Buscar

La recuperación del P-3B Orión en FAdeA

Por José Javier Díaz


Entrevistamos al Ingeniero Eugenio Bonvin, Jefe de Programas Aviones Militares de Gran Porte de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), para conocer en qué consiste la recuperación del Sistema de Armas P-3B Orión de la Aviación Naval de la Armada Argentina, vital para la Exploración y Vigilancia Lejana del Mar Argentino.


Pucará Defensa: ¿Cuándo se iniciaron las primeras negociaciones con FAdeA para la recuperación de los aviones P-3B Orión de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración (EA2E) de la Armada?

Ing. Bonvin: La Armada de la República Argentina (ARA), a través del Comando de la Aviación Naval (COAN), inició en el año 2014 tratativas con FAdeA para recuperar las capacidades operativas de su flota de aeronaves.

Dentro de su flota, se determinó la necesidad de un plan de ejecución de la inspección técnica PMI (por las siglas en inglés de Planned Maintenance Interval) de los aviones cuatrimotores Orión de la Armada Argentina, de los cuales el COAN incorporó seis unidades de segunda mano a fines de la década de 1990.

El contrato suscrito entre la ARA y FAdeA se activó en julio del año 2015 y, con posterioridad a la contratación de OGMA por parte de FAdeA, los trabajos sobre el primer ejemplar de la flota de Orión, matrícula 6-P-56, comenzaron en septiembre del año 2016.

La participación de OGMA, empresa aeronáutica con sede en Portugal, se debió a que la misma contaba con antecedentes suficientes para realizar trabajos de inspección sobre los P-3.



PD: ¿La recuperación de los P-3B fue iniciativa de FAdeA o de la Armada Argentina? ¿En qué consistía el primer contrato que suscribieron?

Ing. Bonvin: Por directivas del Ministerio de Defensa (MINDEF), la Armada negoció el contrato con FAdeA, el cual incluía diversos servicios para la Aviación Naval, entre ellos la ejecución de las inspecciones PMI a tres aeronaves de su flota de Orión.

Si bien a la fecha de firma del contrato el COAN tenía en su dotación los seis aviones incorporados casi 20 años atrás, solo debía realizarse la PMI a tres aeronaves, que eran las matrículas recomendadas por Lockheed Martin a partir de los estudios SLAP (Service Life Assessment Program) previstos en el Programa de Extensión de Vida Útil que se llevaron a cabo en las instalaciones del Taller Aeronaval Almirante Zar (TVAZ).


PD: ¿Todos los trabajos se hacían en FAdeA, con presencia de técnicos de OGMA o parte se hizo en Portugal?

Ing. Bonvin: Todos los trabajos se debían realizar en FAdeA bajo la tutela de OGMA, que tenía la habilitación correspondiente con la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC), instancia técnica dependiente del Estado Mayor Conjunto (EMCO) de las Fuerzas Armadas, para las tareas que se harían en los P-3B de la Armada.



PD: ¿Cuándo arribó el primer avión P-3B de la Armada a FAdeA para iniciar las obras?

Ing. Bonvin: El 27 de abril del año 2015 aterrizó en la pista de FAdeA el Orión matrícula 6-P-56.

En julio de ese año el MINDEF habilitó el contrato y FAdeA comenzó el proceso de identificación y contratación del prestador de servicios PMI habilitado a tal fin por la DIGAMC.

En este sentido, cabe destacar que la DIGAMC es el organismo que determina todas las normas, estándares y habilitaciones del personal, aeronaves y talleres/fábricas a los fines de asegurar la máxima seguridad operacional de los medios aéreos de las FFAA argentinas.


PD: ¿En qué momento y por qué motivo se paralizó el primer contrato?

Ing. Bonvin: En agosto del 2018 se interrumpió la intervención de OGMA como causa directa de la falta de presupuesto para afrontar los costos de las tareas que preveía el contrato.



PD: ¿Cuándo se reactivó la gestión que derivó en la firma de este segundo contrato?

Ing. Bonvin: La Armada Argentina, ante las dificultades para concretar la recuperación de los tres Orión con margen de vida útil aceptable, solicitó al MINDEF iniciar gestiones ante el Departamento de Defensa (DoD) de Estados Unidos para adquirir -a través del Programa FMS (Foreign Military Sales)- cuatro aviones de segunda mano del modelo más avanzado P-3C Orión que la Armada de EE.UU. (USN) estaba desprogramando.

La decisión del Ministerio de Defensa sobre la incorporación de los P-3C fue dejada en manos de la nueva gestión y, dados los plazos administrativos previstos por el DoD - FMS, la compra de la versión más moderna de Orión a la USN caducó.

La nueva gestión del MINDEF debió reiniciar el proceso de compra, previa gestión del presupuesto a través del Fondo para la Defensa Nacional (FONDEF), fuente de recursos presupuestarios con asignación específica para el reequipamiento y modernización de las Fuerzas Armadas que fue creado por la actual administración pública nacional.

Mientras estas gestiones se generaban y procesaban, la Armada Argentina decidió dar un nuevo impulso a recuperación del P-3B que se encontraba en FAdeA con un avance de obra cercano al 70%. De este modo, durante el año 2020 -luego de cancelarse la deuda con OGMA- se comenzó a negociar la continuidad de la PMI sobre la aeronave 6-P-56 hasta completar su puesta en servicio en el TVAZ.


PD: ¿Qué importes corresponden a mano de obra y materiales? ¿Qué plazo de entrega prevé el contrato para finalizar la recuperación del 6-P-56?

Ing. Bonvin: Tal como figura en el Boletín Oficial, el contrato prevé 208.288.512 de pesos en concepto de mano de obra y 2.212.315 de dólares en concepto de materiales y gastos asociados.

La finalización de los trabajos sobre el 6-P-56 demandará dos años aproximadamente, previéndose su entrega a la Aviación Naval en condiciones operativas en el segundo semestre del 2023.



PD: ¿Cuáles son los trabajos que ya se cumplieron en el marco del primer contrato y cuáles quedaron pendientes?

Ing. Bonvin: Se cumplimentaron las inspecciones específicas de la aeronave y -en forma parcial- las reparaciones resultantes de las inspecciones. Queda pendiente terminar algunas reparaciones, armar la aeronave, ejecutar pruebas funcionales y de vuelo.


PD: ¿En las tareas incluidas en este segundo contrato se mantuvieron las que faltaban del primero o también se agregaron nuevos trabajos dado el tiempo transcurrido?

Ing. Bonvin: Se deben realizar las tareas pendientes del primer contrato además de realizar algunas tareas de reemplazo de partes estructurales determinadas por el estudio SLAP e instalar un nuevo ELT.


PD: ¿FAdeA y/o la Armada tienen previsto llevar a cabo la recuperación de los restantes P-3B que están en la Base Aeronaval Trelew?

Ing. Bonvin: El contrato actual solo abarca una sola aeronave.


PD: ¿Participó en el primer contrato personal de la Armada? ¿Está previsto que lo hagan en este segundo acuerdo?

Ing. Bonvin: En el primer contrato, ARA y FAdeA aportaron personal bajo la modalidad de “on the job training” (entrenamiento durante el trabajo).

En este segundo contrato, la Armada aportará personal técnico que será incorporado en la nómina de FAdeA para cumplimentar tareas para las cuales están debidamente capacitados y habilitados.



PD: Dado que el Orión es una aeronave que está en servicio en varios países del mundo y, particularmente en Sudamérica, ¿se prevé ofrecer este mismo servicio a clientes extranjeros? ¿Hubo o hay negociaciones en tal sentido?

Ing. Bonvin: Actualmente, la recuperación de aeronaves Orión no está en la cartera de servicios que ofrece FAdeA. Se trata de una habilitación específica por parte de la DIGAMC para recuperar la aeronave 6-P-56. Tal vez sí deberíamos participar en la futura recuperación de los P-3C, si la Armada Argentina prosigue con el proceso de adquisición a través de FMS que inició años atrás.


PD: ¿Cuánto hubiera costado realizar la recuperación de este modelo de avión en el extranjero? Qué ventajas implicó, para la Armada y el país, ¿decidir llevarlo a cabo en FAdeA en vez de tercerizarlo como hicieron Brasil y Chile?

Ing. Bonvin: Desde FAdeA no tenemos esa información. Sin embargo, hay que tener en cuenta que para llevarlo a otro centro de reparación habría que ponerlo en vuelo o bien desarmarlo en partes trasladables, fabricar los correspondientes utillajes, abonar los importes de seguros y flete, viáticos de la comitiva que participara del traslado, etc.

La opción más conveniente para el país es que salga en vuelo desde las instalaciones de FAdeA, con ello se logra un menor costo para la Armada y se gana la capacidad técnica para sostener la flota de P-3B Orión, máxime teniendo en cuenta que lo más probable es que la Aviación Naval concrete próximamente la incorporación de algunos aviones de la versión P-3C con aviónica más avanzada.



PD: Respecto a las prestaciones que tenía el avión previo a las tareas que se le realizarán en FAdeA, ¿se han mantenido o mejorado? ¿Podría comentar cuáles son los principales cambios a nivel tecnológico y operativo de la performance que tendrá cuando vuelva al servicio?

Ing. Bonvin: No tenemos previsto ningún cambio tecnológico en esta aeronave en FAdeA, excepto la instalación de un ELT que correspondía al Programa MATE (Modernización de Aviones de Transporte y Enlace) impulsado por el MINDEF años atrás para actualizar el equipamiento y asegurar la aeronavegabilidad de los medios aéreos de las Fuerzas Armadas.

Como todo proceso de recuperación, la Armada fija como meta cercana la puesta en servicio de la aeronave y, una vez que se reactiva el Sistema de Armas, organiza y planifica la incorporación de nuevos y mejores equipamientos de aviónica.


PD: Dada la creciente interacción que está teniendo FAdeA con Invap, Redimec, FixView, etc., ¿es factible modernizar la aviónica y sensores (FLIR, radar, etc.) de los P-3B de la Armada?

Ing. Bonvin: Asumimos que sí por los comentarios que hemos recibido del personal de la Aviación Naval. No obstante, el único propósito del contrato actual es recuperar la capacidad de vuelo del avión 6-P-56 que se encuentra en FAdeA.

La reincorporación al servicio operativo de este primer P-3B de la Armada Argentina permitirá mantener el entrenamiento de las tripulaciones y volver a cumplir su importante rol en lo que hace a la vigilancia y control de nuestros recursos naturales y el tráfico marítimo en el Atlántico Sur.


PD: ¿Alguna reflexión final o algo que FAdeA quiera agregar?

Ing. Bonvin: Es nuestro objetivo lograr, conjuntamente con la Armada, la Dirección de Material Aeronaval de la Armada (DIMA) y DIGAMC, que esta aeronave vuelva a surcar los cielos de la plataforma continental argentina, cumpliendo exitosamente las misiones que le sean encomendadas por la Aviación Naval.

Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina