Buscar

La aviación militar rusa en la guerra con Ucrania

Por Piotr Butowski


Han pasado tres meses desde que Ucrania se resiste a la agresión rusa. Rusia no logró ninguno de sus objetivos planeados, y la guerra ahora se ha transformado de una Blitzkrieg a una larga lucha posicional. La Fuerza Aérea Rusa no pudo lograr el control del espacio aéreo sobre Ucrania y continúa sufriendo pérdidas. Aunque usan los misiles más nuevos en Ucrania, todavía hacen la mayoría de los ataques con armas no guiadas.


Su-35S del Lejano Oriente desplegados en Voronezh cerca de Ucrania, armados 1xKh-31P, 4xR-77-1, 4xR-73, mayo de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso

Fuerzas rusas antes de la guerra

Rusia se divide en cinco distritos militares. Los aviones tácticos y los activos de defensa aérea estacionados en el respectivo Distrito Militar (DM) son conjuntos en cada Fuerza Aérea y Ejército de Defensa Aérea (FA y Ejército DA). Ucrania limita directamente con dos distritos militares rusos, el DM del Sur con el 4º FA y Ejército DA, y el DM Occidental con el 6º FA y Ejército DA.

El poder militar de Rusia se concentra cerca de las fronteras occidentales del país, en Europa. Estos dos distritos militares adyacentes a Ucrania, aunque ocupan alrededor del 10% del territorio del país, tienen el 60% de la aviación militar táctica de Rusia. Más al este hay algunas unidades aéreas militares que se extienden a lo largo de la frontera sur de Rusia. La siguiente gran concentración se encuentra en el Lejano Oriente, en la costa del Pacífico. Hay miles de millas cuadradas en el centro de Rusia sin bases aéreas permanentes.

El DM Sur, por lo tanto, la 4ª Fuerza Aérea y Ejército de Defensa Aérea y la aviación de la Flota del Mar Negro, tiene alrededor de 30 cazabombarderos Su-34 Fullback, 40 bombarderos tácticos Su-24M Fencer D, 60 aviones de ataque Su-25 Frogfoot, más de 30 cazas multiusos Su-30SM Flanker H, 50 Su-27 Flanker B/J y más de 10 cazas Su-30M2 Flanker G, así como 15 aviones de reconocimiento Su-24MR Fencer E. Se completan con unos 110 helicópteros de combate Ka-52 Hokum B, Mi-28N Havoc B y Mi-24/Mi-35M Hind.

El DM Occidental con la 6ª Fuerza Aérea y el Ejército de Defensa Aérea y la Aviación de la Flota del Báltico tiene 24 cazabombarderos Su-34 Fullback, alrededor de 10 bombarderos tácticos Su-24M, alrededor de 30 cazas multiusos Su-30SM y alrededor de 35 cazas Su-35S y 10 Su-27, así como algunos aviones de reconocimiento Su-24MR. También hay 24 interceptores pesados MiG-31BM. Se completan con unos 100 helicópteros de combate Ka-52, Mi-28N y Mi-24/Mi-35M.


Su-25 desde el Lejano Oriente desplegados en Buturlinovka cerca de Ucrania, mayo de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso

Además de la aviación táctica, Rusia también tiene en Europa los activos del Comando de Aviación de Largo Alcance, que incluye un regimiento con 16 Tu-160 Blackjack y unos 20 bombarderos estratégicos Tu-95MS Bear H en Engels, así como dos regimientos con unos 40 bombarderos pesados Tu-22M3 Backfire C en Shaykovka y Olenyegorsk. El Comando de Aviación de Largo Alcance también tiene alrededor de 20 aviones MiG-31K y MiG-31I Kinzhal armados con misiles hipersónicos en la base de Savasleyka.


Los Su-25 del Lejano Oriente llegan a Bielorrusia antes de la guerra. Foto Ministerio de Defensa Ruso.

