top of page
Buscar

F-16 Block 70: el último paso del caza más exitoso




Mientras la Argentina se prepara para empezar a operar sus F-16, hacemos un rápido repaso a las características más relevantes de la última variante del caza.

 

Por Santiago Rivas

 

En servicio ya en Venezuela y Chile, mientras la Argentina se prepara para recibir sus primeros ejemplares en 2025 y tanto Perú como Colombia y Brasil analizan su posible incorporación, el F-16 Fighting Falcon gana espacio en América Latina y apunta a convertirse en el principal caza de la región, espacio antes ocupado por familias como la del Mirage y el Northrop F-5. Ahora, mientras la región opera ejemplares ya con algunos años, Lockheed Martin sigue apostando al modelo a través de su última variante, el F-16C/D Block 70.

Actualmente, a 50 años del primer vuelo del prototipo YF-16, más de 3100 F-16 en servicio en más de 25 operadores en todos los continentes sobre unos 4600 entregados, con más de 19,5 millones de horas de vuelo en más de 13 millones de salidas, habiendo entrado en combate en una gran cantidad de conflictos desde hace casi 40 años.

El Block 70/72 fue propuesto en 2012 como una variante que incorpore la última tecnología disponible, incluyendo sistemas desarrollados para el F-35 Lightning II. Equipado con los motores General Electric F110-GE-129 para el Block 70 o el Pratt & Whitney F100-PW-229 para el Block 72, al igual que los anteriores Block 50/52, ambos tienen una potencia nominal de 29.000 libras de empuje (129 kN).

Esta versión nació del proyecto de modernización encarado por Taiwán junto a Lockheed Martin, donde el operador solicitó modernizar sus aparatos Block 20 con los nuevos sistemas y recibió los primeros aviones llevados al estándar denominado F-16V Viper en 2019 y alcanzando la capacidad operativa inicial en 2021. Una alternativa similar eligieron Corea del Sur, Singapur, Marruecos, Grecia y Turquía, alcanzando ya unos 300 kits de modernización ordenados. A la vez, Estados Unidos analiza modernizar sus F-16 de los Blocks 40/42 y 50/52 con el radar AN/APG-83 y otros sistemas del F-16V, mientras que unos 72 de los Blocks 30/32 de la Guardia Nacional están recibiendo el mismo radar.



F-16V

En el caso de la modernización de Taiwán, que dio nacimiento al F-16V, se centró en una nueva computadora de misión, un nuevo sistema de aviónica, un bus de datos de gran volumen y alta velocidad; capacidad para emplear el Joint Helmet Mounted Cueing System (JHMCS II) de Rockwell Collins-Elbit, datalink Link 16, Sistema de Distribución de Información Multifunción-Sistema de Radio Táctica Conjunta (MIDS-JTRS); un nuevo GPS/INS (Sistema de Posicionamiento Global/Sistema de Navegación Inercial) integrado y un sistema de guerra electrónica basado en el Sistema de Gestión de Guerra Electrónica Terma ALQ-213, con un receptor de alerta radar AN/ALR-56M mejorado; y una variedad de pods de contramedidas electrónicas, incluyendo el ALQ-184.

Además, son compatibles con el Lockheed Martin AN/AAQ-33 Sniper Targeting System y el Northrop Grumman AN/AAQ-28 Litening Targeting System, mientras que el armamento suma bombas JDAM GBU-31 y GBU-38 de Boeing, las LJDAM GBU-54 de guía por láser; GBU-10 Enhanced Paveway II y GBU-24 Enhanced Paveway III, así como CBU-105 Sensor Fused Weapons. Para ataques antisuperficie, el F-16V puede llevar misiles AGM-84 Harpoon, AGM-88 HARM, AGM-154 JSOW y AGM-84H/K SLAM-ER, mientras que para misiones aire-aire puede lanzar misiles AIM-120C-7 y AIM-120D AMRAAM y AIM-9X Sidewinder.



Blocks 70 y 72

Sobre este programa, se desarrolló el F-16C/D Block 70/72 de nueva construcción, que adopta muchos de los sistemas, aunque con una computadora de misión nueva de Raytheon, así como un nuevo asiento eyectable Martin-Baker US18E en lugar del Collins Aces II.

Mientras, en 2017 Bahréin ordenó los primeros 16 ejemplares nuevos, que comenzó a recibir en enero de 2023, siendo seguido por Eslovaquia (14 aeronaves), que recibió su primer ejemplar a fines de 2023. Bulgaria (16 aviones), Taiwán (66), Marruecos (24) y Jordania (8) también han ordenado aeronaves nuevas, seguidos hace pocos días por un pedido de 40 unidades adicionales para Turquía, totalizando 164 Block 70 de nueva construcción. Además, existen negociaciones con Filipinas e Indonesia.

David Johnson, gerente senior de desarrollo de negocios internacionales de Lockheed Martin, explica que “en los últimos 50 años, el F-16 se ha erigido como uno de los cazas más emblemáticos de la historia. Se integró de manera única por diseño desde el principio en todas las naciones, y hoy se erige como un símbolo de asociaciones duraderas, colaboración industrial y seguridad del siglo XXI. El F-16 está literalmente en la lucha.

Lockheed Martin aporta un enfoque integral para garantizar que tanto los F-16 existentes como los nuevos estén listos en cualquier momento. En cualquier momento, de día o de noche, es muy probable que haya un F-16 cumpliendo una misión en algún lugar del mundo, incluso en América Latina.

Más allá de las capacidades de rendimiento, un aspecto que es más difícil de ilustrar es que cuando te conviertes en parte de la red F-16, no solo estás adquiriendo un avión. También estás construyendo una relación estratégica de décadas con Estados Unidos y sus aliados. La estandarización entre los aliados ha sido fundamental para dar forma al programa F-16. Esto garantizó que los F-16 de diferentes naciones aliadas pudieran operar juntos sin problemas. Los pilotos y las tripulaciones de tierra podrían trabajar fácilmente con los F-16 de otros aliados y mantenerlos, mejorando la interoperabilidad en las operaciones militares conjuntas. Esta colaboración se extiende a la investigación, el desarrollo y la formación, mejorando en última instancia las capacidades generales de la plataforma F-16. Esta combinación única de tecnología de vanguardia y cooperación internacional define la importancia histórica del F-16 y su prometedor potencial futuro.

Los operadores de F-16 también se benefician de las economías de escala basadas en el gran número de aviones que vuelan hoy en día y que se espera que vuelen durante años en el futuro. 

Si bien los modelos del Block 70 están en producción hoy en día, también modernizamos y mantenemos continuamente la flota existente. El equipo de Lockheed Martin ha estado justo al frente de los F-16 para volar 19,5 millones de horas y 13 millones de salidas, y desde el Block 10 hasta el actual Block 70 y más allá. Hoy en día, tenemos miles de empleados en todo el mundo integrados en las fuerzas armadas para apoyar a estos aviones, y nos enfocamos una y otra vez en garantizar que tengan el equipo que necesitan para la preparación de la misión”.



Radar y otras mejoras

El Block 70/72 incorpora una aviónica avanzada, donde se destaca un radar de apertura sintética y barrido electrónico activo (AESA) Northrop Grumman AN/APG-83 Scalable Agile Beam Radar (SABR) que ofrece una mayor conciencia situacional, flexibilidad y una orientación más rápida en todo tipo de clima. Según indica el fabricante, el APG-83 proporciona a los pilotos un detalle de área objetivo sin precedentes y pantallas con mapas digitales que se pueden personalizar con funciones de giro y zoom. Con un 95% de software y un 70% de hardware común con el radar F-35, el radar APG-83 mejora la adquisición y el seguimiento de objetivos. Además, permite mayores rangos de detección y seguimiento, seguimiento de objetivos múltiples (más de 20 objetivos), mapas de radar de apertura sintética (SAR) de alta resolución para ataques de precisión en todos los entornos, operaciones intercaladas en modo aire-aire y aire-superficie para mejorar la conciencia situacional, la eficacia operativa y la capacidad de supervivencia, y una sólida protección electrónica para operaciones en entornos de radiofrecuencia (RF) densos. El APG-83 también proporciona una mayor fiabilidad y disponibilidad general del sistema, de tres a cinco veces mayor que la de los radares anteriores.

Según indicó el piloto de pruebas de Lockheed Martin Ryan “Cujo” Blake en una entrevista con The War Zone, “desde el punto de vista de un operador, el radar AESA es lo primero que salta a la vista, para aquellos que están acostumbrados a los bloques anteriores con radar de barrido mecánico: cuando se salta a un Block 70 con un AN/APG-83, se ven inmediatamente mayores alcances, un tiempo de escaneo más rápido, mejor seguimiento de blancos. Los pilotos de combate a menudo se centran en la parte aire-aire, pero como caza polivalente, todas las capacidades aire-tierra del APG-83 son lo siguiente que destaca, y el hecho de que puedes realizar múltiples tareas con el AESA entre aire-aire y aire-superficie, por lo que puedes tomar mapas aire-tierra al mismo tiempo que realizas enfrentamientos aire-aire.



Este radar tiene capacidades de mapeo SAR [Radar de Apertura Sintética], por lo que podemos obtener imágenes de los objetivos. Esos primeros radares de escaneo mecánico eran muy buenos para su época, pero la primera vez que veías un contacto, era mejor que hicieras algo porque, aunque acababa de aparecer, ¡ya era una amenaza! Mientras que ahora, con nuestro AESA, voy a ver un objetivo mucho antes de que sea una amenaza y tengo tiempo para trabajar en mis tácticas”.

Además, la cabina sufrió cambios importantes, donde se destaca una nueva pantalla central de 6" x 8" que brinda imágenes tácticas en alta resolución para poder visualizar la información del radar o los pods de designación de blancos o de reconocimiento. Además, permite ver mapas en color en movimiento, pantallas de situación aire-aire más grandes y fáciles de administrar, funcionalidad de zoom con la capacidad de cambiar información entre pantallas y una visualización digital de los datos de los instrumentos de vuelo. Esto es un enorme salto frente a las pequeñas pantallas a los lados del Head Up Display que poseían las versiones anteriores del F-16.

Además, cuenta con dos paneles multifunción independientes, uno a cada lado de la pantalla central, donde se puede presentar información a elección del piloto, como puede ser la presentación de la imagen de radar junto a la provista por otras aeronaves y sensores a través de datalink, o por los sistemas de selección de blancos. También cuenta con una pantalla del lado derecho con una presentación del instrumental de reserva, mientras que del lado izquierdo se encuentra otra pantalla dedicada a los sistemas de guerra electrónica y autoprotección de la aeronave (alerta de radar, láser o aproximación de misiles, por ejemplo).



También se destaca el nuevo sistema automático de prevención de colisión contra el terreno (Ground Collision Avoidance System, GCAS), el cual, en caso de que la computadora considere que el avión se va a estrellar, sea por desorientación espacial del piloto o una mala maniobra, toma el control de la aeronave y evita el impacto contra la tierra, poniendo al avión en vuelo recto y nivelado a una altura segura. Desde su incorporación a finales de 2014, el Auto GCAS ha sido fundamental para salvar la vida de 13 pilotos en 12 aviones.

Por otro lado, el Block 70 cuenta con un sistema de búsqueda y seguimiento por infrarrojos (IRST) que permite al F-16 detectar y rastrear objetivos aéreos con una gran precisión sin necesidad de emplear sistemas de detección activos, como es el caso del radar.

Johnson destaca que “el F-16 Block 70 representa un salto significativo en la tecnología de combate de cuarta generación, revolucionando las capacidades operativas y redefiniendo el combate aéreo del siglo XXI para las fuerzas aéreas de todo el mundo. El F-16 Block 70 abarca una gama de características avanzadas, desde aviónica avanzada hasta una cabina modernizada equipada con nuevas características de seguridad y sofisticados sistemas de armas, tanques de combustible conformados, un motor de rendimiento mejorado y una vida útil estructural extendida líder en la industria de 12,000 horas. Esa cantidad de horas equivale a al menos 40 años de vida útil para la mayoría de las fuerzas aéreas, con reparaciones estructurales mínimas necesarias. Esta longevidad, mayores intervalos de inspección y confiabilidad general reducen significativamente los costos de mantenimiento.



La inclusión de tanques de combustible conformados CFT proporciona al F-16 Block 70 una mayor capacidad de combustible y alcance, al tiempo que mantiene su eficiencia aerodinámica, mejorando su flexibilidad operativa y alcance de misión”. Los tanques permiten llevar más de 1360 kilos de combustible.

Entre sus principales características de vuelo se destacan su velocidad máxima de Mach 2.05 (2177 km/h) a 40,000 pies, velocidad máxima sostenida Mach 1.89 (2000 km/h) a 40,000 pies, radio de alcance táctico (interdicción hi-lo-hi con combustible interno y seis bombas de 500 libras) 580 kilómetros y alcance máximo en vuelo ferry de 3950 kilómetros con el máximo de combustible externo (excluyendo tanques de 600 galones o CFT).

Si bien las primeras variantes del F-16, anteriores al Block 20, como son los casos de los adquiridos por la Argentina, los que opera Venezuela o los F-16A/B MLU operados por Chile, no pueden recibir todos los sistemas del Block 70, algunos de ellos pueden instalarse a pedido del cliente y contar con una aeronave con capacidades muy avanzadas.

Además, Lockheed Martin espera seguir produciendo el Block 70 por muchos años más, permitiendo a las fuerzas aéreas que no pueden adquirir un aparato de 5º Generación, poder mantenerse en un alto nivel y proteger su espacio aéreo.



 

Commentaires


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page