top of page
Buscar

Las Fuerzas Armadas Argentinas reciben 2 millones de proyectiles


En el día de hoy, con la presencia del ministro de Defensa, Jorge Taiana, se realizó en la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán, en la provincia de Santa Fe, la entrega -al Ejército y a la Fuerza Aérea- de un cargamento de dos millones de proyectiles, que forma parte de la provisión anual a las Fuerzas Armadas. Esa adquisición se enmarca en el plan de desarrollo de la industria nacional para la defensa que impulsa el Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF).



“Se va cumpliendo con el plan FONDEF en general y en particular con la recuperación de municiones. Hace mucho tiempo que no sucedía tener un cargamento de esta magnitud, estamos cumpliendo con lo que sería la etapa 0 (cero) del Plan de municiones plurianual”, señaló Taiana y agregó que “antes de mitad del año vamos a cumplir con los más de 4 millones de municiones que se van a fabricar acá en Fray Luis Beltrán y que van a permitir la práctica de los soldados nuevos y de los que ya tienen experiencia.”

En su recorrida por la planta, el titular de Defensa observó las distintas capacidades que se van recuperando y se refirió a “los cohetes Pampero, a los lanzadores, a la capacidad de reparar instrumentos militares. En definitiva, hemos visto cómo, paso a paso, se van recuperando capacidades y cómo se está cumpliendo con el plan de municiones.”

Además, el ministro destacó el rol de Fabricaciones Militares (FM) en este proceso de recuperación, especialmente la fabricación de municiones. “Nosotros queremos que FM recupere su capacidad de fabricar municiones de más elevado calibre que son imprescindibles y que comprarlas afuera resulta muy costoso. Nacionalizar esa capacidad y volver a recuperarla es un punto muy importante. Estamos en ese camino”, expresó Taiana.

El cargamento que se entregó está compuesto por municiones fabricadas y embaladas para uso militar. Esta primera etapa constó de 800.000 cartuchos de 9x19 mm para ser utilizados en pistolas y subfusiles y 1.200.000 cartuchos de 7,62x51 mm para ser utilizados en fusiles y ametralladoras que integran el arsenal de las FFAA.



Esta provisión fue fabricada durante el último trimestre del año 2022 con una garantía de 10 años otorgada por FMSE. La carga representa un volumen aproximado de 34 m3 y unas 45 toneladas y tiene como destino el Ejército Argentino y la Fuerza Aérea en la provincia de Córdoba.

En 2022, la planta de municiones desarrolló una producción de 22.381.000 unidades, en calibres 9 mm, 7.62mm, 12/70, y 22. Los principales clientes fueron el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Subsecretaría de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa y algunas empresas privadas como Pro Hunter S.A y Las colonias Distribuciones S.A.

En tanto, la producción de 2022 en la Planta de chalecos ascendió a 33.016 unidades. Los principales clientes fueron el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Seguridad de la Nación, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe.



Adquisición de munición para las Fuerzas Armadas

Esta adquisición se inscribe a través del Acto administrativo publicado el pasado 13 de diciembre, cuando se aprobó la contratación directa para la adquisición de munición para las Fuerzas Armadas entre el Ministerio de Defensa y la empresa Fabricaciones Militares Sociedad del Estado (FMSE).

En este marco, se acordó que la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán, perteneciente a Fabricaciones Militares (FM SE), haría la entrega de las siguientes municiones: 1.200.000 unidades de calibre 7.62mm (de un total de 4 millones); y 800.000 unidades de calibre 9mm (de un total aproximado de 1 millón 400 mil).

La adquisición de esta munición se realiza de manera conjunta con las Fuerzas Armadas, tarea que se encuentra organizada y supervisada por el Estado Mayor Conjunto. Asimismo, la contratación, que forma parte del Plan de Adquisición de Munición a diez años para el Instrumento Militar, se financia íntegramente con créditos del FONDEF.



Fábrica Militar Fray Luis Beltrán - Breve reseña histórica

En el marco de la reorganización del Servicio de Arsenales del Ejército Argentino, dispuesta en 1898, fue creado el Arsenal Regional del Litoral en Puerto Borghi, Provincia de Santa Fe, desde 1917, denominado Arsenal "San Lorenzo".

A principios del siglo XX, allí se dispuso una planta productora de municiones y espoletas, así como también de otros elementos tales como herraduras, pinturas y lubricantes.

En 1933 se procedió a la ampliación de los talleres del Arsenal “San Lorenzo” para ampliar la producción a munición de armas portátiles. En consecuencia, se dio origen a la Fábrica de Munición de Armas Portátiles, que, en 1936, pasó a integrar de manera orgánica, la Dirección de Fábricas Militares del Ejército Argentino.

En 1939, dentro del Arsenal “San Lorenzo”, se creó la Planta Experimental de Munición de Artillería de Puerto Borghi, con el objetivo de contribuir al abastecimiento bélico y de adiestrar al personal que debía prestar servicios en la planta que se estaba construyendo en Río Tercero.

En 1943 la Planta Experimental fue transformada en Fábrica Militar de Munición de Artillería “Borghi”. En años posteriores, tuvieron lugar diversas modificaciones de índole orgánica y operativa: 1950 los dos establecimientos que funcionaban en Puerto Borghi fueron rebautizados como Fábrica Militar de Cartuchos “San Lorenzo” y Fábrica Militar de Artillería “San Lorenzo”. En 1955, ambas se fusionaron bajo el nombre de Fábrica Militar “San Lorenzo”, denominación que, en 1961, se reemplazó por su actual nombre: Fábrica Militar “Fray Luis Beltrán”, en memoria del sacerdote mendocino, Teniente Coronel Ingeniero Fray Luis Beltrán.

Комментарии


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page