top of page
Buscar

Resolute Sentinel 2023 en el Perú

El ejercicio de guerra multimisión y multiescenario más grande del continente que está cambiando varios conceptos de la defensa en tiempos modernos.


Por Lewis Mejía



Las bases de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) ubicadas cerca a las fronteras han sido casi como santuarios de la seguridad nacional, especialmente la de Talara, asiento desde 1977 de los avanzados sistemas de combate ruso-soviéticos. Por eso, llamó la atención ver aviones de combate estadounidenses operando desde sus larguísimas pistas, con los refugios de concreto antibombas de fondo, en el ejercicio “Resolute Sentinel 2023”, liderado por la 12º. Fuerza Aérea de Estados Unidos, busca mejorar la interoperatividad con las fuerzas armadas de América Latina y el Caribe, en respuesta a emergencias por desastres y en operaciones de combate.

Es el juego de guerra más importante de los últimos 50 años, que reúne a Estados Unidos, Panamá, Ecuador, Colombia, Perú, Chile, Brasil, Uruguay y Reino Unido, con un total de 1.651 efectivos entre pilotos y especialistas. Y que se realiza en todo el norte peruano, incluyendo a Chiclayo, la otra base aérea con material “oriental” -RSK MiG-29-; y a Lima, la capital del país y donde se instaló el Combined Joint Task Forces (CJTF) o Centro de Operaciones Combinado.



Más de 20 días de acción

Todo comenzó el 21 de junio -terminará el próximo 23 de julio-, coincidente con el aniversario de la FAP, que ahora puede celebrar con una actividad trascendental y hecha por primera vez en América Latina.

El concepto es un ejercicio mutidominio, con entrenamientos marítimos, terrestres, aéreos y espaciales, involucrando directamente a tres países en simultáneo: Ecuador, Colombia y Perú.



El Coronel FAP Fidel Castro Herrera, Vice Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Combinada, destaca la magnitud del esfuerzo, donde solamente la fase de despliegue significó alrededor de 500 horas de vuelo logísticas. “Por primera vez entrena en un nuevo concepto doctrinario, el Empleo Ágil de Combate (ACE), que genera un incremento de la supervivencia de las fuerzas aunado a una generación continúa de poder combativo”, afirma desde el CJTF instalado en la Base Aérea de Las Palmas.

“Resolute Sentinel 2023” mueve aeronaves estratégicas desarrollando operaciones aéreas desde Estados Unidos, y que desplegadas en Perú suman 14 transportes estratégicos Boeing C-17 Globemaster III, dos Boeing KC-135 Stratotanker de reabastecimiento de combustible en vuelo, un Lockheed C-5M Galaxy y tres aeronaves tácticas Lockheed C-130 Hercules.

El Coronel Castro Herrera destaca la designación del Perú en esta primera versión del “Resolute Sentinel 2023”, debido a sus capacidades y cualidades, como son la estrecha relación con EE.UU. y preparación en los diversos dominios. “Nosotros cumplimos con los estándares para desarrollar un ejercicio de esta magnitud, que a nivel regional es lo más grande que se ha hecho hasta ahora, Y nos llena de orgullo saber que tenemos la capacidad de organizarlo”, destaca.



Niveles de participación

Perú es el anfitrión, pero Estados Unidos brinda el mayor soporte logístico, en tanto que todos los demás países participan en los variados eventos y al más diverso nivel, según lo requerido en la planificación.

Tenemos por ejemplo a Reino Unido, que brinda un gran aporte en la fase de trabajo espacial o satelital; y a Colombia, que comparte el escenario geográfico y participa en operaciones en la fuerza de Tareas Conjunta Combinada.

La parte marítima es una de las etapas que también se ha cubierto, con operaciones de contención de la pesca ilegal, y capacidades para la protección del medio ambiente, incluyendo el control de derrames de petróleo en el mar.



La Marina de Guerra del Perú (MGP) ha destinado para ello a dos Patrulleras Marítimas clase Río Pativilca (Taegeuk de diseño surcoreano fabricadas en los astilleros del SIMA Perú), mientras la Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG), dos botes RB-S II (Response Boat – Small).

En la Base de Infantería de Marina (IMA) en Ancón y el área de entrenamiento en Salinas, Huacho, al norte de Lima, se realizan entrenamientos de Ingeniería de Combate con el 4to. Batallón de Ingeniería de Combate del Cuerpo de Infantería de EE.UU.

Se aplican procedimientos de apoyo al combate para la Brigada Anfibia peruana, en operaciones de movilidad y contra movilidad, apertura de brechas, ejercicios de tiro y explosivos, principalmente.

Igualmente, se desarrollan capacidades para llevar a cabo acciones militares, es decir de intervención de las fuerzas armadas en el desarrollo del país, fortaleciendo la seguridad integral. Aquí se aborda la respuesta ante desastres naturales y situaciones de emergencia, trabajando en forma conjunta y combinada, y también interagencial con el Ministerio de Salud (MINSA).



En ese contexto, médicos de la FAP están desplegados en los hospitales del norte -en Talara y en Chiclayo- y en el Hospital Dos de Mayo (Lima), intercambiando experiencias con sus colegas del U.S. Air Force Airmen from the 60th Medical Group.

De igual manera, con la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA), con quien se realizó el ejercicio de operaciones espaciales “Harpy Sur”, entre el 27 de junio y el 8 de julio.

Fue en las instalaciones del Centro Nacional de Operación de Imágenes Satelitales (CNOIS), en el distrito de Pucusana, buscando estandarizar procedimientos contra las amenazas que podrían impactar en nuestros activos críticos espaciales.



Para ello, 50 efectivos de los siete países participantes, dentro de los cuales figuraron diez oficiales de la FAP e ingenieros peruanos expertos en Operaciones Espaciales y en mecánica orbital, realizaron ejercicios de monitoreo y vigilancia espacial, detección de amenazas y ejecución de maniobras anticolisión.

Es también en Pucusana, donde se halla el cuartel general y campo de entrenamiento del Grupo de Fuerzas Especiales (GRUFE) de la FAP, donde se ejecutó la fase de Entrenamiento de Operaciones Especiales, a la que fueron invitados los combatientes del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas (CIOEC) y de la Fuerza Especial Conjunta (FEC), que actualmente enfrentan a las bandas narcoterroristas en la selva del VRAEM.



Los Su-25 y A-10

Esta ocasión, además de afinar técnicas, tácticas y procedimientos en operaciones aéreas multimisión, ha permitido integrar las capacidades de apoyo cercano de una aeronave de origen occidental con otra de tecnología oriental,

Nos referimos a los cuatro ejemplares del Fairchild-Republic A-10 Thunderbolt II, del 64th Air Expeditionary Wing de la USAF, que han interactuado con los Sukhoi Su-25 del Grupo Aéreo No. 11 de la FAP.

Los “Warthog” han ofrecido a los pilotos peruanos la oportunidad de apreciar en el terreno -en el aire- otras tecnologías y procedimientos modernos, brindando un valor agregado a este ejercicio.

Este Entrenamiento de Operaciones Aéreas de Combate incluyó a una pareja de entrenadores KAI KT-1P “Torito” del Grupo Aéreo No. 51, en ataque a tierra; y dos Dassault Mirage 2000P/DP del Grupo Aéreo No. 4, en misión de interceptación y superioridad aérea.

Con ese marco, esta semana tiene lugar el ejercicio de integración “Patriot Fury 2023”, desarrollado en Talara, cuyo objetivo es desarrollar operaciones combinadas e intercambiar información, así como perfeccionar Tácticas, Técnicas y Procedimientos (TTP’s) en operaciones de Apoyo Aéreo.

Y donde la 64º Ala Expedicionaria Aérea configuró un Punto de Reabastecimiento de Combustible de Área Delantera Avanzada (FARP), primer reabastecimiento de combustible entre un Lockheed KC-130 y un A-10.



En estos últimos días también se llevan a cabo navegaciones a baja altura -máximo a 500 pies- con los KC-130 y C-17 de la USAF; y los KC-130H Hércules y Leonardo C-27J Spartan del Grupo Aero No. 8 de la FAP, así como saltos de paracaidistas y evacuaciones aeromédicas en helicóptero .

Estos últimos dentro del Entrenamiento en Operaciones de Evacuaciones Aeromédicas (MEDEVAC), con los elementos del Grupo Aéreo No. 3 de helicópteros, desde su sede ubicada en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Son muchas las lecciones aprendidas y conocimientos alcanzados, por unos y por otros participantes, todos profesionales de la guerra en el aire, mar y tierra, aunque todavía queda mucho más por desarrollar.

Y por ello, el “Resolute Sentinel”, que se ha previsto sea anual, tendrá en su versión 2024 también al Perú como dueño de casa, tal como se desprende de la Conferencia de Planificación Inicial en la ciudad de Tucson, Arizona, realizada en mayo pasado.

Comentários


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page