Del Lejano Oriente a Bielorrusia

Desde el norte, Ucrania limita con Bielorrusia, que está en estrechos lazos políticos y económicos con Rusia, creando el llamado Estado de la Unión. Bajo la cobertura de un gran ejercicio militar conjunto en Bielorrusia en febrero, Rusia transfirió fuerzas militares significativas a Bielorrusia, que luego invadieron Ucrania desde el norte. Doce cazas Su-35S de dos unidades estacionadas en el DM Oriental, en Dzyomgi y Tsentralnaya Uglovaya, llegaron a Baranavichy en Bielorrusia. Más de 30 aviones Su-25SM de ataque a tierra de Chernigovka y Domna del DM Oriental llegaron al aeródromo de Luninets en Bielorrusia. Un escuadrón de helicópteros de combate rusos Ka-52 fue desplegado en el aeródromo bielorruso de Zyabrovka, mientras que ocho helicópteros de transporte pesado Mi-26 fueron desplegados en el aeródromo de Machulishchy.

Independientemente de los ejercicios en Bielorrusia, en febrero los rusos desplegaron fuerzas aéreas adicionales de otras regiones en las cercanías de Ucrania, dentro de Rusia. Diez cazabombarderos Su-34 de Chelyabinsk, DM Central, se trasladaron al aeródromo de Seshcha, mientras que otros 10 Su-34 de Khurba, DM oriental, han llegado al aeródromo de Primorsko-Akhtarsk. Helicópteros de Kamensk Uralsky (DM Central), así como de Khabarovsk, Chita y Chernigovka (DM del Este) han sido transferidos a Europa. Los helicópteros de combate Mi-28 y Mi-35M de Pushkin, cerca de San Petersburgo (DM Occidental), fueron trasladados a Belgorod, cerca de la frontera con Ucrania.

Los aviones de combate táctico Su-25, Su-30, Su-34 y Su-35 participan en la invasión de Ucrania, que comenzó el 24 de febrero de 2022. Los cazas MiG-29 y Su-27 más antiguos no participan en la guerra. Lo más probable es que los viejos bombarderos tácticos Su-24M tampoco participen en los combates. Un Su-24M, con la letra 'Z' pintada, apareció el 27 de abril en el informe de Zvezda TV desde la base aérea de Gvardeyskoye en Crimea, pero no hay indicios de que estuviera realmente preparado para el vuelo. Uno de los mensajes rusos menciona que un interceptor MiG-31 derribó un cazabombardero ucraniano Su-24M; sin embargo, esto es muy dudoso.


Restos de un Su-25SM exhibidos en la calle Kiev, mayo de 2022.

El espacio aéreo sigue en disputa

La mayor sorpresa de la guerra con Ucrania es que Rusia no ha podido obtener el control del espacio aéreo. El 28 de febrero, cuatro días después del inicio de la "operación militar especial", el Ministerio de Defensa ruso anunció que "la aviación rusa ganó la supremacía aérea sobre todo el territorio de Ucrania". No era cierto entonces, y sigue siendo falso hasta hoy.

La ventaja numérica y cualitativa de la aviación rusa sobre la ucraniana es indiscutible, y el hecho de que Rusia todavía no controla el aire y sufre pérdidas, Ucrania lo debe principalmente a la defensa aérea y no a la aviación.

Los rusos no pudieron dañar los sistemas S-300P (SA-10 Grumble) fijos ucranianos de largo alcance y Buk-M1 móvil de mediano alcance (SA-11 Gadfly). Esto obligó a los helicópteros rusos y aviones de apoyo aéreo cercano a operar a muy baja altitud, donde a su vez fueron víctimas de los sistemas de defensa aérea portátiles (MANPADS) masivamente presentes. Los misiles antiaéreos de largo alcance siguen siendo los más importantes para la defensa de Ucrania, y es por eso que los Estados Unidos y sus aliados están trabajando en la obtención de sistemas S-300 para Ucrania de varias fuentes, incluida Eslovaquia.

Según lo evaluado por un funcionario de defensa de los Estados Unidos el 21 de marzo, la defensa aérea ucraniana es muy creativa. "Están siendo muy ágiles, muy ágiles en cómo, cuándo y dónde aplican la defensa aérea". El 16 de mayo, en el día 80 de la guerra, un alto funcionario de defensa evaluó: "Sí, todavía diríamos que el espacio aéreo está en disputa, y sí, todavía seguimos viendo una cautela general por parte de los pilotos rusos para volar mucho tiempo dentro del espacio aéreo ucraniano".

