top of page
Buscar

Readiness: ¿En qué condiciones está la puerta de entrada a nuestra casa?

CNIM (RE) Armando Eugenio Vittorangeli - Foro Argentino de Defensa


Algunas noticias recientes de distintas partes del mundo han dejado ver que las Fuerzas Armadas de algunos países están teniendo problemas con sus sistemas de armas.

Una nota del New York Times[1] de febrero de este año reseña, respecto al incumplimiento de varios países con la promesa de suministrar carros de combate Leopard 2, que eso ocurre porque no tienen disponible la cantidad que figura en sus inventarios. "La tendencia general en los ejércitos europeos ha sido recortar, recortar y recortar", afirmó Christian Mölling, experto en defensa del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores."Pero al final, muchos iban por el mismo camino que Alemania: La guerra es algo teórico. Así que tenemos tanques teóricos".



Otra noticia que llegó de Estados Unidos señalaba que la Oficina de Control y fiscalización del Gobierno (GAO)[2] reportó al Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, que el esquema de mantenimiento preventivo de sus medios de combate aún no alcanzó el nivel deseable, afectando el Readiness. Indicó en su informe que: “El Departamento de Defensa (DoD) se enfrenta continuamente al reto de proporcionar a sus combatientes sistemas listos para la batalla, medios terrestres, buques y submarinos y aviones, gastando del orden de 90 billones de dólares en el mantenimiento de los sistemas de armas. Para mejorar disponibilidad de estos sistemas, el DoD está implementando el mantenimiento predictivo…” La GAO examinó el grado de implementación en las FF.AA. e hizo 16 recomendaciones a las mismas porque aún no era satisfactorio y el DoD estuvo, en general, de acuerdo con las recomendaciones.

La tercera noticia es del 16 de mayo e indica que el Comandante de la Marina de Brasil, Almirante Marcos Sampaio Olsen, alertó a los Senadores de la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa Nacional que “La Marina brasileña desmantelará el 40% de sus medios hasta 2028”[3]. En el informe señaló que esa Fuerza perdió 1.000 millones de reales en el presupuesto desde 2017, cuando se aplicó el sistema de techos para los gastos como política fiscal. Indicó también que “La presencia de la Marina en las acciones nacionales depende de suministros como combustible, municiones y apoyo logísticos, así como se servicios de mantenimiento” y que este conjunto de capacidades se ha visto muy afectado.

Todas estas noticias tienen un denominador común: el nivel de preparación para la acción o Readiness, definida por el Departamento de Defensa de los EE.UU. como "la capacidad de las Fuerzas Militares para combatir y satisfacer las exigencias de las misiones asignadas". Como se ve en la segunda noticia, el Congreso de los EE.UU. tiene injerencia directa en el Readiness de sus FF.AA., se preocupa porque el presupuesto sea suficiente y controla la ejecución del gasto.

¿Que implica en realidad el Readiness de un sistema de armas? Puede resumirse en que el sistema, como tal, sea confiable y esto ocurre cuando el personal que lo opera es competente, el nivel de adiestramiento es adecuado, los equipos son técnicamente confiables y la soportabilidad es satisfactoria, tal como se ve en la Figura 1.


Figura 1


Ahora bien, es normal escuchar que el FONDEF va a permitir, en un país con la economía en quiebra, ir recuperando capacidades mediante la incorporación o recuperación de equipos, acciones que forman parte de las primeras etapas del ciclo de vida de los activos.

Lo preocupante es que no hay expresiones como las del Comandante de la Marina de Brasil a los Senadores, que explica que los sistemas de armas no están en condiciones, en definitiva que su Readiness no es el adecuado, debido a la baja de presupuesto que no le permite mantener la confiabilidad de los medios y al personal adiestrado.

El problema presupuesto vs Readiness se ve también en la primera noticia, hacen falta Leopard 2 para apoyar a Ucrania, pero los recortes presupuestarios, que en varios países de la OTAN pasaron del 2 al 1,5 % del PBI, ha impactado en el estado de los medios y como consecuencia, no están listos para entrar en combate.

Las FF.AA. no deben ser vistas como un “seguro”, sino como la “puerta de acceso” a nuestra casa. Podemos tener una puerta placa con una cerradura con llave común, una puerta de madera maciza con dos cerraduras con llave doble paleta o una puerta blindada con todos sus aditamentos de seguridad. La fortaleza de la puerta es la que va a determinar la posibilidad que intrusos logren ingresar a la casa y paralelamente, los disuadirá en virtud del esfuerzo que observen que les va a requerir violentarla.

Ahora bien, si tenemos una puerta de madera maciza, expuesta al sol y la lluvia desde hace 40 años, nunca la pintamos o le pusimos linaza, por lo cual está seca y agrietada; además las cerraduras no funcionan y de ese modelo no vienen más; o los que viven en la casa no saben usarlas, estamos en una situación peor que si tuviésemos una puerta placa con cerradura común pero en condiciones y cerrada.



Tener sistemas de armas antiguos y obsoletos es malo, porque estamos tecnológicamente atrasados, pero si estos no funcionan porque no hay recursos para mantenerlos ni tienen la munición necesaria para sus armas, es como no tener puerta o tener una que no funciona.

Dicho con un ejemplo que todos conocemos, en Malvinas teníamos aviones viejos, tecnológicamente muy atrasados respecto a los Harrier, pero funcionaban bien, había bombas y los pilotos y mecánicos tenían un nivel de adiestramiento superlativo. Con ellos se causó un terrible daño a la flota británica, al punto de que estuvieron al borde de tirar la toalla.

Hoy nuestras Fuerzas Armadas tienen en su inventario sistemas obsoletos o de bajo nivel tecnológico. El FONDEF es un vaso de agua en el desierto, es lo que hay y se sabe que no es suficiente, porque la incorporación / modernización de medios será con cuenta gotas.

Se puede ver, por ejemplo, con los últimos recortes presupuestarios, que la soportabilidad de los medios no es prioritaria. Si los equipos no son mantenidos, sus componentes se desgastan prematuramente y se rompen. Si además de las fallas en los componentes tampoco hay combustible suficiente para operar, no es posible adiestrarse, los procedimientos dejan de ser confiables y como consecuencia directa los riesgos crecen exponencialmente.

El riesgo patrimonial de los sistemas afecta la disponibilidad de los medios para ser utilizados en la función para la cual fueron comprados. Si no están disponibles, las competencias de quienes tienen que operarlos se pierden, simplemente porque no pueden practicar y no es posible llevar a cabo el adiestramiento de conjunto del sistema, con lo cual los procedimientos de operación dejan de ser confiables.



Si bien existe conciencia sobre la falta de munición de todo tipo, desde 5,56 mm hasta misiles, tanto para adiestramiento como stock para operaciones reales, no pasa de una sana intención o declamación y desgraciadamente para nosotros, la conciencia no puede ser usada como proyectil para un cañón.

El aumento en el nivel del riesgo patrimonial en los sistemas impacta directamente en la probabilidad de los riesgos estratégicos, incrementándolos y estos traen aparejado consecuencias intangibles y a la vez muy peligrosas si se manifiestan los riesgos, porque impactan directamente en la defensa de los Intereses Vitales de la Nación, como la Soberanía Nacional, la Integridad Territorial, la Libertad de ciudadanos, los Recursos Naturales, etc.

Además, el estado de los sistemas no disuade, porque no hay capacidad de respuesta ni de generar un nivel de daño tal que obligue al que nos quiera atacar a evaluar seriamente la acción que va a emprender. Llegado el momento, por más que exista decisión política de defender nuestros intereses, habrá que ver si las Fuerzas Armadas están en condiciones de sostener esa decisión.

Por eso el dilema final es: ¿Cuál es el Readiness de los sistemas de armas de nuestras Fuerzas Armadas?, algo así como preguntar ¿En qué condiciones está la puerta de entrada a nuestra casa?

[1] Solomon E, Erlanger S, Schuetze C. 2023. Scrounging for Tanks for Ukraine, Europe’s Armies Come Up Short. New York Times. Feb 28 2023 [2] United States Government Accountability Office (GAO). Military Readiness, actions needed to further implement predictive maintenance on weapon systems. (dic 2022). Report to the Committee on Armed Services, House of Representatives. [3] Calafa R. 2023. La Marina brasileña desmantelará el 40% de sus medios hasta 2028. Infodefensa.com. 16 de mayo de 2023

Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page