top of page
Buscar

Investigación y Desarrollo en el Ejército Argentino - 1º Parte

Por José Javier Díaz


La Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) del Ejército Argentino es la organización responsable de mantener y potenciar el desarrollo tecnológico y la modernización de los equipos, simuladores y sistemas de armas que requiere la Fuerza terrestre para cumplir su misión.


Lineamientos del Ejército en materia de I+D

La DGID del Ejército Argentino tiene una serie de lineamientos que ordenan sus prioridades y pueden sinterizarse en:

ü Conducir el esfuerzo de recuperación y modernización de los sistemas de armas blindados, determinando su correspondiente ingeniería de producto e ingeniería de proceso, promoviendo un incremento estratégico en la capacidad operacional.

ü Fomentar la plena incorporación de la Fuerza como un participante activo en el campo del desarrollo tecnológico nacional, ya sea a través de convenios con universidades para obtener el máximo provecho de su función sustantiva de investigación, con instituciones de la sociedad civil que constituyan un nexo entre la Investigación y Desarrollo (I+D).

ü Potenciar la integración en el desarrollo de tecnología aplicada a la defensa de manera conjunta con las Direcciones Generales de Investigación y Desarrollo de la Armada Argentina (ARA) y Fuerza Aérea Argentina (FAA).

ü Impulsar la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico en el área científico-militar para recuperar la capacidad operacional del Ejército.

ü Contribuir a la instrucción individual y el adiestramiento operacional de los conjuntos que componen la Fuerza Operativa, a través del desarrollo y producción de modernas tecnologías de entrenamiento, principalmente basadas en la simulación.



Misión y organización de la DGID

La misión de la DIGID es: “Conducir el esfuerzo de investigación y desarrollo del Ejército Argentino, así como proporcionar apoyo tecnológico a la logística de material y a la producción para la defensa, para garantizar el mantenimiento, la actualización y la modernización tecnológica de la Fuerza, con la finalidad de optimizar su capacidad operacional.”

En lo que se refiere a su estructura orgánica, la DIGID está integrada por una Dirección General, de la cual depende un Servicio Administrativo Financiero (SAF) y una asesoría técnica y de enlace, la que asegura un contacto estrecho con el personal del Ejército Argentino que desempeña funciones en Fabricaciones Militares Sociedad del Estado (FM S.E.) en sus dependencias de Fray Luis Beltrán (Provincia de Santa Fe), Villa María y Río Tercero (ambas en la Provincia de Córdoba), en el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), en el Observatorio Argentino-Alemán de Geodesia y en el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

A su vez, la DGID cuenta con un Departamento Proyectos, un Departamento de Planeamiento Estratégico, un Centro de Investigación y Desarrollo de Sistemas Operacionales (CIDESO) y otras estructuras para la gestión administrativa y logística.

La DGID tiene oficiales, suboficiales, soldados y agentes civiles, todos ellos, a su nivel, altamente calificados para llevar adelante las tareas propias del organismo.



Objetivos de la DIGID

Asesorar y asistir al más alto nivel de la conducción en materia de I+D, proponiendo soluciones tecnológicas a las necesidades operacionales de la fuerza, a saber:

ü Confeccionar y actualizar la visión estratégica de I+D de la fuerza.

ü Trabajar en conjunto con otros organismos estatales, universidades y empresas (públicas y privadas), dirigiendo y/o participando en proyectos de I+D que contribuyan a incrementar las capacidades militares mediante la adquisición de nuevas tecnologías, actualizando el material en dotación (proyectos de modernización).

ü Realizar evaluaciones, pruebas, experiencias y controles de calidad de los materiales y sistemas de armas en dotación y/o que sean considerados para su incorporación al Ejército Argentino, determinando si son necesarios, si cumplen los requerimientos operativos de la fuerza y si conviene su producción a nivel nacional o la obtención a través de proveedores externos.

ü Elaborar estudios para encontrar alternativas tecnológicas a problemas de mantenimiento y modernización de material.

ü En relación a obtención de efectos a través de I+D, la DGID entiende en:

1) La conformación del Equipo Integrado de Proyecto de I+D y la propuesta de designación de su jefe en aquellos proyectos que se consideren.

2) Elaboración del documento de Requerimiento del Sistema (DRS).

3) La dirección y control del proyecto de I+D, la confección del legajo de proyecto.

4) La revisión crítica de todos los proyectos de I+D.

5) La aprobación principal del proyecto de I+D.

ü Determinar las Especificaciones Técnicas y Operacionales (ETOs) del material que ingresa por primera vez a la institución, recibe el "Documento de Requerimiento Operacional" (DRO), el cual contiene la descripción general de la capacidad operacional deseada, los requerimientos a satisfacer y las limitaciones a las posibles soluciones.

ü Confeccionar el “Documento de Requerimiento de Sistema" (DRS) que provee la definición funcional de lo que el sistema debe hacer para cumplir con las exigencias operacionales que impone el DRO.

ü Definir tecnologías de interés común con la ARA y la FAA, de modo de coordinar los distintos proyectos, evitando superposición de esfuerzos y logrando una adecuada complementación.


Vinculación con las otras FFAA

La vinculación con las DGID de las otras Fuerzas Armadas y del Estado Mayor Conjunto (EMCO) es continua, producto de la cuál surgen coordinaciones tecnológicas, estudios y planeamientos relacionados a aspectos técnicos de la Defensa.



Relaciones con otros actores locales

La DIGID, a través de la Secretaría de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, dependiente del Ministerio de Defensa (MINDEF), mantiene una relación de diálogo permanente con diversos actores nacionales, tanto de aquellos dependientes del MINDEF como de otras jurisdicciones, entre los cuales podemos citar a los siguientes: empresas estatales como INVAP, IMPSA, ARSAT, Fabricaciones Militares, la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), el Astillero Tandanor, etc.; organismos técnicos como el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), el Instituto Geográfico Nacional (IGN), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), etc.

Asimismo, la DGID también trabaja con empresas privadas como Redimec (especializada en la modernización de instrumental de cabina de aeronaves), FixView (desarrolladora de plataformas giroestabilizadas tipo FLIR), ST Group (modernización de piezas de artillería, sistemas electrónicos y electrohidráulicos, etc.), entre otras, con amplio expertise en lo que refiere a investigación y desarrollo tecnológico de uso dual y exclusivo para el área de Defensa.

La inversión en Investigación y Desarrollo vinculada con la industria de la defensa siempre es un desafío sumamente costoso, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Por lo tanto, desde el Estado Nacional se busca incentivar a empresas nacionales para que emprendan proyectos de investigación, desarrollo y de producción de sistemas de armas y otros equipos críticos para la defensa.

Debe tenerse en cuenta que la adquisición de sistemas de armas e insumos críticos para la defensa requiere la evaluación de múltiples aspectos para definir qué se compra en el extranjero y qué se puede producir en el país, en términos de ventajas como la creación de conocimiento o la transferencia de tecnología.

En este sentido, desde el Ministerio de Defensa se vienen estableciendo políticas que buscan decididamente la promoción de la producción local, generando incentivos tendientes a fomentar el desarrollo de la ciencia, tecnología y producción para la defensa, tanto en el ámbito público como privado.



Principales desarrollos tecnológicos del Ejército Argentino

1. Simuladores

Los sistemas de simulación representan una inestimable herramienta para la capacitación del personal y el adiestramiento de combate. Además, la tecnología ofrece al soldado medios poderosos, económicos y confiables, que le permiten instruirse para enfrentar en un futuro la realidad del campo de batalla.

En tal sentido, la DIGID es pionera en sistemas de simulación, con un amplio espectro de proyectos, algunos de desarrollo propio y otros realizados con cooperación de organismos como CITEDEF y Universidades Nacionales.

Entre los simuladores/entrenadores desarrollados por la DIGID podemos citar:

1.1. Batalla Virtual: Sistema de adiestramiento que utiliza tecnologías de simulación, sistemas de información geográfica (SIG), metodologías, doctrina y organizaciones propias, para adiestrar y entrenar en la toma de decisiones durante situaciones de operaciones tácticas, de protección civil y de paz, que puedan ser aplicables a ambientes geográficos y procedimientos particulares (monte, montaña, operaciones aerotransportadas y de fuerzas especiales). Este simulador es destinado a usuarios de distintos roles dentro de una Gran Unidad de Combate (GUC)/Unidad, a alumnos de la Escuela Superior de Guerra (ESG), y entrenamiento de Estados Mayores (EEMM) en la apreciación de situación, toma de decisiones y control de acciones. Es un producto del Centro de Investigación y Desarrollo de Sistemas Operacionales (CIDESO).

