top of page
Buscar

¿Cuántos tanques le quedan a Ucrania?

Por Lisandro Amorelli


Recientemente hemos publicado un informe con un análisis detallado de la disponibilidad y reservas de tanques en el Ejército de Rusia, después de más de 18 meses desde que comenzó la invasión a Ucrania ( https://www.pucara.org/post/cu%C3%A1ntos-tanques-le-quedan-a-rusia).

Ese estudio que se desprende de varias investigaciones, pero principalmente del reciente informe generado por el Institut Action Resilience con sede en Francia, ha generado que algunos de nuestros seguidores y lectores más afines a las políticas de Rusia, reclamen que trabajemos en este informe sobre disponibilidad ucraniana. Obviamente algo en lo que ya veníamos trabajando y recopilando datos desde hace un tiempo.



Introducción y un poco de historia

Ucrania, como otros países de la ex URSS, recibieron grandes cantidades de tanques y vehículos blindados luego del colapso del bloque en 1991. En el caso puntual de Ucrania, heredó, de acuerdo con estimaciones de la época, aproximadamente 9.000 tanques, 11.000 vehículos blindados, 18.000 piezas de artillería, además de grandes arsenales de municiones y una flota de aviones y helicópteros cercana a 2.500 aeronaves.

Junto con todo ese enorme material, varias fábricas quedaron en suelo ucraniano, como la legendaria Fábrica de Locomotoras y la Oficina de Diseño de Maquinarias Morózov la ciudad de Kharkov. La Fábrica de Locomotoras (luego denominada Fabrica N° 183) se dedicaba a la producción de maquinaria pesada, locomotoras y luego tractores, y fue fundada en 1895. En el año 1928 se estableció una oficina de diseño tanques en la fábrica y comenzó la producción de los modelos BT y T-34. Luego con la invasión alemana en 1941, la fábrica es trasladada a la ciudad de Nizhny Tagil en los Urales. Terminada la 2° Guerra Mundial vuelve parte de la fábrica a Kharkov con el nombre de Fábrica Diésel Nº 75. En 1957 fue renombrada como Fábrica Malyshev, fabricándose modelos como los T-64, T-80 y T-84. La planta también se dedicaría a la reparación de miras de tanques, telémetros láser y motores de tanques 5TDF y GTD-1250.


Fábrica de tanques en Kharkov (FOTO: Pasha Itkin)

Un legado difícil de mantener

Luego de la caída de la URSS, las economías de los países que se independizaron del bloque quedaron muy deterioradas. En consecuencia, las fuerzas armadas comenzaron a sufrir una profunda crisis.

Ucrania, que, como comentamos, había heredado grandes cantidades de material militar, comienza a desguazarlo y/o a fundirlo para obtener acero para su venta. Otra parte del arsenal fue vendido a terceros países también para cumplir con los términos del Tratado sobre la Limitación de Armas Convencionales en Europa.

A su vez, en las décadas que van de 1980 a 2010 se redujo la producción de cientos de tanques a solo algunas docenas por año, con la consecuente reducción de personal calificado.

Todo esto llevó a una drástica reducción de los arsenales del ejército ucraniano tanto en cantidad como en calidad.


Tanques en Ucrania al comienzo de la guerra

El Balance Militar 2022 publicado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) con sede en Londres, estimó que, en febrero de 2022, al comienzo de la invasión llevada a cabo por Rusia, Ucrania contaba con 988 tanques activos y 1.280 en reserva en distintos estados de conservación.



La mayor parte del arsenal del ejército ucraniano eran de la variante T-64 (https://www.pucara.org/post/veh%C3%ADculos-blindados-en-la-guerra-ucrania-rusia-el-t-64), entre ellos, los más modernos T-64BM “Bulat”, en servicio desde 2004, y el T-64BM2, en servicio desde 1984.

Ucrania también disponía de más de 200 T-80, la mayoría de ellos inactivos, entre ellos, unos pocos (18 según distintas fuentes) de la variante T-84 Oplot entrada en servicio en el 2000.

El parque de tanques se completaba con unas seis variantes de T-72 que sumaban entre todas 750 unidades, en las que predominaban las variantes T-72A, el T-72AB/B1 y el T-72AMT, con distintos niveles de modernizaciones (https://www.pucara.org/post/blindados-en-la-guerra-ucrania-rusia-el-tanque-t-72).


BM Bulat

Una perspectiva de las pérdidas de tanques de Ucrania desde el comienzo de la guerra

Teniendo en cuenta que el Ministerio de Defensa de Ucrania no publica datos oficiales de las pérdidas de material de combate, y para ser justos con el análisis de perdidas rusas, tomaremos el conteo llevado a cabo por el Blog Oryx al 10 de septiembre de 2023, que muestra 653 tanques destruidos desde el comienzo de la guerra. (https://www.oryxspioenkop.com/2022/02/attack-on-europe-documenting-ukrainian.html )

Recordemos que la metodología llevada a cabo para ese conteo es el respaldo de fotos y videos de cada tanque destruido o capturado para poder ser contabilizado. Con lo cual, seguramente muchas pérdidas no estén contabilizadas al no contar con material fotográfico que lo respalde. Tal como hicimos con las pérdidas rusas, a las ucranianas también le sumaremos un factor de 1,3, o sea sumamos un 30% a las perdidas documentadas para tener en cuenta aquellas que no han sido fotografiadas, dando como resultado 849 totales.



T-72M1 del ejército ucraniano abandonado en junio de 2022

Apoyo: la OTAN al rescate

Desde el comienzo de la guerra quedó claro que el apoyo de los países miembros del bloque estaría al alcance de los ucranianos. Si bien al comienzo las presiones fueron necesarias a nivel político, todos los países miembros de la OTAN comenzaron a organizarse para el abastecimiento de armamento. Países como EEUU, Gran Bretaña, Polonia, Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia, Suecia y otros, comenzaron el envío de armas de todos los tipos y procedencias. Los tanques no fueron la excepción.

Durante 2022, los envíos de tanques se basaron en modelos soviéticos disponibles en los stocks de los países de la OTAN que fueron parte del Pacto de Varsovia. Esto permitía a las tripulaciones ucranianas subirse a los tanques recibidos con una mínima adaptación.

De esta manera, comenzaron a llegar a Kiev una cantidad no especificada de T-72M1 procedentes de Bulgaria, T-72A de Macedonia del Norte, T-72 modernizados de República Checa, T-72 de varias versiones y PT-91 Twardy de Polonia (el Twardy es una modificación del T-72M1 desarrollada a mediados de la década de 1990 en Polonia, para estandarizar sus tanques con los estándares de la OTAN) y M-55S de Eslovenia (es una versión modernizada del T-55 para el ejército esloveno con la ayuda de Elbit Systems, en donde se reemplazó su cañón original D-10T de 100 mm por una versión de fabricación israelí del cañón británico Royal Ordnance L7 de 105 mm con funda térmica, se incorporó una computadora balística digital y un sistema de control de tiro de estabilización, entre otras mejoras).


M-55S

A medida que la guerra avanzaba y Ucrania de preparaba para la ofensiva de verano, el Ministerio de Defensa ucraniano comenzó a negociar con sus aliados la provisión de tanques de procedencia occidental.

Esto demandaría el entrenamiento de nuevas tripulaciones y de los equipos de mantenimiento, además del cambio de estrategias para un ejército acostumbrado a material soviético. A su vez, demandó la apertura de talleres de mantenimiento fuera de Ucrania (para evitar ser atacados), debido a la creciente cantidad de modelos que comenzaron a llegar al frente, sumados también a otros tipos de vehículos militares, como cañones autopropulsados, VCI y VCTP llegados en distintos modelos.

Pero volviendo a los tanques, durante 2023 comenzaron a llegar Leopard 2 y Leopard 1 procedentes de Alemania, Polonia, España, Portugal, Noruega y Canadá (y próximamente de Países Bajos y Dinamarca). A su vez Gran Bretaña envió Challenger 2 y EEUU enviará Abrams M1A1, los cuales ya se encuentran en territorio europeo camino a Ucrania, y se espera que en octubre estén operativos.

De esta manera, y teniendo en cuenta los anuncios oficiales de los distintos gobiernos (también tenidos en cuenta por Oryx), Ucrania suma 830 tanques ente los ya recibidos y los que recibirá próximamente, de acuerdo con este detalle:



Un proveedor de tanques inesperado

Como último eslabón de la cadena de datos a tener en cuenta, hay que comentar que de acuerdo a los datos documentados por Oryx, Ucrania ha capturado al 10 de septiembre 550 tanques a Rusia, a medida que comenzaron las ofensivas recuperando terreno. Esto demuestra entre otras cosas, la poca capacidad del ejercito ruso de recuperar los blindados dañados o averiados del campo de combate.

Para este análisis hemos contemplado que solamente el 50% de esos tanques pudo ser puesto en condiciones operativas y volvió al combate contra sus antiguos dueños. El resto seguramente se ha transformado en fuente de repuestos.

Con lo cual Rusia sigue siendo uno de los principales proveedores de tanques de Ucrania hasta el momento.


Leopard 2 del Ejército de Ucrania

¿Entonces, cuál es la disponibilidad de tanques?

Teniendo en cuenta todos los datos que hemos citado hemos podido armar este cuadro a modo de resumen.

Variables a tener en cuenta:

· Recuperables: se entiende por unidades que pueden volver al servicio en condiciones similares a las originales.

· Pérdidas: +30% a las perdidas documentadas por Oryx.

· Unidades en servicio en febrero 2022: según IISS.

· Reservas: 50% recuperable.

· Material capturado: 50% recuperable.



Resultados y conclusiones

La primera lectura que podemos hacer es que, a octubre de 2023, Ucrania cuenta con una mayor cantidad de unidades disponibles que al comienzo de la guerra, unas 1656 versus 988, gracias al aporte de sus aliados y a la gran cantidad de material capturado a los rusos que permite que algunos sean devueltos al servicio contra sus antiguos dueños, y otros son base de repuestos para las unidades en las reservas en los stocks ucranianos. Por ejemplo, los T-90 capturados no han sido utilizados por Ucrania, sino que han sido enviados a EEUU y otros países para realizarles pruebas.

La segunda lectura que podemos hacer es sobre la cadena logística. Debe ser un verdadero dolor de cabeza para los distintos escalones de mantenimiento ucranianos, por la existencia en el frente de combate de una enorme variedad de modelos y versiones de distinta procedencia. Si bien los aliados están colaborando en ese punto, en especial Alemania y Polonia, con talleres de mantenimiento y reparación, no cabe duda de que están llevando un enorme esfuerzo logístico para sostener las unidades operativas.

El tercer punto a tener en cuenta es la recuperación de tanques dañados en combate. Los aliados de Ucrania no solo están abasteciéndola de tanques, sino también de los equipos y unidades de recuperación averiadas en el frente. Tal el caso de Alemania, que ya ha suministrado 15 vehículos blindados de recuperación Bergepanzer 2 más Bergepanzer 3 y 5 vehículos blindados de ingeniería DACHS. Acá hay una gran diferencia con respecto a Rusia, que ha demostrado pocas posibilidades de recuperar sus blindados averiados o dañados.

El cuarto punto y tal vez mas importante: el material humano. En primer lugar, queda claro la enorme capacidad y recursos de la OTAN en cuanto a formación de tripulaciones y técnicos ucranianos en un periodo de tiempo relativamente bajo. En segundo lugar, desde la llegada del material occidental, como tanques Leopard 2 (incluso en otra categoría de vehículos como los VCI Marder) se observa una mayor proporción de supervivencia de las tripulaciones de los tanques impactados. Por ejemplo, de los 16 Leopard 2 impactados, no falleció ningún tripulante. Esto se debe a que los diseñadores occidentales priorizan la supervivencia de las tripulaciones a diferencia de contraparte rusa, donde ya hemos visto lo que sucede con las torretas de los tanques impactados.


Mecánicos ucranianos reparan un Leopard 2 en el frente (FOTO: apnews.com)

Escenario futuro

El escenario para Ucrania queda claro que cada vez mas dependerá de los aportes de los socios occidentales. Si bien aún la mayoría de la flota de tanques es de procedencia rusa, a medida que la actual ofensiva siga avanzando, su dependencia será mayor hacia Alemania, EEUU y Gran Bretaña cuando la flota de Leopard, Challenger y Abrams vayan llegando al frente.

Recordemos que Ucrania aspira a ingresar a la OTAN, algo que no sucederá hasta tanto no termine el conflicto.


FUENTES

Se basa en documentos publicados por:

@jpartej / @oryxspioenkop / Instituto Internacional de Estudios Estratégicos / Ministerio de Defensa de Alemania (bundesregierung.de) / U.S. Department of Defense / Ministerio de Defensa de Gran Bretaña / Ministerio de Defensa de España.










Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page