top of page
Buscar

El equilibrio de poder

Donald Hill analiza la situación general de las Fuerzas Armadas ucranianas y rusas y sus perspectivas a medio plazo

 



Debido a que su capacidad para mantener la producción es limitada, todo el esfuerzo bélico ruso está "en un reloj".

Cuando, hacia finales de 2025, las fuerzas armadas rusas se queden sin vehículos de combate sobrantes de la (primera) Guerra Fría y aún almacenados, la capacidad de Rusia para producir y/o reacondicionar se reducirá en dos tercios, o incluso más. Además, el jefe del Banco Central de Rusia dijo que la economía del país no puede mantener la estabilidad en estos niveles indefinidamente.

Ciertamente, no hay (todavía) señales de una resistencia pública masiva significativa al régimen, pero cada mes Rusia alimenta a Ucrania con entre 15.000 y 30.000 hombres. Estas personas están sacadas de una economía a la que ya le faltaban 5 millones de trabajadores en diciembre. Y los drones ucranianos están empezando a atacar los medios de producción rusos. A medida que se desarrollen las capacidades ucranianas, el impacto de estos ataques podría variar de "mínimo" a "masivo".

En el otro lado de la balanza, Ucrania y sus aliados (serios) están aumentando constantemente la producción de municiones. La adquisición checa y estonia de proyectiles de artillería en el mercado mundial debería ser suficiente para sostener los esfuerzos defensivos ucranianos durante un año, una vez que comiencen a llegar, en junio. Hay que tener en cuenta que la munición en cuestión está "separada" de cualquier cosa que los aliados europeos puedan ofrecer.

La producción de los sistemas de artillería autopropulsada franceses Caesar y Bohdana ucranianos pronto superará la tasa ucraniana de pérdida de artillería: el alcance y la precisión de estos sistemas ya los están haciendo más efectivos que los sistemas que tienen décadas de antigüedad.



La producción aliada de tanques y vehículos de combate de infantería es baja (por decirlo suavemente) y, aunque las pérdidas de vehículos ucranianos son bajas, siguen siendo más altas que las tasas de producción. Parte de esto será reemplazado por cientos de vehículos blindados de combate de la era soviética que Ucrania probablemente recibirá de Polonia, una vez que ese país los reemplace con vehículos de Corea o producción bajo licencia en el país.

Dicho esto, todo esto sigue siendo "futuro".

En este momento, la mayor amenaza para Ucrania son los ataques con misiles y drones contra su infraestructura crítica, las bajas de una reserva limitada de mano de obra, su creciente producción de armas y municiones y el despliegue de bombas planeadoras rusas. De hecho, en este momento, los rusos están intensificando sus operaciones ofensivas, obviamente con el objetivo de explotar tanto su impulso como el hecho de que las defensas aéreas ucranianas son inadecuadas.

Los combates en Avdiivka durante el mes de octubre fueron intensos y Rusia perdió una gran cantidad de equipos concentrados en una zona. Los combates en Terny, Chasiv Yar, al oeste de Avdiivka y en Novomykhailivka son -colectivamente- más intensos y esto se refleja en la mayor tasa de pérdida de equipos de Rusia en los últimos dos meses. Las pérdidas de personal ruso han sido elevadas desde octubre (entre 100 y 200 hombres más al día que en el punto álgido de los ataques de la oleada de convictos rusos durante los ataques de Bajmut (y Vuhledar)): esto está disminuyendo gradualmente la "ventana de vulnerabilidad" de Ucrania debido a la escasez de defensas aéreas y artillería.

El ciclo actual muestra que Rusia lanza constantes bombardeos aéreos y de artillería, seguidos de ataques mecanizados y desmontados hasta que se quedan sin munición, equipo y personal. Luego tardan unos días en reemplazarse y volver a equiparse y lanzar una nueva ronda de ataques. Poco a poco están ganando terreno, y Syrsky dice que la situación es crítica para las defensas de Ucrania en algunas áreas. No hay señales de que los ataques rusos terminen pronto, por lo que es una cuestión de cuánto puede conquistar Rusia antes de que su maquinaria de guerra se detenga, y cuánto perderá al hacer la conquista. En la actualidad, al país le quedan entre 18 y 24 meses en términos de "capacidad de combate ofensivo vehicular".

Entonces, y siempre que Ucrania pueda almacenar suficiente munición y mejorar sus defensas aéreas, será el turno de la ZSU de pasar a la ofensiva.

El tiempo corre.

Los siguientes dos gráficos fueron compilados por Andrew Perpetua.



La tasa mensual de abril se extrapola de la tasa de siniestralidad hasta el momento.



Warspotting dice que 100 BMP rusos y 47 tanques rusos fueron destruidos en diez días durante abril. Si la tasa de pérdida sigue siendo la misma, triplicaría estos números para un total mensual. La pérdida de todos los equipos rastreados aquí ha aumentado constantemente desde noviembre: https://twitter.com/verekerrichard1/status/1779064427221852542



Las tres líneas diferentes en el siguiente diagrama representan el promedio de pérdidas diarias en cada mes, por año: 2022 está en la parte inferior y el promedio de pérdidas diarias (por mes) nunca supera las 559. El año 2023 está representado por la línea intermedia y las pérdidas medias diarias oscilaron entre 500 y 776 hasta octubre. De noviembre de 2023 a febrero de 2024, las pérdidas aumentaron a 846 y más. El Reino Unido dice que las pérdidas diarias de personal ruso en marzo se redujeron a 913.



Los BTR están fuera de producción desde hace décadas y casi todos los que aún están en servicio han sido retirados del almacenamiento. Por lo tanto, su número está disminuyendo debido a las bajas:



Basándose en su análisis, Andew Perpetua enumera las causas de la destrucción de tanques. Una cosa que observó en su aparición semanal en YouTube es que su contacto de artillería ucraniana le dijo que se les "pide no compartir lo que destruye la artillería"...


תגובות


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page