top of page
Buscar

Lockheed Martin, el F-16 y el Hercules: Apuestas a ganar más mercado en América Latina

Por Santiago Rivas

 

Lockheed Martin ha tenido por décadas una fuerte presencia en América Latina, que en los últimos años va enfocada en dos productos principales: el C-130 Hercules y el F-16 Fighting Falcon. Dave Johnson, Gerente Sénior para América de Global Pursuits de la empresa, habló durante FIDAE 2024 con Pucará Defensa sobre el escenario para ambos productos en América Latina.




 

Pucará Defensa: Para comenzar con una visión general de la presencia de Lockheed Martin en FIDAE, el foco, entiendo, es en el Hercules y los F-16.

Dave Johnson: Sí, hablando de los productos aeronáuticos que tenemos aquí en Chile, hemos trabajado durante décadas con Chile en los C-130 y al menos durante las últimas décadas también en los F-16.


PD: Existen muchos operadores del Hercules en la región, muchos han modernizado el avión, pero sabemos que en el corto o mediano plazo necesitarían un reemplazo y el C-130J sería una opción. ¿Cómo ve el mercado de nuevos aviones en la región?

DJ: Lockheed Martin produce hoy el F-35, el F-16 y el C-130 y en América Latina específicamente, tenemos operadores de F-16 y C-130, así que seguimos produciendo ambos aviones. Tenemos líneas de producción activas para el F-16 en Greenville, Carolina del Sur, y para el C130 todavía se producen en Marietta, Georgia, desde 1950. Siempre estamos en conversaciones con países de toda América Latina, de todo el mundo, pero específicamente de América Latina, ya que ese es nuestro enfoque aquí, estoy muy ocupado viajando por la región.



PD: ¿Y cree que va a haber un mercado en los próximos 5 a 10 años para el C-130J?

DJ: Creo que siempre hay un mercado, así que nuestro objetivo es seguir viniendo a la región a vender nuevos aviones, la ventaja del C-130 es que es un sistema extremadamente robusto y se puede seguir modernizando. Por lo tanto, no solo estamos involucrados en la venta de nuevos aviones, sino que también tenemos una organización de mantenimiento que proporciona apoyo para estos aviones. Verán que el C-130, el modelo H que opera la Fuerza Aérea de Chile, ha sido actualizado recientemente con hélices de ocho palas el FP 2000 de Collins Aerospace, que no es un producto de Lockheed, pero seguimos apoyando a las flotas que tenemos. Por lo tanto, si bien nuestro negocio son los aviones nuevos, también tenemos una línea de negocio que realiza el mantenimiento de esos aviones porque, seré honesto con ustedes, cuando miro al otro lado del mundo y veo las flotas de C-130, los países regresan a nosotros para el seguimiento de sus adquisiciones. Pero eso es solo porque hemos sido capaces de mantener esa flota.



PD: ¿Y cómo fue el apoyo en la modernización de las aeronaves y la integración de nuevos sistemas? porque la mayoría de los países de la región los han ido modernizando.

DJ: Como dije, tomemos el F-16, por ejemplo, el F-16 sigue siendo el caza de generación 4,5º más avanzado del mundo, y eso se debe a que es un sistema basado en la electrónica. Por lo tanto, se continúa actualizando la electrónica, tienen la electrónica más moderna y sigue liderando la región. En América Latina no tenemos aviones de quinta generación en este momento. Eso convierte al F-16 en el caza más avanzado de toda América Latina, por lo que les da una gran ventaja. Con respecto al C-130, se han visto las modificaciones que se están llevando a cabo y no solo todas realizadas por Lockheed, sino que hay una infraestructura muy robusta para las piezas de repuesto y el soporte, que es realmente la ventaja sobre cualquier otro competidor que fabrique solamente un avión. Economía de escala: hemos producido miles de C-130 y todavía está en producción hoy en día. Por lo tanto, siguen habiendo proveedores que proporcionan piezas y repuestos y siguen estando disponibles a un bajo costo.


PD: Y en cuanto a los F-16. Ahora que Argentina firmó el contrato para aviones de segunda mano de Dinamarca, ¿Cómo están dispuestos a trabajar con Argentina en la incorporación de los F-16?

DJ: Con cualquier país que obtenga F-16, siempre somos parte de eso. Sin embargo, cualquier discusión sobre los F-16 argentinos hasta ahora no involucra a Lockheed, los están adquiriendo del gobierno de los EE. UU., entonces el gobierno de los EE. UU. estaría involucrado y nos involucrarían a nosotros. Y, por supuesto, estaríamos encantados de apoyar a la Argentina. ¡Bienvenidos a la familia!


PD: Es un gran paso en la región, porque hay otros países también interesados en el avión, como Colombia o Perú, que están necesitando nuevos aviones. ¿Cómo ves la posibilidad de aviones nuevos?, porque en algunos casos, como Chile o Argentina en el futuro, necesitarán nuevos F-16 ¿crees que es posible vender los Block 70 en Latinoamérica?

DJ: Absolutamente. No empujamos intencionalmente un avión en una región si está más allá de lo que necesitan. La gente pensó que cuando comenzamos a producir el F-35 y pasamos a la producción a pleno rendimiento, tal vez dejaríamos de producir el F-16. Pero ese no es el caso. De hecho, tenemos una cartera de pedidos de 138 aviones en Greenville, y eso se debe a que sigue siendo el caza predominante en todo el mundo para un avión de cuarta generación y media. En América Latina, como ya mencioné, es el caza más avanzado que hay. Si Chile busca modernizarlos a través de una actualización AESA Viper en sus Block o adquirir nuevos aviones, siempre estamos ahí para hablar con ellos.



PD: ¿Y cuáles son las principales ventajas del Block 70 frente a otros aviones que podrían estar disponibles para la región?

DJ: Algunas de las ventajas del Block 70 es que tiene una vida útil de 12.000 horas, es una estructura mucho más robusta. Viene con los tanques de combustible conformados que se han visto en los Block 50, pero estos proporcionan una maniobrabilidad de capacidad 9G con el combustible adicional. Otra modificación que hicimos en el Block 70 y podemos modificarla a aviones anteriores como el Block 50 es la mejora de seguridad más significativa que hemos hecho en el F-16, que se llama Auto G-CAS, que es el Sistema Automático de Prevención de Colisiones en Tierra y que ya ha salvado a 11 aviones y 12 miembros de la tripulación, porque si el piloto se encuentra con una situación de bloqueo G, en la que pierde el conocimiento debido a las maniobras, la aeronave se recuperará y se nivelará. Se pone en vuelo nivelado hasta que el piloto se recupere.


PD: ¿Y cuáles de estas innovaciones están disponibles para todos los aviones, como los MLU que tiene Chile o los que está comprando Argentina? ¿Es posible adaptar algunos de estos sistemas a esos aviones antiguos?

DJ: Absolutamente, como mencioné, el F-16 es un avión Fly-By-Wire, por lo que continuamos modernizando las computadoras y los sistemas que contiene y obteniendo esas capacidades en otros aviones. Ahora, depende del sistema específico del que estemos hablando. Pero, por ejemplo, los Block 50, lo que se puede instalar de los Block 70 es el radar AESA, que le da al piloto la capacidad de ver más allá del horizonte visual, de atacar objetivos a distancia para proteger ese espacio aéreo y que se puede adaptar a aviones anteriores. Hay muchos sistemas de armas diferentes, tanto defensivos como ofensivos, que se pueden modificar y poner en los aviones más antiguos. Y simplemente se basa en la base de que los aviones se construyen como un avión electrónico Fly-By-Wire, todo digital.

 

 

留言


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page