top of page
Buscar

La Armada de Brasil comisiona su segundo submarino clase Riachuelo

El segundo submarino de la clase Riachuelo, basado en la clase francesa Scorpène de Naval Group, acaba de ser puesto en servicio por la Marina de Brasil. El S41 Humaitá fue entregado al sector operacional de la Fuerza a través de la Dirección General de Desarrollo Nuclear y Tecnológico, en una ceremonia realizada en la isla de Madeira, en Río de Janeiro, el 12 de enero.



El submarino, cuya entrega estaba prevista para 2023, llega para reforzar las capacidades de vigilancia y patrullaje de los mares de la Marina de Brasil, en un momento en que la Flota desactivó recientemente tres submarinos de la clase Tamoio.

La ceremonia contó con la presencia del ministro de Defensa, José Mucio Monteiro, quien destacó la competente actuación del PROSUB. "Este fortalecimiento de nuestras Fuerzas Armadas es lo que garantiza las condiciones para que el país mantenga su tradicional postura pacífica en el complejo entorno de las relaciones internacionales. Una armada fuerte es esencial para el funcionamiento de nuestra economía, dado que el 95% de nuestras exportaciones e importaciones viajan a través de nuestra Amazonía Azul. Hay muchas riquezas que proteger en el mar, lo que puede traducirse en más prosperidad y dignidad para el pueblo brasileño", dijo el ministro.

Se estima que el programa generó 20.000 empleos directos y 40.000 indirectos en la construcción de los cuatro submarinos, además de toda la infraestructura de soporte y mantenimiento para las próximas décadas. A esto se suma la alta carga de transferencia de tecnología a la industria de defensa nacional y a las agencias de la Marina de Brasil.

"Los cuatro submarinos convencionales sirven principalmente para una transferencia de tecnología que nos permite construir un Submarino Convencionalmente Armado con Propulsión Nuclear, lo que sin duda permitirá al país un nivel de diálogo compatible con la estatura político-estratégica de Brasil. El país debe ser capaz de monitorear y proteger nuestra riqueza", dijo el comandante de la Armada, almirante Marcos Sampaio Olsen.



Durante la ceremonia, el Ministro de Defensa, el Comandante de la Marina, el Jefe del Estado Mayor de la Armada, el Director General de Desarrollo Nuclear y Tecnológico de la Marina, el Comandante de Operaciones Navales, el Comandante del Submarino y el Presidente de Itaguaí Construções Navais (ICN) firmaron el Acuerdo de Armamento Submarino, que formalizó la incorporación del Submarino "Humaitá" a la Marina y su transferencia al Sector Operacional de la Marina.

Diseñado por la empresa francesa Naval Group, con la participación de ingenieros y técnicos brasileños, y construido por el ICN, el "Humaitá" tiene la capacidad operativa para permanecer en patrulla hasta 80 días, siendo contemplado con un sistema de propulsión y generación de energía que, combinado con recursos de reducción de ruido de alta tecnología, proporcionan un alto "poder de ocultación" -la principal característica de un submarino-.

En el ámbito del PROSUB, el ICN fue creado para llevar a cabo la construcción de submarinos y otros programas navales.

La Marina de Brasil designó al comandante Martim Bezerra de Morais Júnior como primer comandante del S41. Según él, "el submarino 'Humaitá' aprovecha sus características particulares, en particular la capacidad de ocultación y el poder de causar daños a las fuerzas navales enemigas, a través de la letalidad de su armamento, en este caso, torpedos y misiles. Las capacidades operativas del S41 lo hacen adecuado para reducir el control ejercido por el oponente en el mar, facilitando la acción de las otras fuerzas propias. También permite el sembrado de minas, operaciones de desminado, recopilación de inteligencia e infiltración, y extracción de elementos de operaciones especiales en aguas controladas por el enemigo".



Para entrenar a la tripulación, se invirtieron dos años de entrenamiento en tres etapas: preliminar, en tierra y a bordo. En el entrenamiento preliminar y en tierra, la tripulación fue sometida a un conjunto de clases teóricas y ejercicios en simuladores específicos, con el objetivo de conocer el submarino en detalle. En la formación en el mar destaca la rigurosa formación orientada a obtener un conocimiento pleno de la conducción de los sistemas y equipos de la plataforma en el mar, así como de su funcionamiento seguro. La tripulación del "Humaitá" fue la primera en ser entrenada en las etapas de entrenamiento en tierra y a bordo por el Centro de Adiestramiento e Instrucción Almirante Áttila Monteiro Acé.

 

Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page