top of page
Buscar

La Força Aérea Brasileira celebra 40 años del T-27 Tucano

En una ceremonia realizada en la Academia de la Fuerza Aérea (AFA) el día 20 de noviembre, la Força Aérea Brasileira celebró el 40º aniversario de la operación del turbohélice de entrenamiento avanzado y ataque ligero Embraer EMB-312 Tucano. El primer avión fue entregado a la AFA y al Escuadrón de Demostración Aérea (EDA) en septiembre de 1983 y el primer ejemplar de producción, el FAB 1303, se conserva en condiciones de museo en la AFA.

Para celebrar el momento histórico, uno de los aviones de la AFA recibió una librea especial que se presentó al público por primera vez en la ceremonia.

El T-27 Tucano con la librea conmemorativa de los 40 años de operación en la FAB fue piloteado por el Comandante de la Fuerza Aérea, Teniente Brigadier Marcelo Kanitz Damasceno, y por el Jefe de la División de Operaciones Aéreas de la AFA, Teniente Coronel Marcelo Guimarães Resende.



En un vuelo conmemorativo, el T-27 Tucano fue escoltado por aviones de la Esquadrilha da Fumaça, que durante más de tres décadas utilizó el T-27 en sus demostraciones.

Durante el vuelo, el Teniente de Navío Brigadier Damasceno comentó sobre la experiencia de pilotar la aeronave homenajeada. "Es un gran placer ser parte de este momento, en este avión que entrenó a la mayoría de nuestros aviadores, prácticamente a todos. Volar esta máquina es una sensación maravillosa. Enhorabuena a todos. Es un gran placer. Todos somos Fuerza Aérea", dijo.


Historia

El 16 de octubre de 1980, el proyecto de defensa más exitoso comercialmente de Embraer despegó por primera vez. Creado para atender las necesidades de la Força Aérea Brasileira en la formación avanzada de sus Cadetes Aviadores en la Academia de la Fuerza Aérea, el EMB-312 Tucano fue operado por 17 países y tuvo 635 ejemplares producidos, incluida la variante del Short S-312 Tucano. Con él, por primera vez en su historia, Embraer inauguró una producción bajo licencia fuera de Brasil, en Egipto y luego en el Reino Unido. En América Latina fue adquirido por Argentina, Colombia, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela.

Diseñado por Joseph Kovács, el Tucano representó el comienzo de una nueva era en la aviación mundial. Hasta su llegada, se creía que la instrucción intermedia o avanzada de los futuros pilotos militares solo podía hacerse con aviones a reacción. Pero el EMB-312 demostró lo contrario.

Ligero, está equipado con un motor Pratt & Whitney PT6A-25C de 750 CV, que se activa con solo tocar un botón, mientras que el control de potencia se realiza moviendo solo una palanca, al igual que en los aviones a reacción.

En la cabina, la disposición de los instrumentos y la cúpula de una sola pieza de alta visibilidad, sumada al hecho de que el piloto no sintiera el efecto del torque en vuelo gracias a las soluciones implementadas en el proyecto por Embraer, acercaron mucho más al Tucano a los aviones de entrenamiento avanzados de su época, por un precio de adquisición y operación mucho menor, con alta eficiencia de combustible y alta disponibilidad en la línea de vuelo.

Pero no fue solo en instrucción que el EMB-312 funcionó. Su capacidad para transportar una tonelada de bombas, ametralladoras o cohetes ha ayudado a muchos países a combatir vuelos ilegales o resolver conflictos internos.

Al día de hoy, 40 años después y aún operado por 12 países, el Tucano sigue siendo un referente en su categoría, dejando un legado envidiable a lo largo de estas cuatro décadas de existencia.


Commentaires


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page