top of page
Buscar

Se alista la llegada de más Sea King para la Aeronaval peruana

Por Lewis Mejía


Mientras el BAP Pisco se acerca a su cruce del Canal de Panamá rumbo a su destino en el puerto del Callao, en el Escuadrón Aeronaval No. 22 de la Marina de Guerra del Perú todo el mundo empieza a frotarse las manos. Y a alistarse para recibir a sus “nuevos” helicópteros Sikorsky SH-3D Sea King que llegarán para fortalecer sus capacidades operacionales más allá de su lema original de “Busca, detecta y destruye”.



Morsas de ocasión

La embarcación y su preciosa carga zarparon de Europa rumbo al país sudamericano el 13 de agosto, largando espías desde la Base Naval de Rota, en Cádiz, programándose su arribo para el 9 de septiembre próximo.

Como se recuerda, las aeronaves fueron desactivadas en junio pasado, habiendo servido en la Quinta Escuadrilla de Flotilla de Aeronaves (FLOAN) de la Armada española, bajo el indicativo de “Morsa”.

En el reino ibérico serán reemplazados por ocho más modernos Sikorsky/ Lockheed Martin SH-60F Oceanhawk, que procederán de los excedentes de la US Navy y serán actualizados en todo lo necesario.

En el Perú se ve como un alivio temporal a la urgente necesidad de contar con medios aeronavales, mientras se espera una solución de largo plazo al requerimiento de incorporar moderna y mucho más eficaz tecnología.

De hecho, algunos críticos comentan que con la entrega de los “Morsa”, los planes de adquisición de nuevos helicópteros para la Fuerza de Aviación Naval (AVINAV) tardarán en hacerse realidad por lo menos una década.

Y si es que se logra presupuesto, pues otros opinan que con estos y algún otro material usado que llegue próximamente, terminará la era de los helicópteros pesados de combate en la AVINAV.



El traslado

El precio casi simbólico de 100 euros por cada ejemplar, más repuestos y accesorios -poco más de 2,200 dólares en total-, fue acordado en octubre del año pasado por el Consejo de Ministros en Madrid.

“… el importe total a que ascienden estas enajenaciones se ha determinado en 600 euros, cifra simbólica alcanzada en función del claro beneficio logístico que supone para la Armada, al facilitar un destino final para este material y con objeto, igualmente, de fortalecer la relación fluida y de confianza existente entre la Armada y la Marina de Guerra del Perú…” indica el acuerdo.

Esta adquisición, reseñada el pasado 17 de noviembre en Pucará, se explica en un contexto fortalecer los vínculos comerciales y ampliar el mercado para la industria de tecnología militar hispana en el Pacífico Sur.

Sin embargo, no todo es color de rosa, como dicen los poetas. Hasta donde se sabe, solo dos de los seis ejemplares están en condiciones de volar casi de inmediato, los otros cuatro podrían ser utilizados como fuente de repuestos.

Por su parte, el BAP Pisco, encargado de traerlos, es un buque anfibio multipropósito de 11,390 toneladas clase Makassar, construido en los astilleros del SIMA Perú con asesoría surcoreana de Daesun Shipbuilding & Engineering.

Se sabe que fue elegido para esta misión como una medida que permitiera el traslado bajo condiciones más seguras, dejando de lado la opción de utilizar a un operador logístico privado.

De esta manera, se busca evitar que se repitan los problemas sucedidos en el anterior envío de los SH-2G Sea Sprite Plus, que retrasaron el cronograma de puesta en operaciones.

De paso, se han exhibido las bondades del buque, uno de los más importantes y recientes productos industriales peruanos, y comprobado sus capacidades para una larga navegación hacia otros continentes.



Un viejo conocido

Los Sea King son ampliamente conocidos por los aviadores navales peruanos, quienes se han expresado a gusto por sus valiosas y variadas capacidades de lucha en el mar y también en apoyo logístico.

Recordemos que el país es usuario de estos aparatos desde marzo de 1978, con cuatro Agusta Sikorsky ASH-3D, fabricados en Italia bajo licencia, que llegaron dotados del sistema Aerospatiale AM-39 Exocet.

También es cierto que en sus más de 40 años han volado relativamente poco, debido al poco presupuesto asignado a la institución, que muchas veces ha debido ser redireccionado para atender otras prioridades.

Hoy, además de los tres sobrevivientes del lote inicial, se tienen otros cuatro UH-3H de segundo uso, recibidos de la US Navy a fines de 2008 junto a un paquete de doce motores y repuestos.

Con ellos se han desarrollado mayores capacidades en búsqueda y rescate (SAR), evacuación aeromédica, interdicción marítima, transporte de personal y carga, y apoyo en situación de desastre o ayuda humanitaria.

Los aparatos ex españoles encajan en ese esquema pues si bien tuvieron un rol desde fábrica en la lucha antisubmarina, hace unos años se transformaron en unidades puramente de asalto y transporte aéreo.

De ahí que con el BAP Pisco los Sea King tengan una buena afinidad, comprobada durante la fase marítima del gran ejercicio militar internacional “Resolute Sentinel 2023” organizado por el Comando Sur de EE.UU. en julio pasado en diversos escenarios del territorio peruano.

La inminente llegada del Fenómeno de El Niño a las costas peruanas, un evento climático de desastrosas consecuencias anunciado para fin de año, será la prueba de fuego para los helicópteros españoles recién incorporados.





Comentarios


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page