Buscar

Rusia plantea volver a traer la guerra fría a América Latina

El vicecanciller Sergei Ryabkov planteó la posibilidad de que Rusia despliegue unidades militares en Cuba y Venezuela si la OTAN no desiste de sumar a Ucrania a la organización.


El gobierno ruso planteó la posibilidad de volver a desplegar tropas en América Latina si la tensión con la OTAN sigue en aumento. El vicecanciller Sergei Ryabkov, quien encabezó la delegación rusa en las conversaciones del lunes con Estados Unidos en Ginebra, dijo que no podía “confirmar ni excluir” la posibilidad de que Rusia envíe activos militares a Cuba y Venezuela si las conversaciones fracasan y aumenta la presión de Estados Unidos sobre Rusia.

Esto se da en medio de la escalada en Ucrania, ante una posible invasión rusa como respuesta a la posibilidad de que dicho país de Europa del Este se sume a la OTAN, lo cual Rusia considera como una acción agresiva de los países que internan la alianza, al avanzar dentro de lo que Rusia toma como su área de influencia.

Este tipo de acciones no es algo nuevo por parte de Rusia, que ya en 1961, cuando Estados Unidos apoyó la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, amenazó con ocupar Berlín occidental si Estados Unidos participaba directamente en las acciones de combate, lo cual significó el fracasó de la operación.


Personal venezolano y ruso junto a los Tu-160 "Blackjack" en el aeropuerto de Maiquetía.

Según informó el Washington Post, las negociaciones en Ginebra y una reunión posterior de la OTAN y Rusia no lograron reducir la brecha en las demandas de seguridad de Moscú en medio de una acumulación de tropas rusas cerca de Ucrania. Mientras que Moscú exigió detener la expansión de la OTAN, Washington y sus aliados lo rechazaron firmemente.

Hablando en una entrevista con la televisión rusa RTVI, Ryabkov señaló que “todo depende de la acción de nuestros homólogos estadounidenses”, señalando la advertencia del presidente ruso, Vladimir Putin, de que Moscú podría tomar medidas técnico-militares si Estados Unidos provoca al Kremlin y genera más presión militar.

Si bien expresó su preocupación de que la OTAN podría usar el territorio ucraniano para el despliegue de misiles capaces de llegar a Moscú en solo cinco minutos, Putin señaló que los buques de guerra rusos armados con el último misil de crucero hipersónico Zircon le darían a Rusia una capacidad similar si se desplegaran en aguas neutrales.

El Zircon, que según Putin vuela a nueve veces la velocidad del sonido a un alcance de más de 1.000 kilómetros (620 millas), es difícil de interceptar y podría equiparse con ojivas convencionales o nucleares. Está previsto que la marina rusa lo ponga en servicio a finales de este año y lo instale a bordo de sus fragatas y submarinos.

Ya Ryabkov había hecho a fines de 2021 una comparación entre las tensiones actuales sobre Ucrania con la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962, cuando la Unión Soviética desplegó misiles en Cuba y Estados Unidos impuso un bloqueo naval de la isla. Esa crisis terminó después de que el presidente estadounidense John F. Kennedy y el líder soviético Nikita Khrushchev acordaron que Moscú retiraría sus misiles a cambio de la promesa de Washington de no invadir Cuba y la retirada de los misiles estadounidenses de Turquía.

Así, la amenaza actual de Rusia parece ser una repetición de las políticas llevadas a cabo en el pasado. En Cuba, la por entonces Unión Soviética mantuvo una presencia militar por cerca de tres décadas, desplegando aviones Tupolev Bear de patrulla marítima de manera regular, entre otros elementos, luego de la Crisis de los Misiles y hasta la caída de la URSS. Además, desde poco después del triunfo de la revolución cubana comenzaron a equipar a las recientemente creadas Fuerzas Armadas Revolucionarias. El colapso de la URSS y la seria crisis económica que sobrevino en Cuba, país que era subvencionado por los soviéticos, no impidió que se mantenga la relación militar, aunque en un nivel muchísimo más bajo, con la entrega por parte de Rusia de helicópteros VIP y algunos aviones comerciales, entre otros equipos.


Buque de carga seca Kasimov de regreso de Cuba con aviones Il-28 en la cubierta principal fotografiados el 18 de diciembre de 1962

Poco después de su primera elección en 2000, Putin ordenó el cierre de una instalación de vigilancia militar construida por los soviéticos en Cuba mientras buscaba mejorar los lazos con Washington. Sin embargo, Moscú ha intensificado los contactos con Cuba en los últimos años a medida que aumentaban las tensiones con Estados Unidos y sus aliados.

En diciembre de 2018, Rusia envió brevemente un par de sus bombarderos Tu-160 con capacidad nuclear a Venezuela en una muestra de apoyo al presidente venezolano Nicolás Maduro en medio de la presión occidental. Además, como ya informamos anteriormente, también despliegan de manera regular, varias veces al año, un Illyushin II-96-400VPU perteneciente al Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (Federálnaya sluzhba bezopásnosti Rossíyskoi Federátsii) que tras sobrevolar Venezuela, entra en espacio aéreo colombiano y se dirige a Nicaragua, realizando inteligencia electrónica durante el vuelo.



Tupolev "Bear" en el Aeropuerto José Martí en La Habana, Cuba, en 1982.

Crisis en Ucrania

Ryabkov dijo que la negativa de Estados Unidos y sus aliados a considerar la demanda clave rusa de garantías contra la expansión de la OTAN a Ucrania y otras naciones exsoviéticas dificulta la discusión de temas como el control de armas y los pasos de fomento de la confianza que Washington dice que está listo para negociar.

“Estados Unidos quiere llevar a cabo un diálogo sobre algunos elementos de la situación de seguridad... para aliviar las tensiones y luego continuar el proceso de desarrollo geopolítico y militar de los nuevos territorios, acercándose a Moscú”, dijo. “No tenemos adónde retirarnos”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, también describió las conversaciones de esta semana como “infructuosas”, aunque señaló “algunos elementos y matices positivos”. “Las conversaciones se iniciaron para recibir respuestas específicas a temas principales concretos que se plantearon, y quedaron desacuerdos sobre esos temas principales, lo cual es malo”, dijo en una conferencia telefónica con periodistas.

Peskov advirtió sobre la ruptura total de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia si se adoptan las sanciones propuestas contra Putin y otros importantes líderes civiles y militares. Las medidas, propuestas por los demócratas del Senado, también apuntarían a las principales instituciones financieras rusas si Moscú envía tropas a Ucrania.

“Se trata de sanciones, que teniendo en cuenta la inevitable respuesta adecuada, equivalen efectivamente a una iniciativa para romper relaciones”, advirtió, y agregó que Rusia responderá de la misma manera.

Las conversaciones se producen cuando aproximadamente 100.000 soldados rusos con tanques y otras armas pesadas se concentran cerca de la frontera oriental de Ucrania. Rusia ha desestimado las preocupaciones de que se estaba preparando para una invasión y, a su vez, acusó a Occidente de amenazar su seguridad al colocar personal militar y equipos en Europa Central y del Este.

Peskov rechazó los pedidos de Occidente de retirar las tropas rusas de las áreas cercanas a Ucrania. “Es casi imposible que la OTAN nos dicte dónde debemos mover nuestras fuerzas armadas en territorio ruso”, dijo.

En 2014, Rusia anexó la península de Crimea en Ucrania después de la destitución de su líder cercano a Moscú y apoyó una insurgencia separatista en el este del país, donde más de 14.000 personas han muerto en más de siete años de combates.


Vista desde la cámara de un Kfir colombiano de uno de los Tupolev Tu-160 que violaron espacio aéreo colombiano en 2013.

En América Latina

Rusia desde hace tiempo que ha venido planteando su retorno con personal militar a Cuba, a la vez que en varias oportunidades estudió la posibilidad de contar con bases en Venezuela y en Nicaragua. El gobierno de Vladimir Putin es uno de los que más apoya a las tres dictaduras, proveyéndoles, entre otras cosas, de asistencia militar.

En 2021, durante los combates del gobierno venezolano con guerrilleros de las FARC en el oeste de Venezuela, se pudo ver a personal de fuerzas especiales rusas, de civil, participando de las acciones.

A la vez, entre 2019 y 2021, personal ruso trabajó en Venezuela en la recuperación de una parte de la flota de aviones de combate Sukhoi Su-30 que estaba prácticamente fuera de servicio. También se ha especulado con que pilotos rusos hayan operado regularmente dichos aviones en Venezuela, pero esta información no pudo ser corroborada.

En la actualidad, Venezuela posee una gran cantidad de equipamiento militar ruso, especialmente en el Ejército y la Fuerza Aérea, aunque sus planes por seguir comprando material se toparon con la falta de recursos, a la vez que una gran cantidad de personal capacitado de las Fuerzas Armadas ha emigrado por cuestiones políticas, lo que dificulta la operación y el mantenimiento de los equipos.

En el caso de Cuba, actualmente solo una pequeña cantidad de equipos se mantienen operativos y todos son prácticamente obsoletos, mientras que Nicaragua ha reequipado su ejército con una gran cantidad de materiales rusos, incluyendo tanques, blindados y artillería.

La posibilidad del establecimiento de bases militares rusas en América Latina sería desestabilizadora para la región, lo cual podría llevar a una mayor presencia militar de Estados Unidos en países como Colombia o Brasil y un crecimiento de la tensión entre las naciones del subcontinente, en momentos en que ya hay una polarización importante entre gobiernos de izquierda y de derecha.

Esta situación podría volver a generar algo similar a la Crisis de los Misiles de 1962, aunque en mayor escala, ya que la presencia rusa no apuntaría solo a un país en esta oportunidad, sino al menos a dos y posiblemente a tres.


Illyushin II-96-400VPU perteneciente al Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (Federálnaya sluzhba bezopásnosti Rossíyskoi Federátsii) que tras sobrevolar Venezuela, entra en espacio aéreo colombiano y se dirige a Nicaragua, realizando inteligencia electrónica durante el vuelo.



Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina