Buscar

Tanques en América Latina, en la búsqueda de la modernización

Con crecimientos desparejos a lo largo de los años, varios países latinoamericanos han desarrollado sus fuerzas de tanques. Hoy, muchas de ellas son anticuadas y los planes de modernización están prácticamente estancados en muchos casos.


Por Santiago Rivas


Si bien a lo largo de la historia casi todos los países de Latinoamérica han contado con tanques en el inventario de sus Ejércitos, en la actualidad sólo los de América del Sur, exceptuando Colombia, además de Cuba y Nicaragua, los poseen en sus filas. Esto se debe, entre otras razones, a que sólo hay algunas regiones en donde el tanque puede ser un arma eficaz, perdiendo su potencial en las zonas selváticas o montañosas. También, debido a la escasez de presupuesto que ha afectado a todos los ejércitos de la región y a que durante muchos años varios países debieron enfocarse en la guerra asimétrica contra el terrorismo y las guerrillas, requiriéndose el uso de unidades pequeñas, de despliegue rápido y alta movilidad.

En los últimos años, países como Chile, Brasil y Venezuela han modernizado su parque de tanques, con diferentes compras de material nuevo y usado, mientras que Perú tiene postergado su plan de reemplazo de los tanques T-54 y 55, Argentina avanza muy lentamente en el plan de modernización de los TAM, Colombia tiene también frenado su plan de compra de tanques y el resto de los países, aunque con necesidades, no tienen posibilidades presupuestarias para avanzar con sus planes.

En el presente trabajo hacemos un recorrido por las fuerzas de tanques medios y pesados existentes en la región, dejando de lado los tanques ligeros o de exploración, como los casos de los quince vehículos Scorpion existentes en la Armada de Chile, los 12 del Ejército de Honduras y 66 del Ejército de Venezuela.


Prototipo del TAM 2C, versión modernizada del TAM para el Ejército Argentino. Foto Santiago Rivas.

Argentina

Con una larga tradición en cuanto caballería de tanques, el Ejército Argentino fue el primero de la región en equiparse con un tanque de desarrollo local, con el DL 43 Nahuel en tiempos de la 2º Guerra Mundial. Actualmente, la fuerza cuenta con el vehículo de combate TAM como principal carro de combate, contando con 231 unidades distribuidas en siete Regimientos de Caballería de Tanques dentro de dos brigadas blindadas. Además, se cuenta con dos regimientos de caballería y uno de exploración equipados con un total de 112 tanques ligeros SK-105 Kürassier, cinco Patagón (Kürassier ensamblados localmente con torres de AMX-13 y chasis nuevos) y seis SKSB-20 Greif de recuperación.

El principal proyecto de la fuerza es el de modernización de los TAM, el cual, luego de que se hayan producido dos prototipos, actualmente avanza muy lentamente debido a la falta de fondos, aunque se espera que se reactive en 2022. Los tanques fueron producidos a partir de 1977 y, dada su antigüedad, el 25 de junio de 2010 se anunció el inicio del programa de modernización, en conjunto con Elbit Systems.

La parte principal del programa implica el reemplazo del sistema hidráulico para el movimiento de la torre, por uno eléctrico, para reducir la firma térmica del tanque. Esto se debe a que el sistema hidráulico alcanza altas temperaturas cuando se lo usa, lo que puede ser visto por cualquier visor térmico a una distancia de hasta 4.000 metros. A pesar de que el calor del motor puede ser también visto, no permite determinar si se trata de un tanque u otro vehículo.

Aunque el sistema eléctrico es más lento que el hidráulico, tiene la ventaja también de reducir el riesgo de incendio en el compartimento de la tripulación y necesita menos mantenimiento. Con el nuevo sistema, el TAM será más difícil de detectar por sensores térmicos, mientras que los otros tanques de la región emplean sistemas hidráulicos.

Además, recibirán un Battle Managemente System (Sistema de Gerenciamiento de Batalla) que brindará una imagen del campo de batalla con información provista por UAVs y otras plataformas de reconocimiento, que será compartida por todos los demás tanques que operen juntos. También se digitalizarán los sistemas y se incorporará un Laser Warning System para detectar si el tanque está siendo iluminado por un designador láser, el cual es empleado por la mayor parte de las armas antitanque. Para operaciones nocturnas y todo tiempo, recibirán una cámara térmica para el conductor, otra para el apuntador y otra para el comandante, con visión en los 360º. Además, se agrega una estación meteorológica, para informar a la tripulación sobre la dirección y velocidad del viento, temperatura y humedad, para corregir el tiro.

El cañón recibirá una cobertura para distribuir el calor por todo el tubo y los tanques recibirán una unidad de potencia auxiliar, permitiendo operar los sistemas con el motor apagado. Un sistema de combate de incendios automático, que ya existe en el motor, será agregado a la cabina. Además, todos los tanques recibirán una revisión completa de su estructura y todos los sistemas.

El prototipo fue terminado en 2012 y presentado por primera vez en marzo de 2013. El primer contrato firmado con Elbit alcanza la modernización de 74 vehículos, los cinco primeros por Elbit y los otros por la Agrupación Arsenales 601 del Ejército Argentino, dependiente de la Dirección de Arsenales y ubicada en la misma fábrica. Un segundo contrato deberá cubrir la modernización de los 162 tanques restantes, aunque todavía no fue firmado. Los primeros vehículos a ser modernizados serán entregados al Regimiento de Caballería de Tanques 8 de Magdalena, provincia de Buenos Aires, seguido por el Regimiento de Caballería de Tanques 2 de Olavarría, también en Buenos Aires, ambos pertenecientes a la I Brigada Blindada.

A pesar de haberse firmado el primer contrato, no se avanzó hasta 2020, en que se renegoció el contrato y se trabajó en la selección de algunos equipos nuevos, ya que los que se habían instalado en 2012 habían sido discontinuados por sus proveedores.

Por otro lado, el 29 de mayo de 2016 se presentó un demostrador con blindaje adicional instalado externamente, pero no se avanzó en esa idea.


Bolivia

El Ejército de Bolivia cuenta con una pequeña fuerza de tanques, conformada por 34 Sk-105 Kürassier que sirven en el Regimiento de Caballería Blindado 1 “Calama” en Patacamaya, los cuales fueron incorporados en los años setenta. A pesar de la antigüedad de los vehículos, aún prestan servicios de manera eficiente y no se prevé un reemplazo ni modernización en el corto plazo.


Leopard 1A5 del Exército Brasileiro. Actualmente son los principales tanques de la fuerza. Foto Archivo Paulo Bastos.

Brasil

El Ejército Brasileño ha sido, luego del argentino, el que mayor experiencia ha tenido en fuerzas de tanques, habiendo operado en el pasado el M3 Stuart, M4 Sherman, M41 y otros modelos en menor medida, además de haber sido, luego de la Argentina, el único país latinoamericano en diseñar y construir sus propios tanques, con ejemplos como el Tamoyo y el Ossorio, aunque ninguno llegó a producirse en serie.

En Brasil, el terreno propicio para el uso de tanques es el sur del país, junto a las fronteras con Argentina, Uruguay y Paraguay, llevando a que la rivalidad que en el pasado existió con el primero de ellos haga que se desarrollen unidades de caballería de tanques. Con los últimos cambios en la organización del Ejército Brasileño, se avanzó en el desarrollo de unidades de caballería blindadas, que además de tanques operan blindados para el transporte de personal.

Brasil, además, fue el primer país de la región en incorporar tanques pesados, cuando en 1997 comenzaron a llegar 91 M60A3 TTS, de los que actualmente se mantienen operativos 28 que equipan al 20º Regimento de Cavalaria Blindado.

Al mismo tiempo, se compraron en Bélgica 128 Leopard 1A1, de los que actualmente se cuenta con 36, denominados Leopard 1A1BR y que equipan a los Regimientos de Caballería Blindados 4, 6 y 9, cada uno con 12 tanques.

Finalmente, a partir de 2009 comenzó a recibirse un lote de 250 Leopard 1A5, de los cuales 230 fueron puestos en servicio y el resto usados para repuestos. La compra incluyó siete vehículos recuperadores, cuatro lanza puentes, cuatro para ingenieros y cinco de escuela. Actualmente son los únicos tanques que equipan a los cuatro Regimientos de Carros de Combate. Además, debido a la baja disponibilidad de los Leopard 1A1, los Regimientos de Caballería Blindados 4, 6 y 9 recibieron cuatro Leopard 1A5BR cada uno

Si bien actualmente el Ejército tiene algunos planes para modernizar los M60 y los Leopard 1A1, o reemplazarlos por más Leopard 1A5, no se ha iniciado un proyecto concreto en ese sentido, ya que se ha priorizado la renovación de la artillería, entre otros proyectos, con el reemplazo de los cañones autopropulsados M108 por los M109A5 y la incorporación del blindado de ruedas Guaraní para las unidades de caballería blindada.

En cambio, sí se está avanzando en la modernización de los Leopard 1A5, con el objetivo de alcanzar 116 unidades de las 220 en dotación, para extenderles la vida útil por al menos quince años. El 17 de diciembre de 2020 se aprobó la directriz de iniciación del proyecto y se creó el equipo para hacer el estudio de viabilidad y elaborar propuestas.

El programa apunta a modernizar el sistema de control de tiro y el sistema de visión térmica; reemplazo de equipos de radio y giro hidráulico mediante la adopción de giro eléctrico para la torre; modernización de la optrónica para el controlador e instalación de optrónica independiente para el comandante. Debe tener un Sistema de Mando y Control (C2) interoperable con el adoptado por el Ejército Brasileño y con las versiones que utilizan los vehículos Guaraní. El Proyecto no debe contemplar un cambio en el armamento principal y en el nivel de protección blindada básica. Los vehículos especializados de la familia, como la versión de ingenieros (VBE Eng), los lanzadores de puentes (VBE Lç Pnt) y los de recuperación (VBE Soc), no estarán cubiertos.


SK-105 Kürassier de los Fuzileiros Navais de la Armada de Brasil. Foto Santiago Rivas.

Por su parte, los Fuzileiros Navais de la Armada Brasileña son la única infantería de marina de la región equipada con tanques, poseyendo un Batallón de Blindados, provisto de 17 cazatanques SK 105A2S Kürassier, adquiridos en 1998 y recibidos en 2001 junto a un vehículo recuperador Greif. Si bien un ejemplar sirvió de prototipo para una modernización de algunos de sus sistemas, los recortes de presupuesto impidieron avanzar con los demás ejemplares.


Leopard 2 del Ejército de Chile. Actualmente son los tanques más poderosos en América Latina. Foto Ejército de Chile.

Chile

Chile ha ido incrementando notoriamente sus fuerzas de tanques en los últimos veinte años, pasando de una dotación de viejos Sherman y M41, más algunos AMX 30 a una poderosa fuerza equipada con Leopard 1 y 2.

El Ejército de Chile pasó por una reorganización entre 2008 y 2009, comenzando a fines de diciembre de 2008, cuando se crearon dos Brigadas Blindadas en el norte del país.

Ellas son la 1º Brigada Blindada “Coraceros”, en Arica, y la 2º Brigada Blindada “Cazadores”, en Iquique. La primera reemplazó al 6º Regimiento Reforzado “Matucana” y la segunda al 2º Regimiento Reforzado “Cazadores”, ambas perteneciendo a la VI División de Ejército, la unidad más al norte del país.

Además, se creó la 3º Brigada Blindada “La Concepción” como parte de la I División de Ejército en Antofagasta, sobre la base del 20º Regimiento Reforzada. Además, en 2009 se creó la 4º Brigada Blindada en Punta Arenas, como parte de la V División de Ejército.

Con el objetivo de reemplazar a los viejos Sherman y los M41, se compraron 200 Leopard 1V de los stocks del Ejército Alemán, los cuales llegaron a Chile en 1999, en lo que fue el primer paso del proceso de modernización de la fuerza. Sin embargo, dado que los tanques llegaron sin que se les haga ninguna recorrida, poco más de cien entraron en servicio y la cantidad operativa fue cayendo rápidamente luego de 2005.

Para reemplazarlos, al igual que a los AMX 30 sobrevivientes, el 10 de febrero de 2006 se firmó otro contrato con el Ejército Alemán por 118 Leopard 2A4, de los cuales 93 se recibieron operativos, incluyendo doce equipados con pala frontal, y el resto para usar como repuestos. Los tanques se recibieron entre 2006 y comienzos de 2013 y con su llegada se retiraron los primeros 24 Leopard 1V, mientras que los restantes fueron enviados a Punta Arenas, pero fueron retirados para 2014. A pesar de que se desarrolló un proyecto para recuperar y modernizar 100 Leopard 1V por parte de la empresa turca Aselsan, fue luego cancelado. También en 2009 se anunció la posible venta de 30 ejemplares a Ecuador y luego se hizo una oferta a Colombia, pero ninguna prosperó.

Mientras, el Ejército de Chile analizó a compra de 92 Leopard 2A5 N6 de los stocks del Ejército Holandés, lo cual fue cambiado por la posibilidad de comprar otros 60 Leopard 2A4 del Ejército Alemán, pero finalmente no se firmó ninguna compra adicional.


Tanque ruso T-90 en la feria SITDEF 2013 en Perú, país en donde fue evaluado por el Ejército. Foto Lewis Mejía.

Colombia

Con un cambio en la proyección de la fuerza, desde un enfoque de guerra contrainsurgencia a uno de guerra convencional, especialmente ante la tensión que se ha vivido en más de una oportunidad con Venezuela, desde hace un tiempo el Ejército de Colombia empezó a trabajar en el estudio para el reemplazo de los viejos blindados de exploración Engesa Cascavel por un tanque mediano o pesado, considerándose al Leopard 2A4 como la opción más interesante, los cuales serían modernizados localmente. Sin embargo, una reducción en la tensión con su vecino y la caída del presupuesto luego del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC llevó a que el proyecto quede sin definirse.


Cuba

Con la única fuerza de tanques del Caribe, Cuba mantiene una cantidad importante de tanques T-54/T-55 y T-62, además de un remanente de viejos T-34. Si bien se estima la dotación en algunos cientos de tanques, las cantidades operativas seguramente son muy reducidas y no han recibido ninguna modernización, debido a los continuos recortes de presupuesto sufridos, por lo que su capacidad de combate es muy limitada. Los T-34 actualmente están todos en depósito.


Ecuador

El Ejército Ecuatoriano posee unos 104 tanques ligeros AMX-13 que equipan a los Grupos de Caballería Blindada 32 y 33 de la Brigada de Caballería Blindada Nº11 Galápagos, basada en Riobamba y perteneciente a la I División de Ejército. Estos tanques, en un total de 130, fueron recibidos a partir de 1971 y han sido modernizados en sus sistemas de tiro y comunicaciones. Una oferta de Chile por 30 Leopard 1V no prosperó.


Tanques T-55 del Ejército del Perú. Foto Lewis Mejía.

Perú

El Ejército del Perú es otro que ha tenido una larga tradición de operaciones con tanques, principalmente basados en el sur del país, en donde el terreno relativamente plano y desértico favorece este tipo de operaciones y donde siempre existió tensión con sus vecinos chilenos.

Inicialmente operó el LTP, versión de exportación del LT vz. 38, un tanque ligero diseñado y fabricado en Checoslovaquia, empleado exitosamente en la guerra contra el Ecuador de 1941. Más tarde, y como en casi toda la región, los primeros tanques medios fueron los M4 Sherman, incorporados luego de la Segunda Guerra Mundial, seguidos por los AMX-13 en los años cincuenta, con un total de 118 entregados hasta los años sesenta. De esos, cerca de un centenar se mantienen en dotación, aunque 12 de ellos han sido modificados desde 2010 removiendo el cañón e instalándoles dos lanzadores de misiles Kornet-E, bautizándoselos Alacrán.

En los años setenta la flota de tanques se incrementó considerablemente con alrededor de 300 T-54 y T-55 de origen soviético, lo que permitió disponer de dos brigadas blindadas –en el norte y en el sur-. De todos ellos, actualmente hay unos 70 en actividad y 180 en depósito. Desde hace una década se analiza su reemplazo, habiéndose evaluado en 2009 el tanque chino MBT-2000, pero fue descartado al no cumplir con las expectativas. En 2013 se evaluó en Lima el T-90 ruso, que satisfizo totalmente al Ejército, pero el resultado de la corte de La Haya, terminando el diferendo limítrofe con Chile, llevó a que el gobierno pierda el interés en la compra de nuevos tanques y se suspendió todo el proceso. Por esos días también se evaluaron ofertas de España y Holanda -Leopard 2A4 y A6 usados, respectivamente- que tampoco prosperaron. Por el momento, la modernización de la fuerza blindada no está en agenda.


Tanque chino MBT-2000 que fue evaluado en 2009 por el Ejército del Perú como reemplazo de los T-55. Foto Lewis Mejía.

Paraguay

A pesar de su antigüedad y obsolescencia, el Ejército Paraguayo mantiene cinco viejos M3 y cinco M3A1 Stuart en dotación, mientras que al menos un M4 Sherman se mantiene en condiciones de operar. Los Stuart fueron recuperados en 2015 con el objetivo de que puedan prestar servicios en el noreste del país contra la guerrilla del EPP y forman parte del Regimiento de Caballería Nº10. Con este equipamiento de más de 70 años de antigüedad, es la unidad de tanques con material más antiguo en el mundo.


Tanques M-24 Chaffee del Ejército Uruguayo. La fuerza fue el último usuario de este modelo. Foto Santiago Rivas.

Uruguay

Aunque de pequeño tamaño, el terreno del Uruguay lo vuelve propicio para una guerra de tanques, por lo que cuentan con una interesante fuerza de este tipo.

El Batallón de Infantería Blindado 13 reemplazó en diciembre de 2018 a sus viejos M24 Chaffee por un lote de 25 M-41C donados por el Ejército Brasileño.

En Durazno también se encuentra el Regimiento de Caballería Blindado Nº2 “Tte. Gral. Pablo Galarza” equipado con 22 M-41A1 UR, los cuales se compraron a Bélgica en 1980 y fueron modificados con un cañón Cockerill Mk.IV de 90mm y desde 1991 fueron modernizados en Brasil por Bernardini, instalándoles un motor diésel Scania DS14 de 8 cilindros.

Por otro lado, en octubre de 1997 se recibieron quince tanques Ti-67 Tiran, los cuales son T-55 capturados por los israelíes al Ejército Sirio en 1967 y modernizados con equipos de producción local y estándares occidentales, los que equipan a los Regimientos de Caballería Blindados Nº5 “Misiones” y Nº8 “Patria”, en Tacuarembó y Melo respectivamente.


Tanque T-72 del Ejército Venezolano. La fuerza además cuenta con AMX-13 y AMX-30. Foto Ejército de Venezuela.

Venezuela

El Ejército de Venezuela actualmente cuenta con dos Brigadas Blindadas dotadas de tanques, la 11º, en el Estado Zulia, perteneciente a la I División de Infantería, y la 41º, en el Estado Carabobo, de la IV División Blindada. La primera cuenta con los Batallones Blindados 111, 113 y 114 equipados con tanques, y la segunda con los Batallones Blindados 412, 413 y 414.

Los principales tanques de la fuerza son 92 T-72B1V comprados de segunda mano a Rusia en 2009, los cuales fueron refaccionados completamente antes de su entrega y equipados con el sistema de blindaje reactivo ERA Kontakt-1, los cuales llegaron desde 2011 a la 41º Brigada.

Por su parte, con la llegada de los tanques rusos, se creó la 11º Brigada y concentró todo el remanente de 31 tanques AMX-13 C-90, de un total de 40 recibidos en 1955, y el remanente de 82 AMX-30B, recibidos junto a cuatro AMX-30D recuperadores, entre 1972 y 1975. Los AMX-30 fueron modernizados en los años ’90 y llamados AMX-30V, con un sistema de control de tiro Elbit Systems Lansadot Mk.I, motor Teledyne Continental AVDS-1790-2C-12-V de 750HP y una transmisión Allison CD-850-6A automática.

Tanto los AMX-30 como los AMX-13 fueron modernizados recientemente con una cámara térmica y los segundos recibieron un nuevo sistema de control de tiro. Desde entonces, los AMX-30V pasaron a denominarse AMX-30VE.

A fines de los años ’90, algunos AMX-13 también recibieron una torre SAMM con dos cañones de 20mm, empleada en los Panhard AML S530, que pasaron a llamarse AMX-13 Aguijón, mientras que otros recibieron una torre M4E1 con dos cañones Bofors de 40/L60 mm, empleada en los M41A1 Duster, y fueron llamados AMX-13 Ráfaga.


El Ejército de Nicaragua recibió 50 T-72. En 2016 este fue exhibido por primera vez y en los últimos desfiles militares en 2019 y 2021 se vio al menos una docena de ellos.

Nicaragua

Alrededor de 2015, el gobierno de Nicaragua y el de Rusia comunicaron que esta última nación donaba 50 tanques T-72B1 al país centroamericano junto a un lote importante de distintos tipos de blindados, como 50 BMP-1, 50 BTR-70M. A pesar de que se especuló con la realidad de dicho anuncio, en 2016 se exhibió uno de los tanques en Managua y en 2019 y 2021 al menos una docena desfilaron en la ciudad para el Día del Ejército el 3 de septiembre. Con ellos, se indicó, se reemplazarían los once T-55M y 15 T-54 del 1º Batallón de Tanques “Comandante Óscar Turcios Chavarría” de la Brigada de Infantería Mecanizada “Héroe Nacional General de Hombres Libres Augusto Cesar Sandino” en Motastepe, Managua. Esta brigada cuenta además con el Batallón de Infantería Mecanizada “Yucapuca”, con los BMP-1, y el de Infantería Mecanizado “General Juan Gregorio Colindres”, con los BTR-70M. Además, la brigada posee un

Destacamento de Reconocimiento y otro de Radio-Exploración con 22 carros PT-76, 22 BTR-50-PU y 22 BRDM, el Grupo de Cañón Obús de 152mm “General de División Florencio Xatruch Villagra” con 18 D-20, y el Grupo de Artillería Reactiva “Coronel Farabundo Martí” con 18 sistemas de lanzacohetes múltiples BM-21, además del Grupo de Defensa Antiaérea con 18 ZU-23-2 y 18 lanzadores de misiles tipo Manpads.


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina