Buscar

Entrevista a Jackson Schneider, Presidente y CEO, Embraer Defesa e Segurança

Desde Pucará Defensa dialogamos con Jackson Schneider, quien lidera el área de defensa del gigante brasileño, sobre cómo la crisis actual ha afectado a la empresa y los planes para seguir creciendo, ganando espacio como uno de los principales jugadores en el sector de la aviación militar y la defensa a escala global.





¿Cómo puede analizar la situación de Embraer, principalmente en el área de defensa, luego del inicio de la pandemia y la crisis económica global que esto trajo?


Embraer cuenta con un plan estratégico para revertir el escenario, que ya ha mostrado resultados positivos en los resultados del 4T20, principalmente por una mejor rentabilidad en un segmento como Defensa. Embraer Defence & Security cerró el año con US $ 3.600 millones en pedidos en firme, lo que representa el 25% del portafolio total de la Compañía. En el segmento de Defensa se están realizando campañas de venta y los pedidos no se han cancelado, solo se han pospuesto. Somos optimistas sobre el portafolio de soluciones que ofrecemos, que va mucho más allá de las aeronaves, con presencia en el aire, tierra, mar, espacio y cibernética. El C-390 Millennium, por ejemplo, ha sido fundamental para brindar apoyo logístico a la FAB en la lucha contra la pandemia en Brasil.


¿Cómo prevé Embraer enfrentar esta situación, más las dificultades generadas por el fallido acuerdo con Boeing?


El acuerdo con Boeing era importante para ambas empresas, pero no fundamental. El proceso de diversificación empresarial que Embraer viene desarrollando durante las últimas dos décadas permite esta flexibilidad en momentos cíclicos. El área de Defensa & Seguridad juega un papel clave en la generación de ingresos, con la expectativa de incrementar gradualmente su participación en los resultados de la compañía, principalmente con la aceleración de las entregas del C-390 Millenium, que ya han sido contratadas por la FAB, la Fuerza Aérea Portuguesa y las Fuerzas Armadas de Hungría. Estamos convencidos de que nuestros productos son extremadamente competitivos en las categorías donde compiten, con énfasis en el C-390 y el A-29 Super Tucano.


¿Cómo ven el mercado para los productos de Embraer?


Contamos con un completo portafolio de soluciones para defensa y seguridad, que va mucho más allá de las aeronaves, con presencia en el aire, tierra, mar, espacio y cibernética. Seguiremos centrándonos en el sector aeronáutico y de defensa, nuestro principal negocio, pero también estamos abiertos a oportunidades de diversificación, alianzas y nuevos negocios en segmentos de alta tecnología relacionados con nuestro negocio, como la ciberseguridad, el control del tráfico aéreo y los satélites. En términos de ventas, tenemos varias campañas para el C-390 Millennium y el A-29 Super Tucano que están sucediendo en este momento, y estamos seguros de que podemos ofrecer soluciones muy competitivas.





Sobre el KC-390, ¿cómo están avanzando las entregas a la FAB y cuándo se prevé iniciar las entregas para Portugal y Hungría? ¿Se espera la firma de nuevos contratos en el futuro cercano?


Embraer ya ha entregado cuatro aviones de transporte multimisión KC-390 Millennium a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), y la previsión es finalizar la entrega de un total de 28 unidades en 2027. Las entregas a Portugal y Hungría están programadas para comenzar en 2023 En cuanto a la liquidación de nuevos contratos, no comentamos sobre posibilidades de negocios, pero estamos muy confiados y optimistas sobre las nuevas perspectivas de venta, pues existe un creciente interés por el C-390 Millennium en el mercado internacional y existen varios clientes potenciales que solicitan información sobre la aeronave.


Muchos potenciales clientes están optando por modernizar sus flotas ya existentes antes que comprar aviones nuevos. ¿Cómo ve que esto afecta al programa?


El C-390 Millennium fue diseñado para establecer nuevos estándares en su categoría. Cuando Embraer inició el programa, ya sabía que tendría que enfrentar esta competencia, por lo que desarrolló una aeronave que se destaca por ofrecer una movilidad incomparable, rápida reconfiguración, alta disponibilidad, mayor flexibilidad, tecnología probada de vanguardia y mantenimiento más sencillo, todo en una plataforma única y exclusiva. Desde que entró en servicio en la FAB, el KC-390 ha comenzado a demostrar su excelente rendimiento y capacidad como avión multimisión de nueva generación. Recientemente, la flota de KC-390 ha superado las 1.500 horas de vuelo de operaciones. También entendemos que, al recibir pedidos de Portugal y Hungría, dos naciones que forman parte de la OTAN, otros países estarán interesados ​​en el avión.





Sobre el Super Tucano, ¿Qué puede contar sobre la Nueva Generación del avión? ¿Cómo han sido las entregas a nuevos clientes durante la pandemia y qué expectativas tienen para sumar nuevos operadores?


El A-29 Super Tucano tiene más de 60 mil horas de vuelo acumuladas en combate, siendo una plataforma sumamente robusta, con desempeño comprobado en condiciones de combate, y un referente para el entrenamiento básico y avanzado. La selección del A-29 Super Tucano por parte del Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) es otra demostración más de la versatilidad, confiabilidad y robustez de la plataforma, que se ha mejorado a lo largo de los años.


Durante el 4º trimestre de 2020, tres aviones A-29 Super Tucano con destino a la Fuerza Aérea de Nigeria, de un total de 12 unidades, fueron entregados a Sierra Nevada Corporation (SNC), en Estados Unidos. También en 2020, los dos últimos A-29 Super Tucano fueron entregados a la Fuerza Aérea de Chile y los seis aviones pedidos por la Fuerza Aérea de Filipinas.


Sobre nuevos contratos, hay varias oportunidades de ventas activas, pero no podemos comentar ahora. Sin embargo, destaco la aceleración de las entregas del A-29 Super Tucano en el último trimestre, lo que generó un aumento significativo en los ingresos del área de Defensa & Seguridad en los resultados de Embraer.


El año pasado la Força Aérea Brasileira mostró los conceptos del STOUT, como reemplazo al Bandeirante y el Brasilia. ¿En qué etapa se encuentra dicho proyecto y qué nos puede contar sobre las características que se espera alcanzar?


Se trata del resultado de un estudio desarrollado por Embraer, con la Fuerza Aérea Brasileña, que combina la excelencia técnica de la empresa y la experiencia operativa de varios pilotos de transporte de la FAB, en los términos establecidos en el Memorando de Entendimiento (MoU), firmado en diciembre de 2019, cuyo objetivo fue el diseño de un nuevo avión de transporte militar ligero que satisfaga las demandas de las fuerzas armadas brasileñas.


Se pudo ver que el proyecto plantea propulsión híbrida. ¿Cómo están actualmente los trabajos de Embraer en el desarrollo de alternativas con motores eléctricos y otros tipos de propulsión no convencionales?


Se trata de una nueva tecnología, que creemos que será el futuro de la aviación, pero es demasiado pronto para hablar de sus características y aplicaciones.





¿Qué nos puede contar sobre el proyecto con IAI por una versión AEW&C del Praetor 600? Hoy este tipo de productos puede tener una gran demanda, ante la necesidad de controlar actividades ilegales en el espacio aéreo de las naciones. Sin embargo, muchas fuerzas carecen de medios para comprar aviones muy sofisticados y caros. ¿Esta aeronave podrá cubrir las expectativas de esos países?


Diseñado para operar en un nuevo segmento del mercado AEW&C, este avión de última generación se basa en la moderna plataforma super midsize del jet ejecutivo Embraer Praetor 600. Embraer suministrará la plataforma aérea, los sistemas terrestres, los sistemas de comunicaciones y la integración de aeronaves, mientras que IAI-ELTA suministrará radar AEW, SIGINT (inteligencia de señales) y otros sistemas electrónicos. La solución P600 AEW&C cubre todas las necesidades al proporcionar vigilancia precisa y confiable de largo alcance contra amenazas aéreas y marítimas, brindando la capacidad de vigilancia aérea real más accesible del mercado, basada en una plataforma aérea moderna y un conjunto de sistemas de misión de "última generación".


Con respecto al valor, será el resultado de los requisitos y necesidades de cada cliente individual, con oportunidades de venta relevantes para el P600 AEW&C en mercados específicos, siendo los principales mercados los países que necesitan hacer vigilancia aérea y están en conflicto o tensiones geopolíticas.





El Phenom y el Legacy han entrado al mercado de los operadores militares con versiones para entrenamiento, medevac y verificación de radioayudas. ¿Qué perspectivas tienen en ese segmento? ¿Planean lanzar nuevas variantes?


Siempre estamos atentos a las oportunidades de diversificación de carteras combinadas con la situación actual del mercado. El lanzamiento del Phenom 300MED, por ejemplo, llega para satisfacer las necesidades de la actual crisis sanitaria a través del legado de la plataforma Phenom 300 y una amplia gama de configuraciones de recursos para el transporte médico aéreo, que favorece la asistencia de los profesionales sanitarios a los pacientes. En cuanto a nuevos proyectos, Embraer mantendrá informado al mercado si se lanzan nuevas variantes.


Hace algunos años se había planteado una versión de patrulla marítima del Embraer 190, aunque no hubo más novedades al respecto. Viendo la necesidad de reemplazar aeronaves como los P-3 Orion y otros modelos en el mundo ¿la empresa sigue pensando en el desarrollo de este tipo de plataformas?


Por el momento, Embraer no tiene ningún desarrollo en este segmento de mercado. Sin embargo, siempre estamos evaluando el mercado y hablando con los clientes para comprender las diferentes necesidades.


¿Cómo están avanzando los programas de modernización de AMX y A-4 Skyhawk para la FAB y la Marinha, respectivamente?


Ambos programas de modernización continúan avanzando en la Unidad Gavião Peixoto de Embraer. Embraer entregó el primero de siete unidades del AF-1B a la Armada de Brasil en 2015. Desde entonces, se han entregado cinco aviones y dos todavía están en proceso de modernización. Todos los aviones se están actualizando con nuevos sistemas informáticos y de radar, así como con mejoras en los equipos de comunicación y armas, junto con la recorrida estructural. El primer caza A-1 modernizado (A-1M) para la FAB se entregó en 2013 y desde entonces se han modernizado 10. Los aviones modernizados están recibiendo nuevos sistemas de navegación, armamento, generación de oxígeno, radar multimodo, contramedidas electrónicas y recorrida estructural.





En el área de sistemas de defensa, ¿Cómo está participando Embraer en programas como el Sisfron?


El proyecto SISFRON (Sistema Integrado de Vigilancia de Fronteras) está liderado por Savis Tecnologia e Sistemas S.A., empresa perteneciente al grupo Embraer. Savis fue seleccionada por el Ejército Brasileño para implementar la fase piloto del proyecto, que es el programa militar de protección fronteriza más grande del mundo, que opera en el control de las fronteras terrestres en Brasil. La fase piloto fue iniciada en 2012 por el Ejército de Brasil con la implementación de un conjunto integrado de recursos tecnológicos, como sensores optrónicos, radares de vigilancia terrestre, sistemas de inteligencia de señales (COMINT), sistemas para comunicaciones tácticas, redes de datos dedicadas y software para apoyo a la toma de decisiones.


¿Cuál es la evolución que espera la empresa en el área de producción de radares y sistemas de vigilancia, comando y control?


Seguiremos centrándonos en el sector aeronáutico y de defensa, nuestro principal negocio, pero también somos conscientes de las oportunidades de diversificación, alianzas y nuevos negocios. A través de empresas afiliadas, ya operamos en áreas relacionadas con la aviación y la defensa, como el control de tráfico aéreo y radares. Un ejemplo es Atech, que desarrolla soluciones para sistemas de misión crítica, tanto en aplicaciones civiles como militares, tales como sistemas de mando y control, gestión del tráfico aéreo, sistemas de instrumentación y control, sistemas embebidos, simuladores, gestión de activos, cibernética de seguridad, Smart Connections y Logística. La compañía también es responsable del desarrollo y actualización de todo el sistema del espacio aéreo brasileño.




Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina