Buscar

Presupuesto de defensa 2022 de Argentina: ¿Qué hay de nuevo?

Por Santiago Rivas


Hace pocos días, el gobierno argentino envió al congreso nacional el proyecto de ley de presupuesto 2022, en donde se puede ver qué lineamiento se espera seguir en materia de defensa y seguridad en el futuro próximo.

El primer punto a analizar es cuánto se destina de dinero, entre el presupuesto ordinario más el aporte que se hace desde el Fondo Para la Defensa (Fondef).

Para 2021 el estado había planificado la asignación para defensa de 157.000 millones de pesos, unos 2.100 millones de dólares al tipo de cambio de ese entonces, mientras que el presupuesto 2022 prevé 284.837.684.291 de pesos (2.741 millones de dólares a cotización oficial).


Uno de los primeros JF-17 Block III en producción en Pakistán.

Hay que tener en cuenta que en 2021 la inflación en pesos alcanzará al menos un 51 % y que el 81.6 % del gasto del Ministerio de Defensa (232.477.726.585 pesos) se va en salarios, más otros gastos en pesos que han subido al ritmo de la inflación (que fue muy superior al aumento del dólar oficial, que fue del 31 %). Eso indica que, aunque haya un aumento del presupuesto en dólares, no necesariamente implica una mayor capacidad de gasto. Por otro lado, hay que tener en cuenta que en 2020 el presupuesto de defensa fue de 3.800 millones de dólares y en 2017 era de 6.800. Con un PBI estimado en 500.000 millones de dólares, el gasto en defensa se ubica en el orden del 0,54 % del mismo, un nivel extremadamente bajo para brindar una capacidad de defensa eficiente.

A la vez, se debe tener en cuenta que ese total de 284.000 millones de pesos incluye 16.502.867.953 pesos del Fondef (unos 160 millones de dólares), que se distribuirán de la siguiente manera: 4.615 millones de pesos al Ministerio de Defensa, 1.400 millones al Estado Mayor Conjunto, 3.461 millones al Ejército, 14,9 millones a la Armada y 7.000 millones a la Fuerza Aérea.

Del total del monto del presupuesto de Defensa, un 48% irá al Ejército Argentino, un 25,5% a la Armada Argentina y un 20,3% a la Fuerza Aérea Argentina, mientras que el resto irá al Estado Mayor Conjunto y el propio Ministerio.

Sin embargo, en lo operativo, el presupuesto indica que se aspira a aumentar las horas de vuelo de la Fuerza Aérea desde las 31.742 asignadas en 2021 a 42.500 en 2022, mientras que las del Comando de Aviación Naval pasarían de 1.785 a 2.115 respectivamente. El resto de los parámetros en días de ejercicios y de navegación, se mantendrían iguales.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad tiene asignados 296.722.112.136 pesos (unos 2.853 millones de dólares a cotización oficial).


El JF-17 Block III es por ahora el modelo preferido por la FAA para reequipar su aviación de caza.

Incorporaciones y actualización de material

En cuanto a los planes de incorporaciones, se ven pocos cambios con respecto al presupuesto anterior, con muchos programas que, aunque figuran en el mismo, tienen poco o ningún avance.

Si bien llamó la atención la incorporación de la compra del caza JF-17 Thunder Block III, con la toma de créditos por 664 millones de dólares, hay que tener en cuenta que la compra de aviones de combate con crédito externo ya figura en el presupuesto al menos desde 2016 y aún no está del todo definido el modelo, analizándose, además del producto chino, el F-16 Fighting Falcon, el F/A-18 Hornet, el MiG-35 y el HAL Tejas.

Si bien ya estaba incluida en el presupuesto 2021, la compra de helicópteros de rescate en montaña se amplió de 24 a 30 millones de dólares. En este ítem, el modelo ya ha sido seleccionado y sería el Bell 407GXi. Sin embargo, en el apartado de adquisición de bienes con incidencia en ejercicios futuros se indican dos apartados por este tema, que totalizan 17.522 millones de pesos, a pagarse casi un 40 % entre 2021 y 2023 y el resto más adelante. Este monto es sensiblemente mayor a la compra proyectada (seis aeronaves inicialmente y posiblemente otra cantidad similar en el futuro).

Mientras que se vuelve a incluir la modernización del VC TAM, en 2021 se habían asignado 860 millones de pesos y ahora se han asignado 9.194.312.098 pesos a pagar en varios años, más 2.662.400.000 para recuperar 74 bateas para modernizar a TAM 2C.

En 2021 se habían asignado 13.000 millones de pesos para la compra de vehículos de campaña para el Ejército, y ahora se asignan 28.717.596.991 para ampliación del sistema de transporte de guarnición del Ejército.

Se vuelven a incluir, igual que en 2021, la compra de blindados a ruedas por 320 millones de dólares y la construcción de un buque logístico polar por 195 millones.


Se espera avanzar con la modernización de 74 VC TAM al estándar TAM 2C

Otros programas

Como nuevos gastos que se incluyen, para la Fuerza Aérea se asignan 32.025 millones de pesos entre 2021 y 2023 para la compra de aviones Pampa (el equivalente a unos 20 aparatos).

Además, al Ejército se le asignan 354.761.010 pesos para la incorporación de Material de Paracaidismo, 14.314.896.621 para la Incorporación de un Sistema Equipamiento Modular Individual y Ligero para el Ejército (SEMIL), 2.897.611.350 para adquisición y modernización del Sistema de Armas de Combate Cercano, 129.652.459 para Incorporación de un Sistema Automatizado de Tiro para la Artillería de Campaña (SATAC) y 200 millones para Incorporación de sensores de alerta temprana - exploración. Además, se asignan 200 millones para la modernización de los helicópteros AB-206 por parte de FAdeA y Redimec, 70 millones para el programa Huey 2 y 20 millones para la recuperación de una Barcaza de Transporte Pesado (BTP-1).

Para la Armada se asignan 362,1 millones de pesos para ampliar las capacidades de los P-3B Orion (aunque no se vuelve a incluir la posibilidad negociada en 2019 de comprar cuatro P-3C de los stocks de la US Navy), 751.850.199 para la puesta en servicio de la corbeta ARA Parker y su modificación como patrullera, 176.159.100 para el proyecto RUAS de helicóptero no tripulado (de INVAP, Cicaré y Marinelli), 17.309.621 pesos para el Radar de Vigilancia Marítima (RAVIMAR), 2.624 millones para la compra de helicópteros medianos, 72.461.256 pesos para la incorporación de un Centro de Fusión de Datos, 53.709.200 para un submarino no tripulado y 870.368.856 para la modernización de los T-34C1 Turbo Mentor.

Si bien no se refiere directamente al Polo Logístico Antártico en Ushuaia, se asignan 2.746.900.000 pesos para construcción de muelle e incorporación de maquinaria y equipo en la Base Naval de Ushuaia


El presupuesto incluye nuevamente la construcción de un buque logístico polar, pero este proyecto lleva ya varios años de asignaciones sin que haya ningún avance.

Programas sin asignaciones

Mientras, hay varios programas que contaban con presupuesto en 2021 y ahora no figuran, aunque tampoco hubo avances en su desarrollo durante el presente año. El primero es el de Sistemas de Defensa Aérea, que tenía 71,9 millones de dólares asignados en 2021.

Tampoco aparece la compra de aviones de transporte medio, lo cual se analizaba desde 2016, por 225 millones de dólares.

En 2021 también aparecía la incorporación de helicópteros medianos para el reemplazo del Bell UH-1H, por 36 millones de dólares, que, en el apartado de adquisición de bienes con incidencia en ejercicios futuros, planteaba un gasto de 4.000 millones de pesos entre 2021 y 2024.

Por 4.886 millones de pesos se incluía en 2021 la compra de Vehículos Blindados de Artillería, con los cuales reemplazar a los AMX Mk F.3 ya dados de baja.


El proyecto RUAS de INVAP, Cicaré y Marinelli avanzaría junto a la Armada Argentina.

Seguridad

Para el Ministerio de Seguridad se vuelve a incluir la compra de cuatro buques patrulleros Damen Offshore Patrol Vessel por un monto de 150,4 millones de Euros, aunque se agregan 136,4 millones de Euros para la puesta en servicio y actualización de

helicópteros para las Fuerzas Federales de Seguridad.

En este sentido, en el apartado de adquisición de bienes con incidencia en ejercicios futuros se indican 5484 millones de pesos para la compra y recuperación de helicópteros para la Gendarmería Nacional, más 1428 millones para recuperar la flota de Airbus H125 de la fuerza, 1848 millones para la adquisición y recuperación de helicópteros para la Policía Federal y 720 millones para recuperar un AS365N2 Dauphin y dos AS355NP de la Prefectura Naval. Finalmente, se incluye la compra, por 7560 millones de pesos, de helicópteros pesados para operaciones offshore (Super Puma).


Se vuelve a asignar, igual que para 2021, presupuesto para la compra de OPV para la Prefectura Naval Argentina.








Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina