Buscar

Hacia una política de defensa para la Argentina 3º parte – el Estado Mayor Conjunto

por José Javier Díaz*

En esta tercera parte de la propuesta para orientar la actualización del Instrumento Militar de la Nación abordamos el rol, organización, despliegue y funciones del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, los Comandos Conjuntos Permanentes y las Bases Conjuntas.

Estado Mayor Conjunto (EMCO)

El EMCO debería constituirse en una instancia orgánica y no sólo asesorar para la conducción superior del Instrumento Militar de la Nación, sus Reservas, la Movilización Nacional, etc. Para ello, se propone darle estatus de Secretaría con dependencia orgánica directa del Ministro de Defensa, siendo su titular el jefe del Estado Mayor Conjunto, quien también ejercería la titularidad de la flamante Secretaría de Defensa y Estado Mayor Conjunto, siendo ésta la Secretaría del MINDEF que secunda al ministro, por lo cual sería el Jefe del EMCO también Viceministro de Defensa y, de éste, dependerían las siguientes Subsecretarías y diversas Jefaturas, a saber:

i. Subsecretaría del Ejército Argentino (su titular sería el Jefe del Ejército)

ii. Subsecretaría de la Armada Argentina (a cargo del Jefe de la Armada)

iii. Subsecretaría de la Fuerza Aérea Argentina (su titular sería el Jefe de la Fuerza Aérea)

iv. Subsecretaría de Inteligencia Estratégica Militar (rotativa cada dos años por cada FFAA)

La estructura orgánica del EMCO tendría las siguientes Jefaturas (J), a saber: J-I Personal; J-II Reservas y Movilización; J-III Operaciones; J-IV Logística; J-V Planes, Programas y Presupuesto; J-VI Doctrina; J-VII Investigación, Desarrollo y Producción; Dirección de Comunicación; Dirección de Asuntos Jurídicos y la Inspección General del Estado Mayor Conjunto de las FFAA.





La titularidad de las Jefaturas y Direcciones sería rotativa cada dos años por sus subordinados inmediatos, quienes serían de otra FFAA, de manera de asegurar la rotación de las tres FFAA cada cuatro años. La elección de los oficiales y suboficiales destinados al EMCO se haría entre el 10% de los mejores promedios de cada promoción de las Fuerzas; sería condición para ser Jefe del Estado Mayor de cada Fuerza haber cumplido al menos seis años en dos o más cargos del EMCO.

En la órbita del EMCO deben crearse una serie de Comandos Conjuntos permanentes que tendrían jurisdicción sobre los espacios geográficos y/o las dimensiones de la guerra en las cuales se llevan a cabo las acciones militares disuasivas y/o de empeñamiento efectivo para lograr los objetivos de la Estrategia Nacional y salvaguardar los Intereses Vitales de la Nación.

Comandos Conjuntos Permanentes del EMCO:

- Comando Conjunto Noroeste Argentino (CONOA) agrupa las provincias del NOA;

- Comando Conjunto Noreste Argentino (CONEA) con jurisdicción en las provincias del NEA;

- Comando Conjunto Centro (COCEN) incluye a Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires;

- Comando Conjunto Sur (COSUR) sobre el territorio continental de las provincias patagónicas, incluyendo la Isla Grande de Tierra del Fuego e Isla de los Estados;

- Comando Conjunto Electoral y de Mitigación de Emergencias (COEME) abarca todo el país;

- Comando Conjunto de Transporte, Movilización y Reservas (COTER);

- Comando Conjunto Antártico (COANT) sobre el sector antártico reivindicado por nuestro país;

- Comando Conjunto Marítimo (COMAR) con jurisdicción sobre el litoral atlántico, los territorios insulares, plataforma continental, su espacio aéreo y área de responsabilidad SAR;

- Comando Conjunto de Despliegue Exterior (CODEX) abarca al personal y medios en Misiones de Paz, operaciones militares en el extranjero, ejercicios, etc.;

- Comando Conjunto de Comandos y Fuerzas Especiales (COFES) incluye a todas las Unidades y Subunidades de este tipo de tropas de las tres FFAA;

- Comando Conjunto de Telecomunicaciones, Información y Guerra Electrónica (COTIG);

- Comando Conjunto Aeroespacial (COAER) abarca la dimensión aérea y espacial nacional;

- Comando Conjunto de Ciberdefensa (COCIB);

Cada uno de los Comandos Conjuntos citados precedentemente estaría a cargo de un Oficial con grado de General de División o equivalente -que serían relevados por sus segundos cada dos años- según sea la Fuerza que tenga a cargo su conducción permanente, a saber:

- Al Ejército Argentino: CONOA, CONEA, COCEN, COSUR, COTER y COEME;

- A la Armada Argentina: COMAR, COANT, CODEX y COFES;

- A la Fuerza Aérea Argentina: COAER, COTIG y COCIB.

Los Comandos Conjuntos del EMCO tendrían bajo su responsabilidad la preparación para el combate de las Unidades que le dependan por su naturaleza técnica y/o por su despliegue geográfico, ya sea el asiento de paz permanente o durante despliegues en ejercidos.




CONOA, CONEA, COCEN Y SOSUR

Estos cuatro Comandos Conjuntos tendrían jurisdicción sobre el territorio continental de las provincias que abarcan y tendrían control funcional de todas las Unidades Militares de las tres FFAA que tengan asiento permanente en sus áreas de cobertura geográfica o que, por diversos motivos (ejercicios, mantenimiento, etc.), se hallen transitoriamente en su jurisdicción.

COEME

El Comando Conjunto Electoral y de Mitigación de Emergencias tendría jurisdicción en todo el país, incluyendo su territorio continental, insular y antártico.

La misión primaria del COEME sería la planificación, coordinación y control de operaciones militares para responder a emergencias antrópicas (accidentes industriales o nucleares, incendios, etc.) y/o naturales (inundaciones, grandes nevadas, erupciones volcánicas, etc.). Además, tendría a cargo el planeamiento, logística y seguridad de las elecciones, la custodia de urnas, etc.

Del COEME dependería un Batallón Conjunto de Ingenieros de Guerra Química, Bacteriológica y Nuclear (QBN), integrado por tres Compañías reforzadas que estarían asentadas en cercanías de las Centrales Nucleares de Atucha I y II (localidad de Lima, Provincia de Buenos Aires); de la Central Nuclear Embalse en Río Tercero, Provincia de Córdoba); del Reactor de Investigación RA-6 en Bariloche y la Planta de Enriquecimiento de Uranio de Pilcaniyeu (ambas localidades en la Provincia de Río Negro).

La Compañía cercana al Complejo de Atucha sería integrada por miembros del Arma de Ingenieros del Ejército y de la Infantería de Marina de la Armada Argentina, teniendo como Jefe a un Oficial de la Armada y de Segundo Jefe a un Oficial del Ejército; en tanto que las otras dos Compañías serían comandadas por Oficiales del Ejército y sus segundos serían Oficiales de la Marina.

Las tres compañías contarían con equipamiento individual, uniformes, sensores, vehículos especiales y medios aéreos -tripulados y no tripulados- para realizar monitoreos radiológicos, descontaminación QBN, traslados de personal y carga, evacuaciones médicas, etc.

COTER

El Comando Conjunto de Transporte, Movilización y Reservas (COTER) tendría por responsabilidad mantener actualizado el inventario y disponibilidad de medios aéreos, navales y terrestres (camiones, ómnibus y trenes de pasajeros y/o cargas); el estado de rutas, aeropuertos, aeródromos, vías férreas, canales y puertos, etc.; estaciones de servicio y refinerías; etc.

Además, sería la instancia encargada de planificar y ejecutar los movimientos internos y despliegues al extranjero de personal y medios de las tres FFAA, previendo su logística y medidas de seguridad que sean pertinentes adoptar a lo largo de su traslado y mientras dure la operación; la meteorología, el racionamiento, viáticos, etc.

Asimismo, el COTER tendría a cargo el proceso de selección, formación y adiestramiento del personal que integre la Reserva de las FFAA, conociendo su situación laboral, estado psicofísico, lugar de residencia, datos de contacto (mail y teléfono), nivel de preparación para el combate, etc.

En cuanto a la Movilización, este Comando debería mantener actualizadas las capacidades actuales y potenciales del país en materia de Industria; Recursos Naturales Renovables y No Renovables; Energía (represas, centrales nucleares, termoeléctricas y solares, redes de distribución, etc.); Ciencia y Tecnología; Telecomunicaciones; Transporte multimodal; Comercio internacional; Finanzas y Reservas del BCRA y del Tesoro; Salud, composición y distribución demográfica de la población; Migraciones; civiles que sean Legítimos Usuarios de Armas; etc.

COMAR

El Comando Conjunto Marítimo, si bien como lo indica su denominación tiene esencialmente naturaleza de ámbito específico de la Armada Argentina, asume el carácter de Conjunto como resultado de las lecciones que dejó la Guerra de Malvinas, conflicto en el cual la Fuerza Aérea Argentina debió empeñar sus aviones de combate contra buques y objetivos en tierra, además de helicópteros y aeronaves de transporte para asumir el grueso del apoyo logístico para las tropas desplegadas en las islas.

Asimismo, las zonas de costa y la fase de transición desde una operación de desembarco anfibio a la fase posterior de afianzamiento de una cabeza de playa y posterior conquista de objetivos terrestres en la profundidad del territorio implican un elevado nivel de coordinación con las tropas del Ejército Argentino, motivo que refuerza la justificación de darle carácter de “Conjunto” a este Comando.

COANT

El Comando Conjunto Antártico debe tener su asiento en la Ciudad de Ushuaia, capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

La conveniencia de que su personal y medios sean desplegados en esa locación en vez de continuar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires facilitaría las operaciones, brindando un mayor y mejor conocimiento del área de operaciones, la aclimatización del personal, logística de los medios, etc. Además de que, en casos de emergencias, cuando el tiempo es esencial para la salvaguarda de la vida humana, la proximidad de los medios reduciría los plazos de despliegue, tal como sucedió en el año 2002, cuando el Rompehielos Almirante Irízar rescató al buque alemán Magdalena Oldendorff, que se hallaba aprisionado por los hielos antárticos.

Resulta clave para la soberanía nacional que el Estado nacional avance en la construcción de un Polo Logístico Antártico y una Base Conjunta para unidades de las tres FFAA en Ushuaia. Dichas instalaciones deberían brindar servicios de muelle para buques (argentinos y extranjeros) de grandes dimensiones, pista y hangar para aeronaves de transporte pesado, talleres de mantenimiento, alojamiento para personal permanente y temporario, etc.

Los principales medios que deberían depender del COANT serían el Rompehielos ARA Almirante Irízar, un buque polar (a incorporar), cuatro Avisos tipo Neftgaz, aviones (Hércules y Twin Otter) y helicópteros en Ushuaia y en las bases antárticas, motos y vehículos de nieve, etc.

CODEX

El Comando Conjunto de Despliegue Exterior tendría a su cargo la planificación, ejecución, control y administración de todas las operaciones que lleven a cabo las FFAA argentinas en otros países o en aguas internacionales; la coordinación y control de medios y personal militar extranjero que ingrese a nuestro país por ejercicios, cuestiones académicas, emergencias, etc.

Una de sus principales tareas sería el control permanente de las tropas argentinas que operan en Misiones de Paz bajo mandato de la ONU; el control orgánico de los efectivos y medios argentinos que integran la Fuerza de Paz Conjunta Combinada Cruz del Sur con Chile y la Compañía de Ingenieros Combinada Gral. San Martín con Perú.

Asimismo, cuando sea preciso realizar operaciones militares estratégicas de combate (encubiertas como sabotaje o abiertas como sería la evacuación/defensa de Embajadas, etc.) y/o de inteligencia en el extranjero, las mismas estarían subordinadas al CODEX, que realizaría su planeamiento y ejecución empleando el personal y medios de las tres FFAA que resulte más idóneo.

COFES

El Comando Conjunto de Comandos y Fuerzas Especiales (COFES) debe ser potenciado de manera tal que las tropas que lo componen alcancen el nivel de una Brigada reforzada, con total autonomía para su despliegue en menos de 24hs a cualquier rincón del país.

Actualmente el COFES tiene injerencia funcional sobre las tres Compañías de Comandos (601, 602 y 603), la Compañía de Fuerzas Especiales, la Compañía de Apoyo de FFEE, la Compañía de Buzos del Ejército; la Agrupación de Comandos Anfibios (APCA) y la Agrupación de Buzos Tácticos (APBT) de la Armada; y el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Fuerza Aérea Argentina.

Es preciso incrementar el número de efectivos actuales (próximo a los 700 uniformados) a unos 4000 efectivos (las Compañías de Comandos y FFEE deben transformarse en Batallones), estandarizar su doctrina, formación, adiestramiento, homogeneizar y modernizar su armamento y equipamiento, aumentando el poder de fuego, la movilidad táctica y estratégica, su empleo todo tiempo en el terreno y en escenarios urbanos, etc.




COAER

El Comando Conjunto Aeroespacial sería el responsable de ejercer el monitoreo y control H-24, los 365 días del año, del espacio aéreo de jurisdicción nacional, tanto su proyección sobre el territorio continental, insular y antártico argentino como así también sobre sus espacios marítimos soberanos y los que sean de interés para la Defensa Nacional.

El COAER dispondría en su orgánica de todos los sensores radar -fijos y móviles, terrestres, aéreos y navales- que integran el Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial (SINVICA) creado por el Decreto 1407/2004; también tendría control funcional sobre las aeronaves (tripuladas y no tripuladas), buques y baterías de defensa antiaérea de las tres FFAA; la Red de Observadores del Aire (ROA) de la FAA -que sería potenciada con la integración de sus equivalentes del Ejército y la Armada- y los sistemas de Comunicaciones, Inteligencia, Mando y Control.

Asimismo, en lo que hace a la dimensión espacial del COAER, la misión primaria sería el desarrollo de la capacidad de diseñar, construir, lanzar y operar satélites y Vehículos Estratosféricos No Orbitales (VENO); obtención, procesamiento y diseminación de imágenes y datos de interés para la Defensa; monitoreo y control de lanzamientos y satélites de otros países; protección de los activos propios en la estratósfera y el espacio exterior; negar o afectar el uso de satélites (de observación y telecomunicaciones) de otras potencias; etc.

Es esencial que Argentina logre la autonomía en desarrollar lanzadores satelitales para asegurar la soberanía y evitaría la dependencia de otras naciones. Se debe potenciar la cooperación entre las FFAA (especialmente la FAA y CITEDEF) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en inyectores satelitales, satélites, telemetría, control y procesamiento de datos satelitales.

Del mismo modo, sería imprescindible maximizar la articulación sinérgica entre el COTIG y la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT) en lo que hace a las telecomunicaciones a través de satélites geoestacionarios propios y/o de terceros (con trasponder de grado militar), servicios de almacenamiento, telemetría y control satelital, etc.

COTIG

Las actuales Direcciones de Informática y Comunicaciones de cada FFAA, así como sus respectivas Unidades y Elementos de Guerra Electrónica serían fusionados en el Comando Conjunto de Telecomunicaciones, Informática y Guerra Electrónica (COTIG) dependiente del EMCO. El COTIG tendría a cargo la formulación e implementación de las políticas y planes relacionados con la formación y adiestramiento del personal civil y militar, la doctrina, logística, procedimientos, etc.

A través del COTIG, el EMCO sería capaz de asegurar el Comando y Control de todos los niveles de las Unidades Militares, ya sea en tiempos de paz o de guerra, en el ámbito nacional e internacional, en despliegues en Misiones de Paz, Emergencias Humanitarias, Operaciones Especiales, etc.

El COTIG tendría estrecha relación con ARSAT a fin de coordinar el desarrollo de la capacidad de operación y telemetría de satélites, almacenamiento de datos, alojamiento de servidores, telepuertos y teléfonos satelitales, telecomunicaciones por fibra óptica y satélites específicos para el MINDEF o de uso dual -propios y/o de terceros- con transponder de grado militar que brinden el mayor nivel de seguridad a las comunicaciones estratégicas para la Defensa Nacional.

COCIB

Las Unidades de Ciberdefensa de cada Fuerza serían fusionadas y pasarían a depender del Comando Conjunto de Ciberdefensa (COCIB), bajo la órbita del EMCO.

El Comando Conjunto de Ciberdefensa debe disponer de un marco normativo que proteja y habilite a los miembros de las FFAA a reaccionar de manera preventiva y/o reactiva ante los indicios o consumación de un ataque cibernético. Asimismo, es deseable que tenga una amplia vinculación y fluida interacción con el sector académico (Universidades públicas y privadas) y empresarial; las Fuerzas de Seguridad federales; Agencia Federal de Inteligencia (AFI); Banco Central de la República Argentina (BCRA); AFIP; Ministerio de Transporte; Ministerio del Interior; Ministerio de Ciencia y Tecnología; Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA); Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI); empresas de telecomunicaciones y tecnología; etc.

La titularidad del COCIB sería ejercida en forma permanente por un Oficial Superior de la FAA con grado de Brigadier y tendría a cargo la elaboración de la doctrina conjunta en la temática, la formación y adiestramiento del personal, la gestión logística y el alistamiento de los medios para operaciones de prevención, monitoreo, identificación, mitigación, ciberdefensa y ciberataque.

Cierre, creación y redespliegue de unidades militares

Las Unidades de las FFAA serían reagrupadas, en lo posible, en un mismo emplazamiento, a los fines de reducir costos administrativos (impuestos, servicios, infraestructura, sanidad, etc.) y operativos (mantenimiento de medios, guardia, adiestramiento conjunto, etc.), además de potenciar la sinergia, el mutuo conocimiento, facilitar la instrucción, adiestramiento e interoperabilidad, etc.

De este modo, por ejemplo, se podría trasladar la VI Brigada Aérea y uno o más Regimientos a la Base Aeronaval Punta Indio; en la Escuela de Aviación Militar, con sede en la ciudad de Córdoba, se podría alojar el grueso de los aviones de transporte estratégico de la FAA dada su cercanía con la IV Brigada Aerotransportada y en ésta Gran Unidad de Combate se debería trasladar buena parte de los medios de ala fija y rotativa de la Aviación del Ejército.

La fuerte presencia militar inglesa en las Islas Malvinas, Georgias, Sandwich del Sur y sus aguas adyacentes (zona de exclusión de facto para los buques y aeronaves de bandera argentina), impide a nuestro país ejercer el control de esos territorios soberanos y percibir los ingresos que genera la actividad pesquera, lanera y petrolera en esas zonas. Además, la ilegítima usurpación británica en Malvinas sirve de plataforma para fortalecer el reclamo inglés sobre el sector antártico reclamado por la Argentina (que en parte también se atribuye Chile).

Las principales áreas geográficas en las cuales deberían asentarse las Unidades de las FFAA son las fronteras del NOA, NEA y austral (Santa Cruz y Tierra del Fuego), ya que son las zonas de menor densidad demográfica, con fronteras muy permeables por sus condiciones orográficas y con relativa facilidad para ser conquistadas en una eventual operación militar enemiga, ya sea aerotransportada, por desplazamiento terrestre de columnas de Infantería y Caballería desde el oeste de la Cordillera de los Andes y/o por desembarco anfibio desde el sur y el litoral atlántico.

Asimismo, la gran actividad de organizaciones criminales transnacionales ligadas al narcotráfico contrabando, trata de personas y terrorismo en el NOA y NEA requiere una mayor presencia militar en esas zonas del país, para lo cual deberían incrementarse los efectivos y medios en estas áreas, así como redesplegar y/o crear nuevas unidades a tal fin.

Bases Conjuntas (BC) a crear:

- Puerto Iguazú (EA, ARA y FAA): tendría un Escuadrón Aéreo de la FAA, un Batallón de Infantería de Marina de la Armada y unidades del Ejército.

- Salta (EA y FAA): alojaría un Escuadrón Aéreo de la FAA y unidades de Montaña del EA.

- Corrientes: alojaría unidades del Ejército y un BIM de la Armada

- Paraná: tendría una Base Aérea de la FAA, unidades del Ejército y un BIM de la ARA.

- Córdoba (EA y FAA): sería asiento de la Escuela de Aviación Militar de la FAA, Escuadrones Aéreos Combate, Transporte, ISR y unidades de Infantería Aerotransportadas del EA.

- Mendoza (EA y FAA): alojaría la IV BA de la FAA y Unidades de Montaña del EA.

- Ezeiza (ARA y FAA): recibe a la I BA y se reactiva la Escuadrilla Aeronaval de Transporte.

- Campo de Mayo (EA y FAA): alojaría a la VII BA concentrando la masa de los helicópteros del EA y FAA, además de diversas unidades de Infantería del EA.

- Punta Indio (ARA y FAA): recibiría a la VI BA, reactiva la 1ra Escuadrilla Aeronaval de Ataque.

- Mar del Plata (EA, ARA y FAA): fusiona las Unidades de Artillería Antiaérea de las FFAA.

- Río Gallegos (EA, ARA y FAA): tendría una Base Aérea con aeronaves de transporte y combate de la FAA y ARA; buques y un BIM de la ARA; unidades Mecanizadas del EA.

- Río Grande (EA y ARA): alojaría unidades Mecanizadas del Ejército; un BIM y una Escuadrilla de Aviones y Helicópteros de la Armada.

- Petrel y Marambio (EA, ARA y FAA): ambas Bases Antárticas tendrían presencia de las FFAA.un RI del EA, una Base Aérea de la FAA, una Escuadrilla de Aviación y un BIM de la Armada.

ü Petrel y Marambio (EA, ARA y FAA): ambas Bases Antárticas tendrían presencia de las FFAA.

* José Javier Díaz es Master Executive en Dirección Estratégica y Tecnológica de la Escuela de Organización Industrial de España; Magíster y Diplomado del ITBA en Estrategia y Biometría; Licenciado en Administración de Recursos Navales para la Defensa y egresado del Postgrado Especialización en Artillería de la Armada Argentina con el mejor promedio. Ha realizado cursos sobre Defensa, Seguridad, Terrorismo, Tecnología, etc., en instituciones de Estados Unidos (CHDS, DRMI, NPS), España (EOI), Colombia (ESG) y Argentina (ITBA, UES21, CONAE, DGA, IGN, etc.).

Ha sido asesor de los Ministros de Industria, Comercio, Minería y Desarrollo Tecnológico de Córdoba; de Defensa y de Seguridad de la Nación; del Presidente de la Fábrica de Aviones (FAdeA); Representante de la Casa de la Unión Europea en Argentina para Sector Defensa, Seguridad y Aeroespacio; Oficial del Cuerpo Comando de la Armada Argentina; Corresponsal y colaborador de medios de prensa, masivos y especializados; Consultor de Empresas y Organismos estatales nacionales e internacionales. Contacto: +54 9 351 215 3712 / josejavierdiaz44@gmail.com

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Descargo de responsabilidad: Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de Pucará Defensa.

© 2020 Pucará Comunicación