Buscar

Brigada Aerotransportada IV del Ejército Argentino


Por José Javier Díaz*

Vanguardia de la capacidad de proyección estratégica del Ejército Argentino, la Brigada Aerotransportada IV es uno de los tres Elementos que integran la Fuerza de Despliegue Rápido, la “primera respuesta militar” de la Nación Argentina en situaciones de crisis o conflicto bélico.

La Brigada Aerotransportada IV (Br Aerot IV) junto con la Brigada Mecanizada X (Br Mec X) y la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales (AFOE), integran la Fuerza de Despliegue Rápido (FDR) del Ejército Argentino (EA).

De los tres elementos que integran la FDR, el grueso de las Unidades de la Br Aerot IV y de la AFOE tienen sus asientos en Córdoba, en tanto que la Br Mec X tiene sus Unidades distribuidas en las Provincias de Buenos Aires y La Pampa.

La Fuerza de Despliegue Rápido es una organización versátil, flexible y de alto poder de combate, cuyo empleo normalmente implica la participación de unidades de transporte (aéreo y/o marítimo) y de operaciones especiales de las otras Fuerzas Armadas (FFAA), constituyendo la “primera respuesta militar”.

La Br Aerot IV se caracteriza por aportar una dualidad de empleo a través de las dos Aptitudes Militares Especiales de sus tropas Paracaidistas y de Asalto Aéreo, lo cual permite proyectar sus Unidades a través del lanzamiento en paracaídas y del empleo de aeronaves, o sea, en forma Aeromóvil o de Asalto Aéreo.

La formación y el alto elevado nivel de adiestramiento de los Oficiales, Suboficiales y Soldados Voluntarios que integran la Br Aerot IV; así como las características técnicas de sus Sistemas de Armas (alto poder de fuego, poco peso, aerolanzable, etc.) contribuyen a su Proyección Estratégica, optimizando la relación entre la “movilidad táctica” (desplazarse en cualquier tipo de terreno) y la “rapidez estratégica” (proyectar fuerzas a grandes distancias), permitiéndole operar en cualquier Ambiente Geográfico Particular (AGP) del país, desde la montaña en la zona cordillerana, pasando por el monte y la selva en el noreste, las llanuras de la región central o la estepa patagónica en el sur.



Entrenamiento en rapel desde un Bell Huey 2 del Batallón de Helicópteros de Asalto 601.

Despliegue y Unidades de la IV Br Aerot

Esta Gran Unidad de Combate (GUC) está conformada por Unidades Tácticas de las diversas Armas de Infantería, Caballería, Artillería, Ingenieros y Comunicaciones; y de los Servicios de Apoyo Logístico, para lograr el efecto sinérgico de “sistemas de armas combinados”, lo cual le brinda suficiente capacidad de maniobra y autonomía para el combate.

A continuación, se citan las Unidades de la Br Aerot IV, todas con asiento en Córdoba, salvo el Regimiento de Asalto Aéreo 601, sito en Campo de Mayo.

Brigada Aerotransportada IV

Ø Comando de la Br Aerot IV

Ø Regimiento de Infantería Paracaidista 2

Ø Regimiento de Infantería Paracaidista 14

Ø Regimiento de Asalto Aéreo 601

Ø Grupo de Artillería Paracaidista 4

Ø Escuadrón de Exploración de Caballería Paracaidista 4

Ø Compañía de Ingenieros Paracaidista 4

Ø Compañía de Comunicaciones Paracaidista 4

Ø Base de Apoyo Logístico Córdoba

Ø Compañía de Apoyo de Lanzamiento Paracaidista 4



Exploración en un vehículo ligero Polaris.

Capacidades y Empleo Militar

Bajo el concepto de sinergia, la conformación de la Br Aerot IV le permite afrontar un sinnúmero de operaciones militares en todo tipo de Ambiente Geográfico y de Entorno (urbano, rural, etc.), basándose en dos premisas fundamentales: rápida respuesta y capacidad de proyectar sus fuerzas donde sea necesario.

Las unidades que la componen cumplen distintas funciones en el campo de combate moderno, de acuerdo a su estructura, organización, medios y adiestramiento, permitiendo emplearse como un sistema de armas combinadas, dándole entidad a los elementos de maniobra, exploración, apoyo de fuego, antitanque, comunicaciones y soporte logístico.

Gracias a la naturaleza aerotransportada de sus elementos, esta Brigada puede alistarse y proyectarse con escaso preaviso; desplegando sus medios esenciales de comando y control, exploración y reconocimiento en cuestión de horas. De este modo, en menos de 24 hs debe estar lista para desplegarse, lo cual depende de la disponibilidad de medios aéreos de transporte estratégico de la Fuerza Aérea Argentina para trasladar el grueso del personal y sus medios de combate ligeros.

Por lo expuesto, la Br Aerot IV constituye herramienta flexible del Instrumento Militar apta para cumplir exitosamente las más variadas misiones, no solo en tiempos de guerra (empleo efectivo) sino también en situaciones de crisis (empleo disuasivo) o circunstancias especiales, permaneciendo en estado de máxima prevención y alerta, como sucedió en 2018 durante la reunión del G-20 en Buenos Aires, que reunió a los presidentes de las principales potencias mundiales.

La Br Aerot IV puede desplegar elementos de combate en una o dos modalidades simultáneas, según la naturaleza de la amenaza y las distancias, a saber:

ü Modalidad Aerotransportada: mediante el lanzamiento de las tropas paracaidistas con sus provisiones y armamento.

ü Modalidad Asalto Aéreo: a través de operaciones aeromóviles y/o helitransportadas.

El empleo de la Brigada responderá al criterio de necesidad y posibilidad de lanzamientos en paracaídas o empleo de helicópteros por un lado y, por el otro, a la profundidad del objetivo a alcanzar.



Asalto aéreo desde un helicóptero Super Puma del Batallón de Helicópteros de Asalto 601


Las aeronaves de ala fija ofrecen mayor rapidez estratégica, alcance y capacidad de proyección (de carga y personal) que los helicópteros, dado que las aeronaves de ala rotativa tienen menor alcance, velocidad y capacidad de transportar cargas.

La modalidad Asalto Aéreo otorga mayor flexibilidad de despliegue y redespliegue, ya que las tropas mantienen un trabajo permanente con los helicópteros, a diferencia de los paracaidistas que, una vez que saltan de las aeronaves, no vuelven a tomar contacto con ellas hasta cumplir su misión, como podría ser la captura/destrucción de un objetivo de táctico y/o estratégico.

El empleo simultáneo de ambas modalidades de los elementos aerotransportados implica su empeñamiento integrado, es decir, tras una operación de lanzamiento de paracaidistas las tropas del Regimiento de Asalto Aéreo 601 constituyen la mejor herramienta como reserva por las características descriptas, el ambiente donde se opera y distintos factores que se tendrán en cuenta a la luz de la eficiencia de empleo en pos del cumplimiento de la misión asignada.

Para asegurar la rapidez en el despliegue de la Br Aerot IV es necesario que la Fuerza Aérea Argentina (FAA) disponga de más aviones de gran porte como los C-130 Hércules actualmente en dotación; y que incorpore otras aeronaves de mayores prestaciones como los KC-390 (bimotor a reacción de transporte) y los B-737/A-330 para transporte estratégico a largas distancias.

Asimismo, la proyección de la Brigada se puede realizar con trenes para los desplazamientos por vía terrestre, lo cual redunda en menores costos y desgaste de los vehículos de combate desde sus asientos de paz en Córdoba hasta donde deban trasladarse para incidir sobre objetivos estratégicos o tácticos del enemigo.

Por último, también se prevé el empleo de las grandes barcazas que posee el Batallón de Ingenieros Anfibios 121 del Ejército Argentino para el traslado por vía fluvial, especialmente a lo largo de la hidrovía de los ríos Paraná y Paraguay, así como de los buques de la Armada de la República Argentina (ARA) para eventuales despliegues por vía marítima a las zonas patagónicas o al extranjero.,

Las Unidades de Infantería Aerotransportadas tienen la función de constituir el elemento básico de proyección como primera respuesta militar, participando en operaciones de carácter específico, conjunto y/o combinado con alto grado de alistamiento, rapidez y flexibilidad, sobre objetivos de alto valor, cuya consecución podrá tener una marcada repercusión en el nivel estratégico.

La proyección de fuerzas por modo aéreo agiliza el arribo de las tropas al área de interés para ejecutar las operaciones propias de la FDR, por lo cual dispone de material apto para lanzamiento en paracaídas y/o helitransporte, permitiendo la rapidez estratégica que, por otro modo, naval o terrestre, demoraría mucho más tiempo para su ejecución, además de disminuir riesgos por acción enemiga.



Cargando un Oto Melara de 105mm en la eslinga de un Huey 2


La diversidad de eventuales teatros de operaciones en los que puede intervenir la Br Aerot IV exige que se adiestre en todo tipo de ambiente (montaña, estepa patagónica, selva, etc.), en entornos rurales y urbanos, de acuerdo a lo previsto en la Doctrina de Combate en Localidades vigente en el Ejército Argentino.

Por lo expuesto, es permanente la incorporación de conocimientos y la práctica de Técnicas y Tácticas para hacer el mejor empleo de los medios en cada tipo de situación, especialmente cuando se trata de operaciones en entornos urbanos.

En lo que hace a los sistemas de armas y demás medios en dotación, el mismo no solo responde a las necesidades de aerolanzamientos, sino también a la capacidad de desplazarse en cualquier terreno y condición meteorológica, de día y de noche.

En lo que hace al Regimiento de Asalto Aéreo 601, por sus capacidades y medios, se emplea para lograr objetivos que demanden operaciones verticales en el marco de espacios abiertos o ambientes urbanos, combinando la rapidez estratégica con la movilidad táctica, atacando desde cualquier dirección objetivos inaccesibles para otro tipo de fuerzas, manteniendo un ritmo rápido y sostenido de combate.

Las tropas de Asalto Aéreo requieren un elevado grado de adiestramiento e integración de medios y tropas para lograr un empleo eficaz. Se trata de un verdadero sistema “hombre-máquina”, ya que, a diferencia de las operaciones aeromóviles, las tropas de asalto aéreo se caracterizan por operar y combatir con y desde los helicópteros UH-1H, Huey II y Super Puma del Comando de Aviación de Ejército.

La instrucción y adiestramiento en la modalidad de Asalto Aéreo se realiza de día y de noche, empleando técnicas de rapel, fast rope, etc., de acuerdo a la situación táctica, brindando gran flexibilidad operacional y un efecto multiplicador del poder de combate en un determinado punto del terreno o en un momento de la situación.



Paracaidista entrenándose en salto sobre el lago San Roque, en Córdoba.

Equipamiento de la Br Aerot IV

El armamento incluye fusiles automáticos ligeros FAL calibre 7,62mm, producidos en Argentina por Fabricaciones Militares (FM) y modernizados al estándar FAMCa (Fusil de Asalto Modelo Carabina), dotados de implementos que mejoran su desempeño en combate como miras holográficas/de punto, bípode Harris, riel Picatinny, culata ergonómica y telescópica, grip de empuñadura, reducción de peso y longitud, etc.; pistolas FM Hi Power 9mm; ametralladoras FM MAG y M-240B de 7,62mm; ametralladoras pesadas Browning de 12,7mm; cañones sin retroceso Carl Gustav M-4 calibre 84mm; armas antitanque AT-4; granadas de mano; explosivos para apertura de brechas y demoliciones; etc.

En materia de apoyo de fuego, cada Regimiento tiene morteros de 81 y 120mm producidos por Fabricaciones Militares (FM) y el Grupo de Artillería Paracaidista 4 tiene piezas Oto Melara M-56 de 105mm aerolanzables, con alcance de 11Km.

La conducción de las operaciones la provee la Compañía de Comunicaciones Paracaidista 4, a través de equipos de radiofrecuencia en bandas HF, VHF, UHF y satelital, para transmisión de voz y datos, encriptados y con salto de frecuencia. Los equipos de esta Subunidad le permiten establecer un Puesto Comando aerotransportado, en aeronaves de ala fija o rotativa, así como en vehículos terrestres, para lo cual dispone de equipos portátiles, vehiculares y satelitales.

El equipamiento para tareas de Exploración y Reconocimiento abarca: visores y prismáticos nocturnos (infrarrojos y térmicos) de diversos modelos; radares para vigilancia terrestre Rastreador (Rasit modernizados por INVAP) y Aselsan Acar K (con alcances de 30 y 40Km respectivamente) y drones de diversos tipos.



Descenso en rapel nocturno, operando con el Comando de Aviación de Ejército.


Para la movilidad en el terreno dispone de mulas de carga 4x4 Lohr; motos enduro; cuadriciclos 4x4 Polaris MRZR-4; vehículos utilitarios Ford Ranger, MB-230G y Humvee 4x4; camiones Mercedes Benz 1725 y Unimog 416.

El apoyo de movilidad a las operaciones terrestres lo brinda la Compañía de Ingenieros Paracaidista 4, que multiplica el poder de combate de las unidades de maniobra destruyendo objetivos materiales enemigos, removiendo obstáculos, etc., de manera tal de asegurar la continuidad de las acciones en el terreno.

En lo que respecta a vestuario, alojamiento y racionamiento en campaña, etc., las tropas cuentan con uniformes idóneos para afrontar las más severas condiciones climáticas; carpas y módulos para alojamiento y aseo del personal; material para cocina y racionamiento en campaña; camiones cisterna de agua y combustible; camiones taller; grupos electrógenos de diversa potencia; paracaídas de apertura manual y automática, para personal y cargas; contenedores y pallets para aerolanzamientos; elementos de cuerdas para técnicas de rapel y fast rope, etc.

El sostenimiento de la Br Aerot IV está a cargo de la Base de Apoyo Logístico (BAL) Córdoba, que dispone de Compañías de Arsenales (mantenimiento de los Sistemas de Armas), de Intendencia (alojamiento, vestuario, racionamiento, etc.) y de Transporte para el abastecimiento oportuno de insumos, medios y personal, asegurando el flujo indispensable para sostener las operaciones de combate.

En época de paz, la BAL responde al concepto de soporte territorial y, en situación de crisis o conflicto, opera como Batallón Logístico, segregando escalones de Arsenales, Intendencia y Transporte en cercanía de las Unidades desplegadas.

El apoyo logístico se puede ejecutar por lanzamientos en paracaídas de sus medios (vehículos, piezas de artillería, etc.) e insumos (combustible, municiones, etc.) para mantener la aptitud combativa, incluso tras las líneas enemigas.



Salto desde un C-130 Hercules de la Fuerza Aérea Argentina

Operaciones Conjuntas y Combinadas

Para la Brigada Aerotransportada IV la conjuntez no es una simple frase, su misión, preparación y despliegue requieren de la participación directa de medios de las otras Fuerzas Armadas, principalmente de aviones de transporte de la FAA.

Asimismo, son muy frecuentes los intercambios de alumnos e instructores en los cursos de formación de paracaidistas y tropas de operaciones especiales, por lo cual la conjuntez entre los miembros de esta Gran Unidad de Combate del Ejército Argentino con sus pares de la Armada y Fuerza Aérea es permanente.

Cuando se trata de misiones reales, el Estado Mayor Conjunto de las FFAA (EMCO) -hoy a cargo del General de Brigada Juan Martín Paléo- a través del Comando Operacional (COPERAL), ejerce la coordinación y control de las operaciones militares. El ejemplo más evidente se aprecia desde marzo del año en curso, cuando se desató la pandemia del COVID-19 y el COPERAL asumió el control del despliegue y la ejecución simultánea de cientos de tareas en todo el territorio argentino, asistiendo a la población mediante la atención sanitaria en hospitales militares, la provisión de alimentos, agua, etc.

En lo que hace a interoperabilidad, la Brigada Aerotransportada IV realiza ejercicios de gabinete y en el terreno (con munición de guerra) emulando eventuales empeñamientos reales en el marco de Operaciones Militares de Paz bajo el mandato de la ONU; además del intercambio de instructores y alumnos con países como Estados Unidos, Alemania, Brasil, Chile, etc.



Puesto de comando a bordo de un helicóptero Super Puma.

Conclusiones

Como elemento esencial de la Fuerza de Despliegue Rápido, la Br Aerot IV, constituye una organización sumamente relevante para el Ejército Argentino, ya que está equipada e instruida para ejecutar operaciones profundas de variada naturaleza, en forma simultánea o sucesiva, en situaciones de crisis o de guerra, en todo tipo de ambiente geográfico, de manera tal de incidir sobre puntos estratégicos vitales, contribuyendo a resolver un eventual conflicto militar.

En el marco de la reestructuración del Ejército Argentino, se ha priorizado la adquisición de medios y la asignación de personal para completar los cuadros de esta GUC como punta de lanza y “primera respuesta militar” ante un conflicto.

Su adiestramiento operacional y el alistamiento de su personal y medios se basan en dos pilares fundamentales: el corto tiempo de respuesta y la capacidad estratégica de proyectar su poder de combate a donde la Nación lo requiera.

La ubicación en la provincia de Córdoba de la Br Aerot IV resulta la mejor posición relativa favorable y estratégica por ser equidistante a los cuatro puntos cardinales del territorio nacional, además de contar con infraestructura apta para maniobras y lanzamiento de paracaidistas en su mismo asiento de paz, así como la cercanía (menos de 10Km) con la Escuela de Aviación Militar de la FAA, cuya pista y hangares facilitan la operación de aviones de transporte como los C-130 Hercules.



El autor junto al Cnl Hugo Peralta momentos antes de realizar un salto desde 3000 metros

Crédito de las fotos: Ejército Argentino, Santiago Rivas y archivo autor

* El autor se desempeña como Consultor de Empresas y Organismos Gubernamentales. Fue Oficial de la Armada Argentina y Asesor de los Ministros de Industria, Comercio, Minería y Tecnología de Córdoba; de Defensa y de Seguridad de la Nación.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

Descargo de responsabilidad: Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan la opinión de Pucará Defensa.

© 2020 Pucará Comunicación