Buscar

Guerra en Ucrania: Preguntas y respuestas

Por Tom Cooper - analista en defensa, historiador, editor de ACIG.info y la serie de libros @War. Entre otros, es autor del libro Moscow's game of poker - Russian Military Intervention in Syria, 2015-2017, editado por Helion & Company.


Debido a que me han hecho muchas preguntas por privado de varios medios de prensa en los últimos días, decidí “interrumpir” mi descanso/vacaciones de reportar los desarrollos en el conflicto en Ucrania

Mientras muchos están contando los días de esta guerra, yo estoy contando meses, y el 24 de julio simplemente sucede que son cinco desde que del Kremlin lanzó su agresión contra Ucrania.

Mi descargo de responsabilidad habitual en este punto: para todos los fans del Kremlin, en Rusia y en el extranjero, a no preocuparse, todo se está desarrollando de acuerdo al plan especial de la operación militar de 3 a 14 días de duración, no hay razón para preocuparse, y tampoco de seguir leyendo esto. Gracias por su atención.

Para el resto del mundo: no hubo desarrollos “importantes” en el campo de batalla durante la última semana (bueno, excepto que un montón de humanos fueron asesinados, mutilados, etc.). Así, hoy estoy dirigiendo algunas preguntas que me hicieron en los últimos días, especialmente aquellas relacionadas a la mitología difundida por diferentes instancias en los principales medios y las redes sociales (en Ucrania y en el extranjero).


P: Circulan rumores sobre socios occidentales con la intención de suministrar cazabombarderos avanzados a Ucrania: tales como el Dassault Rafale, Eurofighter Typhoon, Gripen, etc.

La masa de tales historias están dentro los reinos de los sueños. Ucrania solo puede obtener aviones estadounidenses “de segunda mano”, como el A-10A Thunderbolt II, quizás incluso los Lockheed-Martin F-16C Fighting Falcon, pero dudo que ningún de socio europeo de la OTAN pueda convertirse en el primero a hacer dicho movimiento.

En cuanto al porqué: ahora mismo, los EE. UU. tienen sus propias razones de porqué considerarían entregar sus aviones de combate a Ucrania (la principal es el beneficio: una vez que Ucrania obtenga tal avión, estará “atada” a los Estados Unidos por años, décadas, teniendo que pagar -por un camino u otro- el entrenamiento del personal, repuestos, armamento y equipos de apoyo, etc.). Nota: No solamente Estados Unidos, sino también los socios europeos de la OTAN siguen carentes la comprensión del hecho de que los asesores de Putin han sido mutilados al punto de que no pueden vencer Ucrania, ni hablar de que sean una amenaza convencional seria para Europa. Por lo tanto, están tan asustados que su énfasis sigue siendo el rearmado de sus propias Fuerzas Armadas (en lugar de enviar su armamento pesado a Ucrania para finalizar lo que Putin comenzó).

Además, ambos, Estados Unidos y sus socios europeos de la OTAN, carecen de la capacidad industrial para entregar cualquier avión de combate “nuevo” a Ucrania dentro de los siguientes, digamos 2 a 3 años. Siendo que allí no hay ningún gobierno “listo para debilitar sus propias fuerzas armadas” enviando cualquier cosa este actualmente en servicio (tengan en cuenta que hasta Bulgaria y Eslovaquia estuvieron reacios a enviar sus antiguos MiG-29 y Su-25), esto significa que, en el mejor de los casos, y “ahora mismo”, la OTAN simplemente ' no puede hacer más que solo entregar cazas de segunda mano, ya sean A -10 y/o F-16, almacenados en lugares como el AMARC en los EE. UU.


Déjenme agregar que estoy lo suficientemente grande, como para recordar rumores similares esparcidos por los croatas durante su difícil lucha contra la agresión serbia, allá por 1991 (especialmente cuando se dio la batalla por Vukovar, y a principios de 1992, también). En ese momento, en Croacia la prensa estaba “llena de anuncios, predicciones y análisis de los efectos” de las entregas de todos los medios posibles operados por la OTAN, como aviones de combate (F-16, Dassault Mirage 2000, incluso el BAe Harrier GR.Mk. 7 fue mencionado en uno de los artículos que puedo aún tener en mi archivo). Entiendo las razones de tales “rumores”, pero el asunto es simple, de hecho, fue (y sigue siendo) que todos eso no era más que un deseo de los “periodistas” en cuestión. A tener en cuenta: Croacia no obtuvo ningún caza de la OTAN en ese momento, ni décadas después. Efectivamente, 20 años más tarde, cuando Croacia intentó adquirir un lote de F-16 de segunda mano de Israel, Trump bloqueó el trato. Fue entonces el año pasado, cuando Croacia ordeno los Rafale, en un marco puramente “comercial” (por cierto, las entregas de estos Rafales todavía están por empezar).

En cambio, allá por 1994 Croacia adquirió clandestinamente unos 40 MiG-21 de Ucrania junto a repuestos y armamento. Estos aviones volaron en combate durante la liberación final de los territorios ocupados por Serbia en algunas partes del país

Sin embargo, eso fue en la década del 90, cuando Europa (del Este) estaba llena de viejas armas soviéticas y era, relativamente, “fácil” de encontrar, cosas tales como aviones de combate. Además, las fuerzas armadas serbias en Croacia eran lo suficientemente débiles para que el MiG-21 sea al menos razonablemente efectivo. 25–30 años más tarde, los tiempos son enteramente diferentes: no hay “fuerzas aéreas completas” almacenadas alrededor en este continente, las defensas aéreas del VSRF son enteramente de un calibre distinto que aquellas de los serbios, y, aunque así sea, Ucrania no tiene dinero decir para decir “voy a comprar alguna cosa más, en algún lugar”.

En pocas palabras: a menos que Estados Unidos proporcione algún medio dentro de este tratado de cuasi préstamo-arrendamiento, nada sucederá en este tema.



P: ¿Puede ser la destrucción del Puente Antonovsky en las afueras de Kherson (foto) “el fin” de la ocupación del Oblast por el VSRF, situación que forzará a las fuerzas rusas en una retirada de esta parte de Ucrania?

Lo siento por todos aquellos qué cayeron en tales ilusiones.

Lo primero y más importante: pensar que alguien puede forzar a Putin a una retirada de Kherson, “así como así” (es decir, por matar a unos pocos de sus generales, destruyendo reservas de municiones, o algunos de los puentes ucranianos) — eso es completamente ingenuo. La lucha de la Rusia de Putin sería como pelear con la mitológica Hydra: cortas una cabeza y habrá 15 más y cuando estes ocupado peleando contra estas, la que habías cortado está creciendo de nuevo.

El Puente Antonovsky fue “apenas” dañado. Podría decirse: en aproximadamente dos docenas de lugares. Sin embargo, la estructura es lo suficientemente fuerte para sobrevivir a dicho daño, y por lo tanto el puente permanece transitable. Podría decirse que en los últimos 4-5 días, los ucranianos impactaron a otros puentes en la zona de Kherson. Por ejemplo, el Puente Daryevka, en los inhóspitos ríos que conectan a Kherson con Nova Kakhovka, fue impactado (seis veces, en una ordenada fila); podría ser que ellos también hayan impactado los puentes Yelyzavetikva, Halahinivka y Novotymofiivka.

Sin embargo, la esencia del sistema de la logística rusa son los ferrocarriles. Vías y trenes, damas y caballeros: eso es aquello que mueve los suministros del VSRF. ¿Por qué? Porque cuando los rusos están luchando, siempre lo hacen con “gran estilo”: un solo tren de transporte puede mover 5.000 toneladas de carga. Ahora, pensar sobre cuantos camiones son necesarios para hacer algo igual, añadan el tamaño de la Federación Rusa; consideren que “incluso” los EE. UU. y la OTAN mueven en masa sus blindados por ferrocarriles. ¿Por qué entonces los rusos deberían mover sus suministros por camión? Esto sólo se hace en la etapa final: cuando ellos están distribuyendo las municiones de los depósitos del frente a las unidades de combate.

Si le echan un vistazo rápido a cualquier buen mapa de Ucrania pueden ver instantáneamente que todo lo hecho por los rusos en los últimos tres meses fue avanzar desde los nudos de ferrocarril disponibles a través de las líneas férreas.

Por lo tanto, no esperen que el hecho de que golpeen un puente sería algo como que “todo cambiaria” en el área de Kherson, mientras son ignorados los puentes estratégicos del ferrocarril.

En lugar de soñar despierto sobre cuales serían los efectos que el daño del puente de la ruta Antonovsky causaría a la marcha rusa, pregúntense lo siguiente: ¿está alguien hablando sobre el puente ferroviario de Antonovsky?



Ah sí, ese puente olvidado, unos kilómetros más arriba del Dnipro, que está llevando la masa de suministros de las unidades del VSRF en el Óblast de Kherson.

No, nadie está hablando sobre eso, a lo sumo, algunos están discutiendo la posibilidad de que los rusos construyan un puente de pontones cerca.

Con lo cual este es otro “caso cerrado”: mientras el puente ferroviario Antonovsky sobre el Dnipro esté en funcionamiento, nadie necesita pensar sobre ningún tipo de retirada rusa de Kherson.

¿Por qué? No solamente porque algunas personas no comprenden que el VSRF y sus suministros son transportados por el sistema logístico de trenes, sino también que impactar los puentes levadizos, como este mismo, es extremadamente difícil. Si, con “munición de precisión” también: ésta tiende a volar a través de la estructura, sin causar ningún tipo de daño. Si tienen dudas, pregunten a los veteranos de la Fuerza Aérea de EE. UU. sobre sus experiencias con el puente Paul Doumer en Vietnam del Norte, o los rusos sobre sus experiencias con la niebla en Pidyomnyy, afuera de Zatoka, en el sur de Ucrania.

Finalmente, frenando los suministros del VSRF no es algo que vaya a finalizar la guerra con algunas voladuras. En realidad, es un proceso que nunca termina, o al menos tiene que ser regularmente repetido. Significa que la destrucción de los depósitos de munición de 15, 20, 30 y 5 cuarteles en una semana está bien, pero también es un ejercicio que necesita ser repetido semana tras semana. Los rusos los han reconstruido rápidamente en otro lugar, fueron reabastecidos (porque el puente ferroviario Antonovsky sigue intacto) y ahora todo ese esfuerzo debe ser repetido. Como que ellos están construyendo puentes del tipo pontón cerca de casi todos los puentes de carretera, mientras son impactados por la artillería ucraniana en el área de Kherson, y están sistemáticamente reparando todos los puentes ferroviarios impactados por los ucranianos.

Esa es, “simplemente”, la forma en que las guerras de este tipo tienen que ser combatidas y por qué tales esfuerzos son interminables: hay que repetir una y otra vez, y otra vez y otra vez, especialmente considerando lo siguiente: creyendo que logrando esto, la destrucción de tantos depósitos de municiones, cuarteles y dañando algunos puentes en el área de Kherson, requiere tanto esfuerzo para el diminuto M142 ucraniano, más la artillería suministrada por la fuerza de la OTAN, que, entretanto, los rusos fueron dejados libres para reparar el crucial e importante puente ferroviario en el sur de Kupyansk, impactado hace casi un mes. Es decir, los ucranianos no han tenido suficientes obuses HIMARS y artillería de 155mm de largo alcance para al menos "estorbar”, no para prevenir que los rusos reparen tan importante instalación y atacar puentes en el área de Kherson, todo simultáneamente. Resultado: desde hace pocos días, los rusos son capaces de reabastecer completamente a sus fuerzas en el Donbass.

Con cual volvemos al inicio para “combatir a Hydra”


P: Relacionado al tema mencionado arriba (es decir, al hecho de que los ucranianos todavía tienen muy pocos lanzadores múltiples de cohetes y piezas de artillería) es algo que, en realidad, no es una pregunta, pero un tema que varios contactos ucranianos me pidieron que comente. Este es el tema del arma rusa más poderosa de los últimos cuatro meses, la combinación de los UAV Orlan-10 y artillería autopropulsada MSTA-S calibre 152 mm.

¿Nunca han escuchado de esto? Pues en cierto grado: no es una sorpresa. En Ucrania, se ha hablado un montón sobre este tema. Se ha estado discutiendo por múltiples expertos locales militares por dos meses ya. Pero: en lenguaje ucraniano. Por lo tanto, y luego, porque “no es una buena noticia”, “no es lo suficientemente ostentosa”, “demasiado técnica”, de hecho, “no hay historia” para los medios occidentales, este tema es enteramente ignorado en occidente.

Claro, una y otra vez, todos los posibles expertos van a explicar cómo los campos de batalla son dominados por la artillería rusa. Nadie va a dar los detalles, aunque.

El hecho es: desde que se retiraron del norte de Ucrania y se enfocaron en el área del Donbass/Kherson y, desde que están peleando frontalmente, los rusos están enviando grandes cantidades de UAV Orlan-10 para reconocimiento. A su vez, estos están conectados a sus unidades de artillería con ayuda del denominado “Sistema de Manejo Táctico Automático”. Llamado USS TZ, el último es esencialmente muy similar al ucraniano Kropyva ATMS, descripto hace casi dos meses

El punto es: contrariamente a la situación durante los primeros 2-3 meses de esta guerra, los rusos están mientras tanto “imprimiendo” Orlan-10. Fabricándolos en grandes cantidades. Ellos pueden hacer esto debido a que están hechos de partes comerciales, fácilmente obtenibles de Occidente y China. Ellos están desplegándolos en grandes concentraciones en zonas de combate relativamente limitadas para rastrear la artillería ucrania en particular.

Esto está resultando en dos grandes problemas para los ucranianos. El primero es que no tienen armas para contrarrestar a los Orlan-10s . Claro, MANPADs, ya sea el Martlet, o Stinger y Strela son efectivos, pero simplemente no tienen suficiente cantidad de ellos. Las armas antiaéreas ligeras, son de corto alcance (el Orlan-10s, vuela generalmente por encima de los 1.000 a 1.500 metros de altura), y no hay suficientes tampoco.



La segunda es que los rusos no solamente tienen un montón de Orlan-10s, sino aún más de sus obuses MSTA-S, y luego al menos tantos BM-27 Uragan y lanzadores múltiples de cohetes BM-30 Smerch. Ésta “combinación” está tornando tan mala la situación que, en promedio, una unidad de artillería ucraniana y su equipo tienen algo así como 1 minuto, entre 46 y 60 segundos para ser más específicos, desde el momento que posicionan su sistema remolcado M777, o autopropulsado César, Krab o M109, y disparar la primera ráfaga, hasta que los rusos comienzan a realizar fuego de contrabatería. Posiblemente, la artillería rusa no sea particularmente precisa, pero contraataca con tantos disparos, que “por lo menos una de ellas” podrá causar algunos daños. Y eso también está pasando a menudo.

Presten atención: no solamente los ucranianos no tienen los medios para contrarrestar esta combinación, sino que la OTAN tampoco los tiene. Claro, la OTAN intentaría realizarlo con algún sistema de guerra electrónica, con “fusiles anti-UAV” o algún sistema similar, pero eso no sería simplemente suficiente, dada la gran cantidad de Orlan-10s y piezas de artillería rusas.



Este es el porqué de la necesidad de una solución urgente. No solamente porque los ucranianos necesitan un montón de artillería y muchos sistemas de guerra electrónica, sino que toda la OTAN necesita una “solución” al menos por los sistemas “Orlan”. Desde ya dudo que cualquiera pueda empacar un sistema antiaéreo calibre 57/60 mm (porque esto haría posible tener un alcance suficiente para combatir a los Orlans volando a una altitud de 2000 a 3000Mts.) sobre una plataforma del tamaño de una Toyota Hilux (porque se necesita una plataforma que pueda moverse a gran velocidad, mientras que un cañón calibre 57/60mm es grande y demasiado pesado), pronto y en grandes números, esto significa que no solamente los ucranianos, sino que todo Occidente necesita una solución distinta.


P: España está por a entregar 10 tanques Leopard 2A4 a Ucrania. Equipados el cañón de ánima lisa de 120mm Rheinmetall, ¿estos tanques van a cambiar el balance del campo de batalla y habilitar a los ucranianos a ejecutar mayor contraofensiva?

En primer lugar, he cesado incluso de tratar de monitorear todo la relacionado a la administración Scholz, de enviar algún tipo de arma pesada a Ucrania. Esto ha llegado a niveles tan absurdos que es inútil quejarse sobre eso. Por lo tanto, déjenme recordarles que la idea con España de enviar estos Leopard 2 a Ucrania, que aparentemente requiere un permiso especial alemán, no es nada nuevo. Al menos les recuerdo haber escuchado esto a principios de junio. Primero allí fueron mencionados en una charla unos 40, y ahora, a finales de julio (es decir, dos meses en los que no ha pasado nada) han bajado a 10. Diez Leopard de una subvariante obsoleta, almacenada por más de 10 años, los cuales necesitan de una revisión completa antes de poder usarlos, al menos para entrenar.

Claro, el cañón Rheinmetall es “tan bueno”, es de hecho el arma “estándar de la OTAN”, es decir, está instalado en casi todos los tanques que hay en la OTAN, incluido el M1 Abrams fabricado en EE. UU. Pero, su calibre no es para nada especial: todos los T-72, T-80 y T-90 operados por Rusia y Ucrania tienen cañones calibre 125mm. Ante todo, la experiencia con el envío polaco de más de 100 T-72M1 en abril, debería haber enseñado a alguien al menos la lección. Si, ellos llegaron rápidamente y habilitaron a los ucranianos para reequipar varias de sus brigadas. Sin embargo, decenas de ellos fueron alcanzados y dejados fuera de combate. No: no “porque ellos son diseños rusos y por lo tanto basura”, sino porque son pocos, y no suficientemente apoyados por la artillería y tampoco por un sistema de defensa aérea capaz de repeler a los UAV rusos Orlan-10.



Porque EE. UU. y la OTAN están fallando sistemática y persistentemente en rearmar a Ucrania.

Con cual estamos de vuelta en la misma vieja historia obsesionante de los socios ucranianos en Occidente: mientras los políticos (y la oligarquía sobornándolos) están “haciendo algo”, sin pensar exactamente qué están haciendo, y su comportamiento, para que tenga sentido en el largo plazo, no habrá cambios fundamentales en esta guerra. Esto es válido en la medida que no puedo entender qué tipo de estúpido se debe ser para pensar que Ucrania puede algo como “ganar una guerra” con la ' ayuda ' de “12 M142, 10 Leopard 2, 14 M113 y 5 Stormers”.

Por el lado de este azaroso, “nosotros debemos hacer algo” -por el estilo de las armas entregadas, están creando una pesadilla logística y de mantenimiento para los ucranianos (imagínense tener y operar más de 20 diferentes tipos de vehículos en “condiciones de campo” a más de 2,000 kilómetros de las fuentes de repuestos, después piensen estar haciendo esto con vehículos con un peso de 20 a 60Tns), o que 20 tanques e IFV duran algo como “una tarde de combate” en esta guerra. Pero: Ucrania necesita al menos dos docenas de (sub)sistemas integrados de defensa aérea móviles (no solamente para proteger sus ciudades, sino importantes instalaciones estratégicas, además de grandes concentraciones de tropas), Además de una “flota” de más de 200 lanzadores de cohetes, más una flota de 1.000 tanques, más, más y más

Cualquier cosa más es “bonita”, y estamos “ayudando a los ucranianos”, sin duda. Pero, en definitiva, “no hay ruido en el ambiente”.


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina