ha logrado avanzar a lo largo de dos setos al oeste de la misma, provocando una nueva crisis.

A pesar de que dos de las brigadas rusas involucradas fueron diezmadas, los rusos continúan avanzando en la misma dirección, "al estilo all-out". Sin embargo, la retirada ucraniana de las posiciones al este de la ciudad se completó con éxito.



En ese momento, la noche del 13 de febrero, el Zenit y Cheburashka estaban casi completamente rodeados. Por lo tanto, la siguiente tarea era asegurar la retirada de allí. Esto se completó con éxito en la noche del 14 al 15 de febrero. Hasta donde se sabe, ni un solo soldado se quedó atrás.

Ayer, a primera hora de la mañana, las tropas del 1º Sloviansk ruso se apresuraron a izar su bandera sobre la fortificación Zenit:



Ahora, no tengan dudas: para la masa de tropas involucradas, las últimas dos o tres noches fueron "puro caos", con las unidades en retirada que con frecuencia tenían que luchar alrededor de los 360 grados a su alrededor. Más aún en el barro frío y profundo, y por la noche. Esta no fue una experiencia agradable. Por lo tanto, prepárense para leer muchos informes sobre el caos, sobre la falta de preparativos, la falta de posiciones preparadas, etc.

De hecho, no hay forma de llevar a cabo este tipo de operación de "manera bien preparada". Sobre todo, cuando hay tanto miedo, tanta tensión, la gente tiene la sensación de que nadie tiene el control y, por lo tanto, está casi al borde del pánico.



Tengan la certeza de que esta crisis está lejos de terminar. Esencialmente, el destino de Avidiivka ha sido decidido. El objetivo ahora es asegurarse de que las tropas que aún están dentro de la ciudad (y los civiles que aún están alrededor) puedan salir a lo largo del corredor de 2 kilómetros de ancho entre Lastochkyne en el norte y Vodyane-Opytne en el sur.

Asegurar esa salida es la siguiente tarea del 3.er Asalto, el 47.º Mech y otras unidades a las que se les ha ordenado mantener la línea todo el tiempo que sea necesario.



Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page