Buscar

La Fuerza Aérea Brasileña inicia proceso para tener aviones de transporte estratégico

Una licitación fue abierta por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) con el objetivo de adquirir dos Airbus A330-200 para servir como aviones para misiones de transporte estratégico y reabastecimiento de combustible en vuelo.

Esta capacidad se perdió después de la desactivación de las últimas unidades del Boeing KC-137E el 10 de octubre de 2013, hasta cuando fueron operadas por el 2º/2º Grupo de Transporte.

Designado KC-X3, el programa debe dividirse en dos pasos. En el primero, la FAB adquirirá dos ejemplares civiles usados que se hayan producido a partir del 1º de enero de 2014. Posteriormente, la Fuerza remitirá las aeronaves para su conversión para transportar carga voluminosa, incluida la puerta lateral para carga y el piso reforzado y el sistema para el reabastecimiento de combustible en vuelo por el método probe & drogue.

La entrega y apertura de las propuestas de las empresas afectadas se realizará el 2 de marzo de 2022.



Así, en un primer paso, la FAB podrá al menos reanudar la capacidad de transporte de personas y cargas de bajo volumen a largas distancias. Esta brecha se sintió en febrero de 2020, cuando la FAB envió dos VC-2 (Embraer 190) utilizados para el transporte presidencial para rescatar a 34 brasileños que se encontraban en Wuhan, China, en el epicentro de la pandemia de coronavirus. Dada la autonomía de estos aviones, el viaje tuvo cuatro escalas antes de llegar a Wuhan, aumentando así el tiempo de reacción.


Historia

El 9 de mayo de 2012 la FAB lanzó el programa KC-X2 que buscaba analizar ofertas para dos aviones de transporte y reabastecimiento de combustible en vuelo de largo alcance. Las posibilidades presentadas fueron el Airbus A330 MRTT; Boeing con el KC-767A, con la conversión a Boeing 767-200ER para esta función, solución adoptada por Japón e Italia; y, por último, la israelí IAI con un programa similar al de Boeing, convirtiendo ejemplares disponibles en el mercado y en buen estado para ser transformados en cargueros y reabastecedores.

IAI fue elegida por Colombia para transformar un boeing 767-200ER civil para la misión militar. El ejemplar recibió, entre otras modificaciones, puerta lateral para embarque de carga de gran volumen, piso reforzado para soportar mayor peso de carga y pods de reabastecimiento de combustible en vuelo.

El 14 de marzo de 2013, la FAB anunció a IAI como ganadora del proceso. El contrato incluiría tres aviones, uno convertido en Israel y dos en Brasil, por TAP ME. Akaer estaría involucrada en la parte de ingeniería y Gespi recibiría conocimientos para el mantenimiento de los motores de los aviones de combate A-4 Skyhawk de la Marina de Brasil. Friuli, a su vez, podría diseñar herramientas para ser utilizadas en cambios de configuración de aeronaves, por ejemplo, de carga a pasajero.

El contrato, sin embargo, no continuó y se rescindió en diciembre de 2016.

Como medida temporal, la FAB arrendó un Boeing 767-300ER (designado C-767, con matrícula FAB 2900, c/n 26470) de GFG Global Flying Group por un período de tres años.

El avión llegó el 10 de julio de 2016, el contrato no se renovó posteriormente y el avión fue devuelto al operador.

En enero de 2021, el presidente Jair Bolsonaro dijo que la FAB recibiría dos Airbus A330-200, sin mencionar más detalles, por un monto de R$ 500 millones. El dinero provendría de acuerdos de clemencia de la Operación Anticorrupción Lava Jato. Sin embargo, el dinero fue rechazado por el Ministerio de Economía.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina