Buscar

Actualización desde FAdeA

Por Santiago Rivas


Aprovechando la visita que hicimos a fines de mayo y actualizando lo conversado hace casi un año, dialogamos con Mirta Iriondo, presidenta de FAdeA, sobre cómo están avanzando los distintos programas de la empresa.


¿Cómo evolucionaron los programas de FAdeA en este último año y que es lo que se viene?

En general el 2020 ha sido un año muy difícil por la pandemia, porque el personal trabaja en cercanía porque la actividad lo requiere. Entonces hemos tomado todas las medidas, se trabaja con protección ocular y con máscaras M95. Y teniendo personal de baja que es esencial para ciertas tareas, como pueden ser inspectores, no es fácil reemplazarlos.

Por eso también el año pasado los contratos con el estado nacional recién empezaron a ejecutarse en julio, habíamos adelantado algunas tareas, todavía había cosas comprometidas del contrato 2019, como fue uno de los Pampa y la entrega de helicópteros al Ejército. Pero al firmarse los contratos tan tarde, tenemos una extensión de un año hasta junio. Algunos ya están finalizados, por ejemplo, el de Pampa se entregó a comienzos de mayo y comenzó la campaña de vuelos para la certificación del Bloque 2. Ese era el contrato que teníamos de Pampa el año pasado. Y nos quedó el contrato de modernización, que tiene dos ítems que no han podido todavía ser finalizados, que son, la certificación del Pucará, que está haciendo sus vuelos en este momento, y la modernización del Hercules matrícula TC-64, que va a ser finalizado en agosto. Y estamos en discusión con Fuerza Aérea de hacer el TC-100. Ellos tienen que hacer un contrato con la empresa para la aviónica. Yo aspiro a poder firmar un contrato con ellos por el TC-100 en el segundo semestre, como para poder empezar el año que viene.

La certificación creo que vamos a terminarla en septiembre u octubre. Aparte de la pandemia, en el caso del Hercules se encontró corrosión en los longuerones (estructura alrededor de la rampa trasera), estamos en este momento trabajando en el retrofit del cajón alar y un longuerón ya está cambiado y el otro está sacado en algunos puntos, pero tenemos que esperar a resolver el problema del cajón alar para después seguir con el otro, porque si no se deforma el avión.

Y nos va a quedar para octubre la certificación de la remotorización del Pucará, lo cual no quiere decir que no empecemos con los otros Pucará, porque la certificación está atada a que venga un representante de Hartzell de Estados Unidos y por la pandemia nos han podido venir. Esperamos que ya en agosto estemos avanzados con las vacunaciones para que les permitan a ellos venir a la Argentina y terminar con la certificación.

Respecto a Embraer, nos reprogramaron todos los sitios de la producción, tenemos una cadencia más lenta pero más continuo el flujo de trabajo.





¿Cuántos conjuntos entregaron a Embraer?

Ya vamos por el avión 11.


¿El contrato hasta cuantos aviones alcanza?

Ellos hablaban de 40. Han vendido a Hungría, Portugal. El avión 11 creo que iba a Portugal. A Nigeria creo que también. Entonces el flujo es más lento pero continuo, que eso es lo que nosotros necesitamos para planificar la producción, cuanta gente va a estar destinada a eso.

El año pasado trabajamos mucho para que se incorporara en la ley de presupuesto la autorización a la jurisdicción de defensa de que pudieran hacer contratos plurianuales. Lo presentamos en mayo, después en septiembre, al final fue a la cámara y fue aprobada. Justamente al poco tiempo salió el Fondef.

Tenemos también algo relacionado con pilones y desarrollo de armamento.


¿Para el Pampa?

Si. Además, el simulador. El contrato por 3 años que tenemos de Pampa incluye seis aviones nuevos, ya tenemos uno bastante avanzado, como tenemos que esperar que lleguen algunos equipos y subsistemas, entonces va con el otro y después con el otro y podemos tener una cadencia.


¿Este año se piensa entregar algún Pampa más?

Este año, este que se entregó ahora y un Pampa más. Porque son 6 nuevos y 3 modernizados.


De Pampa II a Pampa III

Si, dos están en la IV Brigada Aérea y uno lo tenemos acá, el que tenemos acá ya lo hemos empezado. Ése deberíamos poder entregarlo a fines de año. Y digo podríamos, porque no sabemos si vamos a poder entregar los dos porque la situación es complicada. Ahora estamos teniendo un promedio de dos personas con Covid por día. Y eso es para nosotros mortal. Y los que no tienen Covid pero fueron contacto estrecho de alguien que tiene Covid, también tiene que quedarse en su casa 10 días. Así que la planificación nuestra es entregar este año dos, uno nuevo y uno modernizado. Y el año que viene ya pasar a dos nuevos y uno modernizado y el otro año tres nuevos y uno modernizado. Ese es el contrato de Pampa, todavía no salió la decisión administrativa, pero estamos trabajando.





¿La idea de la Fuerza Aérea es modernizar todos los Pampa II?

Claro, pero empezamos por los más viejos, los que tenemos sin cambio de motor y ya vamos a lo que es Bloque 2.


¿Todos saldrán como Bloque 2?

Sí. Estamos avanzando en eso, en el simulador también, que ya lo tenemos que entregar con este nuevo contrato, y el desarrollo de sustitución de importaciones. Tenemos 14 sustituciones de importaciones.


¿Se está trabajando con el Pampa para seguir ofreciéndolo en el exterior?

Sí, estamos trabajando. Tenemos conversaciones con Etiopia, Nigeria, pero este es un año muy complicado, nos hemos presentado ante Uruguay, pero ellos querían el radar en el avión. Es un lindísimo proyecto colocarle el radar, que Fuerza Aérea también lo quiere, pero son proyectos de más largo tiempo, primero hay que financiarlo. Lo óptimo seria que lo hiciera INVAP al radar porque tiene la capacidad. También se puede comprar al exterior, pero considero, y el ministro también está de acuerdo, que, si tenemos la capacidad de desarrollarlo, vamos a apostar a poner el radar de INVAP, que tendría que hacer el desarrollo de ese radar.


¿Qué pasó con la venta a Guatemala?

Ellos dijeron que iban a ponerlo el presupuesto, pero hasta ahora no han dicho nada. Tampoco pudimos viajar mucho y que las fuerzas extranjeras vengan acá. Ha habido poco intercambio el año pasado y este ha sido igual. Ya esperemos que el año que viene empecemos a salir a flote. No obstante, tenemos los contratos con el estado que nos permiten planificar.





¿Con respecto al Pucará Fénix?

Pensamos terminar este prototipo, pero no solamente con la certificación de motor sino con una aviónica modernizada, más el pod de observación que está haciendo INVAP. Y vamos a ir por tres de serie de acá hasta 2023, uno por año.


¿Cuándo empezarían a modificar los otros aviones?

En breve, el contrato no se ha firmado todavía. Ya hemos comprado los motores, el problema es que Pratt & Whitney tarda 14 meses y hasta el año que viene no vienen los motores. Entonces cuando vengan ya se le va a hacer toda la inspección estructural a los aviones. Seguramente IAI, que fue la que nos ayudó en el prototipo, también de alguna ayuda técnica. Pero bueno, vamos a empezar cuando esté firmado el contrato, creemos que se va a firmar en agosto.


¿Cómo ves el Pucará como proyecto a futuro?

El Pucará me gusta. Quisiera primero ver como queda y que la Fuerza Aérea lo vuele, lo acepte y lo madure un poco. Ellos tienen muchas células, a mí me gustaría comprarles las células y venderlas.

También Uruguay tiene aviones y mostrándoles este, que sus pilotos lo vuelen, tengo la esperanza de que nos digan “modernícenos los tres aviones que tenemos acá”. Hacer el diseño de nuevo es muy costoso y la única manera de hacer una cosa así sería asociarnos con alguna empresa que le interesara nuestro expertise y este avión.


¿Existe algún trabajo con Embraer para sumar más, además del KC- 390?

Por ahora no. Ellos también están complicados. Por eso es que acordamos retrasar un poco las entregas que para nosotros son menos ingresos, pero dada la situación preferimos que las entregas se distancien en el tiempo y no que se pare toda la producción.

Además, está el contrato del IA-100 que ya hicimos la PDR (Preliminary Design Review), en agosto será la CDR (Critical Design Review) y ya comienza la producción del prototipo. Pensábamos llegar a fin de año con el roll out, pero no vamos a llegar. También por los mismos problemas de la pandemia

Pero ya calculamos que, en agosto o septiembre ya estaría cerrada la CDR con los proveedores, todo lo que son herramientas y moldes para armar la línea y hacer el prototipo. Lo más complejo es la certificación FAR, ellos están trabajando con nosotros. Vamos a comenzar la certificación, pero no vamos a esperar a que esté terminada para largar la producción en serie. Porque una vez definidas las cosas centrales, que son las tecnologías, las pruebas, los laboratorios, ya no se puede ir para atrás y ya puede comenzar la producción de las estructuras. Y habíamos pensado al principio hacer 4 aviones en el 2022 y 8 en el 23.





¿Son 25 en total?

Son 25, pero en el primer año son 4, en el segundo 8 y el resto en el tercer año, o sea 2022, 23 y 24. El contrato es hasta el 23, pero se puede extender para un año más.


¿Ese contrato está firmado?

Está en proceso, calculo que va a salir en septiembre. Nosotros, pedimos un préstamo con el IAF y esperamos en el segundo semestre empezar a devolverlo. El objetivo era poder iniciar antes todo el proceso, pero en vez de 4 para el año que viene estamos pensando en 2. Hay que ser realistas para llegar a tiempo. Y 8 en el 2023 y el resto en el 24. Esa es la cadencia.


¿Cómo sigue el tema del Orion de la Armada?

Sí, hemos avanzado bastante en el contrato, estamos esperando la parte administrativa que ya se firmó, pero esa parte lleva un tiempo largo. Se hará la PDM y algo de modernización, creo. Va a ser un contrato de 2 años. Desde que empieza, que no sé cuándo, a dos años. Y después vamos a hacer la modernización de los Turbo Mentor, que va a ser un prototipo y 3 de serie.


Ese contrato no está firmado tampoco…

Tampoco está firmado. Calculamos que en agosto. Ya está todo listo, pero el proceso es interminable.


¿Con respecto al Fokker peruano?

Ese esta acá, pero se supone que a fin de año ya se va. Estamos trabajándolo y hay posibilidad de que nos den otro para el año que viene. Nos abre la puerta a hacer otro tipo de modificaciones a otros aviones. Sobre todo, que los países periféricos no tenemos la cantidad de fondos como para invertir en defensa, entonces sostener un sistema de armas, prolongarle la vida, modernizarlo, es una alternativa siempre.

Después nos queda Ejército con los helicópteros. Firmamos un contrato el año pasado, pero recién recibimos los fondos en noviembre, así que vamos a ir entregando, son 5 que estamos trabajando en la línea y entre mayo y agosto de 2020 entregamos 5 y estamos trabajando uno de los contratos para 7 helicópteros más.


Esta es la primera vez que FAdeA trabaja con helicópteros. ¿Cómo fue la experiencia?

Hemos tenido ayuda de técnicos de Ejército, que trabajó mucho con Modena, con los Huey 2, tienen personal técnico bien formado. Ellos han replicado eso aquí en la fábrica, así que ha sido un crecimiento para ese sector de mantenimiento de aviones de poca envergadura.





¿Qué se piensa hacer con los Grob cuando los reemplace el programa Malvina?

Si, pero Fuerza Aérea tiene que pensar que en el 2023, yo creo que mas de dos no vamos a hacer en el 22. Esos dos aviones hay que empezar a volarlos, pero no puede pensar que en el 23 los van a usar para enseñanza, no puede subir a un alumno a un avión que no esta maduro todavía. Así que yo calculo que en el 2024 van a empezar a reemplazar los Grob por estos aviones. Qué vamos a hacer con los Grob no sé. Pero si todo va a buen puerto y realmente el Malvina funciona bien, que es lo que nosotros creemos, y nosotros estamos manteniendo la flota de Grob en buen estado, se pueden vender, hay varias fuerzas aéreas en la región que han comprado Grob.


Con respecto a la visita China a FAdeA por el tema del JF-17, ¿Qué posibilidad hay de que FAdeA participe?

No te puedo decir nada porque no sé nada. Los chinos vinieron, visitaron, por supuesto FAdeA al lado de las empresas chinas es muy pequeña. Y tienen enormes capacidades. Pero vinieron a mirar las instalaciones. Incluso nos ofrecieron algunas cuestiones como la aviónica del Malvina o la del Pampa, pero ya esas cosas no se pueden cambiar.

Les interesó mucho la capacidad nuestra, que no pensé que les interesara tanto. Porque la tenemos ocupada en todo caso de mantenimiento de motores. Supongo que pensarán que si venden ese avión a la Fuerza Aérea nosotros podamos hacer el recorrido del motor. Quisieron ver nuestros bancos de prueba, me llamó la atención que quisieran ver eso. Con nosotros no hablaron nada más. Se hizo una reunión en el Ministerio de Defensa y que yo sepa no hay nada concreto todavía.


¿Ya está definida la aviónica del Malvina?

Sí, va a ser una aviónica comercial.


¿Con el Z-11 se piensa hacer algo?

No sé, está ahí. No se pudo certificar en su momento. Creo que fue una mala decisión comprarlo, pero ya está. Pero no se pudo certificar porque China no lo había certificado, entonces la ANAC no va a certificar algo si China no lo certificó. Y China no lo podía certificar porque era una copia de otro helicóptero.


¿En cuanto a diseño con ideas de nuevos proyectos?

Por ahora no, por ahora tenemos que sacar el Malvina, tiene que hacerse bien el IA-100. Después vamos a ver. Ahora quiero el prototipo, quiero entregarlo en tiempo y forma. Después, cuando ya empiece a rodar ahí podemos ver.


¿Ven interés en el Malvina desde la Armada y otros países?

Hay, pero quieren ver qué es lo que pasa. Sería bueno encontrar un socio, siempre pensamos en encontrar un socio en México, pero al final nunca viajamos. La situación no ha dado para ver si podemos buscar un socio.


La financiación siempre ha sido un problema para entrar en el mercado ¿Están trabajando con algún banco para conseguir apoyo?

Estábamos trabajando con el Banco Nación y con el BICE, pero este año es muy difícil, la idea nuestra es conseguir alguna financiación.

Pero quiero ver el prototipo volando. Cuando este el prototipo y la línea empiece a funcionar vamos a discutir todos estos problemas. Porque a mí me gusta estar con los pies sobre la tierra. Así que ahora estamos poniendo todo el esfuerzo en eso y lo estoy siguiendo muy de cerca el proyecto para lograr tener un buen avión, después, si los costos son altos siempre se puede mejorar la productividad.

Porque en el fondo es el primer avión de diseño nuevo de la fábrica en casi 40 años, desde el Pampa en los años 80.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina