Buscar

Kropyva: Aplicación de artillería ucraniana

...y ahora algo completamente diferente...


Enviado por Tom Cooper


Hace unas semanas, Adrien Fontanellaz, mi colega de Suiza, ha publicado el siguiente artículo en francés, en su cuenta de LinkedIn.

Adrien y yo estamos trabajando juntos durante casi una década, hemos publicado una serie de libros sobre historia militar contemporánea y, por lo tanto, no podíamos dejar de pedirle un favor: ¿qué tal una traducción al inglés y permiso para volver a publicar aquí? Él amablemente proporcionó ambos. Así, aquí está: la historia de la Kropyva, la app de artillería ucraniana, de Adrien Fontanellaz.


Consultor militar ucraniano trabajando en la terminal de Kropya (Army SOS).

Los ejércitos ruso y ucraniano nacieron del extinto ejército soviético y aún mantienen muchas similitudes. Uno de los más destacados es el papel predominante desempeñado por la artillería, el amado 'Dios de la Guerra' de Stalin.

Desde mediados de 2014 hasta principios de 2015, las tropas rusas y ucranianas se enfrentaron en el Donbass, y esta última sufrió varias derrotas graves. Una de las claves de los primeros éxitos de Rusia fue la superioridad inicial de su complejo de "reconocimiento de fuego": es decir, una combinación de drones de reconocimiento, equipos de guerra electrónica y comunicaciones y baterías de artillería. Este complejo les permitió ahogar posiciones o unidades enemigas en un diluvio de fuego a los quince minutos de su detección. Como resultado, el 80% de las pérdidas ucranianas durante el período fueron causadas por la artillería rusa.



El complejo ruso de reconocimiento-fuego en funcionamiento: una secuencia escenificada mostró el trabajo de los UAV Orlan-10, obuses autopropulsados 2S19 y 2S3.

El ejército ucraniano se encontraba en un estado lamentable después de años de financiación insuficiente y tuvo que ser reconstituido a toda prisa, hasta el punto de que el Ministerio de Defensa estaba dispuesto a aceptar el apoyo de varias asociaciones patrióticas. Una de ellas, Army SOS, indagó sobre las necesidades de los militares y a los pocos meses desarrolló Kropyva (Urtica u ortigas), una aplicación de inteligencia cartográfica que se ejecuta en Android que permite a una persona con un terminal, generalmente una tableta, marcar fácilmente una posición enemiga. El software luego transmite la indicación a las piezas de artillería cercanas al tiempo que permite la coordinación de su fuego, lo que resulta en fuego sincronizado contra el mismo objetivo desde varias posiciones separadas.


Una de los terminales del ATMS Kropyva ucraniano.

La comunicación entre los elementos del sistema es por transmisión por satélite. Mientras que en el lenguaje militar dicho sistema se define como un Sistema de Gestión Táctica Automática (Automatic Tactical Management System, ATMS), el Kropyva funciona en otras palabras como una forma de Uber para artillería y ha permitido aumentar drásticamente su tiempo de reacción al tiempo que reduce su vulnerabilidad. El tiempo medio necesario para desplegar una batería de obús se ha reducido en un factor de 5 —a tres minutos-; el tiempo necesario para comprometer un objetivo no planificado por un factor de 3 a un minuto; mientras que el tiempo requerido para abrir el fuego de la contrabatería se ha dividido por 10, hasta 30 segundos. En pocas palabras, y combinado con el uso sistemático de drones para la corrección de fuego, el Kropyva ha aumentado la efectividad de la artillería ucraniana en un orden de magnitud, actuando como un multiplicador de fuerza.


Un diagrama que describe la función de los ATMS Kropyva.

Desde entonces, la aplicación se ha desarrollado aún más a través de una estrecha cooperación entre usuarios y desarrolladores, con la flexibilidad y versatilidad del sistema aumentando con el tiempo. Ahora también se puede utilizar para tareas de desminado. Como resultado de este enfoque ágil, el uso de asociaciones o pequeñas empresas y la abundancia de especialistas locales en IT, los ucranianos pudieron desarrollar un sistema rápidamente y a muy bajo costo. También se considera que es mejor que los que se usan en las fuerzas armadas de los Estados Unidos hoy en día gracias a su flexibilidad, mientras que otros ejércitos occidentales todavía solo pueden soñar con tales capacidades.


Informe de ITV que muestra el comienzo de una secuencia de tiro ucraniana, incluida la presencia de terminales del sistema Kropyva, el disparo de un obús D-20 de 152 mm y el uso de un avión no tripulado para controlarlos.

Los rusos habían identificado la amenaza encarnada por el Kropyva ya hace años. Según los informes, el grupo de hackers Fancy Bear ya apuntó a la aplicación entre 2014 y 2016, pero sin éxito aparente ni sostenido. Al comienzo de las hostilidades a fines de febrero de 2022, las unidades cibernéticas rusas lanzaron principalmente un ataque sistemático contra los terminales de conexión satelital ucranianos para interrumpir sus comunicaciones. Kiev respondió cambiándolos a Starlink, la red satelital establecida por SpaceX. Desde entonces, la compañía de Elon Musk ha demostrado ser un experto en neutralizar los ataques cibernéticos y de interferencia rusos, asegurando, entre otras cosas, que Kropyva permanezca en funcionamiento.


Artillero ucraniano que llevaba su terminal frente a una batería de cañones autopropulsados 2S7 Pion (Peonía) de 203 mm (Army SOS).

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina