top of page
Buscar

La campaña de misiles rusos contra Ucrania: abril de 2024

Por Adrien Fontanellaz


Comenzaré esta actualización con una breve sesión informativa sobre lo que está sucediendo sobre el terreno, porque, y esencialmente, los combates continúan a lo largo de las líneas del frente de la guerra en Ucrania. Aun así, y de forma un tanto irónica teniendo en cuenta lo tensa que es la situación y la cantidad de esfuerzos realizados por ambas partes, no hay mucho que informar en términos de avances y retiradas. Esencialmente:

En Vovchansk, en el norte de Járkiv, los ucranianos han hecho retroceder a los rusos hacia la periferia norte de la ciudad, recuperando casi todo su noroeste. Los rusos siguen resistiendo en la zona que rodea el Jardín de Infancia Nº 6, y al norte del mismo.

Todos los ataques rusos en la zona de Kupyansk-Svatove-Kremina han sido repelidos.

En la zona de Bilohorivka (la de Siversky Donets), los rusos intentan ahora infiltrarse en las posiciones ucranianas. En las últimas 24 horas se han lanzado alrededor de una docena de intentos de este tipo: casi todos han sido destruidos, pero los ucranianos siguen ocupados eliminando a los infiltrados restantes.

En la zona de Chasiv Yar, hace dos días, un MT-LB ruso cargado de tropas se equivocó de rumbo y, para sorpresa de todos, atravesó Kalinina y cruzó el canal Siversky Donets-Donbás antes de darse cuenta del error. Fue destruido mientras intentaba regresar a sus propias líneas, y todas las tropas que transportaba fueron muertas o capturadas. Aun así, algunos llegaron a la conclusión de que los rusos avanzarían ahora en esta área.

Por supuesto, los rusos siguen presionando en algunas otras áreas. Sobre todo, en la zona de Novooleksandrivka, Sokil y Karlivka (sector de Avdiivka-Pokrovsk), y menos en la zona de Robotyne (sur de Zaporiyia).



De hecho, uno de los acontecimientos "más interesantes" de los últimos días (lo sé, lo sé: estoy "rozando" cientos, si no miles de otros eventos de combate) es el hecho de que el Batallón de Avispones Salvajes de la Brigada Presidencial Independiente, ZSU, estrenó el UAV de ataque Bulava con un sistema de guía autónomo, para golpear a un tanque ruso:

 

 

Esencialmente, el Bulava es la versión "guiada por IA" del UAV Wild Hornet. La adición de este sistema de guiado al arma ya existente cuesta unos 150 dólares. Por lo que sabemos, este es el primer despliegue de un UAV controlado por IA en esta guerra (y, por lo tanto, también en la historia de la guerra).


Campaña de misiles rusos contra Ucrania en abril

En abril de 2024 se produjo un marcado descenso del número de armas rusas lanzadas a gran profundidad en el espacio aéreo ucraniano. Según Kiev, se han registrado un total de 429 misiles balísticos y de crucero, y vehículos aéreos no tripulados de ataque. A modo de comparación: en marzo eran 860. Es decir, una disminución de casi el 50%.

A pesar de la disminución en el número total de misiles y drones disparados contra Ucrania en abril, aproximadamente una cuarta parte atravesó todo el conjunto del sistema integrado de defensa aérea (IADS) de la Fuerza Aérea de Ucrania (PSU). La PSU afirmó haber derribado o engañado a 320 de ellos. Como es habitual desde hace más de un año, esto se debió a la acción combinada de grupos de fuego móviles equipados con ametralladoras pesadas (HMG) y sistemas portátiles de defensa aérea (MANPADS), pero también baterías de misiles antiaéreos, sistemas de guerra electrónica como el Pokrova e interceptores de la PSU, que se sabe que han sido lanzados en al menos cinco ocasiones. Todas sus operaciones se coordinaron con el -mientras tanto- muy eficiente IADS de la PSU: éste está utilizando sus radares de alerta temprana, estaciones de inteligencia electrónica (ELINT) e inteligencia de señales (SIGINT), los sistemas de detección de sonido Zvook e inteligencia en tiempo real proporcionada por los aliados ucranianos.

Sin embargo, las 109 armas que se sabe que no fueron interceptadas infligieron graves daños, sobre todo al sector energético ucraniano, que sigue siendo uno de los dos focos de los ataques con misiles rusos. El otro son las bases aéreas de la PSU.

En cuanto al equipamiento desplegado, en abril se reanudó el uso de los misiles de crucero 3M54 Kalibr, aunque a pequeña escala: se lanzaron nueve en total. Dicho esto, en general, el número de misiles de crucero desplegados contra Ucrania sigue siendo bajo, especialmente en comparación con diciembre de 2023 (120) o enero de 2024 (134). Esto es, o bien,

 

a) confirmar las evaluaciones de que la industria aeroespacial rusa no puede mantener su tasa de producción anterior, o

 

b) confirmar las evaluaciones a través de las cuales los comandantes rusos están tratando de reconstituir sus reservas totales.

 

La opción b parece más probable porque en enero de 2024, Kiev evaluó que la industria rusa fabrica actualmente entre 115 y 130 misiles balísticos y de crucero con un alcance de más de 350 km cada mes.

Cualquiera que sea la razón, desde el punto de vista ucraniano, esto fue igual de afortunado porque se informó ampliamente que las existencias de misiles tierra-aire (SAM) de la PSU alcanzaron niveles mínimos en abril.

Otro punto de interés fue el bajo número de misiles balísticos desplegados por los rusos en abril de este año. Ciertamente, el VSRF está haciendo todo lo posible para desperdiciar sus Iskanders contra áreas protegidas por sistemas SAM PAC-2/3 Patriot de fabricación estadounidense, como Kiev y Odesa. En cambio, estos se desplegaron contra objetivos en el sureste de Ucrania, mientras que se dispararon pocos Iskander-M durante incursiones a gran escala, ya sea como una forma de acoso o para atacar objetivos urgentes.

 

Cronológicamente...

Los primeros días del mes se produjeron las habituales incursiones de hostigamiento que combinaban UAV de ataque Geran-2/Shahed 136 con un número menor de SAM S-300 disparados en modo balístico; los ocasionales Kh-59, y (el 5 de abril), tres misiles balísticos Iskander-M. El primer ataque de mayor envergadura tuvo lugar durante la noche del 5 al 6 de abril, cuando se lanzaron 32 Geran-2, 3 S-300, un par de Kh-101 y un solo Kalibr. Este esfuerzo fue casi totalmente ineficaz: 28 Geran-2 y 3 misiles de crucero fueron derribados.

Una nueva serie de hostigamientos e incursiones con el propósito de "cartografiar" las posiciones de la defensa aérea de la PSU se han sucedido hasta la noche del 10 al 11 de abril, cuando los rusos lanzaron lo que resultó ser el mayor ataque del mes, incluyendo un total de 81 armas:

 

• Los Tu-95MS de la aviación de largo alcance lanzaron 20 Kh-101/555 desde la era Saratov, de los cuales 16 fueron derribados;

 

• 6 MiG-31K lanzaron 6 misiles Kinzhal desde la zona de Tambov;

 

• Los cazabombarderos tácticos del VKS dispararon 4 Kh-59 desde la zona meridional de Zaproizhzhya; dos de ellos fueron derribados;

 

• Se lanzaron 39 Geran-2 desde Cabo Chauda (Crimea) y Primorsko-Akhtarsk, y todos ellos fueron derribados o engañados sobre el espacio aéreo ucraniano.

 

• 12 S-300 fueron lanzados desde la región de Belgorod en otro ataque terrorista contra Járkov.

 

Si bien la PSU afirmó que un total de 58 de estos derribados fueron derribados, los misiles y drones de ataque que lo atravesaron destruyeron la Central Térmica de Trypilska (TPP) y dañaron al menos otras dos centrales eléctricas.

Los ataques de hostigamiento se reanudaron durante la semana siguiente y hasta la noche del 19 al 20 de abril, cuando se lanzaron un total de 36 armas, entre ellas:

 

• 2 Kh-101 lanzados por un solo Tu-95MS sobre el área de Riazán, y ambos fueron derribados;

 

• Un par de misiles de crucero Iskander-K disparados desde Crimea;

 

• 14 Geran-2/Shahed-136, todos derribados o engañados; y

 

• Cazas tácticos VKS (probablemente Su-34) lanzando un total de 12 Kh-59 y Kh-69. Solo uno de ellos pasó por el guante de las defensas aéreas ucranianas.

 



Una foto "representativa" de un bombardero Tu-22M-3 del VKS. Muestra el Bort 37, matrícula RF-94145, a partir de 2021. En la tapa de su tren de aterrizaje delantero destacan tres estrellas rojas: cada una representa 10 salidas de combate, probablemente realizadas durante la intervención militar rusa en Siria del período 2015-2018.

Además, al menos dos Tu-22M3 de la Aviación de Largo Alcance dispararon seis misiles Kh-22. Esta vez, sin embargo, el VKS se encontró con dos sorpresas desagradables. En un primer momento, y por primera vez en la guerra, fueron derribados dos Kh-22, hasta ahora inmunes a las defensas aéreas ucranianas gracias a su trayectoria terminal cuasi balística de alta velocidad. En segundo lugar, y mucho peor para los rusos, uno de los Tu-22M3 fue alcanzado por un SAM S-200 (nombre de informe de la ASCC/OTAN 'SA-5 Gammon') mientras navegaba a unos 300 kilómetros de la frontera con Ucrania.

 Un misil V-880 (o similar) del sistema S-200, como se ve en su lanzador.

El misil es comparable en tamaño al interceptor MiG-21 (tripulado). Significa: mover y manejar este tipo de equipos por todo el país siempre es un gran problema. Sin embargo, la PSU parece haber encontrado sus propias soluciones.

Gravemente dañado, el bombardero se estrelló en el krai de Stávropol, mientras intentaba regresar a la base. Por lo que se sabe, al menos uno, probablemente dos miembros de la tripulación murieron.

¿Cómo es el caso?

Al parecer, la GUR (o HUR; la inteligencia militar ucraniana) se enteró de este ataque y fue informada de la ruta que iban a tomar los bombarderos rusos: por lo tanto, la PSU pudo tender una emboscada colocando uno o dos lanzadores y el radar de control de tiro del (anticuado, pero muy potente) sistema S-200 en su camino. Por lo que se sabe, este fue el primer Tu-22M-3 derribado en combate durante esta guerra.

Una escena del puesto de mando del sistema SAM S-200 desplegado para derribar un Tu-22M-3 ruso, el 19 de abril de 2024, en la época de ese derribo..

A partir de entonces, las redadas de hostigamiento continuaron hasta finales de mes, con la excepción de la noche del 27 al 28 de abril, en que se entregaron 34 armas;

 

• 9 Kh-101/555 disparados por Tu-95MS sobre el área de Saratov, de los cuales 6 fueron derribados;

 

• 9 Kh-59/69, por cazas tácticos del Mar Negro y Belgorod, de los cuales ocho fueron derribados;

 

• 4 Kinzhal disparados por 4 MiG-31K desde las zonas de Riazán y Tambov;

 

• 2 S-300 de la zona de Belgorod;

 

• 8 misiles Kalibr lanzados por buques de la Flota del Mar Negro, de los cuales 6 fueron derribados.

 

En total, durante abril de 2024 se lanzaron y - fueron derribadas - las siguientes armas contra Ucrania:

 

286 Geran-2/Shahed-136; 258 fueron derribados.

80 misiles de crucero Kh-101/Kh-555; 60 fueron derribados, entre ellos:

9 misiles de crucero 3M54 Kalibr; 7 fueron derribados;

33 Kh-101/Kh-555; de los cuales 26 fueron derribados;

32 misiles guiados Kh-59/69; 26 fueron derribados.

36 misiles antiaéreos S-300 disparados en modo balístico; Ninguno fue derribado.

10 Iskander-M o NK-23 Hwasong-11; Ninguno fue derribado.

10 Kinzhal; Ninguno fue derribado.

6 Kh-22 (o, aunque menos probable: Kh-32); 2 derribados.



Comments


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page