top of page
Buscar

Combates blindados en Ucrania 2022: ¿dónde están las maravillas técnológicas "Made in Russia"?

Por Adriano Santiago Garcia*

Resumen

La ofensiva lanzada por Moscú en los últimos días contra el Gobierno de Kiev puso a prueba varias predicciones de "Aspirantes a la Futurología" sobre la planificación operativa, la intensidad y el equipo que se utilizaría.

Con respecto al aspecto de la maniobra y más específicamente de las tropas blindadas, punta de lanza en las operaciones regulares rusas, se esperaba para la nueva "Blitzkrieg" que en pocas horas reventaría las estepas ucranianas con las vastas formaciones de Tanques y Vehículos de Combate de Infantería, acrónimo ruso BMP.

Tras poco menos de una semana de operaciones, se ven vídeos de vehículos, del más variado tipo, que están siendo abandonados tras quedarse o por problemas mecánicos, posiblemente.

Otras imágenes muestran cadáveres en llamas, presas de emboscadas de armas anti-tanque.

Cuáles de las lecciones aprendidas o no por el Ejército del Kremlin en Chechenia y las campañas de Osetia que ahora están siendo reparadas o repetidas.

El siguiente será un breve análisis del material disponible sobre dónde estarían las formaciones blindadas y cuál sería la explicación del marco existente.



Introducción

El año 2022 tuvo su inicio marcado por una nueva maniobra de Moscú bajo el pretexto de salvaguardar la amenaza de Occidente. La concentración de tropas cerca de la frontera y el reconocimiento de la independencia de los territorios en disputa de Donetsk y Lugansk fueron seguidos por un ataque de varios frentes en territorio ucraniano el 24 de febrero de 2022.

El siguiente paso predicado sería la "apisonadora blindada" rusa devastando todo a su paso con batallones de tanques, modelos T-72 B, T-72 B3, T-80 y T-90, atacando los objetivos en profundidad, bajo la protección de infantes en los batallones BMP y antitanque. Los mencionados elementos de maniobra, bajo la protección de la defensa aérea y los fuegos indirectos de artillería en levas casi infinitas de material y personal son la receta para la victoria del Orden de Batalla ruso.

Las campañas que se libraron anteriormente en Chechenia, Osetia, la propia Ucrania, además del apoyo prestado a los gobiernos de África y Siria consistieron en laboratorios para que Occidente pudiera evaluar los éxitos y, principalmente, errores que, en principio, no se repetirían.

Entonces, ¿cómo las defensas de Kiev todavía resisten a un enemigo superior en número y con mayor bagaje de las recientes experiencias de combate y dónde están las grandes formaciones blindadas que Rusia tiene a su disposición?



Desarrollo

Grosny, Chechenia

En diciembre de 1994, el ejército ruso entró en las calles de Grozny participando en el combate urbano más sangriento desde la ocupación de Berlín en 1945. La batalla se prolongó hasta febrero de 1995 y se realizó un nuevo ataque ruso en diciembre de 1999 que siguió hasta febrero de 2000.

A efectos de delimitación, sólo se analizarán los aspectos inherentes a la primera invasión de Chechenia en 1994/1995.

En la primera incursión los rusos subestimaron el valor y la moral de los defensores chechenos apostando por el efecto disuasorio de sus fuerzas blindadas, ocupando las calles con una demostración de Fuerza que sería suficiente para la capitulación de la resistencia.

Los chechenos estaban en 1994 muy motivados y organizados en pequeñas unidades que conocían y dominaban el terreno y pensaban que eran capaces de enfrentarse al invasor ruso a pesar de que tenían menos de 100 vehículos blindados entre tanques y BMP.

Las fuerzas rusas, aunque mucho más numerosas, se enfrentaban a graves problemas de personal, instrucción y logística. Con casi un tercio de la moral de los militares bajada dado el fin de la Unión Soviética y los problemas socioeconómicos que enfrentaba el país. No había instrucción ni preparación para los combates en las zonas urbanas y el problema económico antes mencionado privaba a las tropas de la asignación completa de raciones, municiones y combustible.

El 11 de diciembre, el Comando Combinado ruso lanzó una fuerza compuesta por tres Cuerpos de Ejército, con un total de 40.000 efectivos militares, 238 tanques, 353 BMP y 388 piezas de artillería de tubo o cohetes, el contingente más grande jamás reunido desde las operaciones en Afganistán. La planificación fue un aislamiento inicial de Grozny seguido de un ataque convergente desde múltiples direcciones siendo el objetivo final el centro de la ciudad.

Los chechenos evitaron entrar en combate decisivo dejando la entrada a la capital para luego actuar sobre acciones de emboscada. Tales acciones fueron llevadas a cabo por grupos de siete u ocho militares que atacaron vehículos blindados con cañones sin retroceso RPG a corta distancia y luego atacaron a la tripulación aún aturdida con disparos de AK-47.

Disparar y desaparecer fueron una de las tácticas más empleadas por los defensores de Grozny utilizando edificios para golpear la cubierta del motor del tanque que podría paralizar el vehículo o incluso, desencadenar por simpatía, la explosión de la munición expulsando la torreta del chasis.

También se descubrió que los tanques rusos no tenían suficiente elevación de cañón para golpear objetivos cercanos en edificios, similar a lo que ocurrió en los combates de Yon Kippur en 1973, lo que obligó a la guarnición a exponerse a usar armas de autodefensa que a menudo eran alcanzados en esta táctica.

El entrenamiento de integración entre tanques e infantería también fue extremadamente deficiente, por lo que los defensores los dividieron y lanzaron ataques de forma aislada siendo uno de los factores que costó la destrucción de 62 vehículos blindados.



Osetia del Sur y Abjasia

Bajo el pretexto del expansionismo de la OTAN en su área de influencia, Rusia volvió a hacer uso de violar la soberanía de un país, esta vez la víctima fue Georgia, más específicamente la Región de Osetia del Sur, Abjasia, en agosto de 2008. La estrategia de Moscú fue la misma que el reciente conflicto de Ucrania en el que reconoció la independencia de las dos regiones "amenazadas" por el gobierno de Tbilisi, desplegando así tropas para proteger a los gobiernos nuevos y "libres".

Esta vez la iniciativa fue de los rusos, que trasladaron sus tropas a las ciudades de Tskhinval y Gori en apoyo de los separatistas pro-Moscú, causando que las tropas de Georgia entraran en emboscadas urbanas.

Uno de los puntos a destacar fue la efectividad de los módulos de blindaje reactivo contra RPG, siendo una de las razones para que tal implementación sea tan común en los vehículos de la era soviética.

Los mismos vehículos, especialmente tanques y BMP, estaban presentes en ambas fuerzas beligerantes, con Georgia registrando alrededor del 60 al 70% de bajas por problemas mecánicos, que evidencian la baja calidad de producción de estos equipos.

En poco más de cinco días, las "regiones autónomas" respaldadas por Rusia habían expulsado a las Fuerzas Georgianas, que a pesar del territorio, hoy son socios de la OTAN y buscan convertirse en un miembro muy pronto de la Alianza.



Conclusiones ucranianas 2022

Después de menos de una semana de conflicto, poco se observó, en las imágenes que llegan, de las formaciones de tanques T-72(B o B3), T-80 o T-90 moviéndose a través de la pradera ucraniana o enfrentando a la fuerza defensora en combate a campo abierto.

Se observan tanques y BMP abandonados por sus guarniciones, por posibles problemas logísticos (suministro o mantenimiento) otros atascados en el suelo esponjoso que cavaron las orugas y algunos cadáveres posiblemente víctimas del armamento anti-tanque (Javelin, NLAW o RPG).

Tampoco hubo uso de la "joya de la corona" prometida, el T–14 Armata y su familia de hermanos blindados presentados como listos en el Desfile Militar del Día de la Victoria de 2015.

Las impresiones muestran que los problemas logísticos, la falta de combustible y el mantenimiento observados en 1994 en Grozny aún persisten, con la baja fiabilidad del equipo por parte de las guarniciones, que optan por abandonarlo.

Ambas fuerzas tienen material similar, que difiere solo en el número disponible y el factor de reservas que pende la balanza brutalmente del lado de los rusos.

Entonces, ¿cuál sería la razón de la vacilación de Moscú en iniciar una campaña de bombardeos y el corte total de las comunicaciones antes de lanzar la pesada mano de acero blindado?

La doctrina militar rusa no presenta el uso de tropas de reconocimiento antes del uso de la fuerza por parte de los tanques. La combinación de Infantería más Tanques irrumpe en dirección hacia objetivos profundos para conectar con unidades Aeromóviles o Aerotransportadas, siendo reforzada en la ruta por unidades antitanque y de defensa aérea, además de artillería de tubo y cohetes. O sea, una acción muy agresiva en cuanto a material y personal.

Es innegable el arrojo y el espíritu de combate de los ucranianos, sin embargo, sin el apoyo de material militar y personal, dicho conflicto puede escalar a acciones guerrilleras similares a Grozny o en una retirada o acción retardadora como fue en Osetia.



* Adriano Santiago García es capitán de caballería del Ejército de Brasil, egresado de la clase AMAN de 2009, especialista con 10 años de trabajo con tanques Leopard 1A1 y 1A5.

Tomó el curso de instrucción en Leopard 1A5 y Master Gunner y más tarde fue instructor de estos cursos.


Referencias


EUA. TRADOC. Informe de tácticas de amenaza: Rusia. Fort Eustis, VA, 2015


EUA. MWI. Análisis de la forma de guerra rusa (evidencia del conflicto de 2008 con Georgia). West Point, Ny, 2018.


BARTLES, Charles K; GRAU, Lester K.El estilo de guerra ruso. Oficina de Estudios Militares Extranjeros, Ft Leavenworth, Ks, 2017.


JENKINSON, Brett C. Observaciones tácticas de la Experience de combate de Grozny. Ft Leavenworth, Ks, 2002.





Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page