top of page
Buscar

El concepto de Defensa Multicapa para una defensa más efectiva

El concepto de multicapa, como en otros aspectos, puede ser relacionado con las Tecnologías de la información y las Comunicaciones (TICs), en este sentido se habla de un “…enfoque que utiliza varios componentes distintos, que sirven para diferentes propósitos y protegen diferentes cosas, para defender sus operaciones y asegurar su infraestructura y servicios de TIC” (AMDH Services Limited, 2021).

Siguiendo esta definición, vemos que, por analogía, una estrategia defensiva por capas busca que cada componente incorporado como capa es una capacidad defensiva, cuyo objetivo es: alertar, retrasar, reducir, mitigar, anular, o contrarrestar una acción iniciada en contra del sistema protegido, en síntesis, proteger, en este caso a través del sistema de Defensa Nacional.



Así cada capa se enfoca en la protección de un área específica seleccionada por la fuerza atacante. La fortaleza del concepto no se encuentra en una capa sino en la concurrencia y sinergia que ellas alcanzan al encontrarse unidas dentro de un mismo sistema, de esta manera operan como un conjunto de pequeñas ramas que unidas son muy difíciles de quebrar, pero que, separadas, con muy poco esfuerzo pueden ser destruidas. En otras palabras, aisladamente, es poco probable que cada capa brinde la protección adecuada. En tal sentido el concepto multicapa es muy afín con la capacidad de resiliencia de un sistema. La ilustración 1 muestra un concepto de multicapa del 2001, que sin duda resulta casi prehistórico, ya que no incluye sólo los aspectos duros relacionados con la defensa nacional, en la actualidad el quinto dominio (ciberespacio), impone la necesidad de adosar capas de importancia a la defensa nacional como son la cognitiva y la comunicación estratégica en su sentido más amplio.


Ilustración 1: Concepto defensivo por capas del 2001. (Richarson, 2012)

La pregunta que surge naturalmente es ¿cuáles podrían ser las capas de un sistema de defensa nacional? requiere de un análisis de riesgos y amenazas que nos permita conocer de manera adecuada cuales son las vulnerabilidades propias y, a partir de ello, poder encontrarnos en condiciones de definir las capas que compondrán nuestro sistema de defensa nacional.


Evaluación de Riesgos y Amenazas

El reconocimiento de aquellos objetivos que hacen de manera concreta a la supervivencia del estado, comúnmente denominados objetivos nacionales, que para el presente artículo están representados por: Garantizar de modo permanente la soberanía e independencia de la Nación Argentina, su integridad territorial y capacidad de autodeterminación; proteger la vida y la libertad de sus habitantes (PEN Ley 23554 Defensa Nacional, 1988 pág. Art. 2), reforzados estos conceptos en la PEN DPDN1 -Dto 457/2021, 2021 pág. 18, permiten realizar una evaluación de riesgos y amenazas. En tal sentido la Estrategia de Seguridad española del 2011, dice:

El riesgo es la contingencia o probabilidad de que una amenaza se materialice produciendo un daño. El conocimiento de los intereses vitales y estratégicos de España y el análisis de las amenazas y riesgos que les afectan, junto con las capacidades de respuesta existentes, constituyen los cimientos sobre los que se formulan las directrices y líneas estratégicas necesarias para fortalecer nuestra seguridad y bienestar (Gob Español, 2011 pág. 41).

Siguiendo a Ballesteros, para establecer una compresión común se define como riesgos y amenazas:

· Riesgos: “inseguridad generada por un agente hostil, cuya capacidad para causar efectos dañinos no está constatada a ciencia cierta, pero se considera posible”.

· Amenaza: es la misma definición solo que para este caso la capacidad de causar daño se ha constatado como real. (Ballesteros Martín, 2016 pág. 286)

Un elemento empleado para este análisis es el empleo de matrices de riesgos, donde se evalúan en un eje (por ejemplo, el Y) los niveles de impacto del riesgo y en el X la probabilidad de ocurrencia (Ilustración 2), este tipo de matrices son sencillas de encontrar en los libros blancos de la Defensa de países europeos. ¿Como determinaron los riesgos los franceses?:


Ilustración 2: Ejemplo de Matriz de Riesgo

El día 23 de agosto de 2007, el presidente Sarkozy puso la redacción del borrador del Libro Blanco en manos de una Comisión integrada por 35 miembros. Dio instrucciones de plantear un enfoque “sin tabús” a la hora de adaptar el sistema de seguridad francés a las amenazas y los riesgos del siglo XXI, con el mantenimiento del presupuesto para defensa en aproximadamente el 2% del Producto Interior Bruto (PIB). (Tetrais, 2008 pág. 2)

En este análisis de riesgo, cuando los niveles de impacto son muy altos o la probabilidad de ocurrencia es elevada, lo prudentes es que el riesgo ha dejado de ser tal para convertirse en amenaza. Desde una perspectiva multicapa, cada una de las capacidades defensivas que se establece para una capa debiera prevenir riesgos y establecer un nivel de acción, ella determinará si produce disuasión, primera opción prevista por el artículo 2 de la Ley 23.554 de Defensa Nacional, o será necesario pasar a la acción efectiva, entre las cuales la amenaza podría, entre otras acciones, ser: retrasada, reducida, mitigada o anulada.


Definiendo las capas

En principio, el concepto expuesto es coincidentemente con lo que establece la Directiva Política de Defensa Nacional (DPDN): “La República Argentina adopta una identidad estratégica defensiva, renunciando a políticas, actitudes y capacidades ofensivas de proyección de poder sobre los territorios y poblaciones de terceros Estados” (PEN DPDN1 -Dto 457/2021, 2021 pág. 18), ello en nuestro país resulta afín con un concepto de tipo multicapa en razón de:

1. El concepto multicapa, encierra en sí mismo una naturaleza absolutamente defensiva donde cada capa implementada intenta desde reducir hasta desintegrar cualquier acción ofensiva sobre el sistema.

2. Es un concepto integrador de todos los aspectos de la vida nacional, que eventualmente pudieran requerir el empleo de las FFAA, donde las capas más externas del sistema serían responsabilidad de la de la Estrategia Nacional[1], con lo cual se cumpliría de manera completa el concepto de “La Defensa Nacional es la integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación…”. (PEN Ley 23554 Defensa Nacional, 1988).

3. En la práctica con su desarrollo conceptual y operacional puede llegar a ser una doctrina que permita accionar e implementarse desde la estrategia del débil, como del fuerte.

4. En el plano militar (capas más profundas), su implementación guarda relación con la doctrina de Anti Acceso- Denegación de área (A2/AD)[2]. Esta doctrina desarrollada por la estrategia militar china, permite, por una parte, definir los desarrollos tecnológicos requeridos por la defensa en todas sus áreas de capacidades y, por otra, retardar, mitigar o anular cualquier acción externa llevada a cabo por el sistema de defensa nacional en cualquiera de los dominios del conflicto. (Cabezas de Herrera, 2020)

A partir de estos se podrían establecer tres grandes núcleos de capas (que a su vez pueden poseer subcapas o capas componentes del núcleo) y actores responsables en cada una de ellas, de acuerdo con los conceptos que oportunamente fije la política nacional. Por el momento, una propuesta podría ser:

1. Núcleo 1, la capa cultural: es propia del nivel de la Estrategia Nacional, es allí donde se protege la cultura nacional y se preservan los valores de la nacionalidad, es la capa más externa del sistema, los efectos que probables adversarios puedan establecer afectan fundamentalmente al ser humano en condición de ciudadano común, se presentan ejemplos de la literatura estratégica occidental, soviética y oriental respectivamente:

“La Guerra híbrida es la combinación entre revoluciones de colores y guerras no

convencionales. En este nuevo modelo de guerra, las revoluciones coloreadas-largamente planeadas anteriormente y utilizando herramientas de propaganda y estudios psicológicos combinados con el uso de redes sociales- consisten en desestabilizar gobiernos por medio de manifestaciones de masas en nombre de reivindicaciones abstractas como democracia, libertad, etc.; son la chispa que enciende una situación de conflicto interno. La revolución de colores es el golpe suave. Si no es suficiente para derribar y sustituir al gobierno, se avanza hacia el estadio de la guerra no convencional, aquellas combatidas por fuerzas no regulares, sean guerrillas, milicias o insurgencias… ofrece al lector un Estado del Arte del pensamiento militar estadounidense postguerra fría y para este nuevo siglo. (Korybko, 2018 pág. intro) “Los medios masivos hoy pueden provocar caos y confusión en el gobierno y administración militar de cualquier país e inculcar ideas de violencia, traición e inmoralidad, y desmoralizar al público. Sometidos a este tratamiento, el personal de las fuerzas armadas y el público de cualquier país no estarán listos para la defensa activa.” (Chekinov, y otros, 2012 págs. 24-25) “El objetivo de este tipo de guerra abarcará más que simplemente usar medios que involucren la fuerza de las armas para obligar al enemigo a aceptar la propia voluntad.

Más bien, el objetivo debe ser utilizar todos los medios de cualquier forma: medios que

involucran la fuerza de las armas y medios que no involucran la fuerza de las armas, medios que involucran el poder militar y medios que no involucran el poder militar, medios que implican bajas. y medios que no implican víctimas: forzar al enemigo a servir los propios intereses” (Quiao, y otros, 1999)

2. Núcleo 2, la capa de comunicación estratégica: es la capa donde trabaja la estrategia nacional y se plasma a través de una serie de estrategias sectoriales (política, psicosocial, económica, ciencia y tecnología y militar), todas coordinadas sinérgicamente y donde cada componente del poder nacional ejecuta acciones de comunicación estratégica a fin de minimizar aquellas del oponente que pretendan afectar la capa cultural, crear confusión o paralizar la toma de decisiones. Se trata de trabajar con la tecnología de la información y la comunicación para obtener una ventaja competitiva. Abarca más que el lenguaje. Implica el uso éste, la acción, los símbolos y las imágenes para dar forma a las percepciones e influir en las actitudes y opiniones para cambiar el comportamiento en aras de lograr un estado o efecto final deseado”. (Farwell, 2020)

3. Núcleo 3, la alerta estratégica: esta capa, decididamente en el plano sectorial, se relaciona con todos los componentes de la nación que permiten generar información acerca de las posibles intenciones de terceros en relación con aspectos que puedan afectar la garantía de “soberanía e independencia de la Nación Argentina, su integridad territorial y capacidad de autodeterminación; proteger la vida y la libertad de sus habitantes” (PEN Ley 23554 Defensa Nacional, 1988 pág. Art.2).

Aquí de manera primaria se visualiza el sistema de Inteligencia Nacional con sus dos agencias: la de Inteligencia Criminal y la Inteligencia estratégica Militar, el sistema de relaciones exteriores, el sistema de ciencia y tecnología y el sistema de defensa nacional, actuando de manera univoca hacia el bien común y coordinados desde la estrategia nacional para conjurar riesgos y combatir amenazas con la máxima sinergia.

4. Núcleo 4, la capa de defensa dura: es la capa propia del sistema de defensa nacional, actuando a través del empleo de sus FFAA, en principio efectuando la vigilancia y brindando información a todas las áreas del estado y en la medida en que la crisis se profundiza y siguiendo los objetivos que fija la política, actuar en los dominios cibernéticos, espacial, aéreo, naval y terrestre en operaciones, que permitan alertar, retrasar, reducir, mitigar, anular, o contrarrestar las acciones oponentes para lo cual se requiere la obtención de capacidades inicialmente en:

a. Comando y Control en todos los dominios, ello implica la capacidad de Vigilancia,

Reconocimiento e Inteligencia (ISR) en el ciberespacio, en el espacio, en el aire, en el mar y la tierra. Ya resulta obsoleto pensar que el Comando y Control y la ISR son áreas de capacidad diferentes, ello quita falta de sensibilidad en la toma de decisiones y dispersión de esfuerzos y actúa en contra de la calidad y rapidez de la decisión. Esta área resulta primaria como colaboración a la alerta estratégica, esencial a la alerta táctica y es esencial a la posibilidad de mantener una actitud estratégica defensiva

b. Espaciales: el espacio otorga a las fuerzas modernas la real capacidad de operación a través de sistemas de Comunicaciones que optimizan el Comando y Control, de sistemas de Observación de la Tierra que configuran un componente esencial de la alerta táctica y la determinación de posibles objetivos y sistemas de posicionamiento propietarios (como tuvo China originalmente con Beidú 1 a través de satélites geoestacionarios), ellos permiten optimizar y asegurar la navegación, orientación y precisión de las fuerzas propias.

c. Sistemas Aéreos, navales y terrestres: que aseguren la capacidad de restaurar en el menor tiempo posible y al más bajo costo la normalidad de la vida a lo largo y ancho de todo el aeroespacio, territorio, aguas jurisdiccionales, zona económica exclusiva y de interés nacional.

El núcleo 4 es el gran desafío que debe afrontar el planeamiento de la fuerza futura, basando sus estrategias en las capacidades de Ciencia y Tecnología propias que debe desarrollar la nación para obtener cierto nivel de independencia estratégica, aspectos en general que no se obtienen de terceras potencias, estos desarrollos deben poseer factibilidad presupuestaria para llegar al nivel productivo local, emplear la producción bajo licencia de aquellos elementos que pueden ser capitalizados como incentivo inicial para la producción nacional en todas las áreas relacionadas con la defensa.


Algunas Conclusiones

La implementación del concepto multicapa es un proceso que, de adoptarse en forma sistémica, compromete a todos los estamentos de la Defensa Nacional como lo indica la ley de Defensa, protegiendo de manera integral y efectiva los intereses nacionales que fija el preámbulo de la Constitución Nacional, así como los de la Ley de Defensa y los refrendados por la DPDN.

Es un concepto esencialmente defensivo, que, de ser adecuadamente implementado desde el más alto nivel de la nación de manera integral horizontalmente e integrada verticalmente, permitiría una máxima de sinergia con los menores esfuerzos en alcanzar un concepto de disuasión.

En su concepción doctrinaria operacional cada capa podría apoyarse en los conceptos desarrollados por la doctrina de anti-acceso y negación de área, como base de trabajo para el desarrollo de una doctrina propietaria argentina.

Bibliografía

AMDH Services Limited https://www.amdhservicesltd.com/ [En línea]. - 2 de marzo de 2021. - 2022 de Jun de 5. - https://www.amdhservicesltd.com/the-importance-of-multi-layered-security.

Ballesteros Martín Miguel A En busca de una Estartegia de Seguridad Nacional [Libro]. - Madrid: Ministerio de Defensa, 2016.

Cabezas de Herrera Angel https://belt.es [En línea] // La doctrina Anti Acceso-Denegación de Área (A2/AC): Una nueva aproximación a la Defensa de Costas. - 4 de jun de 2020. - 5 de Jun de 2022. - https://belt.es/la-doctrina-anti-acceso-denegacion-de-area-a2-ac-una-nueva-aproximacion-a-la-defensade-costas/.

Chekinov G. y S. Bogdanov Periodos Iniciales de las Guerras y su Impacto en los Preparativos de un País para una Guerra Futura [Publicación periódica]. - [s.l.] : Military Thought (edición en inglés), 2012. - N°4.

Farwell James P. Information Warfare: Forging Communication Strategies for Twenty-first Century Operational Environments; Marine Corps University Press Quantico, Virginia; 2020 [En línea]. - 2020. - https://ndupress.ndu.edu/Media/News/News-Article-View/Article.

Giles Keir Manual de Guerra de Información Rusa [Libro]. - Roma : NATO Defense College, 2016.

Gob Español Estrategia de Seguridad Española, Una responsabilidad compartida por todos [Libro]. - Madrid : Gobierno de España, 2011.

Korybko A. Guerras Híbirdas [Libro]. - San Pablo : Expressao Popular Sao Paulo, Brasil, 2018.

PEN DPDN1 -Dto 457/2021 ANEXO - DIRECTIVA DE POLÍTICA DE DEFENSA NACIONAL [Informe]. – Bs As : República Argentina, 2021.

PEN Ley 23554 Defensa Nacional http://servicios.infoleg.gob.ar [En línea]. - 26 de abr de 1988. - 5 de jun de 2022. - http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/20000-24999/20988/texact.htm.

Quiao L. y Wang X La guerra más allá de los límites o La guerra Irrestricta [Libro]. - n/A: https://books.google.com.ar/books?hl=en&lr=&id=ejFV1568hqAC&oi=fnd&pg=PR7&dq=unrestricted+warfare&ots=GGmi1zsJSw&q=unrestricted+warfare&redir_esc=y#v=snippet&q=unrestricted%20warfare&f=false, 1999.

Richarson C. J. Bridging the air Gap: an information Assurance Perspective [Informe]. - [s.l.] : University of Southampton Research Repository ePrints Soton, 2012.

Tetrais Bruno http://biblioteca.ribei.org [En línea] // El Libro Blanco francés sobre la defensa y la seguridad nacional: hacia unas Fuerzas Armadas más fuertes y eficaces. - Real Instiruto Elcano, 22 de sep de 2008. - N° 89. - 5 de Jun de 2022. - http://biblioteca.ribei.org/1398/1/ARI-89-2008-E.pdf.


[1] En estás capas externas se encuentran cuestiones como la cultural. Son propias del nivel nacional la inteligencia y la comunicación estratégica y son compartidas por diversos componentes sectoriales del poder nacional entendiendo por tales el político, el psicosocial, el económico, el de ciencia y tecnología y finalmente el militar. [2] Esta doctrina se relaciona con capacidades y sistemas propios de una estrategia defensiva que se utiliza para evitar que un adversario ocupe o atraviese un área de ciberespacio, tierra, mar o aire, bajo el sistema de defensa propio.

Comentarios


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page