top of page
Buscar

El IA-100 Malvina empieza a tomar forma

Por Santiago Rivas


En la visita que hicimos a FAdeA en julio pasado, pudimos indagar sobre el avance actual del programa IA-100 Malvina, que será el primer avión diseñado y construido nuevo por la fábrica en 40 años, desde que saliera el primer IA-63 Pampa de la línea de producción.

Tras la experiencia adquirida en materiales compuestos gracias a la producción de componentes para el Embraer KC-390, en 2015 se presentó un demostrador de tecnología bautizado IA-100, el cual se produjo mayormente en materiales compuestos, empleando el sistema de laminado húmedo. El 8 de agosto de 2016 el avión voló por primera vez y sirvió como método de aprendizaje en el diseño y construcción de aviones con materiales compuestos. Si bien el trabajo en ese avión se abandonó, en 2020 se lanzó el desarrollo de un nuevo avión, llamado IA-100B y luego IA-100 Malvina, que tomó algunas ideas conceptuales del demostrador inicial, pero es un avión totalmente nuevo.



El nuevo IA-100 nace de un requerimiento de la Fuerza Aérea Argentina, que apunta a tener un único entrenador primario que reemplace a los Tecnam P-2002 Sierra y los Grob G-120TP en el Curso Básico Conjunto de Aviador Militar (CBCAM). La fuerza apunta a incorporar 25 aeronaves y FAdeA espera vender la aeronave también en el mercado civil y poder exportarla.

Durante nuestra visita pudimos ver la construcción de los primeros componentes para el primer prototipo. Juan Vidal, jefe del programa, explicó que, de las 2300 piezas que tendrá la aeronave, se terminaron los planos para 1800, mientras que ya construyen unas 400 partes del prototipo. “Tenemos un fuerte avance en todo lo que son los utilajes de armado de la estructura. Tenemos disponibles ya todos los utilajes de armado de superficies menores, timón de dirección, timón de profundidad, empenaje horizontal, flaps, alerones y recientemente recibimos los utilajes de armado de una semiala. Falta terminar de recibir de la otra semiala y fuselaje, que sería lo más complejo”, explica. Así, pudimos ver ya los moldes para el armado de una semiala y uno de los moldes para la otra, mientras que pudimos ver cómo se están ya construyendo las superficies móviles, las punteras alares y otras piezas del prototipo que ya alcanzan unas 400 en total.

El avión será de aproximadamente un 85% de materiales compuestos, utilizando el mucho más avanzado proceso de preimpregnado para construir los componentes, algo nuevo para la compañía, que aprendieron con la producción del KC-390, y que brinda mucho mejor calidad que el laminado húmedo. Vidal explicó también que si bien con el trabajo con el proyecto de Embraer les permitió aprender sobre los procesos de producción con materiales compuestos, el IA-100 tiene la diferencia de que tienen que aprender también a trabajar con piezas diseñadas por ellos y no solamente a producir con planos y utilajes provistos por Embraer. Además, deben aprender a adaptar el diseño y la fabricación a una producción en serie.


Una de las superficies móviles del estabilizador del prototipo en fabricación.

Dado que la fábrica no producía ningún modelo nuevo desde la década de 1980, el personal con experiencia en el desarrollo de la producción en serie de un nuevo diseño ya se retiró hace tiempo. Esto está retrasando el programa, pero les está dando la capacitación para reiniciar el trabajo en nuevos diseños.

Estamos avanzando en el diseño. El proceso de diseño y fabricación completo lo estamos haciendo en cascada, primero el empenaje horizontal y las superficies móviles. El diseño de eso ya se liberó para fabricación. Del ala nos faltan unos diez números de partes y terminamos de liberarla y después el fuselaje, pero no estamos haciendo una cosa y nada de lo otro, sino que estamos avanzando en todo, nada más que priorizando la liberación de lo que se puede fabricar primero”.


Construcción de una de las punteras alares del prototipo.

Otro aspecto en donde se están enfocando en el programa es en desarrollar proveedores, de los cuales ya tienen unos 20 y están buscando más. “Estamos planteando un esquema, como estamos diseñando y fabricando en compuesto en preimpregnado, la estructura no es fácil de tercerizar, ni el diseño ni la fabricación. Pero sí hemos tercerizado el diseño y fabricación de sistemas o piezas de sistemas, principalmente las de mecanizado convencional, queremos avanzar en eso y muchísimo en lo que serían utilajes, modelo patrón, molde, modelo patrón mecanizado en espuma, molde mecanizado en aluminio o acero y en los utilajes de armado es donde quizá nuestro polo industrial, no en lo aeronáutico, pero si la industria automotriz tiene muchísima experiencia” agregó Vidal.

Ahora, los planes son tener todas las piezas diseñadas antes de fin de año con la cola y las superficies móviles listas, una o las dos alas terminadas y el acabado del ala y el fuselaje será en 2024, esperando hacer el roll out a mediados de año y comenzar a volarlo poco después.


Ensamblado de un estabilizador dentro de su molde.


Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page