Buscar

El Salvador comienza a renovar su Fuerza Aérea

Por Santiago Rivas, con la colaboración de Waltmir Benítez.


La Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) acaba de incorporar cuatro helicópteros MD530F donados por Estados Unidos, de los cuales tres serán enviados a Mali en reemplazo de los tres MD500E que actualmente tiene la FAS como parte de la misión de Naciones Unidas en dicho país.

Por otro lado, dentro del plan de renovación de la fuerza, para atender a las necesidades del Plan de Control Territorial del gobierno salvadoreño, la FAS está finalizando la compra de un Bell 412EPI nuevo, la cual estaba aprobada desde 2020, por un monto de 11,5 millones de dólares. Mientras, está negociando los fondos para la compra de otro 412EPI, en este caso de un demostrador empleado por el fabricante, por un monto de unos 7 millones de dólares.

Este segundo aparato inicialmente había sido pedido por la Policía Nacional Civil (PNC) luego de que se cancele el proceso de compra por un Bell 429, pero la fuerza no presentó garantías válidas para la financiación y se detuvo la compra, lo cual llevó a que la FAS plantee que la compra la hagan ellos. La PNC además ha gestionado la modernización a Huey 2 del Bell UH-1H que poseen, pero dicha operación ha sido criticada por políticos opositores al gobierno, por estar presupuestada en 5 millones de dólares, cuando se estima que el costo de los trabajos es de 1,5 millones, y por ahora no sigue adelante.


Uno de los MD530 entregados, que pertenecía al US Department of State Air Wing.

De comprarse los dos nuevos Bell 412, la FAS pasaría a contar con cuatro Bell 412EP (uno de ellos presidencial y modernizado, con fast fin) y dos 412EPI.

Por otro lado, la fuerza está avanzando en negociaciones con Airbus Helicopters por la compra de seis H145, por un valor de unos 8 millones de dólares cada uno, los cuales reemplazarían a parte de la flota de Bell UH-1H aún en servicio.

Para instrucción, también se está negociando la compra de un Schweizer 300C adicional, por 507.000 dólares, más un lote de repuestos para recuperar parte de la flota de dicho modelo, que es actualmente de seis unidades, pero solo dos están operativas.

En cuanto a ala fija, la FAS hizo una compra por dos Cessna 208EX Grand Caravan nuevos, que están próximos a recibirse, mientras que el contrato incluye otras dos opciones. Estos aviones permitirán expandir la flota de transporte, hoy casi exclusivamente compuesta por los IAI Arava, ya que sus Basler BT-67 están fuera de servicio.

Además, para reemplazar a los viejos SOCATA Rallye, están gestionando la compra de dos Cessna 172 Skyhawk nuevos.


Foto Luca Canossa


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina