top of page
Buscar

La introducción en servicio del Gripen en la Força Aérea Brasileira

Seis cazas F-39E Gripen de 4ª generación han sido entregados a la Força Aérea Brasileira (FAB), que ahora se centra en el proceso de despliegue de este avión.


Por João Paulo Moralez


El 19 de diciembre de 2022, la FAB puso en servicio los primeros cuatro F-39E Gripen en el 1º Grupo de Defesa Aérea (1º GDA) en la Base Aérea de Annapolis, en la región central del país.

Con más de 50 años de existencia, el escuadrón fue creado a principios de la década de 1970 para operar los entonces modernos cazas Dassault Mirage IIIE/D que realizaban la defensa aérea de la meseta central de Brasil. En 2006, la unidad hizo la transición al Mirage 2000C/B y en 2016 al Northrop F-5EM.

Al anunciar al Gripen E (monoplaza) y el Gripen F (biplaza) como ganador del programa F-X2 el 18 de diciembre de 2013, la FAB determinó que los cazas equiparían al 1º GDA.

La unidad tiene una tradición en la implementación de vectores que han traído conocimiento disruptivo y transformado la aviación de combate en el país. Con el Mirage III, trabajó en el concepto de defensa aérea brasileña moderna, en una operación en conjunto con una extensa red de radares terrestres que cubren el territorio brasileño, un modelo que permanece así hasta el día de hoy en el Sistema Brasileño de Defensa Aeroespacial (SISDABRA). Con el Mirage 2000C/B, llevó la doctrina de combate más allá del alcance visual (BVR).


Con el Gripen, compramos una plataforma con posibilidad de transferencia de tecnología. Este fue uno de los grandes diferenciales en el proceso de selección en el F-X2. Realizamos un relevamiento de dónde existía la posibilidad de hacer esta transferencia con empresas brasileñas siempre asociadas a Embraer, que es la mayor empresa de aviación de América Latina. Hemos preparado estas empresas mientras se lleva a cabo el desarrollo y la producción del Gripen. Hoy, la FAB inició la operación de este caza antes que Suecia y para fines de 2023 tendremos ocho aviones volando en Brasil”, dijo el General de División Antonio Luiz Godoy Soares Mioni Rodrigues, presidente del Comité Coordinador del Programa de Aviones de Combate (COPAC).


La implementación

Una vez en servicio, la FAB se ha dedicado intensamente al despliegue de este caza, que se divide en cuatro fases.

La fase 1 se compone de instrucciones teóricas y misiones de simulador, con el fin de aprender las partes técnicas y el sistema de aviónica de la aeronave, para que los pilotos tengan una visión muy completa de la aeronave, sus sistemas integrados y armamento. La fase 2 consiste en misiones de simulador y misiones de vuelo propiamente dichas, centrándose principalmente en la operación básica de la aeronave y los vuelos en formación de dos aeronaves, en el período diurno y nocturno. Antes de cada vuelo, el piloto realiza una misión exactamente igual en el simulador con el fin de asimilar mejor las maniobras y ejercicios que se realizarán durante el vuelo real. En la Fase 3, los pilotos se adaptarán a los sistemas operativos de la aeronave, con un mayor enfoque en sensores y armamento aire-aire. Finalmente, la Fase 4 corresponde al uso avanzado de estos sistemas en escenarios tácticos de mayor complejidad, como en el contexto de misiones aéreas compuestas y/o con amenazas de gran complejidad, como baterías antiaéreas y simulación de escenarios con interferencias electromagnéticas.

En general, se puede decir que las fases 1 y 2 se refieren a la operación inicial básica de la aeronave; Las fases 3 y 4 están relacionadas con la introducción doctrinal y el desarrollo del uso operacional de este vector en la FAB”, explicó el Teniente Coronel Gustavo de Oliveira Pascotto, comandante del 1º GDA.

Curso y conversión operativa

En el contrato inicial, 12 pilotos fueron elegidos para tomar el curso de Gripen C/D en Suecia, ocho de los cuales ya han completado esta etapa. Además de estos, el propio teniente coronel Gustavo y el teniente coronel Ramón Lincoln Santos Forneas ya tenían el mismo curso, realizado en 2014 poco después de la elección de este caza para el F-X2. Ambos se han convertido al Gripen E en 2022 en Suecia.

El equipo de 12 pilotos seleccionados por el Comando de Preparo (COMPREP) para componer el grupo de despliegue operacional del F-39 en la FAB está compuesto por 10 pilotos del avión F-5M con amplia experiencia en misiones de defensa aérea y dos pilotos del avión A-1M, con gran experiencia principalmente en acciones aire-tierra, incluyendo ataque y reconocimiento, misiones primarias de este vector”, comentó el Teniente Coronel Gustavo.

La duración del curso es de aproximadamente seis meses, divididos en dos fases: Conversion Training y Combat Readiness Training (Entrenamiento de Conversión y Entrenamiento de Preparación para el Combate).

El Conversion Training es la fase inicial de adaptación de los pilotos a la operación básica de la aeronave en situaciones de vuelo diurno y nocturno, con vuelos aislados y en formación. Realizamos aterrizajes en varios aeródromos de Suecia utilizando diferentes tipos de procedimientos y también realizamos maniobras y acrobacias.

Ya el Combat Readiness Training está dedicado a las capacidades operativas, con un enfoque en el entrenamiento aire-aire del Gripen C/D, para que los pilotos tengan una buena base de conocimientos no solo de la operación de la aeronave en sí, sino de su filosofía HMI (interfaz hombre-máquina). Simulamos el uso de armas, radar, enlace de datos, sistemas de guerra electrónica e hicimos combate 1x1, 2x1 y combate BVR 2x2. En total, volamos alrededor de 50 horas y fuimos declarados operativos en el Gripen C/D”, explicó el Mayor Braga, quien compuso la segunda clase de pilotos que tomaron el curso en Suecia.

Con el curso, los pilotos pueden vislumbrar algunas posibles tácticas de empleo y de alta relevancia en el escenario operacional brasileño y que, lógicamente, en la plataforma Gripen E, ganarán una nueva dimensión y rango operacional.

De vuelta en Brasil, estos pilotos pasan por Delta Conversion Training dividido entre el curso teórico, una parte práctica en simulador con instructores brasileños y suecos, y el vuelo en solitario en el Gripen E.

Un aliado en el proceso de conversión operativa son los dos Sistemas de Entrenamiento de Misión que han estado en operación en el predio del 1º GDA desde finales de 2022, antes de la entrada en servicio del Gripen en la FAB.



Los simuladores de vuelo se utilizan en dos etapas. En la fase inicial, contribuye a la capacitación para aclimatar a los pilotos en la operación básica de la aeronave, como parte del proceso de despliegue, incluyendo la realización de procedimientos normales como despegues, aterrizajes, operación de los sistemas básicos del avión con la pantalla panorámica (Wide Area Display), vuelo por instrumentos, navegación y otros, tanto en ambiente diurno como nocturno. También se incluyen procedimientos de emergencia.

En un segundo momento, se utilizan en tareas aún más estratégicas en entrenamientos operacionales de alto nivel, en escenarios y situaciones de alta complejidad que requieren el manejo del enlace de datos; de armamentos y sensores aire-aire, aire-tierra; de radar; del IRST y otros.

Los simuladores también se utilizan para reproducir en el entorno virtual una misión que se llevará a cabo horas más tarde en la aeronave, y la FAB fue entrenada para desarrollar escenarios 3D, incluyendo paisajes y elementos de interés, para aumentar el realismo y la preparación de una misión.


Desarrollo de capacidades

Al mismo tiempo que las tripulaciones avanzan en el despliegue del Gripen, se desarrollan otras áreas.

La adquisición en sí misma prevé los pasos que deben cumplirse. Ya hemos comenzado la campaña para desarrollar capacidades aire-aire para que a mediados del próximo año tengamos esta fase completada con los misiles MBDA Meteor y Diehl Iris-T que marcan la diferencia del contexto

operativo. Luego pasaremos a la campaña aire-tierra. Todo esto fue planeado cuando compramos el avión, para que pudiéramos participar en el desarrollo e integración de armamentos para que este conocimiento fuera compartido. Participamos con pilotos de prueba haciendo la integración de armamento y lanzando ese armamento para retener ese aprendizaje durante todo el proceso. En este sentido, la compañía ha cumplido con todos sus compromisos, incluida la transferencia de tecnología, según lo acordado. Obviamente puede haber algún cuello de botella, porque es un desarrollo, pero estamos muy satisfechos con lo que tenemos hoy”, explicó el General de División Soares.

Según el oficial general, las pruebas de los sistemas tácticos aire-aire y aire-tierra se están llevando a cabo junto con la certificación de la aeronave, concomitantemente. La certificación es realizada por dos autoridades: FLYGI, que es responsable de la homologación de los sistemas de aviación militar en Suecia, y el Instituto de Desarrollo Industrial y Coordinación (IFI), que tiene la misma responsabilidad en el lado brasileño.



Comentarios


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page