Buscar

Un Guaraní brasileño

El Iveco Guaraní es el último producto de la industria de blindados brasileña, llamado a reemplazar a los Urutú y Cascavel en el Exército Brasileiro, actualmente está en plena fase de producción y cumpliendo sus primeros tiempos en servicio.


Por Santiago Rivas


Brasil fue un pionero en América Latina en la producción de vehículos blindados a rueda, con el Engesa EE-11 Urutú de transporte de personal y el EE-9 Cascavel, desarrollados en los años setenta y que constituyeron en gran medida las fuerzas blindadas del Exército Brasileiro hasta fines del siglo pasado, además de haber tenido un importante éxito en el mercado internacional.

En 1998 se comenzó a estudiar la posibilidad de recuperar la flota y modernizarlos, comenzando los trabajos en 2001, con el objetivo de prolongar la vida útil de los vehículos hasta 2015, cuando se esperaba que entre en servicio una nueva familia de blindados medianos a ruedas. En 2003 se inició el Proyecto Fénix, que incluiría la modernización de todos los sistemas de los Cascavel y Urutú, pero finalmente fue cancelado y se comenzó a trabajar en lo que se llamó el Urutú III, que sería el vehículo que los reemplazaría, llegándose en agosto de 2005 al lanzamiento del Edital de Concorrência nº001/2005 CTEx –Projeto Básico Nr 01/05 que solicitaba propuestas para lo que ahora se llamaba Viatura BlindadadeTransporte de Pessoal, Media – de Rodas (VBTP-MR) 6x6, cuyas características debían ser similares al Urutú aunque con actualizaciones, con espacio para llevar un comandante, un apuntador, un conductor y siete soldados, con capacidad anfibia, poder ser transportado en un C-130 Hercules y velocidad superior a 90km/h en rutas, un peso de 25 toneladas, entre otros aspectos. Además, se planificó el desarrollo de otras versiones, incluyendo un vehículo recuperador llamada VBE/Socorro, una versión taller VBE/Oficina, uno de comunicaciones denominada VBE/ Comunicaciones/ Comando y Control para un conductor y tres operadores de equipos, uno de puesto de comando VBE/PC para dos tripulantes, un jefe de batallón y tres auxiliares, un director de tiro VBE/CDT, con tres tripulantes y tres observadores de artillería, un vehículo transporte de mortero VBE/Mort, con cuatro tripulantes y un mortero de 120mm, una versión ambulancia VBE/Ambulância, con un conductor, un médico, un asistente, dos camillas y asientos para otros dos heridos y finalmente uno de reconocimiento APC-W, 8x8, para reemplazar a los Cascavel, con una torreta con cañón de 105mm.



Fotos del prototipo del Guaraní durante evaluaciones por parte del Ejército. Foto Ejército Brasileño.


Actualmente, se sigue trabajando en el desarrollo de esta última versión, llamada ahora VBR-MR, estudiándose los cañones OTO Melara 105m L/52 Hitfact, CMI Defence CT-CV y XC-8 105 HP, Denel LMT-105 y dos torres de Norinco. Una vez que se seleccione la torre se espera avanzar en el diseño final y la producción de prototipos.

Además, se anunció otra versión con cañón de 30mm, llamada VBCI, el cual pesaría 1,5 toneladas extra y llevaría flotadores modulares adicionales para mantener su capacidad anfibia.

El nuevo vehículo fue diseñado por el Departamento de Ciência e Tecnologia (DCT) del Exército Brasileiro, aunque se precisaba de un socio con la capacidad de producirlos en serie. En la feria LAAD 2007, en Río de Janeiro, mostró el primer diseño conceptual del nuevo vehículo, aunque el resultado final fue bastante distinto.

Las empresas que presentaron sus propuestas financieras para fabricarlo fueron Agrale, Avibrás Aeroespacial, Edag do Brasil, Fiat Automóveis e Iesa Projetos, Equipamentos e Montagens, aunque finalmente, al momento de presentar sus proyectos, el 28 de junio de 2007, solo lo hicieron Fiat e Iesa y de éstas, fue seleccionado el proyecto de Fiat, firmándose el 21 de diciembre de ese año un contrato por la producción de un prototipo y 16 ejemplares de preserie.

Para llevar a cabo el proyecto se creó la empresa Iveco Defence Brasil, construyéndose una planta de 18.000m2 en las instalaciones de Iveco en la localidad de Sete Lagoas, en el estado de Minas Gerais. Durante todo 2008 se trabajó en la definición del proyecto, adoptándose gran parte del diseño que Iveco Defence Vehicles ya había desarrollado anteriormente con el nombre de SAT. En la feria LAAD, en abril de 2009, se mostró por primera vez una mock-up del proyecto, ahora bautizado Guaraní, anunciándose que estaría propulsado por un motor Iveco Cursor 9 de 383CV de potencia a 2100 rpm, el cual sería también producido en Brasil, el cual permitiría alcanzar 100km/h en rutas y 9km/h en el agua.

En ese mismo mes Elbit Systems fue elegida para proveer las torretas no tripuladas UT30-BR para el VBCI, con el cañón de 30mm y una ametralladora coaxial de 7,62mm, además de poseer un Laser Warning System (LWS), miras panorámicas para el comandante del vehículo y lanzadores de humos.

El 18 de diciembre de 2009, el Presidente de Fiat Iveco, Marco Mazzu, y el Jefe del Estado Mayor del Ejército Brasileño, General Fernando Sergio Galvão,firmaron un contrato para la fabricación en Brasil de 2044 vehículos Guaraní, entre 2012 y 2030. Además de Iveco participarían en el proyecto IMBEL (en los sistemas de comunicación) y Elbit Systems (sistema de armas). El contrato fue estimado en unos 6.000 millones de Reales (3280 millones de dólares) y los vehículos tendrían un costo unitario de 1,5 millones de dólares. Esta cantidad incluiría además ejemplares para los Fuzileiros Navais.



Vista lateral y frontal del Guaraní, con las dimensiones en milímetros.


Prototipos

El primer prototipo comenzó a ser construido a fines de 2009 en Italia y fue finalmente presentado en marzo de 2011. Poco antes, el 6 de enero de 2011, Aeroeletrônica, filial brasileña de Elbit, fue contratada para proveer un total de 216 torretas UT30-BR por un monto de 260 millones de dólares.

El 19 de abril de ese año, durante el día del Exército, el prototipo fue exhibido por primera vez ante la presidenta Dilma Rousseff, el ministro de defensa Nelson Jobim y el comandante en jefe del Exército, General Enxo Peri, y luego fue presentado en LAAD 2011.

Mientras tanto, en mayo se terminó otro ejemplar en Italia para ser enviado a Alemania para someterlo a pruebas de resistencia a minas antitanque (de 6kg de TNT) en las instalaciones de la empresa TDW, lo cual ocurrió entre el 17 y el 20 de mayo, resultando que el vehículo cuenta con una adecuada protección contra este tipo de artefactos. Poco después, el 17 de junio, el prototipo recibió la torreta UT30-BR para iniciar las pruebas con la misma, como parte de las pruebas a realizar por el Centro de Avaliações do Exército (CAEx) en Río de Janeiro.



Pruebas de resistencia contra minas en Alemania. Foto Iveco.


El 8 de noviembre de ese año, el ministro de defensa argentino, Arturo Puricelli, anunció el interés de co-producir el Guaraní junto con Brasil para equipar una brigada blindada del Ejército Argentino con el vehículo. Dado que Iveco también cuenta con una fábrica en Argentina, partes de los vehículos podían producirse allí. Las negociaciones continuaron y se avanzó en la posibilidad de comprar un primer lote de catorce unidades, aunque finalmente no se llegó a un acuerdo. En noviembre de 2012 fue enviado a la Argentina uno de los prototipos, sin la torreta, para evaluación durante 40 días, pero hasta el momento no se firmó ningún contrato.

Otros cuatro ejemplares fueron construidos en Italia y tres de ellos enviados a ensamblar a Brasil, seguidos por los otros doce de preserie, entregados oficialmente el 15 de junio de 2012 en Eurosatory, en donde además se presentó el único ejemplar de preserie terminado en Italia.

De los primeros cinco ejemplares (incluyendo al prototipo), uno recibió la torreta UT30-BR, uno la torreta Remax (Reparo de Metralhadora Automatizado X), desarrollada localmente por Ares Aeroespacial e Defesa (subsidiaria también de Elbit) y otro la torreta tripulada Allan-Platt MR-550 Bi-Metal Ringmount + OHPK, de origen australiano, ambas para llevar ametralladoras de 7,62 o 12,7mm y lanzadores de humo. Los otros quedaron sin torretas.



Ensamblaje del primer prototipo. Fue construido en Italia y ensamblado en Brasil. Foto Iveco.

Primer prototipo del Guaraní casi listo para iniciar las pruebas. Foto Iveco.

Ejemplar de preserie equipado con la torreta REMAX en su diseño original y exhibido en LAAD 2013. Foto Santiago Rivas.

Detalles de la torreta Remax de preserie, con sus comandos en el interior del vehículo. El Guaraní de preserie visto en LAAD 2013 además llevaba cámaras para cubrir los 360º alrededor del vehículo.



Producción en serie

Poco después, el 7 de agosto de 2012, el Exército Brasileiro confirmó la compra de un primer lote de 86 ejemplares de serie por 240 millones de dólares, llamado Lote de Experimentação Doutrinária, con los cuales se equiparía a la primera unidad del ejército, el 33º BI Mtz (Batalhão de Infantaria Motorizado), el cual pasó a ser 33º BI Mec (Batalhão de Infantaria Mecanizado), dependiente de la recientemente creada 15ª Brigada de Infantaria Mecanizada en Cascavel, estado de Paraná. Estos ejemplares tendrían una integración de la producción local del 60%, previéndose que este porcentaje crezca en el futuro hasta alcanzar el 90%.

El 24 de octubre de ese año se firmó un contrato con Ares por la provisión de las torretas Remax, por 25 millones de dólares, aunque no se especificó la cantidad de torretas y deberán ser de una versión mejorada de la misma.

El contrato inicial fue ampliado el 16 de diciembre de 2013 con otro por 31 millones de dólares por otros 26 vehículos y finalmente, el 1º de abril de 2014 se entregó al 33º BI Mec el primer lote de trece ejemplares, iniciándose la evaluación operacional del modelo. Estos cuentan en su mayoría con la torreta Allan-Platt MR-550, aunque la mayor parte de los que se entregaron a continuación fueron sin torreta. Actualmente, la torre Remax y la UT-30-BR solo se han empleado en los prototipos citados.





En octubre de 2014 se anunció la entrega del ejemplar número 100, terminándose la entrega de los primeros lotes a comienzos de 2015. Mientras, se contrató una nueva serie de 60, que espera entregarse mayormente durante el corriente año.

En la exposición LAAD 2015, realizada entre el 14 y el 17 de abril de ese año, se exhibió uno de los ejemplares con la versión definitiva de la torreta Remax, además de mostrárselo con blindaje adicional de materiales compuestos desarrollado por Alltec y una protección adicional flexible contra cohetes antitanque desarrollada por Plasan, dos opciones para mejorar la protección de los vehículos.

Además, el Exército y la empresa Ares están desarrollando la torreta TORC-30 con cañón Rheinmetall MK30-2/ABM de 30mm.



Desfile del prototipo con la torre UT30-BR con cañón de 30mm. Foto Ejército Brasileño.
Prototipo del Guaraní con la torre con cañón de 30mm. Además, puede llevar una ametralladora de 7,62 o 12,7mm. Foto Ejército Brasileño.

Vista trasera, con el acceso principal a la cabina. Foto Santiago Rivas.


Los primeros ejemplares entregados fueron al 33º BI Mec, al 30º BI Mec de Apucarana y al 34º BI Mec de Foz do Iguaçú, ambos también en el estado de Paraná y dependientes de la 15ª Brigada de Infantaria Mecanizada. Además, algunos siguen siendo evaluados en el Centro de Instrução de Blindados (CIBld) y en el 6º Esquadrão de Cavalaria Mecanizado (para crear una doctrina de su empleo en la caballería), ambos en la ciudad de Santa María, en Río Grande do Sul.

Actualmente, el vehículo está en operación más de 50 unidades del Ejército Brasileño, donde se destacan la Academia Militar das Agulhas Negras (AMAN) y la 3ª Bda C Mec, mientras que los últimos cinco fueron entregados en los 28º Batalhão de Infantaria Leve (BIL), 37º BIL y 4º BIL, alcanzando totalizando unos 420 ya en operación sobre 500 entregados por Iveco, casi en su totalidad equipados con la torreta Remax.

De acuerdo con integrantes del Exército, la formación ideal será de un pelotón equipado con cuatro VBTP-MR con la torre UT30-BR en la compañía de apoyo de cada Batallón de Infantería Mecanizada.



Ejemplar equipado con la torreta Allan-Platt MR-550 en servicio en el Exército Brasileiro. Foto Hélio Higuchi.

En 2020 se esperaba avanzar en la versión para ingenieros, llamada Viatura Blindada de Combate Engenharia (VBC Eng), que podrá contar con pala frontal o brazo excavador producidas por Pearson Engineering Ltd. Más adelante se planea también sumarle sistemas antiminas. Por otro lado, en LAAD 2019 ST Engineering mostró una maqueta de un Guaraní equipado con el Super Rapid Advanced Mortar System Mark 2 de 120mm. Ambas versiones se retrasaron por causa de la pandemia.

En 2021 el proyecto continúa, con nuevas versiones en desarrollo, como reconocimiento, NBQ, ambulancia y lanzamisiles. El desarrollo de una versión de recuperación ahora se está cuestionando debido a los recortes presupuestarios y los retrasos. En total, hasta el 2035 están previstos un total de 1.500 vehículos guaraníes.

Mientras tanto, el 25 de mayo de 2021 se envió un ejemplar nuevamente a la Argentina para que sea evaluado por el Ejército Argentino como parte de su programa para la incorporación de blindados a ruedas, el cual no ha avanzado en la última década. El Guaraní se perfila como el principal candidato, a pesar de que la fuerza apunta a un blindado 8x8, debido a que el motor y la transmisión actualmente se fabrican en la planta de Iveco en Córdoba, mientras que desde el punto de vista geopolítico se ve como una ventaja el hecho de que el vehículo sea hecho en Brasil. La fuerza además viene analizando el Norinco VN-1, cuyo precio es atractivo pero hay grandes críticas a su diseño y su calidad, y el General Dynamics Stryker, que es el preferido pero el costo es inaccesible para la fuerza en la cantidad que se requiere (al menos unos 200 vehículos).



Ejemplar de serie del Ejército Brasileño, visto en la feria LAAD 2019. Foto: Santiago Rivas.

Maqueta de la versión propuesta con mortero de 120 mm vista en LAAD 2019.

Placas de blindaje adicional realizadas en materiales compuestos por la empresa Alltec. Foto Santiago Rivas.

Sistema de protección contra RPG desarrollado por Plasan para el Guaraní. Foto Santiago Rivas.

Versión definitiva de la torreta Remax. Foto: Santiago Rivas




Características y performances del Iveco Guaraní



Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina