Buscar

Cazas para Argentina: La opción rusa

Luego de estudiar la opción del JF-17, analizamos lo que ofrece Rusia como reemplazo del avión de combate supersónico para la Fuerza Aérea Argentina.


Por Santiago Rivas, con la colaboración de Piotr Butowski


Como explicáramos en nuestro artículo Un relámpago oriental para las Pampas, la Argentina, ante la presión del embargo británico a la compra de armas occidentales, tuvo que salir a buscar proveedores por fuera de dicho bloque, encontrando dos opciones que podrían cumplir los requisitos, que estaban dentro de lo que el país podía pagar y que los países oferentes aceptaban vender. Desde China se ofreció el Chengdu JF-17 Block III Thunder, mientras que Rusia propuso el RSK MiG-35, también conocido como MiG-29M.

Hasta el momento, Rusia no ha hecho una oferta formal a la Argentina, esto es, una propuesta detallada por una cantidad determinada de aviones, con equipos y armamento determinado, con un determinado soporte postventa, repuestos, instrucción de pilotos y personal terrestre, precio y condiciones financieras para la venta. Hasta ahora Rusia solo ha indicado su intención de vender el avión y algunos datos sobre precios y costos operativos, pero que no permiten avanzar hacia una negociación concreta.

Por otro lado, la información brindada hasta el momento, según fuentes que están en el programa, indica que tanto el costo de adquisición como de operación, sería el doble del modelo chino, en gran parte debido a que también es un avión de mayor tamaño y mejores performances de vuelo.

El MiG-29M o MiG-35 es un derivado directo del MiG-29, que voló por primera vez el 6 de octubre de 1977 y apuntaba a cubrir el requerimiento Perspektivnyy Lyogkiy Frontovoy Istrebitel (LPFI, caza táctico ligero avanzado), que buscaba una aeronave que pueda oponerse al desarrollo que en ese entonces daba lugar al F-16 Fighting Falcon en Estados Unidos. El MiG-29 nació como un avión bimotor, bideriva, con capacidad para operar en pistas no preparadas y una maniobrabilidad importante para la época, entrando en servicio en la Unión Soviética en 1982, donde fue reemplazando al MiG-23. Al MiG-29A inicial se sumó el biplaza MiG-29UB (sin radar) y luego, hacia fines de los años 80, el MiG-29S, que agregaba la capacidad de lanzar misiles de largo alcance R-73 y R-77 y el MiG-29SM, que además podía disparar misiles aire-tierra y bombas guiadas.


Foto: Piotr Butowski.

Nueva generación

Poco antes del fin de la Unión Soviética, los ingenieros de la fábrica propusieron una versión mejorada del MiG-29, bautizada primero MiG-29ME y luego MiG-33, cuyo desarrollo fue avanzando a comienzos de los años 90, con seis ejemplares producidos hacia 1990, aunque el programa no logró interesados y fue cancelado. Sobre la base de esos trabajos, Rusia desarrolló el MiG-29M, que implicaba un cambio sustancial en los sistemas del avión, para equipararlo con las versiones nuevas de sus competidores de igual generación. Inicialmente nació con cinco variantes, las navales MiG-29K y KUB (biplaza) que se venían ya desarrollando desde los años 80, el prototipo MiG-29OVT con toberas orientables para vectorizar el empuje, el MiG-29M1 (monoplaza) más el MiG-29M2 biplaza, también conocido como MRCA (Multi-Role Combat Aircraft, con radar y todos los sistemas operativos instalados).

Luego de un primer vuelo del MiG-29M2 MRCA el 23 de septiembre de 2001, el desarrollo de dicha variante continuó e incorporó otras mejoras, como un radar AESA, más la opción de empuje vectorizado, y fue exhibido por primera vez en 2005, recibiendo en 2007 la denominación MiG-35, a la vez que también se lo ofrece como MiG-29M, según el cliente o potencial cliente.

Como explica Piotr Butowski, uno de los más importantes expertos en aviación rusa, el MiG-35, o MiG-29M, está en producción en la fábrica de Lukhovitsy perteneciente a RSK MiG. La designación que se asigna a un avión específico depende del marketing: la variante ordenada por Egipto y Argelia se designa como MiG-29M (o M2 en la versión de dos asientos), mientras que la variante para Rusia es MiG-35S (UB en la versión de dos asientos), aunque las diferencias entre ellos son insignificantes.


Clientes

El Ministerio de Defensa Ruso hizo su pedido de seis cazas MiG-35S y MiG-35UB el 22 de agosto de 2018; en total, el Ministerio de Defensa tiene la intención de encargar 20 aviones. Los seis fueron entregados a las Fuerzas Aeroespaciales (VKS) en 2018-2019 y ahora se encuentran en el centro de pruebas de vuelo militar de Akhtubinsk (929th GLIT). Después de completar las pruebas, está previsto incorporar estos aviones al equipo acrobático Strizhi con sede en Kubinka, cerca de Moscú”, por lo que no serán empleados en unidades de combate ni se espera que Rusia adquiera el MiG-35 en gran escala.

En abril de 2015, se firmó el primer contrato de exportación con Egipto, que compró 46 cazas MiG-29M y M2. El primer avión en configuración egipcia, el MiG-29M2 matrícula 811, de dos asientos, y el MiG-29M "801" de un solo asiento, comenzaron la evaluación en la primavera de 2017 y en el otoño de 2017 comenzaron las entregas de aviones de producción a Egipto. Según explica Butowski, los 46 aviones ya han sido llevados a Egipto.

En agosto de 2019, Argelia ordenó 14 cazas MiG-29M/M2 y el primero llegó fue entregado a Argelia en el otoño de 2020.


Foto: Piotr Butowski.

Detalles

Butowski explica que, en comparación con un MiG-29 “legacy”, el nuevo caza tiene un 8% más de empuje y un 45% más de combustible interno, lo que subsanó la principal debilidad del caza: el corto alcance. Tiene un radar multiuso en lugar de un simple radar aire-aire como contaba originalmente. El conjunto de sensores ópticos incluye el de búsqueda y seguimiento por infrarrojos I-219, el pod de designación de blancos aire-tierra I-220 / KE, así como el sistema de advertencia ultravioleta de aproximación de misiles I-222. El caza puede llevar todos los tipos de armas aéreas tácticas rusas que se utilizan actualmente, por ejemplo, cuatro misiles supersónicos anti-buque / anti-radar Kh-31A/P, cuatro misiles subsónicos anti-buque Kh-35 o cuatro bombas guiadas por TV KAB-500Kr. También se lo vio con las nuevas municiones electroópticas Kh-38M y Grom. Las opciones aire-aire incluyen hasta cuatro R-37M de largo alcance (RVV-BD), hasta seis R-77 de alcance medio (RVV-SD) o hasta ocho misiles R-73/R-74M de corto alcance.

Las versiones de uno y dos asientos tienen un fuselaje casi idéntico, incluida la misma cúpula con grandes cristales. Las diferencias están solo bajo la cúpula; la versión monoplaza tiene un tanque de 630 litros de combustible en lugar del asiento trasero.


Opciones de radar

Los rusos aplicaron la designación MiG-35 por primera vez en 2007, para un caza ofrecido, sin éxito, a India en la licitación MMRCA. Esa variante presentaba un radar activo de matriz escaneada electrónicamente (AESA) FGA29 Zhuk-AE. El radar se encendió por primera vez en vuelo en junio de 2008; estas fueron las primeras pruebas de un radar AESA en un caza realizadas en Rusia. El MiG-35 perdió esa competencia y más tarde, ningún otro cliente de MiG ha mostrado interés en el radar AESA.

Egipto y Argelia ordenaron un radar mecánico de matriz ranurada FGM129S Zhuk-M1SE para su MiG-29M. Lo mismo hicieron las Fuerzas Aeroespaciales Rusas que seleccionaron para su MiG-35S un radar mecánico N041RM similar, con modos de operación más avanzados en comparación con el Zhuk de exportación.

Sin embargo, la compañía Phazotron-NIIR continúa trabajando en los radares AESA y siguen siendo opciones para futuras variantes del caza. La opción básica es el FGA35 Zhuk-AE con 1.064 módulos transceptores y un alcance de 200 km. En 2016, la compañía presentó el radar FGA50 Zhuk-AME, en el que se utilizaron nuevos módulos transceptores fabricados con tecnología de cerámica cocida a baja temperatura (LTCC). Gracias a esto, la antena es mucho más fina y ligera que la anterior: el módulo T/R tiene 13 mm de profundidad, varias veces menos que las anteriores en la FGA35. La elección del radar depende del cliente.

Mientras, RSK MiG continúa con las actualizaciones de los aviones y sistemas del MiG-35. En MAKS 2019, se mostró una “oferta de exportación renovada”, que supuestamente se denomina MiG-35NG, nueva generación. El avión presentaba una nueva cabina con un solo panel de visualización MFI-25Sh de 25 pulgadas. El fuselaje del MiG-35NG se actualizará con aletas traseras más grandes y un ala completamente nueva con un área más grande, con capacidad para 10 puntos de anclaje para armas y cargas (actualmente hay ocho).


Foto: Piotr Butowski.

Derivado embarcado

Otro derivado del Fulcrum de nueva generación es el caza embarcado MiG-29K (o KUB para el biplaza) que se diferencia de la versión terrestre por sus alas plegables para estacionamiento, gancho de frenado para aterrizaje de portaaviones y sistemas de navegación adicionales. India compró 45 aviones de combate, entregados en 2009-2016. La Armada rusa adquirió 24 aviones MiG-29KR/KUBR (R por Rusia) en 2014-2015.


Armamento y pods

Pod de designación de blancos aire-tierra I-220 / KE,


Misil Kh-31A/P

Este misil comenzó a desarrollarse en 1977 con el objetivo de tener un arma antirradar de gran alcance, para destruir los sistemas de defensa aérea de la OTAN. En 1982 realizó las primeras pruebas de vuelo y entró en servicio en 1987. El fin de la guerra fría vio terminada su producción, pero se retomó en 1997 para clientes de exportación primero y luego también para Rusia. La propulsión es por un sistema cohete/ramjet, combinando ambos sistemas en donde el cohete acelera el misil hasta Mach 1.8 y luego emplea el ramjet para acelerar hasta a March 3.5 a 52.000 pies de altura o Mach 1.8 al nivel del mar.

Hoy se produce como Kh-31PM, con espoleta de proximidad, para destruir antenas ubicadas hasta a 15 metros de la batería principal y un mayor tamaño (5,34 metros de largo contra 4,70 metros de la versión anterior, lo cual le permite una mayor capacidad de combustible para un alcance de entre 180 y 250 km cuando se lanza desde 49.000 pies y a una velocidad de Mach 1.5. Además, incorpora un nuevo buscador pasivo y un navegador inercial Ts-074UM.

Además, se produce el Kh-31A que es un misil antibuque con búsqueda por radar activo RGS-31 (U-505). Ambos misiles actualmente están en el inventario de la Aviación Militar de Venezuela, en sus Su-30MKV. El fabricante, KTRV, además ofrece el Kh-31AM, que se basa en el Kh31PM pero para ataque antibuque.


Misil Kh-35

Este misil nació para ser lanzado desde buques o desde la costa en 1983, como un equivalente al Exocet o el Harpoon, del que en 1991 se lanzó por primera vez una versión desde helicóptero (Kh-35V) y el 1º de noviembre de 2010 se lanzó por primera vez el Kh-35U, una versión muy modernizada que también se puede lanzar desde aviones, que entró en servicio en 2013. Posee un motor turbofán Saturn izdeliye 64M y alcanza hasta 260 km de distancia.


Misil Kh-29

Este misil aire-superficie fue lanzado por primera vez en 1973 y entró en servicio en 1975, pensado para destruir blancos blindados o estructuras muy sólidas. Actualmente se lo produce en las versiones Kh-29L con guía láser activa y la Kh-29TE de guía por televisión. El primero tiene un alcance de hasta 10 km y el segundo de hasta 30 km.


Misil Kh-38M

Esta es una nueva generación de misiles aire-superficie para reemplazar a los Kh-25 y 29, del cual las primeras pruebas comenzaron en 2010 y la producción en serie se inició en 2015. El sistema de guía es autónomo, con un navegador inercial y corrección satelital. Si bien casi todas las versiones poseen una carga explosiva convencional BS-65F, el Kh-38MK posee una carga clúster para misiones antitanque. Esta última además tiene un alcance de 80 km contra los 40 km de las demás variantes.

El Kh-38L es de guía láser semiactiva, mientras que el Kh-38MT es por guía infrarroja y el Kh-38MA es con gruía por radar activo. El Kh-38MK no tiene sistema de guía terminal.


Misil Kh-59

Es un misil pesado desarrollado para destruir blancos fijos, principalmente edificaciones protegidas. Entró en servicio en 1980 y fue mejorado desde 1986 con el Kh-59M.

Posee guía por televisión y, tras acelerar con un pequeño motor cohete 9-TK-1D (que aleja el misil unos 1000 metros del avión hasta que el datalink del misil se conecta con el pod receptor en el avión), para la etapa de crucero del vuelo es guiado por un pequeño turbofán Soyuz Moscow R95TPM-300. El misil empieza a buscar el blanco a 10 km del mismo y transmite la imagen al avión, que la recibe a través del pod PK-59. La versión Kh-59M2 posee un sistema de televisión de baja luz y receptor de señal para navegador satelital, con un peso al lanzamiento de 960 kg. El Kh-59M2A es una versión antibuque, con radar activo ARGS-59 y no posee el cohete para aceleración, con un alcance de hasta 285 km, contra 115 del Kh-59M.

Finalmente, el Kh-59MK2 es un arma pensada para destruir blancos fijos protegidos, como bunkers o blindados, que en 2018 habría sido evaluado en el Sukhoi Su-57. Tiene un sistema de guiado con GPS/GLONASS para la etapa de crucero y otro electro-óptico Digital scene-matching área correlation (DSMAC, Correlación de área de coincidencia de escena digital). Posee dos alas desplegables y cuatro aletas extensibles en la cola, con un fuselaje de sección rectangular. Posee un alcance de unos 290 km.


Grom

Este es el misil aire-superficie más nuevo en el inventario de armas rusas, mostrado por primera vez en 2015 y evaluado desde 2016. Emplea el fuselaje del Kh-38 pero posee dos alas desplegables en la parte inferior, siendo con guía inercial con corrección satelital, aunque se espera agregarle sistemas de guía activa. El Grom-E1 es un misil, mientras que el Grom-E2 es una bomba planeadora, donde el motor cohete es reemplazado por 130 kilos extra de carga explosiva. El alcance del misil es de unos 100 km, posee un peso de 600 kg y puede volar a Mach 2.


Foto: Piotr Butowski.

Pod de designación de blancos NPK SPP I220/KE

Una mock-up de este pod fue exhibida por primera vez en la feria MAKS 2013 por NPK SPP, indicándose que estaba en desarrollo para el MiG-35. En 2015 fue presentado el pod real en una nueva edición de la feria. Posee cámaras de televisión con ángulos de visión desde 1.6º hasta 6º, con zoom digital, una cámara térmica de onda media con los mismos ángulos de visión, un designador láser y un telémetro láser y un detector láser que permite guiar armas hacia blancos iluminados externamente. El pod puede seguir hasta cuatro blancos simultáneamente.


Misil R-73M

El R-73 misil de corto alcance más empleado por Rusia en la actualidad, en servicio desde 1984 y el R-73M es la última variante, con hasta 40 kilómetros de alcance y guía infrarroja. Las variantes anteriores, hoy en uso, son el R-73K con espoleta de proximidad por radar y el R-73L de espoleta por láser.


Misil R-74M

Este misil se basa en el R-73 y comenzó a desarrollarse en 1985 y fue pensado con la posibilidad de lanzarlo hacia atrás, para proteger grandes aviones, pero ese concepto fue abandonado hacia 1994. El desarrollo del R-74 entonces siguió adelante como un desarrollo mejorado del R-73, con guía infrarroja de dos bandas y posibilidad de lanzarlo en ángulos de hasta 75º con respecto al blanco. El R-74M fue presentado en 1997 pero no volvió a ser mostrado hasta 2009, entrando en servicio en 2012. Como en el R-73, hay dos versiones, la R-74MK con espoleta por radar y ML con láser. Las entregas del misil se demoraron debido a que los buscadores eran producidos en Ucrania, y ante el conflicto entre dicho país y Rusia, se cancelaron las entregas, por lo que Rusia debió instalar buscadores producidos localmente.

Rusia además desarrolló el K-74M2, basado en el R-74 pero para la bodega interna del Su-57. Además, incorpora un datalink que permite de curso correcciones en vuelo, lo que hace posible el modo lock-on-after-launch (LOAL, enganche luego del lanzamiento). Por ahora se conoce poco sobre el estado actual de este desarrollo.

Misil R-77

Este misil de medio alcance nació para contrarrestar el AMRAAM estadounidense, lanzándose por primera vez en 1984 y entrando en servicio en 1994. La variante más difundida es la RVV-AE con guía inercial en la primera parte del vuelo y, si el blanco está a gran distancia, el vuelo se corrige por información enviada por datalink, hasta que el radar activo de a bordo hace las últimas correcciones. Ante la detección de contramedidas que no pueden contrarrestarse, el radar entra en modo pasivo y busca la emisión de radar del avión atacado para dirigirse hacia ella. La espoleta se activa por radar o por láser. El R-77-1 es una versión mejorada, que se comenzó a probar en 2004 y lanzada por primera vez en 2010, mientras que el K-77M es la versión actualmente en producción, que cambia las aletas traseras plegables por otras normales (similares a un AMRAAM), para reducir la resistencia aerodinámica y la sección radar del misil. El buscador radar del misil tiene un alcance de hasta 25 km, un datalink más preciso y mejor sistema de navegación inercial. Hasta ahora solo se conocen unas pocas imágenes de esta versión del misil y pocos datos concretos sobre sus capacidades. Una versión con una combinación de motor cohete y ramjet está en desarrollo y sería la que se pudo ver en un video de varios Su-57 divulgado por Rusia en octubre de 2020.


Misil R-37M

El R-37M es el de mayor alcance planteado para el MiG-35, lanzado por primera vez en 2011, aunque el misil deriva del R-37 original, evaluado en 1993 en el MiG-31. El misil posee un alcance máximo de 200 km contra blancos grandes con rumbo opuesto al avión lanzador. Posee un sistema de navegación inercial para el vuelo y un radar activo en bandas X y Ku para la guía terminal, con capacidad de enganchar un blanco de 5m2 de sección radar hasta a 40 km de distancia.


Bombas KAB-500

Las KAB-500 son una familia de bombas guiadas rusas de 500 kilos con distintos tipos de guía, con la KAB-500L siendo la primera variante, desarrollada en 1976 con un buscador láser semiactivo. La 500L-F es similar pero con cabeza de alto explosivo, para emplear contra construcciones, mientras que la 500L-K es clúster y la 500-OD es incendiaria.

La 500LG fue presentada en 2003 con un sistema de búsqueda láser semiactivo giroestabilizado, mientras que la KAB-500Kr es la más avanzada, aunque está en servicio desde 1983, con guía por televisión.

En el caso de la KAB-500S, es de guía por satélite, presentada en 2003, empleando tanto el sistema ruso GLONASS como el Navstar estadounidense. En el año 2000 se pudo ver un modelo de la KAB-500M con nueva configuración aerodinámica y guía por televisión, con un alcance de hasta 25 km.

La familia KAB-1500 tiene las mismas versiones pero con 1500 kilos de peso.


Bombas KAB-250

En 2003 se presentó la nueva familia de bombas guiadas por láser KAB-250L, pero el diseño se abandonó y fue retomado en 2007 como KAB-250LG con un nuevo diseño y las pruebas en vuelo comenzaron en 2015. Cuenta con un sistema láser semiactivo giroestabilizado para el guiado.


A estas armas hay que sumar las bombas no guiadas de propósitos generales que hoy produce Rusia, de 123, 268 y 500 kilos, incluyendo, entre las de 500 kilos, de fragmentación, incendiarias, clúster, antipistas, antitanques y la bomba clúster planeadora PBK-500U de hasta 30 km de alcance.

También, puede emplear lanzacohetes de distintos tipos, de 80, 122, 240, 266, 340 y 420 mm.



Especificaciones del RSK MiG MiG-35

Motores: dos turbofans Klimov RD-33MK, cada uno de 88,3 kN (9.000 kgf) con postcombustión.

Dimensiones: envergadura 12,0 m; longitud 17,3 m; altura 4,4 m.

Pesos: despegue nominal 19.200 kg; máximo al despegue 26.500 kg; carga máxima 6.500 kg.

Rendimiento: velocidad máxima 2.100 km/h; velocidad máxima al nivel del mar 1.400 km/h, techo de servicio 16.000 m; alcance máximo con combustible interno 2.000 km; alcance en vuelo ferry con tanques externos 3.000 km.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina