top of page
Buscar

El Pillán II: un sistema de entrenamiento

Durante nuestra visita a Enaer pudimos conocer más del proyecto Pillán II, para ampliar lo publicado en noviembre de 2022 (https://www.pucara.org/post/conocemos-el-proyecto-pill%C3%A1n-ii-a-fondo) y brindar más detalles sobre cómo será el avión en sus distintas versiones.


Por Santiago Rivas


Enaer, luego de dos décadas sin producir aeronaves, está volviendo al ruedo de los fabricantes con el nuevo Pillán II, lanzado oficialmente el 26 de octubre de 2022, cuando se firmó el contrato para su desarrollo luego de realizarse el estudio conceptual.

Aunque su nombre da la idea de que se trata de una mejora sobre el Pillán original, la realidad es que es un avión completamente nuevo, pero en realidad es mucho más, porque es todo un sistema de entrenamiento, que incluye las nuevas tendencias en cuanto a la formación de alumnos, con simuladores y entrenadores que hacen mucho más eficiente la instrucción tanto en tierra como en vuelo.



Actualmente, el proyecto está en su fase de diseño preliminar, que debe durar hasta fines de 2023 y dar lugar luego al diseño de detalle, que debería terminar a mediados de 2025, aunque la fabricación del prototipo, comenzará a fines del 2024 y debe volar en 2025 y estar certificado en 2026, a lo cual se espera una producción en serie para la Fuerza Aérea de Chile (FACH) durante los siguientes cuatro años.

Si bien la FACH busca un avión con motor recíproco Lycoming AEIO-580-B1A con capacidad full acrobática, la empresa también desarrolló en forma paralela el diseño conceptual de una versión turbopropulsada con un motor Rolls Royce 250-B17F, para ampliar aún más sus capacidades operacionales. Según explica Leopoldo Porras, gerente comercial de Enaer, el avión “el Pillán II tiene una carlinga distinta y en ambas versiones podría llevar asiento eyectable, pero recomendamos que en el caso de motor recíproco no lo lleve porque tiene menos potencia”. Si bien el motor turbopropulsado brinda más potencia y tiene menor peso, hay una diferencia muy grande en cuanto a costos, ya que, mientras un motor a pistón está en el orden de los 150.000 dólares, uno turbopropulsado está entre 1,1 y 1,2 millones de dólares.



El nuevo avión incorpora un fuselaje más largo para tener más espacio en la cabina y para lograr un control más efectivo del centro de gravedad del avión vacío. Tiene una cabina totalmente rediseñada, pensada para poder acomodar asientos eyectables Martin Baker Mk17, cúpula pensada para el empleo de anteojos de visión nocturna, con filtro infrarrojo para reducir el calor en la cabina y con una estructura, en principio, de fibra de carbono. Además, la cabina tiene mejor visión hacia delante en el puesto trasero, que está más elevado.

El ala es completamente nueva y tiene la posibilidad de instalarle winglets, de los cuales aún no se resuelve si serán fijos o removibles, para darle mejores performances en ciertos tipos de vuelo, especialmente para traslados.



Además, incorpora una gran cantidad de materiales compuestos en la construcción que reducirán el peso entre un 10 y un 15 %. En este sentido, han tenido conversaciones con FAdeA, ya que ésta tiene más experiencia en el trabajo con materiales compuestos, para ver la posibilidad de que algunos de dichos componentes se produzcan en la Argentina.

DTS, empresa subsidiaria de Enaer, está desarrollando la componente terrestre del sistema integrado de instrucción, que se compone de simuladores de vuelo, estaciones de planificación de misión, estaciones de de debriefing, entrenadores de mantenimiento, de un sistema de seguimiento del vuelo y prevención de colisiones, y de un sistema de gestión de órdenes técnicas.

La aviónica es totalmente nueva, con dos pantallas multifunción de gran tamaño e incorpora un Head Up Display militar lo que permitirá a los alumnos ya formarse con las habilidades que luego deberán emplear al volar entrenadores avanzados o aviones de combate. Opcionalmente, podrá llevar un repetidor del HUD en la cabina trasera, el cual no equipará a los aviones de la FACH. “La idea es que el piloto desde su inicio ya empieza a volar cabina afuera, por eso el simulador de vuelo, además, tiene un sistema que permite detectar hacia dónde está mirando el piloto, con esto el instructor en el simulador sabe si el piloto centra su vista mucho en el panel o está mirando para afuera, de tal forma de corregirle la costumbre. Cuando no tienes este sensor, el instructor no sabe a dónde está mirando el piloto” explicó Porras.



Las empuñaduras contarán con controles que permitirán emular los comandos tipo HOTAS de los aviones de combate. También poseerá aire acondicionado.

En vuelos acrobáticos, la versión con motor a pistón tendrá un peso máximo de despegue de 3055 libras, mientras que la turbopropulsada lo tendrá de 3100, ambos diseñados para operar con factores de carga de +6/-3G. Para vuelos no acrobáticos, estos serán de 3300 y 3500 libras respectivamente, con factores de carga de +3,8/-1,5G. Para vuelos de larga duración también podría llevar dos soportes subalares para tanques suplementarios, que le permitirían extender la autonomía, pasando de 2:30 horas en vuelo acrobático a 15.000 pies, hasta las 5:20 horas a 20.000 pies, incluyendo 30 minutos de reserva.

Según indicó Porras, hay varios operadores que han mostrado interés en la versión turbohélice, y los querrían con asiento eyectable. “Hay países que les interesa más el avión turbo, porque utilizan el avión en misiones operacionales, no solamente de instrucción, mientras que la Fuerza Aérea de Chile usa el avión solamente para instrucción, porque tiene otros sistemas de armas para el resto de las operaciones.” agregó.



Sistema de entrenamiento

Con el planificador de misión, las estaciones de debriefing y el simulador, se va a poder analizar luego todo el trabajo que hizo el alumno, de manera que el instructor va a tener parámetros reales para poder indicarle las correcciones que tendrá que hacer, haciendo mucho más rica la formación. El simulador contará con anteojos de realidad mixta lo que permitirá tener una visión esférica de 360º, y le permitirá ver tanto el escenario hacia fuera como también se hará transparente para que el piloto, cuando mire dentro de la cabina, vea y opere los sistemas de cabina, así como controles de vuelo. Esto permitirá un grado de inmersión del alumno en la simulación sin, tener que contar con un domo de gran tamaño como poseen otros simuladores. La tecnología del simulador, que está siendo desarrollado por DTS, se espera que luego pueda ser aplicada a otros aviones.

Esta tecnología de visión mixta también la están trabajando para la formación del personal de mantenimiento, donde podrán ver fallas, hacer reparaciones simuladas, etc.

Esto nos permite tener todo un sistema de gestión de mantenimiento, porque va a haber mucha información y la idea es que los mecánicos tengan tablets donde vayan incorporando y recibiendo las órdenes de trabajo, puedan leer los manuales y estamos tratando de desarrollar un casco donde pueda ver la orden técnica, el manual y un plano mientras está trabajando en el avión. Eso está en desarrollo” explicó Porras.



Además, hicieron un sistema de seguimiento en vuelo que les pidió la FACH, “porque operan mucho en sectores que no tienen contacto radar. La idea es que en todo momento esté transmitiendo la señal a una estación terrena que está ubicada en la Base de El Bosque, donde tienen posición en 3D de los aviones y eso se compara con la planificación de vuelo hecha por el piloto alumno en el mission planning. De esa forma saben si se salió o no de lo que planificó”. El sistema también recibe información al sistema de control de tráfico aéreo, para evitar colisiones.

Esto permitirá no solo un entrenamiento mucho más rico, sino a la vez más seguro, donde los pilotos terminarán su formación con muchos conocimientos que les harán más fácil la transición a modelos más avanzados y aprenderán desde sus primeras horas a usar sistemas de los aviones de combate, como el caso del HUD o los mandos tipo HOTAS.



Enaer actualmente ya empezó a ofrecer el Pillán II a varios operadores del Pillán original, pero también están empezando a tantear el mercado internacional y ver qué potenciales clientes pueden lograrse, de acuerdo con las necesidades de entrenadores primarios que tienen las fuerzas aéreas del mundo. Aunque el sector cuenta con distintos modelos en el mercado, son pocos los que tienen características militarizadas y completamente acrobáticas como el producto que está desarrollando la empresa chilena, lo que lo vuelve más atractivo.


Commentaires


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page