top of page
Buscar

Fueron nueve y no dos las aeronaves militares mexicanas dañadas en Culiacán en 2023

Por José A. Quevedo


El portal mexicano EMEEQUIS dio a conocer que no fueron dos, sino nueve, las aeronaves militares que presentaron “daños por agresión armada” el 5 de enero de 2023 en la ciudad de Culiacán en Sinaloa, lo anterior de acuerdo con un Informe de Siniestralidad de Seguros Inbursa, estimando en 23 millones de dólares los daños.

Aunque el parte de novedades de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sobre los eventos del 5 de enero de 2023 reportó que sólo dos unidades de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) efectuaron aterrizajes de emergencia tras recibir impactos de bala en ese operativo, las aseguradoras de las aeronaves militares registran nueve aeronaves siniestradas en esa ciudad en esa fecha.



Se trata de cinco helicópteros y cuatro aviones militares que habrían sido alcanzados por la artillería criminal durante el operativo, daños que las aseguradoras estimaron en 23 millones de dólares.

Al día siguiente de las acciones, el secretario de la Defensa Nacional relató que células criminales comenzaron a utilizar ametralladoras calibre 12.7 mm, “por lo que se hizo necesario apoyar con fuego desde aeronaves para poder garantizar al personal militar su seguridad”. Luego explicó que los grupos delictivos realizaron distintos bloqueos en la ciudad y en sus accesos, y explicó: “Cabe mencionar que las células criminales realizaron disparos con armas de fuego a las aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana, así como de líneas comerciales en el aeropuerto internacional federal de Culiacán”.



Después dijo que: “Dos aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana que participaban en estas actividades tuvieron que realizar un aterrizaje de emergencia, pero debido al alto grado de adiestramiento, pericia y experiencia de los pilotos y su tripulación, no se presentaron afectaciones en el personal que transportaban, ni en la ciudadanía, a pesar de que habían recibido un número importante de impactos en sus aeronaves”.

Sin embargo, de acuerdo con el Informe de Siniestralidad Acumulada 2016 – 2023, de Seguros Inbursa, el 5 de enero de 2023 no fueron dos sino nueve las aeronaves que en Culiacán presentaron “daños por agresión armada”.

Las aseguradoras clasificaron los incidentes como “guerra” o “ataque armado” para efectos del pago de la póliza correspondiente, la distribución de los daños quedo de la siguiente manera:


1.       Boeing 737-800 matrícula 3527, 52.873 dólares;

2.       Boeing 737-800 matrícula 3526, 74.363 dólares;

3.       Sikorsky UH-60M matrícula 1070, 20.000 dólares;

4.       Sikorsky UH-60M 1074, 20.000 dólares;

5.       Sikorsky UH-60M matrícula 1076, 700.000 dólares;

6.       Sikorsky UH-60M matrícula 1068, 3.5 millones de dólares;

7.       Beechcraft T-6C Texan II matrícula 3205, 100.000 dólares;

8.       Airbus Helicopters EC725 Cougar matrícula 1006, 300.000 dólares;

9.       Airbus Military C295M matrícula 3205, 18 millones de dólares.



En total, 22.7 millones de dólares, es decir, alrededor de 1,261 millones de pesos mexicanos. Derivado del informe se conoció que además de los ataques sufridos el 5 de enero de 2023, el crimen organizado asestó 14 golpes más de diversa intensidad a unidades aéreas militares en los últimos ocho años, de acuerdo con cuatro “Informes de siniestralidad” de Seguros Inbursa y de Seguros Atlas, como la ocurrida nada menos que el 6 de enero de 2023, un día después del operativo, cuando en Culiacán fue dada de baja una aeronave por “ataque con arma de fuego”, sin conocerse más detalles sobre la aeronave y el incidente.

Se conoció también que en 2022 dos helicópteros fueron agredidos, el 10 de agosto un helicóptero UH-60M destacado en la Base Aérea N°5 de Zapopan, Jalisco, resultó dañado de acuerdo con un Informe de siniestralidad de Seguros Atlas. El día 18 del mismo mes, otro helicóptero, un UH-60L, fue objeto también de “agresión armada” en la Base Aérea N°17 de Copalar, Chiapas, que también presentó daños parciales.

En 2021, un helicóptero UH-60M fue alcanzado por las balas en el municipio de Tepalcatepec, en Michoacán, presentando también daños parciales. En el 2020 no hubo ataques a aeronaves de las FAM que las aseguradoras clasificaran expresamente como tales.

En el año 2019 se presentaron cuatro incidentes, el 18 de enero un helicóptero Bell 206 con matrícula 1669 fue objeto de “agresión con arma de fuego” en el estado de Sinaloa, donde recibió “cinco impactos en el costado derecho de aeronave, lesionando al cabo Francisco Canseco Santiago, herida en la pantorrilla derecha”.

El 9 de mayo del mismo año ocurrió otro incidente, también a un helicóptero Bell 206, con matrícula 1653, que presentó daños “por agresión armada en la ventanilla del pasajero, pasamano de cabina, mientras se realizaba fumigación de plantíos”. El reporte de la aseguradora no precisa el lugar del siniestro ni menciona la entidad federativa en que ocurrió.

El 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa, un helicóptero Bell 407GX fue alcanzado también por ráfagas. Seguros Atlas clasifica el siniestro como “Guerra” y detalla: “La superioridad ordenó que el helicóptero apoyara en las operaciones relacionadas con el evento, teniendo como resultado una agresión por arma de fuego”. No se especifica la matrícula.

Bajo la clasificación de “guerra”, se alude a un ataque ocurrido contra un helicóptero UH-60M con matrícula 1063 en Villa Unión, Coahuila, el 30 de noviembre. Durante una misión de apoyo a fuerzas de seguridad el aparato fue alcanzado por una bala de alta velocidad. El proyectil entró por la ventanilla inferior izquierda de la cabina de pilotos y perforó el panel superior de ruptores de circuito”.



Es necesario recordar que las unidades de helicópteros Bell 206 y Bell 407 son destacadas para efectuar misiones de fumigación aérea en apoyo a los Mandos Territoriales del Ejército Mexicano. La FAM realiza operaciones de erradicación por aspersión aérea para la destrucción de plantíos de enervantes en áreas del país que presentan difícil acceso y mayor incidencia de siembra y cultivo, integrando agrupamientos aéreos con personal y aeronaves que llevan a cabo operaciones de reconocimiento, fumigación y transporte de tropas.

Estos agrupamientos se integran con escuadrillas de helicópteros Bell 407 equipados con sistemas de fumigación a través de la aspersión aérea de herbicida para la destrucción de los plantíos ilícitos, los cuales son escoltados por helicópteros Bell 206 que les brindan seguridad ante agresiones desde tierra. Mediante estas operaciones la Fuerza Aérea Mexicana coadyuva con los esfuerzos del Gobierno Federal para reducir la cantidad de enervantes que afecta a la población y afectar los recursos que obtiene la delincuencia organizada.



Por otra parte, se realizan operaciones aéreas como parte del “Programa de Operaciones para Reconocimientos Aéreos y de Seguridad” con helicópteros MD 530 y aeronaves tipo Cessna 182S Skyline para la localización de cultivos y verificación de los resultados de las operaciones de fumigación.

Además, se apoya con helicópteros Mi-17 y Black Hawk en el transporte de tropas del Ejército Mexicano, las cuales realizan la destrucción manual de plantíos ilícitos ubicados en áreas de difícil acceso.


Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page