top of page
Buscar

El Regimiento de Infantería Mecanizado 7, otro componente vital de las unidades blindadas del Ejército Argentino

El Ejército Argentino fue pionero en América Latina en el uso de infantería mecanizada. Visitamos el Regimiento de Infantería Mecanizado 7, una de las primeras unidades equipadas con el TAM VCTP y conocimos cómo operan y qué capacidades poseen.

 

Por Santiago Rivas

 



Como parte de nuestra recorrida por unidades del Ejército Argentino y a continuación de nuestra visita al Regimiento de Caballería de Tanques 8, estuvimos en el Regimiento de Infantería Mecanizado 7 “Coronel Conde”, una de las unidades con mayor historia de la fuerza, pero que además tiene la particularidad de su empleo dentro de las unidades blindadas de la fuerza.

El regimiento nació el 21 de noviembre de 1810 en la localidad de Cochabamba durante la primera campaña al Alto Perú cuando se iniciaba el proceso que daría lugar a la independencia de Argentina, aunque luego de la Batalla de Huaqui fue disuelto hasta que se lo volvió a formar en 1813, conformado por negros libertos, que ganaban su libertad luego de servir un tiempo en las filas del Ejército. En 1824, finalizado el proceso de independencia, fue nuevamente disuelto, hasta 1856 para proteger la frontera sur del país y posteriormente participaría en la Campaña del Desierto, así como en diversos conflictos internos.


Uniforme de Vincent Bramley, que donó a la unidad en honor a la valentía y preparación de sus hombres para el combate de Monte Longdon.

En 1917 pasa a tener su cuartel en la ciudad de La Plata, constituyendo su campo de adiestramiento en la localidad de Arana, en el sudeste de dicha ciudad. El 13 de abril de 1982, marchó en su totalidad (las tres compañías de tiradores, la compañía de comando y la de servicio) a las Islas Malvinas, ocupando posiciones en la zona de Monte Longdon y Wireless Ridge, al noroeste de Puerto Argentino. La noche del 11 de junio, es atacados por el Batallón 3 PARA británico en la en lo que se convertiría en el combate más duro de la guerra. La Compañía B del regimiento fue la que tuvo que enfrentar al grueso de las tropas británicas, en particular su 1º Sección, a cargo del Subteniente Juan Domingo Baldini, que ocupaba el sector central de la posición defensiva. En ese combate el joven oficial pierde su vida en combate. A pesar de la superioridad enemiga, que contó con el apoyo de fuego de artillería naval y terrestre, además de un mayor número de tropas, el combate fue tan duro que uno de sus veteranos, Vincent Bramley, lo describió en el libro donde cuenta su experiencia como un “viaje al infierno”. Años después, visitaría la sede del regimiento y donaría el uniforme que empleó en la guerra, como muestra de reconocimiento. Actualmente, el uniforme se encuentra expuesto en la sala histórica de la unidad. Tras el enfrentamiento, que duró toda la noche y que dejó 29 muertos, más de 60 heridos del lado argentino y 56 prisioneros, el Regimiento de Infantería 7 debió replegarse hacia Puerto Argentino, en donde el remanente de sus fuerzas se reagrupó. Con 36 caídos, el Regimiento de Infantería 7 es la unidad que más bajas tuvo en la guerra de Malvinas.

 


Parte de la fracción de tiradores, con fusiles FAL y lanzacohetes LAW

Infantería mecanizada

Luego de la guerra, el regimiento sufrió el mayor cambio en su historia, ya que con la incorporación de los vehículos de la familia TAM se sumaban los de la variante VCTP, llevando a la creación de unidades de infantería mecanizada. Así, el Regimiento de Infantería 7 pasó a constituirse en Regimiento de Infantería Mecanizado 7 (RIMec 7), mientras que cambió su sede de la ciudad de La Plata por nuevas instalaciones construidas en lo que era su campo de instrucción en Arana, donde se mantiene hasta el día de hoy. De esta manera, el Ejército Argentino se convirtió en la primera fuerza de América Latina en adoptar el concepto de infantería mecanizada, potenciando la capacidad de las unidades blindadas.

Actualmente, la unidad depende de la Ira Brigada Blindada “Brigadier General Martín Rodríguez”, con sede en Tandil, Buenos Aires, la cual, a su vez, depende de la 3º División de Ejército “Teniente General Julio Argentino Roca”.

La incorporación del TAM VCTP significó un cambio radical en el modo de trabajar de la unidad, desarrollándose la doctrina del trabajo de la infantería mecanizada, donde las secciones de tiradores operan tanto desde los blindados como desmontadas, sumándose la velocidad, protección blindada, potencia de fuego y choque, que ofrece el blindado. Además, se desarrolló la doctrina para el empleo de los blindados de infantería junto con los tanques de las unidades de caballería.

El empleo del TAM VCTP permite un empleo de una manera más eficiente con los TAM VC, ya que los vehículos cuentan con las mismas prestaciones de movilidad y maniobra. Así, la infantería puede moverse con la misma velocidad y por los mismos lugares que la caballería, combinando la potencia de fuego del tanque con la capacidad de conquistar posiciones que tiene la infantería, además de darse protección mutua. El empleo de organizaciones mixtas como las fuerzas de tareas (sobre la base de una unidad de tanques o de infantería mecanizada, agregar una subunidad de la otra arma) o los equipos de combate (sobre la base de una subunidad de tanques o de infantería mecanizada, agregar una sección de la otra arma), permiten multiplicar el poder de combate de dichas organizaciones, potenciando las capacidades de cada fuerza y disminuyendo las limitaciones.

En un escenario como el de la llanura pampeana, donde opera el RIMec 7, el blindado le permite avanzar a gran velocidad a través del terreno, logrando una ventaja contra la infantería de a pie o motorizada.

 


La unidad realiza todo el mantenimiento regular de los VCTP exceptuando las tareas mayores, a cargo de la Base de Apoyo Logístico de la Brigada.

Operaciones

El Regimiento está organizado por una Compañía Comando y Servicios y dos Compañías de Infantería Mecanizada, que son la B y la C.

La Compañía Comando y Servicios posee la plana mayor, con TAM VCTP, una Sección de Morteros Pesados, con cuatro TAM VCTM armados con un mortero Brandt AM-50 120mm, los cuales proveen apoyo de fuego al resto de la unidad. También cuenta con una Sección de Exploración dotada de dos TAM VCTP, la cual permite obtener información sobre el terreno y la actividad de fuerzas enemigas. La Sección Antitanque se organiza a cuatro TAM VCTP, con la misión de brindar protección blindada a la unidad. La Sección Comunicaciones tiene la misión de establecer y operar las redes de comando y de fuego internas, para mantener permanente enlace entre las compañías con el puesto comando de unidad. Por otro lado, la compañía cuenta con el tren de combate, con la misión de sostener la capacidad de combate de las otras compañías en cuanto a munición y soporte mecánico y del armamento, y el tren de campaña, a cargo de la intendencia y sanidad (alimentos, equipos, etc.).


Entre las tareas habituales está el control de fluidos de los VCTP, así como el estado de las orugas y un control visual de todo el vehículo.

En cuanto a las compañías, cada una está organizada con tres secciones. A su vez cada sección se organiza a cuatro TAM VCTP, más un vehículo para el jefe de la compañía.

Cada VCTP tiene una tripulación compuesta por el jefe del vehículo, un conductor y un apuntador, a cargo del cañón Oerlikon KAD 18 de 20 mm (inicialmente algunos VCTP recibieron el cañón Rheinmetall RH-202). Cada vehículo transporta una fracción de ocho tiradores, que conforman el grupo de tiradores. El mismo se conforma con un suboficial Jefe de Grupo, un apuntador de fusil pesado tipo FAP, un apuntador de MAG y un abastecedor de munición, un operador de sistema antitanque con un lanzacohetes Carl Gustav o LAW, un abastecedor y dos tiradores armados con FAL. Los dos abastecedores, así como el que opera el Carl Gustav o LAW, también van armados con sus fusiles FAL. A bordo del blindado, uno de los integrantes de la fracción, normalmente el apuntador de MAG, desde el asiento trasero del blindado también opera la ametralladora del mismo tipo que lleva el vehículo en la torreta TPA-1 que va en la parte trasera del blindado. Además, el vehículo cuenta con seis troneras para que se pueda disparar desde adentro, mientras que en la torreta se encuentra otra MAG que es operada por el jefe del vehículo. En la parte superior del compartimento de tropas hay dos escotillas que permiten al personal asomarse y también puede abrir fuego desde allí.

La fracción de infantes del grupo de tiradores no forma parte de la tripulación del vehículo, siendo la tropa que desembarca cuando la situación lo amerite. El suboficial Jefe de vehículo permanece embarcado junto con el apuntador de cañón y el conductor, brindando el apoyo de fuego necesario.

Al igual que en el TAM VC, la tripulación aborda el vehículo por el frente, con el conductor en último lugar. Por su lado, la fracción de infantería ingresa al vehículo por la compuerta trasera, una vez que la rampa se encuentra abierta. El ingreso se respeta con un orden para subir al blindado y ubicarse en el interior, dándose cobertura a medida que van subiendo, si lo deben hacer en una zona de combate. Así, los últimos en abordar son los operadores del Carl Gustav y finalmente de la MAG.

 


Dotación de un VCTP menos el comandante del vehículo y despliegue de la fracción de infantes en el terreno.


Instrucción

El personal que ingresa al regimiento pasa por un período básico de instrucción antes de ir a lo específico, en donde todos aprenden las cuestiones básicas del combate como unidad de infantería. Más allá de ser una unidad de infantería pesada, el principal valor de la unidad son sus hombres. Por ello, se enfatiza en la preparación integral del soldado: en su aspecto físico, técnico, intelectual y espiritual. El desarrollo de condiciones superiores de resiliencia, disciplina, sacrificio e iniciativa, son probadas en todas las tareas que enfrenta cada soldado de manera diaria, en el cuartel. El espíritu ofensivo para enfrentar la solución de las diferentes situaciones que se presentan en el día a día, no solo operacionales, sino incluso administrativas, es una característica que se busca inculcar en la unidad y preparar así al regimiento para sortear los actuales desafíos del combate moderno.

Luego, quienes son seleccionados para formar parte de la tripulación de los blindados van aprendiendo las cuestiones específicas de su función, sea como conductores, apuntadores o los que pasan a ser jefes de vehículo. Por otro lado, aquellos que cumplen el rol como tiradores, si bien se especializan en un rol determinado, sea operando la MAG, el Carl Gustav o LAW, los FAL o FAP o como abastecedores, también aprenden a operar todas las demás armas de la fracción, de manera de que, en caso de que algún integrante de la fracción quede fuera de combate, se puedan seguir operando las armas con efectividad.

La unidad mantiene un énfasis muy fuerte en la formación del personal y todo su período de instrucción, ya que la dotación de cada blindado debe trabajar de una manera sumamente coordinada, mientras que los vehículos luego deben poder operar con eficacia a nivel sección, compañía y regimiento. En ese sentido, la formación no solo abarca lo puramente operativo, sino que el regimiento también trabaja en preparar a los soldados voluntarios para que estén listos para entrar al mercado laboral civil una vez que dejan la fuerza, en la cual pueden permanecer hasta diez años.

También se trabaja en el entrenamiento y adiestramiento en operaciones combinadas con otras unidades de la Brigada Blindada I, especialmente con el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 1, con el que comparte el cuartel, y con el Regimiento de Caballería de Tanques 8, en la cercana localidad de Magdalena. Fundamentalmente se trabaja en la coordinación del empleo con los tanques, ya que ambos tipos de vehículos se dan apoyo mutuamente, potenciando las capacidades de cada uno.

 


El abordaje del VCTP se hace en un orden preestablecido para que sea rápido y fluído mientras se van dando protección mutuamente.


Sostenimiento

La logística es otro de los puntos en que hacen énfasis en el Regimiento, ya que el blindado necesita de un mayor soporte que las unidades de infantería regular. Ésta comienza con el mantenimiento de los vehículos, donde se realiza regularmente el control visual de los mismos, se verifican los niveles de aceite, tanto del motor como de la transmisión y el sistema hidráulico. Todo el mantenimiento menor de los blindados se realiza en la unidad, mientras que para trabajos mayores asiste personal de la Base de Apoyo Logístico de la brigada, ubicada en Tandil.

Cada blindado cuenta con sus propias herramientas de dotación, que se llevan en cuatro bolsas, divididas de acuerdo al uso de las mismas, las cuales se guardan en un compartimento dentro de la rampa de acceso trasero, así como también cuentan con un lote de herramientas externas que van ubicadas a los costados del vehículo. Con ellas se pueden realizar reparaciones menores en el terreno y el mantenimiento de rutina.

A ello se suma la necesidad de mantener un adecuado tren logístico que permita abastecer de combustible y munición a los blindados a medida que avanzan, algo sumamente crítico en un tipo de unidad que puede desplazarse a gran velocidad y a la vez consume una gran cantidad de insumos. Este punto es uno de los más relevantes en el entrenamiento de la unidad, que posee, para su tren logístico, una flota de camiones de distintas caracteristicas, entre los que se destacan tres Mercedes Benz Atego 1726 recibidos recientemente.

 



Futuro

Actualmente existe un proyecto para modernizar la flota de TAM VCTP en el Ejército Argentino, el cual va de la mano del proyecto de modernización del TAM VC, que, aunque aún no se han definido los equipos que se instalarían en los blindados, el objetivo es que tengan la mayor comunalidad posible para facilitar la logística. Mientras que los chasis, motores, transmisión y demás serían totalmente recorridos y puestos a nuevo, el objetivo es mejorar considerablemente la capacidad de brindar a la tripulación una mayor conciencia situacional, más capacidad de operación en todo tiempo, más precisión y a la vez mejorar la capacidad de protección.

 

 

コメント


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page