top of page
Buscar

La Infantería de Marina Argentina a fondo (1º parte) - Una entrevista con su comandante

En los últimos días de agosto realizamos una visita al Comando de Infantería de Marina de la Armada Argentina, en la Base Naval Puerto Belgrano, y las unidades ubicadas en dicha base y la cercana Base de Infantería de Marina Baterías. La cobertura realizada la iremos publicando en una serie de reportajes que iniciamos con esta entrevista al comandante de la fuerza.


Por Santiago Rivas y Hernán Casciani


El Comando de Infantería de Marina es uno de los cuatro comandos que dependen del Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada Argentina, con los otros tres siendo el Comando de la Flota de Mar, Comando de Aviación Naval y el Comando de la Fuerza de Submarinos. Como tal, la infantería de marina se encarga de todas las tareas que impliquen la proyección desde el ambiente marino o ribereño hacia la costa. Dada la extensión del litoral argentino, tiene suma importancia, a la vez que sus unidades deben variar en cuanto a capacidades según el ambiente geográfico, que va desde el litoral fluvial de la Cuenca del Paraná hasta el frío y montañoso de Tierra del Fuego y demás islas del Atlántico Sur.



Hablamos con quien hoy está a cargo del Comando, el Comodoro de Marina Fernando Terribile, sobre la organización y funciones que cumplen, así como sobre sus planes.

El Comando de Infantería de Marina tiene tres grandes ambientes geográficos con unidades subordinadas directamente. En centro de gravedad es la Brigada Anfibia, que es representada por la Fuerza de Infantería Marina de la Flota de Mar (FAIF) y su adiestramiento está direccionado hacia la función anfibia. La operación anfibia es exclusiva de la Armada. Con eso digo que no hay otra Fuerza Armada capaz de llevarla adelante. La línea de partida del elemento terrestre es el mar y el medio de transporte es naval. Por eso decimos que la operación anfibia es naval. Y que tiene hombres capacitados para ejecutarla que proceden de esta Brigada Anfibia. Pero también operamos en otros ambientes geográficos. Uno que tuvo una destacada actuación en Malvinas es el de baja montaña y monte, en el cual tenemos dos unidades con un centro supervisor, que es la Fuerza de Infantería de Marina Austral de cual dependen el Batallón de Infantería de Marina 4 y el 5. Son ellos los que se adiestran en clima frío. Aparte tenemos un ambiente geográfico apetecible por muchas unidades del mundo, porque no muchas tienen esa capacidad de adiestrarse en un ambiente así. Nosotros lo tenemos y es Ushuaia. Hace poco estuvieron en intercambio una pequeña cantidad de hombres de los Marines, porque ven la importancia de nuestro ambiente.

Y la otra que considero fundamental es el Batallón 3, dentro del contexto del Área Naval Fluvial en lo que hace a operaciones fluviales y ribereñas. Acabo de terminar la ejecución de uno de los ejercicios operativos más importantes que tenemos en ese ámbito, que es el Acrux junto con las armadas de Uruguay y de Brasil, en el cual obtuvimos lecciones fundamentales. Creo que es muy importante seguir esa dirección, porque las vías fluviales son muy importantes para el país y se necesita una organización que contenga una Escuadrilla de Río con un Batallón de Infantería que apoye para operaciones ribereñas”.


El Comodoro de Marina Fernando Terribile saludando al ministro de defensa, Jorge Taiana, durante el ejercicio Salinas la semana pasada en San Luis.

Pucará Defensa: ¿Cómo es el trabajo en el área naval fluvial y en el área naval austral?

Fernando Terribile: Esto se hace a través de una relación operativa que se llama relación funcional. Hay planes y ordenes en vigor que son emitidas por los comandantes de área, ya sea el Área Naval Austral o el Área Naval Fluvial. Y operamos con ellos a través de la ejecución de un planeamiento y una evaluación de operaciones. Generalmente son afines a los planes que proceden del ámbito operacional y al nivel táctico nosotros operamos llevamos a cabo un adiestramiento para estar preparados y alistados por si hay que efectuar algún tipo de operación. Pero nos adiestramos integralmente, navales e infantes de marina, apuntados a este adiestramiento para poder estar preparados para llevar a cabo los planes de las áreas navales.



PD: ¿Cuáles son las particularidades en ambos casos?

FT: Son ambientes totalmente distintos, pero básicamente en lo que es la fase de planeamiento es el mismo, simplemente con las particularidades del ambiente geográfico, con las dificultades que plantea el terreno y hay adiestramiento especifico. En Ushuaia tiene que haber una integración particularmente para trabajar en nieve. El ski es fundamental. En cambio, el río es muy particular y requiere otro tipo de adiestramiento. También requiere el adiestramiento para poder interactuar entre la Escuadrilla de Ríos y nuestras embarcaciones, de manera de poder proyectar el poder terrestre en la ribera.



PD: En Puerto Belgrano y Baterías, ¿con qué unidades se cuenta?

FT: Acá está el grueso y lo fundamental, el espíritu de la Armada, que es la Flota de Mar. Nosotros trabajamos con la Flota de Mar en lo que consideramos lo fundamental, que es la función anfibia. Y contamos con un montón de unidades, unidades de maniobra como el Batallón de Infantería de Marina 2. Tenemos los apoyos de fuego, el Batallón de Artillería de Campaña, defensa antiaérea, los ingenieros anfibios - que aparte tienen la responsabilidad de la defensa QBN-, todo lo que es comando y control a través del Batallón de Comunicaciones, la Agrupación de Comandos Anfibios. Y la FAIF (Fuerza de Infantería de Marina de la Flota de Mar) a su vez tiene otras capacidades, tiene los embriones de lo que va a ser en el futuro la compañía exploración y antitanque y de guerra electrónica.

Tenemos ya pequeñas capacidades y embriones para que, si se diese la capacidad, armar organizaciones del orden de compañía independiente para llevar a cabo estas tareas. Hoy en día está agrupada en una fracción de apoyo operativo, en la cual está guerra electrónica, exploración, antitanque y vehículos aéreos no tripulados.

Estamos en el camino de recuperar pequeñas capacidades para que la Armada pueda contar con estas posibilidades de hacer frente a lo que hoy en día es el multidominio. Y los estamos educando con la nueva doctrina. Hemos escrito una nueva doctrina desde hace 3 años, la idea es estar a la altura de cualquier infantería del mundo.

Hemos comprobado en estas conferencias que hemos hecho en Brasil, tenemos un léxico en común y realmente me siento orgulloso de eso, porque quiere decir que al menos en el conocimiento estamos capacitados. Y eso lo hacemos gracias a que muchos de nosotros fuimos capacitados en los países rectores, EEUU, España, etc.



PD: ¿Dónde se forman los infantes?

FT: Tenemos escuelas de información, que siguen siendo las tradicionales, de oficiales y suboficiales, pero además hay escuelas de capacitación y especialización de oficiales, como la escuela de oficiales de la Armada. Y la de suboficiales es el CIT, que es el Centro de Instrucción Táctico y que ahí hacen sus capacitaciones. Además, tenemos un plan muy exigente de adiestramiento que lo iniciamos a principios de año y finaliza en diciembre. Llevamos adelante lo que es fundamental en la cultura de adiestramiento, que son los juegos de guerra, después lo llevamos a materializar en el terreno y hemos sacado lecciones para decir donde estamos parados y hacia donde tenemos que ir. Y después, por supuesto, las capacitaciones en el exterior.



PD: ¿Cómo es la operación en la Fuerza de Paz Combinada Cruz del Sur y otras operaciones de paz?

FT: La Infantería de Marina desde los 90 empezó a ser partícipe en las misiones de paz en Chipre y, a partir de 2004, que ahora finalizó, en Haití. Tenemos personal que ha tenido entre 3 y 4 participaciones en misiones de paz de 6 meses. Eso nos permitió formar con Chile, que todavía está en la etapa teórica, una fuerza de tareas combinada que se llama Cruz del Sur, en la cual tenemos ciertas capacidades que queremos compartir, pero a su vez el año pasado le ofrecimos a la ONU ser partícipes del PCRS (Peacekeeping Capability Readiness System) con 3 capacidades, una compañía mecanizada, una sección de reconocimiento y un equipo de eliminación de artefactos explosivos, que hoy está en el nivel 1 y pretendemos llevar al nivel 3 en lo que hace disponibilidad de los medios necesarios. Y a partir de ese momento, cuando nos evalúen, estar en capacidad de ser partícipes donde la ONU nos requiera estar. Consideramos que las misiones de paz son fabulosas para nuestro personal.



PD: ¿Cómo se trabaja con Chile?

FT: Con Chile es muy bueno. Yo estuve hace poco en la conferencia de comandantes de infantería de marina de América que se celebró en Río de Janeiro. Estuvimos discutiendo temas en común y solidificando acuerdos. Y la idea es seguir manteniendo oficiales de enlace en Chile como acá. Nosotros necesitamos que vuelvan, y ademaos están los intercambios pequeños. Por ejemplo, en el sur todos los años hay un intercambio, entre la compañía Miller y el Batallón 5, que por un mes uno va a Chile y otro va a Tierra del Fuego. Y además hay operaciones del ámbito naval. La verdad que nos viene bárbaro. Nosotros seguimos en el camino de la interoperabilidad y de compartir adiestramiento.


Fernando Terribile en un vehículo Polaris del Ejército Argentino durante el Ejercitio Salinas XI.

PD: A futuro ¿cuáles son las necesidades que tienen?

FT: Lamentablemente la Armada tiene muchas necesidades. El Fondef viene a palear las deficiencias que tenemos, pero es un proceso lento. Nosotros tenemos nuestros proyectos logísticos y el buque multipropósito es uno. En realidad, es una necesidad nuestra, pero es un proyecto de la Flota de Mar. El buque multipropósito sería rescatar la idea del ex Cabo San Antonio, con el cual hacíamos nuestro adiestramiento anfibio. Pero de la mano de eso vienen las embarcaciones que hay que poner para proyectarnos a tierra y también estamos en eso, hay unos IVECO italianos que nos interesan. Pero son todas ideas. Tenemos 40 proyectos logísticos que están diseñados. Pero insisto, somos una Armada, hay una prioridad que es la Flota de mar, tenemos la Aviación Naval y nosotros, la Infantería de Marina. Pretendemos recuperar nuestra movilidad táctica, nuestra proyección anfibia y pretendemos actualizar nuestros armamentos, lo estamos haciendo de a poco. El armamento individual, el apoyo de fuego, volver a tener la munición mayor de fuego que pretendemos. Pero el Fondef no es infinito, aunque al menos hoy tenemos un norte.

댓글


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page