top of page
Buscar

Uruguay negocia con Noruega la compra de tres OPV

La Armada Nacional Uruguaya se encuentra negociando con el gobierno de Noruega por la compra de tres buques patrulleros oceánicos (OPV, offshore patrol vessel) de la clase Nordkapp para cubrir la necesidad de la fuerza, que actualmente no tiene ninguna nave con capacidad para realizar patrullaje en alta mar.

La compra se haría por unos 30 millones de dólares, aunque hasta ahora no se han definido los detalles del contrato ni los trabajos que habrá que hacer en los buques para su puesta a punto para la fuerza.



Esta compra echaría por tierra el proyecto para comprar dos OPV nuevos, por un monto de unos 200 millones de dólares, para lo cual se había seleccionado la propuesta de la empresa china CSTC, ante lo cual se había recibido una fuerte presión de Estados Unidos para acabar con dicha operación.

Si bien los patrulleros han sido modernizados en sus sistemas, todavía no se acordó cuáles de dichos equipos se entregarán con ellos. Además, se debe hacer mantenimiento de sus motores principales y se debe modificar el casco, el cual había recibido una falsa quilla para mejorar la refrigeración de los motores, la cual aumenta el calado y complica su operación en aguas como las del Río de la Plata.

Si bien son buques que pueden cumplir en cierta medida su función, nuevamente la Armada Uruguaya apunta a naves viejas (en este caso, de más de 40 años), que tendrán muy altos costos de mantenimiento, con sistemas ya obsoletos y para los que en muchos casos será difícil obtener repuestos, y una vida útil muy breve por delante, por lo que dentro de poco tiempo deberían retomar el programa de compra de OPV.



Características

Según indica el Jane’s Fighting Ships 2022, la clase Nordkapp fue lanzada a fines de los años 70 y estaba pensada para siete buques, aunque en 1977 se redujo a tres. El 2 de abril se botó el primero, bautizado Nordkapp, que entró en servicio el 25 de abril de 1981, aunque el segundo de la clase, el Senja ya había sido entregado el 6 de marzo de ese año, mientras que el tercero, bautizado Andenes, entró en servicio el 30 de enero de 1982.

Los buques desplazan 3320 toneladas a plena carga, con una eslora de 105,5 metros, 14,5 de manga y 4,9 de puntal. Poseen cuatro motores diésel Wichmann 9AXAG con 16.163 hp de potencia que mueven dos hélices y le dan una velocidad de hasta 21 nudos y un alcance de 7500 millas náuticas a 15 nudos.

Están armados con un cañón rápido Bofors de 57 mm, con capacidad para 200 disparos por minuto y un alcance de 17 km. Tiene un radar de vigilancia EADS (hoy Hensoldt) TRS-3D y uno de navegación Sperry Marine VisionMaster, sistemas de navegación Atlas, así como un sonar montado en el casco Simrad SP 270, un sistema optrónico Sagem Vigy 20 y poseen cubierta de vuelo para un helicóptero mediano, con hangar, así como dos botes tipo RHIB y un bote de servicio.


Entre 2001 y 2003 fueron modernizados con el agregado del sistema optrónico, el sonar, nuevo radar y nuevo sistema de combate, mientras que en 2006 fue realizado un programa de mejoras en los tres buques. Entre 2015 y 2017 recibieron otra recorruda y la instalación de generadores diésel MTU 8V y 12V 2000

La tripulación es de 52 (más otros seis para la operación de aeronaves), pero en caso de guerra se amplía a 76, aunque pueden acomodar hasta 109 personas.

Además, poseen casco reforzado para operación en zonas de hielo e inicialmente fueron diseñados para convertirse en corbetas con el agregado de misiles Penguin, tubos lanza torpedos, cañones de 20 mm y sistemas antiaéreos Mistral, en caso de necesidad.

Actualmente, el Senja está fuera de servicio, habiendo sido dado de baja en noviembre de 2021, mientras que los otros dos serán dados de baja durante 2023.





Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page