1.2. Neonahuel: Sistema de entrenamiento de tripulaciones de tanque TAM, con el hardware del Sistema Neonahuel 2. Este simulador consta de tres programas o aplicaciones. La aplicación Instructor es utilizada para la elección de los diferentes ejercicios, escenarios y cabinas que participaran del mismo. La aplicación Cabina se ejecuta en una cabina física que simula el interior del TAM con los instrumentos de la torre del tanque. Los mandos y controles de la cabina están conectados a una PC que además permite a cada tripulante visualizar el terreno desde su punto de vista mediante los respectivos aparatos de puntería, visores del Jefe de Tanque y Apuntador, respectivamente.

El “Neo Nahuel 2” consiste en una cabina que emula al interior de un tanque TAM, insertando a la tripulación en un escenario virtual a través de las ópticas desarrolladas para tal fin. La cabina está construida en plástico reforzado con fibra de vidrio y metal, con los mandos de usuario desarrollados en fundición de aluminio y plástico sinterizado. Este diseño crea condiciones ergonómicas y de habitabilidad semejante a las que tiene la tripulación en la realidad.



Cada cabina permite el adiestramiento de una tripulación, pudiendo desarrollar todas las etapas de instrucción, como así también las clases de tiro: Fijo-Fijo, Fijo-Móvil, Móvil-Móvil. Además, permite realizar ejercicios de duelo de tanques frente a un enemigo virtual -que responde y ocasiona daños al vehículo- en condiciones todo-tiempo (diurno, nocturno, con lluvia, niebla, nieve, etc.).

Este simulador otorga una herramienta fundamental para los instructores, ya que permite ejercitar todos los procedimientos que se realizan en el vehículo real, pero en un ambiente controlado en tiempo real, de manera dinámica, con herramientas de evaluación y prácticamente sin gastos, a fin de estandarizar la instrucción de las tripulaciones tanto en lo que hace a la práctica de tiro y del sistema de carga de munición 105mm, tácticas de combate y conducción del tanque.

La concepción adoptada por el Ejército Argentino en relación al Sistema de Simulación de tanques apunta a la provisión de fracciones, es decir, tres cabinas y un Puesto de Instructor por unidad; evolucionando así sobre el “Neo Nahuel”, el cual se encuentra provisto individualmente en cada elemento dotado de tanques.

La aplicación Editor permite la creación de ejercicios de forma personalizada para luego poder ser utilizados dentro de la simulación.

Para el año 2022 la DGID planificó completar veinte sistemas de simulación (5 Secciones + 5 simuladores individuales).

1.3. Simulador de Tiro de Armas Portátiles (SIMTAP): Se está avanzando en la etapa de integración final del prototipo y servirá para el entrenamiento de tiro con Fusil Automático Liviano (FAL) en calibre 7,62 mm. Este simulador permite emular todas las condiciones de tiro descriptas en el Método Optimizado de Tiro Escuela (MOTE) adoptado por el Ejército Argentino.

Actualmente se encuentra en desarrollo el hardware del simulador SIMTAP, el software y el kit de retroceso (para darle mayor realismo al entrenamiento), en previsión de disponer a fines del 2022 del prototipo funcional para las condiciones de MOTE de acuerdo al nuevo Reglamento editado en el año 2021.



1.4. Simulador de manejo de Camiones Pesados (SIMCAP): Prototipo de simulador de manejo para los camiones de dotación del Ejército Argentino. Se encuentra previsto obtener antes de finalizar el 2022 un producto completamente funcional para los Vehículos (camiones): Mercedes Benz Atego 1720/21/25, IVECO Stralis NR 460 y Volkswagen Constellations 19420 con Semirremolque Tipo Abierto.

1.5. Simulador de Manejo de Tanques (SIMATAN): Este proyecto tiene como objetivo desarrollar un simulador de manejo para la instrucción de los conductores motoristas a oruga, específicamente para los vehículos de combate de las familias TAM y SK-105. Actualmente se encuentra finalizado el desarrollo del hardware y se espera la obtención de un prototipo final funcional con el software integrado para octubre del año 2023.

1.6. Simulador de Tiro con Pistola (SIMTIP): El proyecto consiste en el desarrollo de un prototipo de Simulador de Tiro de Armas para Pistola (Browning calibre 9 mm), que permite realizar todas las condiciones de tiro para este armamento particular. Actualmente se encuentra en estudio teórico preliminar y se prevé finalizar su desarrollo para el mes de noviembre del año próximo.



Comentarios


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page