Buscar

El dragón chino levanta vuelo

Entrevistamos a Andreas Rupprecht, uno de los máximos expertos en aviación militar china, para conocer a fondo cómo ha evolucionado y hacia dónde va la industria aeroespacial del gigante asiático.


Por Santiago Rivas


Actualmente hay muy poca información de calidad en español sobre el desarrollo de la aviación militar china, e incluso en inglés hay que indagar bastante para tener una visión general del tema. A la vez, China se está imponiendo como una de las industrias más avanzadas y con mayor capacidad de producción del mundo en este sector, superando ya ampliamente a Rusia, y se perfila como el mayor actor, junto a Estados Unidos, en los próximos años.

Para conocer más del tema, entrevistamos a Andreas Rupprecht, uno de los máximos especialistas en el tema en occidente, autor de varios libros sobre el tema (www.harpia-publishing.com/serieschina), que hoy son los más completos para entender cómo se ha desarrollado la industria aeroespacial y la aviación militar en el gigante asiático.


El J-20 es el caza más avanzado en servicio en la PLAAF.

¿Cómo evolucionó la industria de defensa china en los últimos 20 años?

En primer lugar, muchas gracias por esta entrevista, que es un gran honor y una gran oportunidad.


Bueno, en mi opinión, esa es exactamente la parte más interesante de esta historia “siguiendo la aviación militar china” pero, sobre todo, uno necesita mirar hacia atrás, incluso un poco más en la década de 1980, es decir, 40 años en el pasado. La parte interesante es que China era entonces totalmente dependiente del material ruso o mejor dicho de la forma soviética de organizar, diseñar, probar, construir e introducir modelos de aeronaves. En cuanto a la tecnología, era casi todo “al estilo soviético”. Sin embargo, los chinos siempre echaron un vistazo al exterior y muchos de sus proyectos fallidos tenían una influencia más occidental. Entonces, tomándolo brevemente y tal vez de una manera un poco simplificada, esto cambió por completo en función de los cambios políticos de 1970 a 1980, cuando Occidente entró en el mercado chino. Lo que siguió fue lo que conocemos como el breve período de luna de miel entre China y Occidente, durante la cooperación Peace Pearl. Iniciativas como mejorar el J-7 -que evolucionó a través del proyecto Super-7 y condujo a la piedra angular de lo que ahora es el JF-17-, el proyecto MLU para actualizar el J-8, los contactos chino-británicos sobre radares, motores y aviónica, a Francia con misiles y varios helicópteros, a Israel de nuevo con aviónica, misiles y la influencia del Lavi y también a Estados Unidos.


Dos J-20 equipados con motores chinos WS-10C.

El hecho de que existiera una clara voluntad política de ofrecer sistemas modernos es ahora un capítulo que a varios estadounidenses les gustaría ignorar. De todos modos, después de Tiananmen todo eso terminó, pero China tuvo acceso a los sistemas occidentales por primera vez y aún más obtuvo una idea de la forma occidental de hacer las cosas, diferente al estilo soviético.

Además, cuando Rusia intervino para reemplazar muchos proyectos de influencia occidental, su propia situación política y económica ya no era tan fuerte, por lo que China también pudo acceder a la última tecnología soviética / rusa.

Entonces, en resumen, lograron fusionar lo mejor de lo que tenían disponible de ambos lados, lo estudiaron intensamente y usaron lo que mejor se adaptara a sus propias necesidades.


El JF-17 Block III, actualmente ofrecido a la Argentina.

Además de un replanteamiento dramático del EPL (Ejército Popular de Liberación) y, especialmente, de la PLAAF (Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación), después del dramático éxito de la guerra aérea moderna durante las Guerras del Golfo, las campañas en Afganistán y la ex Yugoslavia, al menos sobre lo que se podría lograr con los activos aéreos modernos trabajando juntos como fuerzas integradas y combinadas -, el auge económico de China y la voluntad política de sus líderes llevó a que hagan grandes inversiones a largo plazo para ponerse al día.

Y eso es lo que tenemos hoy: China evolucionó lentamente al principio desde la fabricación con licencia pura (Su-27SK, J-11), algunos dirían que copia descarada, a la cooperación y la asistencia contratada (Z-10, Y-9) hacia mejorar constantemente estos diseños con sistemas, armas y motores propios (J-10, J-11B, J-15, J-16) a desarrollos autóctonos, que aunque la mayoría de las veces todavía están influenciados por aportes extranjeros, ya están cerca de desarrollos totalmente independientes. Y como se puede ver en el campo de los UAV, hay diseños sin equivalente en Occidente, por lo que estoy seguro de que esto continuará aún más.


Helicóptero Z-9 del Ejército, con mira montada en el mástil del rotor.

Solíamos pensar en el pasado que China producía equipos de defensa de baja calidad y baja tecnología, pero esto parece haber cambiado considerablemente al ver sus desarrollos posteriores. ¿Qué podés decir al respecto?

Sí, seguro y seguramente fue así durante mucho tiempo. China tenía, y seguramente todavía tiene, algunos problemas tanto en la ciencia de los materiales como en las técnicas de fabricación, pero también en la implementación y gestión de proyectos. China era el "banco de trabajo" de Occidente para casi todo el material de baja calidad y baja tecnología, lo que seguramente también era parcialmente correcto para el equipo de defensa. Sin embargo, evolucionaron e incluso, si tales afirmaciones todavía existen, eventualmente incluso hoy en día siguen siendo correctas, sus últimos productos se están poniendo al día constantemente. Solo mira la calidad de fabricación de la última serie del Flanker, que es superior a cualquier variante de Flanker original rusa, el acabado del J-10C y el J-20... eso es impresionante. Sin embargo, si esto es suficiente, si tiene la misma vida útil, disponibilidad de servicio operativo, durabilidad y, especialmente, lo más importante y, en mi opinión, sigue siendo un problema dramático para cualquier exportación hoy en día, el soporte postventa, es otra cuestión. Lamentablemente, no se sabe mucho, de hecho casi nada.


Prototipo de la versión biplaza del J-20, visto por primera vez recientemente.

¿Crees que la industria de defensa china está alcanzando niveles occidentales?

Si, por su puesto; al menos ese es su objetivo. Debo admitir que no quiero apostar ni adivinar cuándo sucederá esto, pero, en mi opinión, la voluntad política clara, que a menudo falta para tan alta tecnología y, sobre todo, proyectos costosos, en Occidente (solo mira a Alemania y su propio gasto en defensa, o mejor diría su falta), para apoyar a largo plazo y brindar los recursos necesarios, me hace pensar que seguramente se pondrán al día. Una vez más, sí, tienen sus problemas (los motores seguramente siguen siendo un talón de Aquiles), pero lo saben, y no solo tienen la voluntad de mejorar, sino también la voluntad de hacer lo necesario para alcanzar ese objetivo por cualquier medio.


Cazas J-10C con motor chino WS-10B.

¿Ves un cambio en el tipo de desarrollo de los productos, desde unos para defensa aérea hacia otros más centrados en la proyección de fuerza?

Exactamente, la doctrina del EPL durante mucho tiempo estuvo principalmente dominada por el Ejército y, como tal, la PLAAF tenía, en el mejor de los casos, sólo un papel de apoyo y defensivo. Esto cambió drásticamente después de que los comandantes de la PLAAF demostraron cuán exitosa y efectiva podría ser la guerra aérea moderna. El resultado, que todavía es un proceso en curso, es lo que vemos desde hace años: desarrollo e introducción de tipos más modernos con capacidad para múltiples funciones, soporte de EW y tácticas combinadas y, sobre todo, una estructura de fuerza revisada que permite o, al menos permitirá, algún día exactamente lo que mencionaste: Proyección de Fuerza.

Esto va de la mano con nuevos sistemas para todas las ramas y cubre la mayor parte de la Fuerza Aérea (reabastecedores y transportes) y la Armada (expandiendo dramáticamente sus fuerzas anfibias y expedicionarias) para proteger lo que China llama no solo sus fronteras, sino también - especialmente relacionado con su dependencia económica - para proteger y salvaguardar sus líneas vitales de apoyo o áreas de interés.


El LHD Tipo 075 "Hainan" es el primero de una serie de al menos tres buques de proyección estratégica, basados en la clase Wasp estadounidense.

Con más transporte aéreo, asalto aéreo, ataque aéreo y capacidades de largo alcance. ¿Cuáles fueron los principales desarrollos en la industria aeroespacial?

Seguramente los desarrollos más interesantes son los nuevos tipos stealth, como el J-20, el nuevo caza para portaaviones y el nuevo bombardero furtivo H-20. Sin embargo, estos son solo la punta del iceberg, ya que atraen la mayor atención del público. En mi opinión, aún más importantes y mucho menos conocidos para el público son los transportes Y-20, el reabastecedor Y-20U, los innumerables sistemas EW y AEW y la nueva estructura de la fuerza aérea.

Pero a tu pregunta, con respecto a los principales desarrollos en la industria aeroespacial, el primero seguramente es el sector de los motores, que, aunque todavía está a la zaga en comparación con Occidente, al menos ha alcanzado el punto en el que todos sus principales cazas están usando motores chinos. Como tal, su dependencia de Rusia ha disminuido. También es importante la calidad general, la tasa de producción y, como parece, el soporte de estos sistemas en el terreno, en primera línea. Así, será interesante cuando aparezca la próxima generación de motores. Y segundo, es el sector de UAV y electrónica. Es simplemente impresionante cuántos sistemas diferentes están en desarrollo, en prueba o ya en servicio, desde el UAV más pequeño para apoyar a las tropas en el terreno hasta activos estratégicos como el WZ-7.


Y-20U de reabastecimiento en vuelo y transporte.

¿Cuál es el futuro del J-10, dado que la industria está desarrollando otros productos más avanzados como el FC-31?

Bueno, sí, incluso seguramente muchos se enfocan solo en los modelos de quinta generación, los modelos más antiguos de cuarta y 4.5a generación (de hecho, no me gustan estas discusiones de generación) como J-10 y J-16 todavía tendrán un papel que desempeñar durante muchos años. Como parece, las últimas unidades del J-7 y J-8 se darán de baja gradualmente en los próximos dos años, si no antes, por lo que la PLAAF desplegará unidades de primera línea solo con esta generación, pero, por otro lado, incluso en China el dinero no crece en los árboles, y el EPL debe considerar cuidadosamente dónde invertir y qué comprar. Entonces, incluso si hay productos avanzados como el FC-31 en desarrollo y producción, todavía hay demasiadas unidades que necesitan volar estos modelos más viejos durante mucho tiempo.


J-10AS biplaza y J-10C. Los biplazas solo se produjeron en una configuración similar al J-10A.

¿Qué puedes decir sobre el proyecto FC-31?

Bueno, el FC-31 fue sobre todo un programa de demostración de tecnología con el objetivo, especialmente importante para la empresa SAC, ya que sus únicos modelos de producción son derivados de Flanker, de tener un modelo disponible después de la serie Flanker. Como tal, es un programa de tecnología para probar nuevas técnicas de desarrollo, diseño y fabricación. Califico el término oficial de uso frecuente de “caza destinado al mercado de exportación” más como una estrategia de marketing para cubrir el propósito real.

Parece que SAC, después de perder el proyecto de caza de quinta generación ante CAC y su J-20, necesitaría un nuevo modelo para producir luego de terminar a la producción del Flanker, y, por lo tanto, un avión un poco más pequeño, más polivalente y con capacidad para portaaviones fue la respuesta más lógica. Como tal, creo que hay algún tipo de financiamiento oculto del EPL detrás y SAC se tomó todo el tiempo para desarrollar, probar el primer demostrador, revisar su diseño en función de los comentarios del EPL y la experiencia obtenida a través de la introducción del servicio del J-20, construyó y probó un segundo demostrador revisado y ahora tienen un modelo decente en oferta, que no solo podría satisfacer la necesidad del PLAN (Armada del Ejército Popular de Liberación) de un caza basado en portaaviones, sino también para reemplazar algún día a los cazas J-10 y J-11 más antiguos y complementar los más grandes y más pesados J-20.


Comparación entre el segundo prototipo del FC-31 (abajo) y el prototipo de la versión naval.

¿Crees que China ofrecerá aviones de combate para la exportación además del JF-17?

Si. Espero esto, pero solo en una etapa posterior, después de que esté en servicio y haya madurado lo suficiente. Sin embargo, el J-35 o como se pueda llamar oficialmente, no es un modelo pequeño, de hecho es un producto de alta gama y, como tal, no será barato, tanto para comprar como para operar. Como tal, no veo mucho potencial de exportación al menos durante los próximos 10 años.


El FC-31 apunta a convertirse en el principal avión de combate embarcado en los futuros portaaviones convencionales.

¿Qué pasa con los aviones embarcados? Como el KJ-600.

De hecho, ese es un tipo muy interesante y aún más, ya que sabemos muy poco sobre él. Sí, sabemos que ahora hay cuatro prototipos construidos y probados en XAC y CFTE en Xi’an-Yanliang, pero la parte más importante llegará pronto; ¿Cuándo comenzarán las pruebas de PLAN en Huangdicun, en las instalaciones de la Universidad de Aviación Naval de PLAN? ¿Cómo procederá para las verdaderas pruebas de catapulta y portaaviones? Como tal, espero que el portaaviones Tipo 003 funcione principalmente como una embarcación de entrenamiento con el objetivo de probar y explorar la catapulta, pero también para todas las pruebas, certificación y obtención de experiencia, escribir los manuales, establecer procedimientos de vuelo y doctrinas operativas para ambos, el J-35 y KJ-600. Por lo tanto, en mi opinión, no será un portaaviones operativo durante muchos años, a menos que ocurra una situación política dramática, sino una base para pruebas y evaluaciones de vuelo.


Prototipo del KJ-600 visto en vuelo en 2021.

Imagen de Google Earth de la planta de Xian, donde se ven los dos prototipos del KJ-600, junto a varios Y-20A y U y bombarderos H-6.


En helicópteros, a lo largo de los años se centraron en desarrollos de tipos franceses, como el Super Frelon, Dauphin y Ecureuil, pero ahora podemos ver nuevos proyectos que parecen completamente autóctonos. ¿Cómo van el Z-20, el Z-8 y sus distintas versiones, el AC-313A y el Z-10?

Para los helicópteros, eso mismo es válido para lo que ya mencioné anteriormente y, finalmente, en mi opinión, el tipo más subestimado, ya que apenas se conoce, es el Z-8. Todo comenzó basándose en el SA-321J Super Frelon francés, de los cuales 13 se compraron a finales de los 70. El verdadero Z-8 originalk se desarrolló entonces en la década de 1980 y dio a los chinos la primera experiencia de construir un helicóptero de tamaño mediano. Se produjo durante muchos años en pequeñas cantidades y solo evolucionó en la década de 2010 a los modelos revisados ​​Z-8G y Z-18 que conocemos al servicio de la aviación naval, PLAN, y la aviación del ejército, PLA. Y ahora, los más recientes, oficialmente designados Z-8L y el AC313A civil, son de hecho nuevos helicópteros, comparables al EH-101, S-92 o NH-90, y espero que esta tendencia continúe.


El Z-8L se ubica en el nivel del EH-101, S-92 o NH-90 occidentales.

Mencionaste el Z-20, basado en helicópteros S-70 Black Hawks suministrados por Estados Unidos, que seguramente se convertirá en el tipo de transporte y utilitario más importante en las tres ramas, y el Z-8, al menos los originales, serán reemplazados por el último Z-8L y variantes más modernas (en mi opinión, será el tipo más importante para las brigadas de aviación de Infantería de Marina de la PLAN a bordo de los LHD Tipo 075).

Al Z-10, de hecho, lo veo solo como un modelo provisional, que seguramente permanecerá en servicio durante muchos años. Sin embargo, el objetivo del EPL es un nuevo helicóptero de ataque pesado más moderno que se espera que se presente en los próximos dos años. Y, finalmente, cabe destacar el nuevo helicóptero de transporte pesado que se está desarrollando actualmente con la ayuda de Rusia, pero seguramente es demasiado pronto para discutirlo.


Primera célula del AC313A, que, según China, será para el mercado civil.

Uno de los primeros ejemplares de la versión naval del Z-20.

Maqueta del Advanced Heavy-Lift Helicopter (AHLH) en desarrollo con Rusia, con quienes en noviembre de 2021 firmaron un contrato para avanzar con el proyecto.

En transportes, ¿crees que el Y-9 podría ser un producto interesante para competir con el Hercules y el KC-390?

Otra buena pregunta y de hecho no estoy seguro. Desde el punto de vista operativo, el Y-9 evolucionó como un sucesor moderno del Y-8C y un complemento de gama baja del Y-20, pero, de todos modos, espero que también sea un modelo interino y, como parece, el Y-9 ahora, sobre todo, no es tanto un transporte, sino la base de los últimos modelos para guerra electrónica. Como tal, espero que a largo plazo se esté desarrollando un modelo más moderno, ya sea el Y-30 que se dio a conocer una vez u otro tipo, no lo sé, pero por lo tanto no veo un gran mercado de exportación. Quizás algunos podrían venderse a Pakistán, otros países asiáticos, africanos y sudamericanos, pero creo que el estándar con el que se debe medir sigue siendo el viejo y buen Hercules. Para el KC-390, debo admitir que no sé lo suficiente para calificarlo, pero espero que siga siendo un producto de nicho para las Fuerzas Aéreas que pueden permitirse comprarlo y operarlo. Sin embargo, ¿el KC-390 sería un buen tipo para la PLAAF?


El Y-9 es una evolución sobre el Y-8, el cual, a su vez, está basado en el Antonov An-12.

¿Qué pasa con el Y-20A y B?

Como mencioné anteriormente, el Y-20 es el modelo más importante no solo para la industria de la aviación de China, sino también para la Fuerza Aérea. Termina con la dependencia de Rusia, reemplaza los viejos transportes Il-76 con un modelo local moderno y, como tal, satisface las necesidades del EPL para la proyección de fuerza. Dado que el Y-20A provisional todavía usa motores rusos D-30KP2 (o su desarrollo WS-18) que no están actualizados, veo al Y-20B con motores WS-20 como la variante más importante además del reabastecedor Y-20U. Sin embargo, lo que será aún más interesante de ver es cuántos se adquirirán y cómo se operarán, es decir, se formarán nuevas unidades de transporte y cisternas, ya que para apoyar al número cada vez mayor de cazas con capacidad de reabastecimiento en vuelo, la PLAAF necesitará muchos aviones cisterna y, al menos por ahora, esto no se ajusta a la estructura de fuerza actual.


Imagen de Google Earth de la planta de Xian, donde se ven dos Y-20B con motores WS-20.

China todavía depende del H-6 como bombardero, a pesar de su antiguo diseño. ¿Crees que desarrollarán un nuevo modelo para bombardeo estratégico de largo alcance?

De hecho, y eso ya está confirmado, habrá un nuevo bombardero, un verdadero bombardero furtivo, muy probablemente llamado H-20... por lo que la pregunta no es si, sino solo cuándo se dará a conocer.


El bombardero H-6 se basa en el viejo diselo del Tupolev Tu-16 "Badger", aunque con nuevos motores, aviónica y muchas mejoras.

¿Qué puedes decir sobre los LHD (Landing Helicopter Dock) y la construcción de portaaviones?

Hmmm… los medios navales no son mi tema, pero de hecho puedo resumir un poco: Actualmente la PLAN tiene tres LHD Tipo 075 en el agua. El primer buque se puso en servicio en abril de este año como el No. 31 “Hainan” y se espera que el segundo siga pronto, el No. 32 “Guangxi”. El tercer buque acaba de iniciar las pruebas de mar y, en mi opinión, se puede esperar que entre en servicio hacia finales de 2022 como el No. 33 “Anhui” y después de eso espero que la PLAN los evalúe en condiciones operativas tanto como sea posible.

Se utilizarán para adquirir experiencia, para entrenar a la mayoría de las brigadas de aviación del Cuerpo de Infantería de Marina recién formadas o aún por formar y, como tales, tendrán un papel similar al mencionado anteriormente para el portaaviones Tipo 003: servir como plataforma de prueba para desarrollar y establecer procedimientos operativos y capacitar a las tripulaciones. Solo entonces, espero que se construyan más y, finalmente, en la forma de un Tipo 076 revisado y más capaz, que se dice que podría presentar catapultas EMALS para apoyar las operaciones de UAV / UCAV. Pero como señalé, las operaciones navales no son mi tema.


Segundo LHD Type 075, llamado "Guangxi"


Tercer LHD Type 075 visto en Shangai, el No. 33 “Anhui”.

¿Qué aviones planean embarcar en sus futuros portaaviones convencionales?

Esto ya lo toqué un poco en otra pregunta. Seguramente, el tipo futuro más importante será el J-35 o como sea que se designe, y servirá como un verdadero caza polivalente más allá de los portaaviones. A corto plazo, este papel lo cumplirá el J-15B, una variante en serie con capacidad para ser catapultado, que acabamos de ver por primera vez la semana pasada, hasta que el J-35 esté maduro. Espero que el J-15 también sea presentado como un biplaza comparable al J-16 para roles ofensivos y, como el J-15D, en el rol EW similar al J-16D. Complementando a ambos cazas, el KJ-600 es seguramente el modelo más importante, ya que proporciona a la PLAN por primera vez una verdadera capacidad AEW basada en portaaviones. Y finalmente, para los helicópteros, espero que las variantes actuales del Z-18 sean reemplazadas, excepto en el rol AEW, por variantes del Z-20.


Vista reciente del primer portaaviones convencional chino en construcción, con la isla ya instalada.

Interesante comparación de tamaño de los dos portaaviones chinos actualmente en operación y el primer LHD Type 075, sobre fotos de Google Earth tomadas en Hainan.


¿Cómo va el desarrollo de motores?

Una pregunta difícil. Sí, ha habido problemas con los motores y tal vez todavía los haya, al menos no tenemos datos concretos sobre la confiabilidad y la capacidad de servicio de ningún motor chino actual, pero al menos el WS-10, como el motor turbofan militar más importante de China, ha madurado hasta cierto punto, que desde hace algunos años ningún J-10, J-11, J-16 y J-20 de nueva construcción usa un AL-31F/FN ruso. Se demostró, en mi opinión de la manera más impresionante, en 2018 en Zhuhai en un banco de pruebas J-10B TVC y, nuevamente, parece ser lo suficientemente maduro como para usarse en todos los nuevos cazas J-10C desde mediados de 2019. Sin embargo, lo más interesante será lo que sigue: ¿qué pasa con el WS-15, que tiene como objetivo impulsar el J-20 definitivo? ¿Qué pasa con el WS-19, un turbofan de empuje medio para el J-35, después del, por decirlo suavemente, el éxito relativo del WS-13, y el WS-20 para el Y-20 y todos los proyectos de motor futuros? Especialmente para el sector civil ¿Cuándo aparecerán y cómo se compararán con los últimos motores occidentales de entonces? Aquí, incluso si se ponen al día rápidamente, creo que los chinos todavía estén rezagados y, por lo tanto, la tecnología del motor sigue siendo un talón de Aquiles para la industria de la aviación china.