Buscar

Dialogamos con Jackson Schneider de Embraer la segunda fase del programa SISFRON

Dialogamos en exclusiva con Jackson Schneider de Embraer sobre el nuevo contrato con el Ejército Brasileño para la segunda fase del programa SISFRON


Por Santiago Rivas


Embraer y el Ejército de Brasil firmaron en FIDAE el contrato para desarrollar e implementar la Fase Dos del Programa Estratégico del Ejército para el Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras (SISFRON), que provee la capacidad de controlar toda la actividad en las fronteras a través de sistemas de monitoreo del espectro electromagnético, radares de vigilancia, sistemas seguros de comunicaciones tácticas, comunicaciones estratégicas, comunicaciones vía satélite, centros de comando y control móviles y fijos, UAVs y optrónicos para identificar blancos. El objetivo no es solo monitorear, sino también apoyar en la toma de decisiones.

Entre los proyectos de vigilancia fronteriza más grandes del mundo, SISFRON tiene como objetivo proteger las fronteras de Brasil, cubriendo una extensión de 16.886 kilómetros a través de diez países limítrofes. Este proyecto nació por la estrategia de defensa de Brasil que obliga a las Fuerzas Armadas a monitorear las fronteras y surge de una necesidad mutua con los vecinos para controlar el crimen organizado trasnacional.

Luego de la firma del contrato, dialogamos con Jackson Schneider, presidente y CEO de Embraer Defense & Security, sobre cómo la empresa integrará los distintos sistemas que conforman el SISFRON.


¿Cómo es la integración que hace Embraer?

Embraer es responsable por dos grandes actividades. Primero, por la integración de todo el sistema en sí. Es decir, no solo lo que nosotros hacemos, sino también lo que hacen otros proveedores que participan del proyecto. Y, segundo, también dentro del sistema, nosotros producimos radares. Es un sistema integral, con soluciones de radares M20. Nosotros también desarrollamos sistemas de comando y control para el sistema de monitoreo de fronteras. Esas dos grandes actividades serían la integración y coordinación de todos los sistemas, somos responsables del mantenimiento de las operaciones de esos sistemas, y productos nuestros que integran esos sistemas, que son radares y sistemas como de control.



¿Cómo se hizo la integración de la primera etapa que terminaron ahora?

La primera etapa concluyó este año, son 800 kilómetros de la frontera de Mato Grosso do Sul. Es una etapa donde se hace un control de área. El SISFRON va más allá de las fronteras, el objetivo es integrar con los países vecinos. Entonces nosotros hicimos esa implantación de ese sistema de control de área en la región de Mato Grosso do Sul.


¿Y esta segunda etapa cuantos kilómetros son?

La segunda etapa alcanza los 1400. La primera etapa son 800 y la segunda 600. Se cubrirían 1400 km de frontera, ahora también en Mato Grosso.


¿Y cuáles son las perspectivas de Embraer de poder dar a conocer estos sistemas a otras naciones?

Creo que la perspectiva del sistema es interesante, lo implementamos en un país del norte de África, que ya está funcionando. Y ya estamos en conversación con otros países en las regiones de África y Asia para implantar una parte del sistema o todo. Porque el sistema tiene características específicas a las necesidades de cada país. Entonces está adaptado para las necesidades de acuerdo con la región. En África, por ejemplo, lo estamos implantando en una región de desierto, y en Brasil estamos implando en una región de pantanal, con adaptaciones necesarias.


¿Y en América Latina ven una posibilidad?

Yo veo que tenemos la posibilidad de hacer una integración. Como en control de área. La mejor forma es usar el mismo sistema, estar controlando conjuntamente. Todas las áreas, no solo las fronteras de un lado, sino también las fronteras del otro. Los dos países conjuntamente se asocian a un sistema de control. Nosotros no tenemos en Brasil una expectativa de conflicto. Todos los países son países amigos. Pero todos sus sistemas son generalmente para crímenes trasnacionales, que es un problema de todos. No es un problema solo de un lado de la frontera, es un problema del lado de acá y del lado de allá. ¿Entonces cómo se controla la frontera y el área? Se controla desde los dos países. El sistema no fue diseñado para monitorear a otro país, al contrario, para integrar y construir una solución contra crímenes que afecten a los dos países.



Este nuevo contrato aplica lo aprendido en la implementación de la Fase Piloto y en la firma estuvieron también el Jefe del Departamento de Ciencia y Tecnología del Ejército de Brasil, General Guido Amin Naves, y Fábio Caparica, Vicepresidente de Ventas y Desarrollo de Negocios - Radares y Sistemas Terrestres, Embraer Defense & Security.

El SISFRON implementa una estructura de detección y mando y control en apoyo de la operación de las Fuerzas Terrestres, actuando de manera integrada para fortalecer la presencia y la capacidad del estado para monitorear y actuar en sus fronteras, al tiempo que mejora el desempeño de otras entidades gubernamentales con responsabilidades en esta área.

La implementación del programa ha contribuido al aumento de la capacidad tecnológica, así como a la autonomía y sostenibilidad de la base de defensa industrial, mediante la adquisición de soluciones de alto valor agregado y con la diversificación de las exportaciones nacionales. Estas acciones contribuyen a la generación de empleos e ingresos en los sectores de tecnología e infraestructura.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina