top of page
Buscar

Los medios de combate de los Comandos Anfibios de la Marina del Perú

Por Lewis Mejía


La reciente captura de un mando del Militarizado Partido Comunista del Perú que opera en la selva central, ha devuelto a la luz la guerra de baja intensidad que se vive en esa región del país sudamericano.



Hablamos del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), de jungla montañosa y pasos andinos sobre los 4 mil metros de altura, donde también opera el Batallón de Comandos (BACOM) de la Fuerza de Infantería de Marina.

Esta unidad especial posee un equipamiento en ese orden, debido a la multiplicidad de misiones en las que se puede involucrar, y que de hecho lo hace en la lucha contra las bandas armadas remanentes de Sendero Luminoso aliadas a las mafias de la cocaína.



Especialistas Re-Con

El BACOM tiene sus orígenes en 1971, con la Compañía de Reconocimiento Anfibio (CRA), ideada para realizar misiones antes, durante y después de un desembarco anfibio en favor de las unidades de la Infantería de Marina.

Sus primeros integrantes eran reclutas de la Infantería de Marina y luego alumnos del Centro de Instrucción Técnica Naval (CITEN), hoy un instituto superior tecnológico con acreditación de la calidad educativa, que forma a la plantilla de suboficiales navales.

En 1982 la unidad evoluciona a Compañía de Comandos Anfibios, y empieza a realizar operaciones especiales contra el terrorismo en la sierra central (Ayacucho), ceja de selva (San Francisco-VRAEM) y en Pucallpa.

Era un equipo relativamente pequeño, hasta que el 19 de junio del 1996 crece al fusionarse con la Unidad Especial de Combate (UEC) antiterrorista y con la Compañía de Botes, denominándose Agrupación de Comandos.

La UEC aportó la experiencia de guerrilla urbana y fue pieza clave del equipo que liberó a los rehenes secuestrados por una banda terrorista en la casa del embajador del Japón en Lima, el 22 de abril de 1997.



En 2002, surge el actual Batallón de Comandos, conformado por el comando (jefatura de Unidad) y sus órganos de línea: la Compañía de Reconocimiento, que se subdivide en Reconocimiento Especial y Reconocimiento Anfibio; la Compañía de Acción Directa, que trabaja en el VRAEM; y la Compañía Especial de Combate, para rescate de rehenes.

Con la nueva organización, a la tarea de apoyo de combate a la Infantería de Marina se le ha agregado la de ser el elemento de maniobra dependiente directamente del Comando Conjunto de la Fuerza Armada (CCFFAA).

Otros órganos son la Compañía de Botes, y la Compañía de Apoyo Logístico, que proporciona el soporte a los órganos de línea del BACOM en su base ubicada en el puerto pesquero de Ancón, a 35 kilómetros al norte de Lima.



Para entrar y salir

Un aspecto fundamental de los Comandos Anfibios es la infiltración en territorio hostil para tomar información, realizar sabotajes o capturar un jefe enemigo, es decir tener la capacidad de entrar y salir de un lugar sin ser detectados.

Por ello, aun cuando el medio acuático es su escenario natural -para lo que entrenan muy dura e intensamente-, los medios de transporte deben ser variados y acordes con la tarea del día.

Por ejemplo, los aviones Antonov An-32 y Fokker F-60 y F-50, junto a los helicópteros Sikorsky UH-3H, Mil Mi-8T, Augusta Bell AB-212 y Bell 412SP de la Fuerza de Aviación Naval, resultan ideales para inserciones o lanzamientos de paracaidismo de caída libre -con los paracaídas de combate MC1-1C- o salto comandado de precisión a baja y gran altura.

En tierra la movilidad es obviamente a pie, pero también les pueden asistir las camionetas compactas surcoreanas KIA KM131 Jeep, las cuatriciclos Can-Am Rotary Power 4x4 y los carros tubulares Can-Am Commander Max XT de origen canadiense.



Si es necesario contar con una logística más pesada -obviamente en sectores controlados-, para mover cargas y personal numeroso están los camiones alemanes Rheinmetall MAN Military Vehicles GMBH TGS-MIL 29.440.

Interesantes son los vehículos blindados ligeros IAI Ramta RAM MK3 de fabricación israelí, que aportan alta fiabilidad y protección balística para transportar ocho fusileros más conductor y copiloto.

La protección que ofrecen los hace ideales para la guerra urbana, y aún cuando su peso es de siete toneladas, puede desarrollar una velocidad máxima de 115 kilómetros por hora gracias a su potente motor diésel con turbocompresor.



A pesar de que el BACOM prefiere el anonimato, en algún momento puede requerir de los más visibles blindados anfibios General Dynamics Land Systems -Canada LAV-II (8x8), denominados localmente como ‘Caimán’, equipados con los sistemas de radio Falcon III RF-7800H-MP de L3 Harris.

Todos estos medios están dentro del Batallón de Vehículos Tácticos de la Infantería de Marina, unidad que aporta un alto nivel de disponibilidad operativa debido a un adecuado sistema de mantenimiento.

Por el lado de las inserciones desde el mar, para las aproximaciones silentes se utilizan los submarinos Tipo 209-1100/1200, de los astilleros alemanes Howaldtswerke-Deutsche Werft, hoy parte de thyssenkrupp Marine Sistems.

Y para tomar la playa, los botes de goma inflables de la casa Zodiac, en las versiones FC 470 (llamados ‘Piraña’) y los más grandes MK5-HD, con motores fuera de borda Evinrude-40 HP E-TEC o Yamaha 40 Enduro.



Colmillos de metal

La variedad de armamento utilizable por el BACOM es amplia y obviamente proviene de los stocks disponibles en la Fuerza de Infantería de Marina, incluyendo como fusiles regulares al IWI Galil ARM50 y FN FAL de 7,62x51mm OTAN, y el AKM de 7,62x39mm.

Un punto aparte es el FN Herstal SCAR-L de 5.56 x 45 mm, un fusil de asalto recientemente incorporado -al igual que por las otras fuerzas especiales del Ejército y la Fuerza Aérea-, debido a sus prestaciones de alcance efectivo (600 metros) y rieles picatinny para acoplar accesorios.

Otras armas más especializadas y de uso restringido a esta unidad especial son el fusil Zastava M21, el Daewoo K2, Colt M16A1 y el FN FNC, todos calibre 5,56 x 45 OTAN.

Igualmente, el IWI Galil SAR, Bushmaster Carbon-15 y el FN F2000S, los subfusiles IMI Uzi, SIMA-CEFAR MGP-84 Mini de 9x19 mm Parabellum, el FN P90 Civilian Version, y el HK-53 de Heckler & Koch.


En cuanto a las escopetas, se dispone de las Daewoo USAS-12, Winchester 1300 Marine Defender; y SIMA-CEFAR MGP-43 de fabricación nacional, todas en el calibre 12 GA.

Los fusiles de francotirador son los Accuracy International AS50 y McMillan TAC-50 A1R2 calibre 12,7x99 OTAN, ambos antimaterial; el Sako TRG-42, el FN SPR (Special Purpose Rifle), US Ordnance M40A5 de precisión, el Accuracy International AX338, todos en 7,62x51, y el IMI Galatz/Galil de 5,56x45 OTAN.

El rubro “ametralladoras” también es copioso: tenemos las Browning M2 HB Cal50 de 12,7x99 OTAN, FN Minimi, FN MAG 360 y las Heckler & Koch HK21, de 7,62x51 OTAN, además de las famosas M60, y las Ultimax U-100 y FN M-249 Minimi de 5,56x45mm.

Las novedosas y más voluminosas ametralladoras eléctricas Dillon M-134D/H Minigun también son operadas por el BACOM en ocasiones especiales, desde las lanchas fluviales y hovercraft Griffon GH-2000 TD(M) desplegadas en el VRAEM o montadas en las puertas de los helicópteros Mi-8 Hip C.

En el rubro “lanzagranadas”, se dispone de las Mikor MGL M-32 y Rippel Effect XRGL-40, ambas del 40x46, para uso manual; el CIS AGL-40 calibre 40x53 que va montado en un vehículo; y el lanzagranadas monotiro (para acople en el fusil M-16) M203 de 40x46mm.

Finalmente, los misiles incluyen los antiaéreos CPMIEC QW-18, antitanque y lanzacohetes 9M113 Konkurs AT-5 Sprande y RPG-7V; más los morteros Denel M-4 tipo comando, de 60mm.



Dispositivos y accesorios

En cuanto a los dispositivos y accesorios de protección personal o para las operaciones, los comandos anfibios tienen, nuevamente, una gran variedad, empezando por los trajes de buceo de neopreno Wetsuit de O'Neill.

Igualmente, el casco balístico nivel 3 Emerson Multicam con camuflaje táctico, el chaleco táctico Shadow Elite capaz de portar placas antifragmentarias, los chalecos de asalto y porta accesorios marca Omer 1, ideales para fuerzas especiales, y las mochilas Camelbak y Mistery Ranch.



Otros son las brújulas de precisión Suunto MC-2 y Cammenga de fosforescencia militar, los navegadores satelitales Garmin GPSMap 78S, las linternas Surefire Scout Light con luz normal e infrarroja y para acoplar al armamento, y una pequeña lámpara Adventure Light VIP, que emite destellos lumínicos que pueden ser detectados solo con visores térmicos o infrarrojos.

Todo esto se complementa las cizallas tipo comando para superar alambradas, y los alicates Leatherman Wave para cortar cables, cabos, sogas, arneses para escalamiento, entre otros.


Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page