Según los funcionarios de defensa de los Estados Unidos, la Fuerza Aérea Rusa realiza un promedio de 200-250 salidas de aviones tripulados por día, con varios períodos de mayor intensidad (más de 300 salidas por día) y un período de menor actividad (150 salidas) entre la primera y la segunda fase de la guerra. La intensidad de los vuelos también depende del clima.

La aviación ucraniana realiza solo salidas individuales, de 5 a 10 por día, excepto por períodos cortos de mayor actividad. Su actividad está limitada por la presencia generalizada de SAM rusos de largo y mediano alcance.

"Y un buen número de salidas rusas nunca abandonan el espacio aéreo ruso o el espacio aéreo bielorruso", reveló un funcionario de defensa estadounidense el 21 de marzo. Por ejemplo, el intercambio de radio interceptado entre el avión de alerta temprana y control aerotransportado (AEW&C) A-50 y un grupo de cazas Su-35S de los primeros días de la guerra evidenció que los cazas rusos dispararon sus misiles contra aviones ucranianos indicados por el A-50 mientras permanecían sobre el territorio de Bielorrusia. También en las semanas siguientes, los cazas Su-35S permanecieron fuera del territorio de Ucrania, o solo volaron allí por un corto tiempo. Esto puede explicar el hecho de pérdidas insignificantes de cazas Su-35S en comparación con las altas pérdidas de aviones de apoyo aéreo cercano Su-25, cazabombarderos Su-34 y cazas multiusos biplaza Su-30SM, que operan más profundamente sobre el territorio de Ucrania.

Solo se confirma una pérdida de un Su-35S. Mientras tanto, según estimaciones muy conservadoras, la fuerza aérea rusa perdió al menos 5 Su-30SM y alrededor de 10 de cada Su-25 y Su-34. El Ministerio de Defensa de Ucrania anuncia que Rusia perdió 202 aviones de ala fija y 167 helicópteros para el 18 de mayo, pero no hay confirmación de estas cifras. Además, no hay confirmación de las afirmaciones rusas de que 172 aviones ucranianos y 125 helicópteros han sido destruidos para el 18 de mayo, lo que significaría, si se toma en serio, que están comenzando a destruir los mismos aviones por segunda vez.


Ka-52 dañado cerca de Kiev, 1 de marzo de 2022.

Cazas Su-35S y Su-30SM Flanker

El Su-35S Flanker M es el avión de combate más avanzado al servicio de la Fuerza Aérea Rusa, y lleva la carga principal de ganar superioridad aérea sobre Ucrania. Las imágenes disponibles muestran que los Su-35S vuelan típicamente armados con cuatro misiles aire-aire (AAM) R-77-1 (AA-12B Adder) más allá del alcance visual (BVR) y dos misiles de combate aéreo cercano R-73 o R-74M (AA-11A/B Archer).

El 20 de marzo de 2022, el Ministerio de Defensa ruso publicó un video que muestra una salida de combate sobre Ucrania de cazas Su-35S armados con uno o dos misiles antirradar (ARM) Kh-31PM, además de misiles aire-aire estándar. La tarea principal del Su-35S era luchar contra los aviones ucranianos, y tomaron los ARM para la autodefensa, en caso de una amenaza por parte de los sistemas SAM. En el modo de autodefensa, el piloto activa el buscador de radar pasivo del misil antes de entrar en la zona de peligro. El lanzamiento del misil Kh-31PM tiene lugar automáticamente cuando su buscador detecta un radar de control de tiro en funcionamiento del sistema de misiles antiaéreos del enemigo.

El segundo avión de combate ruso que opera sobre Ucrania, el Su-30SM Flanker H de dos asientos, generalmente está armado con cuatro AAM de mediano alcance R-27 (AA-10 Alamo) en versiones de guía por radar R-27R e infrarrojas R-27T, y dos pequeños AAM R-73. A veces también lleva bombas de propósito general de 100 kg y 250 kg. Las tareas de ataque se asignan al Su-30SM debido al segundo miembro de la tripulación: navegador y operador de armas.

Según el testimonio de los pilotos de Su-30SM capturados del 43º Regimiento de Aviación de Ataque Naval Independiente en Saki, Crimea, revelado por Ucrania, el regimiento recibió la tarea de supresión / destrucción de las defensas aéreas enemigas (SEAD / DEAD). No dijo qué armas usaban los Su-30SM para estas tareas, pero tenían que ser misiles Kh-31P o PM, las únicas armas para este propósito que emplea el Su-30SM. A juzgar por el número de imágenes de fragmentos de misiles Kh-31 en las redes sociales ucranianas, a menudo se utilizaron.


Su-34 con pod de interferencia ventral, marzo de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Aviones de ataque Su-34 Fullback y Su-25 Frogfoot

Los más activos sobre el territorio de Ucrania son los aviones de ataque, los cazabombarderos pesados Su-34 Fullback y los aviones de apoyo aéreo cercano Su-25 Frogfoot. La fuerza aérea rusa utiliza su arsenal estándar de armas guiadas (PGM) en Ucrania. Las fotos muestran los viejos misiles Kh-29 en las versiones láser y TV, así como las bombas láser KAB-1500L/LG y KAB-500S satelitales. Sin duda, aunque no hay imágenes que confirmen esto, también se utilizan las bombas guiadas rusas KAB-500 más populares en las versiones láser y TV.

Observamos el uso de los misiles antibuque Kh-35U y Kh-59M2A por parte de la aviación rusa, muy probablemente el Su-34, en varias ocasiones. Tales misiles, aunque están diseñados principalmente para contrarrestar barcos de superficie, también se pueden usar contra objetivos terrestres que contrastan con el radar.

Un video publicado por el Ministerio de Defensa ruso muestra aviones Su-34 equipados con una gran cápsula de interferencia ventral que probablemente esté destinada a bloquear radares aerotransportados y terrestres de alerta temprana.


Las bombas tontas mandan, base aérea de Voronezh, abril de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Armas no guiadas

Nos centramos en las armas guiadas. Sin embargo, la Fuerza Aérea Rusa voló sobre Ucrania principalmente con bombas de propósito general (GP) y cohetes no guiados.

Un piloto de Su-34 de Chelyabinsk, derribado y hecho prisionero por Ucrania, dijo más tarde en una conferencia de prensa en Kiev que solo estaba tomando bombas GP en las tres salidas de combate que hizo, seis de 500 kg u ocho de 250 kg cada una. Llevó a cabo el bombardeo desde gran altitud sobre objetivos, cuyas coordenadas se le dieron antes de la misión, y que se le describieron rutinariamente como "concentración de armas y equipo militar", a veces como un puesto de mando. No tenía forma de reconocer visualmente el objetivo.

Los aviones de ataque Su-25 Frogfoot, los aviones de combate más antiguos de esta guerra, solo se ven sobre Ucrania con armas no guiadas: cohetes S-8 de 80 mm y S-13 de 122 mm y bombas GP.


Restos de un misil de crucero estratégico Kh-101 en Ucrania, marzo de 2022.

Bombarderos pesados

Los bombarderos estratégicos rusos Tu-95MS Bear H y Tu-160 Blackjack han estado involucrados en la guerra con Ucrania desde el primer día. Su único armamento son los misiles de crucero estratégicos Kh-555 (AS-22 Kluge) y Kh-101 (AS-23A Kodiak), y sus variantes nucleares Kh-55SM (AS-15B Kent) y Kh-102 (AS-23B), que afortunadamente permanecen más allá de estas consideraciones.

Todas las ilustraciones disponibles en las redes sociales muestran que solo los misiles Kh-101 se utilizan en Ucrania. El stock de misiles Kh-555, que son más pequeños y más baratos y también podrían usarse allí, probablemente ya se ha agotado durante la operación rusa en Siria. El Kh-555 es una conversión del misil nuclear Kh-55 más antiguo en un arma no nuclear; un número desconocido de misiles fueron convertidos a mediados de la década de 2000.

El Raduga Kh-101 pesa 2.500 kg y vuela a Mach 0,55-0,75 a una distancia de más de 3.500 km; el alcance del Kh-102 nuclear es más largo.

Además de los Kh-101 lanzados desde el aire, Rusia utiliza contra Ucrania misiles de crucero 9M728 Iskander-M (SSC-7 Southpaw) y 3M14 Kalibr (SS-N-30A Sagaris) similares lanzados desde tierra.

Una parte considerable de los misiles de crucero lanzados desde el aire está perdiendo su objetivo. El 21 de marzo, un alto funcionario de defensa de Estados Unidos dijo que los rusos han sufrido "un número no insignificante de fallas de esas municiones". "O están fallando al ser lanzados o no están dando en el blanco, o no están explotando al contacto".

En la etapa actual de la guerra, cuando las tropas terrestres rusas se han concentrado en el este y el sur después de ser expulsadas de Kiev, la Fuerza Aérea Rusa está realizando ataques de largo alcance en la parte central y occidental de Ucrania, apuntando a instalaciones militares, plantas de producción y reparación de defensa, reservas estratégicas de combustible, instalaciones ferroviarias, etc. Rusia está tratando de cortar los suministros de equipo militar de Occidente.

Los bombarderos medios Tu-22M3 Backfire C no se unieron a la operación hasta el 15 de abril. El Ministerio de Defensa ruso anunció entonces el uso de estos bombarderos por primera vez para bombardear la fábrica de acero Azovstal en la rodeada Mariupol, con bombas de propósito general. También coincidió con el hundimiento del crucero Moskva el 14 de abril, después de lo cual los rusos aumentaron brevemente la intensidad del fuego de represalia. El bombardeo de Mariupol por Tu-22M3 continuó en los días siguientes. A mediados de mayo, se publicó un video ruso que supuestamente mostraba el uso de los misiles antibuque supersónicos pesados Kh-22 o Kh-32 (AS-4 Kitchen) por un Tu-22M3 contra Ucrania.


MiG-31I Kinzhal listo con misil balístico, febrero 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Kinzhal

Las armas aerotransportadas más nuevas en el inventario ruso son los aviones de ataque MiG-31K/I Kinzhal con misiles balísticos hipersónicos. El 18 de marzo de 2022, un MiG-31 lanzó el misil hipersónico contra un depósito de municiones en Delatyn, en el oeste de Ucrania, a 70 km de la frontera rumana. El Ministerio de Defensa ruso dio a conocer que el ataque fue realizado por el misil Kinzhal "desde una distancia de más de 1.000 km" (es decir, desde el territorio de Rusia) mientras que el vuelo del misil duró "menos de 10 minutos", es decir, con una velocidad de más de 6000 km por hora. Este fue el primer uso operativo del sistema Kinzhal.

Dos días después, los rusos informaron que un Kinzhal golpeó un depósito de combustible y material en Konstantinovka, en el sur de Ucrania; el misil fue lanzado "desde el espacio aéreo sobre el territorio de Crimea", es decir, de 300 a 400 km. El 11 de abril, Kinzhal atacó un "puesto de mando ucraniano" en Chasiv Yar en Donbás, a solo 30 km de la zona ocupada por las tropas rusas. La motivación para usar el sistema Kinzhal no está clara; esto puede ser solo probar una nueva arma en un entorno operativo.


Ka-52 del regimiento Korenovsk, abril de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Helicópteros

Todos los helicópteros rusos, los transportes Mi-8 Hip y los helicópteros de combate Ka-52 Hokum, Mi-24P / Mi-35M Hind y Mi-28N / UB Havoc, operan en Ucrania armados principalmente con cohetes no guiados S-8 de 80 mm transportados en lanzadores B-8V20A de 20 disparos. Los helicópteros Mi-8 generalmente llevan dos de estos lanzadores y, a veces, dos pods de cañón UPK-23-250 de 23 mm. Los helicópteros Mi-24 / Mi-35 y Mi-28 llevan dos lanzacohetes B-8V20A como estándar, y a veces también cuatro misiles guiados antitanque 9M113 Shturm (AT-6 Spiral) o 9M120 Ataka (AT-9 Spiral-2).

Los helicópteros Ka-52 generalmente toman dos lanzacohetes B-8V20A y cuatro-seis ATGM. También hay imágenes de helicópteros Ka-52 armados adicionalmente con dos o cuatro misiles antiaéreos 9M342 Igla-S (OTAN: SA-24 Grinch), más propensos a trabajar contra vehículos aéreos no tripulados (UAV). En las primeras semanas de la guerra, cuando operaban desde el territorio de Bielorrusia (desde donde había más de 100 km hasta los objetivos cerca de Kiev), los Ka-52 siempre tenían dos tanques de combustible adicionales suspendidos bajo el ala y menos armas.


Mi-28N de Dzhankoy, Crimea, armado con 4 ATGM y 2 lanzacohetes, marzo 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Los helicópteros rusos sufren grandes pérdidas en Ucrania. A mediados de mayo, Rusia había perdido más de 30 helicópteros en el aire; alrededor de 10 helicópteros más fueron destruidos en tierra por fuego de artillería o UAV. Estas cifras solo incluyen casos confirmados visualmente, lo que significa que el número real de pérdidas es mayor. Dar números exactos no es posible debido a la información muy ambigua disponible.

La mayoría de los helicópteros perdidos son Ka-52 y Mi-8 (aprox. 15 de cada uno); los otros son Mi-24/Mi-35 (casi 10) y Mi-28 (unos 5). Todos los helicópteros rusos derribados fueron destruidos con fuego terrestre utilizando sistemas portátiles de defensa aérea (MANPADS) y, posiblemente, armas pequeñas. También hay un video del derribo de un helicóptero Ka-52 en estacionario por un ATGM Stugna-P ucraniano.


Ka-52 lanza cohetes en trepada. Foto Ministerio de Defensa ruso.

La mayoría de los videos muestran helicópteros rusos bombardeando objetivos con cohetes no guiados. Los helicópteros se acercan a una altitud muy baja, luego disparan una salva de cohetes en un vuelo de ascenso corto y rápidamente regresan a baja altitud. A medida que se lanzan los cohetes, los helicópteros lanzan bengalas para la autoprotección. La precisión de dicho fuego es baja, pero las tripulaciones temen acercarse al objetivo amenazado por las armas antiaéreas ucranianas.


Helicópteros de transporte armado Mi-8AMTSh en un campo cerca de Ucrania, marzo de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso.

Activos no tripulados

Los drones Orlan-10 de 18 kg, que despegan de una catapulta y aterrizan en un paracaídas, son utilizados masivamente por los rusos en Ucrania. Un video del desmantelamiento de partes del Orlan-10 ruso, publicado por ucranianos, muestra que está hecho principalmente de componentes extranjeros. Los sensores básicos son la cámara fotográfica de aficionado Canon EOS 800D y una cámara termográfica china, la planta de energía es el motor japonés modelo SAITO y el tanque de combustible es una botella de bebida de plástico.

Los rusos publicaron un video que muestra el Forpost-R de 500 kg, el UAV más grande en el servicio ruso entre los utilizados en números notables, mientras operaba sobre Ucrania. El dron despegó del aeropuerto civil de Gomel en Bielorrusia con dos bombas guiadas KAB-20 de 20 kg.


Forpost-R UAV con bombas KAB-20 despega del aeropuerto de Gomel, Bielorrusia el 20 de marzo de 2022. Foto Ministerio de Defensa ruso

Durante algún tiempo, hubo dudas sobre si Rusia estaba utilizando su UAV inokhodets de clase MALE más grande sobre Ucrania; solo unos pocos UAV de este tipo están en servicio en Rusia. Las dudas se disiparon con las fotos de los restos de los Inokhodets derribados por la defensa aérea ucraniana el 7 de abril de 2022.


UAV Orlan-10 dañado, abril de 2022.


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina