Buscar

El sistema de comando y control del Iveco LMV-BR

Por Paulo Roberto Bastos Jr.


Entre el 5 y el 7 de abril de 2022, los miembros de la Directoría de Fabricación (DF) del Ejército Brasileño demostraron el sistema de comando y control (SC2) del vehículo blindado multipropósito – ligero sobre ruedas (VBMT-LSR) 4X4 Iveco LMV-BR, en el contexto de su evaluación técnica.

La actividad tuvo lugar en el Centro de Evaluación del Ejército (CAEx) y tuvo como objetivo demostrar al citado órgano evaluador del Ejército, perteneciente al Departamento de Ciencia y Tecnología (DCT), las principales características del SC2 en el vehículo, en cumplimiento de lo establecido en los Requisitos Técnicos, Logísticos e Industriales (RTLI) para este Material de Empleo Militar (MEM).



La importancia del Sistema C2

El Sistema de Comando y Control (SC2) es el conjunto de instalaciones, equipos, sistemas de información, doctrinas, procedimientos y personal, esenciales para que la autoridad planifique, dirija y controle las acciones de su organización. El objetivo principal de este tipo de sistemas es permitir el flujo ágil y oportuno de pedidos e información de acuerdo al ciclo OODA (Observar - Orientar - Decidir - Actuar).

Los desarrollos tecnológicos en este campo durante los últimos años han sido tales que este concepto ha ampliado e integrado funcionalidades como la informática, la comunicación, la cibernética, la inteligencia, la vigilancia, la adquisición de objetivos y reconocimiento - C5ISTAR. Estas tecnologías constituyen el gran diferencial en la guerra moderna, componiendo el concepto de Guerra Centrada en la Red, en la que la superioridad de la información y las operaciones juntas generan una ventaja significativa operacional. Otro concepto similar es Network Generated Capabilities, cuyo lema es proporcionar la "información correcta, en el lugar correcto y en el momento adecuado".

Los vehículos blindados modernos son actuadores y sensores importantes en la guerra centrada en la red. Son sistemas complejos compuestos por múltiples subsistemas, como subsistema automotriz, subsistema de armas, subsistema de navegación, subsistema de audio, subsistema de video, subsistema de adquisición de objetivos, entre otros. Dada esta complejidad, el rendimiento de C2 en estas plataformas de vehículos se puede subdividir en niveles interno (dentro de la plataforma) y externo (entre plataformas), componiendo un sistema de sistemas.



Internamente, el C2 busca poner a disposición del comandante del vehículo información relevante de todos los subsistemas de este vehículo, como monitoreo y alertas de errores, datos de conducción del vehículo, geoposicionamiento, imágenes de cámaras y el sistema de armas, apuntando el disparo en relación con el vehículo, cantidad de municiones, entre otros. En otras palabras, el C2 interno proporciona conciencia situacional local al comandante del vehículo, ayudando en la toma de decisiones en tiempo real.

Externamente, el C2 tiene como objetivo habilitar la Conciencia Situacional Integrada, que consiste en el intercambio de información con otras plataformas y otros niveles, lo que permite acciones conjuntas. Ejemplos de información compartida son: situación y posicionamiento de tropas amigas y enemigas en el campo de batalla, con el fin de evitar fratricidios e identificar amenazas - datos relevantes para la misión, datos de situación logística - cantidad de combustible, cantidad de municiones - y necesidad de ayuda - alarmas y solicitudes de apoyo contra fuegos.

Al igual que los sensores, las plataformas de vehículos requieren tecnologías integradas avanzadas para buscar, procesar y hacer que la información esté disponible. Como actuadores, deben dar al comandante las condiciones para tomar decisiones en el momento adecuado y de la manera correcta. Vale la pena señalar que el vehículo estará en la "punta de la línea", enfrentando los desafíos que requieren respuestas en tiempo real, y no es posible, a veces, esperar la orientación de los escalones superiores. Por lo tanto, podemos ver la importancia de la acción interna de C2, y se deben explorar formas de mejorar la conciencia situacional local. Para ello, es fundamental que la plataforma del vehículo cuente con una arquitectura electrónica estructurada e integrada.



También en el contexto de C2, los avances tecnológicos en potencia computacional y sistemas de información, combinados con rápidos cambios en los escenarios operativos, han estado exigiendo capacidades cada vez más mejoradas de los vehículos militares. Por lo general, estas capacidades se logran insertando más dispositivos en los vehículos, aumentando la complejidad del sistema con una integración "stovepiped" (vertical y jerárquica), que, en su mayor parte, a veces, es costoso y requiere tiempo para su efecto. Los problemas comunes derivados de este tipo de integración son la limitación de SWAP-C (tamaño, peso, energía y costo), la incompatibilidad con otros equipos y múltiples instancias de una funcionalidad en diferentes equipos debido a soluciones propietarias.

Una posible solución a este desafío es el estudio de arquitecturas basadas en estándares escalables, modulares y ampliamente utilizadas. La escalabilidad y la modularidad tienen como objetivo reservar puertos de datos, carga eléctrica y espacio mecánico para predecir, ya en el diseño del producto, la posibilidad de insertar nuevas tecnologías a lo largo del ciclo de vida del SMEM. El uso de estándares abiertos evita la dependencia de soluciones privadas de las empresas, generando reducción de costos y mejora en la calidad de los servicios debido a la generación de competencia. El uso de estándares abiertos también contribuye a la promoción industrial, así como facilita la gestión de la obsolescencia.


Con información e imágenes de la Directoría de Fabricación

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina