top of page
Buscar

Embraer Bandeirante: la aeronave brasileña celebra 50 años de operación

Un ícono de la aviación regional y precursor de la moderna industria aeronáutica brasileña, el avión EMB 110 Bandeirante celebró ayer 50 años de operación. La entrada en servicio del modelo tuvo lugar el 9 de febrero de 1973, cuando el primer avión fue entregado a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), en una ceremonia realizada en la fábrica de Embraer en São José dos Campos, en el interior de São Paulo. La primera entrega simbolizó la realización de una visión estratégica de transformar la ciencia y la tecnología en una actividad industrial de alto valor en Brasil.



"El Bandeirante representa un hito importante para la aviación brasileña. Nacido de los sueños de visionarios como Ozires Silva, el avión jugó un papel esencial en la integración de Brasil y, año tras año, demostró ser un bimotor versátil y seguro capaz de operar en todas las regiones de nuestro inmenso país. Este modelo expresa mucho más que un avión que ha sido utilizado con éxito por la Fuerza Aérea Brasileña en los últimos 50 años. Representa una asociación victoriosa que dio origen a la mayor empresa de nuestra industria aeronáutica, motivo de orgullo para todos los brasileños. Felicitaciones, Embraer", dijo el comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, teniente de brigada Marcelo Kanitz Damasceno.



"Embraer y la FAB son socios estratégicos de larga data, y el Bandeirante representa el comienzo de una importante cooperación industrial. El avión fue un hito para el desarrollo de la aviación regional en todo el mundo y el primer éxito comercial de la industria aeronáutica brasileña en el extranjero. Robusto y versátil, resultado de un proyecto innovador para la época, el Bandeirante fue producido en versiones para uso civil y militar, y nos llena de orgullo saber que muchas unidades todavía están en funcionamiento hoy", dijo Francisco Gomes Neto, presidente y CEO de Embraer.



Pionero

El proyecto aeronáutico IPD/PAR 6504 fue concebido en el Centro Técnico Aeronáutico (CTA) en Sao José dos Campos, interior de Sao Paulo, y autorizado por el Ministerio de Aeronáutica en 1965. El primer vuelo tuvo lugar el 22 de octubre de 1968, y el avión fue nombrado Bandeirante. El desarrollo contó con la colaboración de 170 empresas nacionales y un alto grado de calidad para que los componentes alcanzaran la precisión solicitada para el desarrollo de la aeronave. La creación de Embraer en 1969 tenía como objetivo desarrollar una estructura industrial para la producción a escala del Bandeirante, así como mejorar el proyecto inicial.



Debido al vasto tamaño de Brasil, el Bandeirante fue concebido para proporcionar servicios y conectar los más diversos puntos del territorio nacional, como el Amazonas, el Nordeste o el Medio Oeste del país. El modelo fue desarrollado como una multiplataforma y utilizado para diferentes misiones y propósitos para satisfacer no solo las necesidades de la FAB, sino también de las aerolíneas brasileñas, como Transbrasil y VASP, que ordenaron la versión civil de la aeronave.

Debido a su proyecto de buen tamaño para el segmento, el Bandeirante conquistó rápidamente el mercado internacional. Así, en 1975, la primera versión militar fue exportada a Uruguay, y dos años más tarde, la aerolínea francesa Air Littoral se convirtió en el primer cliente internacional de la versión civil. En los años siguientes, el Bandeirante también se convertiría en una referencia en el mercado regional norteamericano.



En la FAB, el Bandeirante realizó varias misiones, como el transporte de personas, carga y paracaidistas, y también fue utilizado para instrucción y pruebas de vuelo. Uno de los aspectos más destacados fue la versión de búsqueda, rescate y reconocimiento, que se conoció como Banderulha, responsable de patrullar el territorio marítimo brasileño.

Actualmente, la flota de Bandeirante de la FAB cumple diferentes misiones en el territorio nacional, incluyendo un rol relevante en la formación de pilotos. El avión también destaca por su robustez y puede ser utilizado en regiones remotas y de difícil acceso, como la Amazonía, para misiones logísticas y apoyo humanitario.



La versatilidad hizo que la producción del Bandeirante durara casi dos décadas, con 498 aviones entregados en 36 países. El Bandeirante se ha consolidado como uno de los aviones más vendidos en su categoría y marcó una nueva era en el transporte aéreo regional en Brasil y en todo el mundo.



Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page