Buscar

El “despegue” de la Industria Aeroespacial colombiana

Por José Javier Díaz*


En los últimos años el Estado colombiano identificó al Sector Aeroespacial como un nicho estratégico que no sólo produce bienes y servicios de alto valor agregado, sino que también contribuye a incrementar su independencia y soberanía nacional. Analizamos por qué sería interesante que en Argentina se repliquen iniciativas público-privadas similares a las que vienen implementando en Colombia.


El sector aeroespacial es uno de los más competitivos, estratégicos y complejos por sus elevados estándares de calidad y confiabilidad, sus altos costos, el cumplimiento de normas y procesos que exigen personal con formación académica y experiencia en sus respectivas tareas (ya sean de diseño, desarrollo, manufactura, testeo en tierra y en vuelo, homologación y certificación, etc.).

Cualquier pieza, conjunto, subsistema o sistema que se emplea en aeronaves o equipamiento aeronáutico de soporte en tierra, debe cumplir con una serie de normas y estándares (AS-9100, FAR, MIL, etc.) que son exigidos a nivel internacional, más aún si son productos o servicios destinados a las fuerzas armadas.

A fin de ilustrar al lector respecto a los costos que se manejan en la industria aeroespacial podemos decir que, en órdenes de magnitud, un auto de una tonelada de peso cuesta aproximadamente diez mil dólares, mientras que la tonelada de un avión está en torno al millón de dólares y un satélite de una tonelada cotiza alrededor de U$S 100 millones.

En pleno siglo XXI, donde el conocimiento es poder e influencia, resulta claro que solo aquellos países que dominen tecnologías de avanzada tendrán capacidad de determinar su propio futuro, ya que no dependerán de otras naciones.



A nivel mundial podemos definir cuatro grandes categorías de países según sea el grado que han alcanzado sus respectivos entramados público-privados del sector aeroespacial, a saber:

  • EE.UU., Alemania, Francia, etc., se hallan a la vanguardia y son líderes de la industria aeroespacial a nivel mundial.

  • Brasil, Israel, Turquía, etc., lograron un gran desarrollo y son actores consolidados, pero no dominan todas las tecnologías y procesos de avanzada.

  • Argentina, Sudáfrica, Colombia, etc., son países que tienen un ecosistema aeroespacial -público y privado- en desarrollo.

  • Bolivia, Uruguay, Paraguay, etc., carecen de instituciones públicas y/o empresas privadas con capacidades tecnológicas e industriales que sean representativas, por lo que son países rezagados en el sector aeroespacial.

Concretamente en lo que hace a Argentina y Colombia, si bien se trata de países que comparten muchas similitudes en términos de PBI (Producto Bruto Interno), cantidad de población, idioma, etc., hoy cuentan con un desarrollo aeroespacial que es muy dispar, máxime teniendo en cuenta que el país caribeño asigna anualmente a sus Fuerzas Armadas un promedio de más del triple de recursos (en millones de dólares según datos del SIPRI) que reciben las FFAA argentinas desde 1990 a la fecha.

Por otro lado, es preciso recordar que la República Argentina fue pionera en Latinoamérica en materia aeronáutica y espacial al ser el primer país de la región que contó con una Fábrica Militar de Aviones (FMA) fundada en 1927 y, en el ámbito espacial, también fue líder al crear la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) en 1961. Estas iniciativas impulsadas desde el gobierno argentino le permitieron convertirse en el octavo país del mundo en diseñar y fabricar un avión de combate a reacción, ser el tercero en lanzar seres vivos al espacio y recuperarlos con vida, etc.

Lamentablemente, la falta de continuidad en las políticas públicas argentinas y las constantes crisis económicas que sufrió el país tuvieron impacto negativo en su desarrollo aeroespacial, pasando de ser uno de los “líder” en la década de 1950 a estar en grado de “en desarrollo” actualmente, a diferencia del exitoso camino que emprendió -y aún mantiene- Brasil pese a sus cambios de gobierno y las dificultades económicas que debió sortear en las últimas décadas.


Colombia impulsa su sector aeroespacial

En los últimos años el gobierno colombiano, a través de diversas instituciones como la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), la Corporación de la Industria Aeroespacial Colombiana (CIAC), el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT), Colombia Productiva, entre otras, ha implementado varias iniciativas para potenciar el desarrollo de su sector aeroespacial, tanto a nivel público como privado, desde las empresas como de la Asociación Colombiana de Productores Aeroespacial (ACOPAER).

En ese orden, desde la FAC y la CIAC se han generado diversos proyectos en los cuales se dio amplia participación a las empresas privadas colombianas para sustituir importaciones y también desarrollar nuevos productos y servicios que permitieran incrementar las prestaciones de las aeronaves en dotación.

Por otro lado, desde la Escuela de Postgrados de la Fuerza Aérea Colombiana (EPFAC), en la última década comenzó a realizarse un abordaje académico y multidisciplinario que se materializa en cada edición del Congreso Internacional de Logística Aeronáutica (CONINLOGA).El propósito, como academia, es desarrollar servicios intensivos basados en conocimiento y tecnología, conllevando al desarrollo del sector aeronáutico, sector logístico, a la innovación tecnológica y de procesos, complementando en la ayuda de procesos de registros de patente que consolidarán el Know How y valor como empresa.



El CONINLOGA 2022

La más reciente edición del CONINLOGA se llevó a cabo en Bogotá entre los días 11 y 12 de agosto del año en curso, y contó con la participación de 21 Ponentes provenientes de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, España y México.

El CONINLOGA 2022 logró reunir presencialmente a 524 personas y tuvo más de cinco mil reproducciones en las redes sociales y YouTube, a través de los canales de la Universidad Militar Nueva Granada y la Escuela de Postgrados de la FAC.

Para Yeisson Rincón Cuta, docente de la EPFAC y uno de los principales organizadores de la séptima edición del CONINLOGA, “este año tuvimos a un amplio auditorio, entre los cuales se destacan roles de Profesional, Gerente, Ejecutivo, Analista, Coordinador en áreas logísticas, al igual que estudiantes de Ingeniería y de Maestría en Logística, congregamos a 116 empresas de Colombia y 78 organizaciones extranjeras, de países como Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Panamá, Honduras y Perú”.

Respecto a la importancia que tiene el CONINLOGA para la Escuela de Postgrados de la Fuerza Aérea Colombiana, el Profesor Yeisson Rincón comentó que -siguiendo las directrices del Director de la Escuela de Postgrados de la FAC, señor Coronel Ervin Gaitán- “se promueve el fortalecimiento del talento humano, acogiéndose a las directrices de investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, convocando permanentemente a la comunidad desde la perspectiva de las cuatro hélices (Estado, Empresa, Academia y Población), con un enfoque académico y a través de la integración y desarrollo partiendo de los resultados de investigación y difusión de nuevo conocimiento. El Congreso Internacional de Logística Aeronáutica se presenta como plataforma de divulgación y adquisición de conocimientos articulados con las necesidades del sector aeronáutico y logístico, promoviendo la conformación de encadenamientos productivos permanentes en el tiempo”.

Para el Coronel (RA) Diego Germán Beltrán Giraldo, Director de Producción de la Corporación de la Industria Aeroespacial Colombiana (CIAC), el CONINLOGA 2022 “representó un importante espacio de promoción comercial de las capacidades de la CIAC en materia de ingeniería, diseño y desarrollo de productos y servicios aeronáuticos para el mercado nacional e internacional. El esfuerzo que realiza la Fuerza Aérea Colombiana, a través de su Escuela de Postgrados (EPFAC), reviste una altísima importancia al conectar en un escenario único diversos actores -públicos y privados, locales y extranjeros- de la logística en procura de lograr una transferencia de conocimiento única en el país para todos los participantes del mundo aeronáutico”.



MinCIT y Colombia Productiva

Desde hace ya unos años, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) creó una entidad adscrita denominada “Colombia Productiva”, la cual tiene como propósito ser uno de los brazos ejecutores de la Política Industrial del país, ayudando a la industria y sus empresas a producir más, con mejor calidad y mayor valor agregado, para que sea más productiva y competitiva, con la capacidad de responder a las exigencias de la demanda mundial.

Daniel Colmenares Perdomo, Gerente Industrias Automotriz, Astillera y Aeronáutica de Colombia Productiva, fue uno de los ponentes del CONINLOGA 2022 y expuso los principales resultados alcanzados en los últimos cuatro años en el proceso de fortalecimiento del sector aeroespacial de su país.

En ese sentido, Colmenares Perdomo afirmó que: “El sector aeroespacial hace parte de las ¨industrias del movimiento¨ que se trabajan junto a otros sectores estratégicos de la economía en la vicepresidencia de manufacturas y servicios de Colombia Productiva. En ese trabajo, se han venido desarrollando alianzas estratégicas con organizaciones, gremios y empresas del sector aeronáutico nacional con el objetivo de mejorar la productividad, la calidad y la sofisticación de la industria aeroespacial y su cadena de suministro para consolidar a Colombia como un proveedor del mercado internacional de servicios, partes, componentesy sistemas de alto valor agregado, basados en capacidades industriales certificadas”.

En línea con los objetivos citados precedentemente, desde Colombia Productiva se han generado programas de cofinanciación para implementar actividades en favor del sector aeroespacial en las áreas de calidad, desarrollo de proveedores y sofisticación.

Durante su exposición, Daniel Colmenares Perdomo afirmó que: “En materia de calidad, es de resaltar que de las 10 compañías registradas en el Directorio de Proveedores Certificados del International Aerospace Quality Group (IAQG), seis han logrado certificar sus sistemas de gestión de calidad bajo las normas AS9100 gracias al apoyo del programa ¨Calidad para Exportar¨ de Colombia Productiva. Actualmente dos compañías adicionales trabajan en el marco de este programa, esperando que para final de 2022 ingresen a este directorio internacional de proveedores”.

En el área del desarrollo de proveedores o los “Encadenamientos Productivos”, en los últimos cuatro años se han implementado tres programas por más de medio millón de dólares que se han enfocado en brindar servicios de asistencia técnica a 52 pequeñas y medianas empresas para el cumplimiento exigencias de empresas OEM, MRO o Tier 1 del sector, exigencias del mercado aeroespacial y requisitos de las normas AS9100. Como resultado, las 52 compañías han logrado avanzar en su nivel de madurez empresarial lo que les permite mejorar su desempeño dentro de la cadena de valor y las más avanzadas se encuentran listas para abordar procesos de auditoría y certificación de sus sistemas de gestión propios de la industria.

Colombia Productiva viene trabajando en el marco del programa “Clúster Más Pro” en impulsar a la industria, pero con un enfoque territorial, incentivando el trabajo colaborativo entre las empresas y las entidades de las regiones en dónde se encuentran ubicadas con el fin de implementar estrategias de sofisticación que les permita avanzar en sus procesos de internacionalización. Bajo este programa, se viene impulsando un proyecto inter-clúster entre las iniciativas de las regiones de Antioquia y el Eje Cafetero; así como un proyecto de internacionalización del gremio ACOPAER que representa al mayor número de empresas del sector en el país.



Conclusiones

No es posible concebir un desarrollo aeroespacial de magnitud sin el trabajo articulado y sinérgico que se logra cuando el Estado y el Sector Privado suman sus esfuerzos para generar una industria competitiva y sustentable a largo plazo.

Tanto las actividades académicas como son el CONINLOGA y otras instancias de generación y difusión del conocimiento así como también las iniciativas concretas que lleva a cabo Colombia Productiva para incentivar la industria aeroespacial privada y su consolidación a nivel doméstico y global, son complementarias a la labor que diariamente llevan a cabo los empresarios y las entidades que los agrupan (ACOPAER en el caso colombiano) para alcanzar los estándares de calidad y competitividad que exige el sector aeronáutico y espacial mundial.

A través del acompañamiento realizado por Colombia Productiva y la Vicepresidencia de la República, la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil (AEROCIVIL) y la Oficina de Certificación Aeronáutica de la Defensa (SECAD), se estableció un procedimiento conjunto para la certificación de productos aeronáuticos que simplifica la posterior comercialización, en el mercado doméstico y global, de los productos y servicios aeroespaciales “made in Colombia”.

Cabe destacar que AEROCIVIL ha logrado consolidar un acuerdo de reconocimiento mutuo con la autoridad aeronáutica europea (EASA) y avanza en uno similar con su homóloga de EEUU (FAA), lo cual facilitará la exportación de los productos aeronáuticos desarrollados en Colombia a estos importantes mercados.

Paralelamente, los Ministerios de Trabajo y de Educación, bajo la coordinación de la AEROCIVIL, desarrollaron el Marco Nacional de Cualificaciones del Sector Aeronáutico, a través del cual se establecen las competencias a tener como referentes en los procesos de formación técnica, tecnológica y profesional de sector.

En este marco, Colombia busca seguir avanzando en el desarrollo de su industria aeroespacial, aunque son muchos los retos que aún falta superar, fomentando la consolidación de un mercado interno mucho más dinámico, en donde las compras del sector defensa sean un factor de desarrollo y crecimiento del ecosistema empresarial de proveedores de bienes y servicios certificados.

Como afirmó Daniel Colmenares Perdomo, resulta imprescindible la articulación y sinergia público-privada para “continuar trabajando en lograr que nuevas inversiones lleguen al país, ampliando así el mercado y diversificando la cadena de valor nacional. También, se deberá propiciar que las empresas que ya cuentan con las capacidades para ser proveedores globales se conecten con mercados de exportación en la región. El trabajo realizado por el Gobierno Nacional, Colombia Productiva, la Academia y el sector empresarial deben potenciar el desarrollo de la industria aeroespacial de nuestro país”.

Es loable el trabajo mancomunado que realiza ACOPAER con sus empresas asociadas, las instituciones del Estado y las Universidades colombianas, en pos de incrementar el impacto socio-económico de la actividad privada en beneficio de Colombia, ya que a la generación de puestos de trabajo calificados se suma la reducción de costos al sustituir importaciones, el ingreso de divisas por exportaciones de alto valor agregado como son los bienes y servicios aeroespaciales, etc.


* El autor participó como ponente durante el CONINLOGA 2022, es Master europeo en Dirección Estratégica y Tecnológica y se desempeña como Consultor de Empresas y Organismos Gubernamentales del Sector Defensa, Seguridad y Aeroespacio.


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina