top of page
Buscar

thyssenkrupp Marine Systems presenta propuesta de submarinos para la Armada Argentina

Desde hace más de un año, thyssenkrupp Marine Systems ha estado en contacto con la Armada Argentina y el Ministerio de Defensa para desarrollar y presentar una propuesta para el suministro de tres submarinos. La base de esta propuesta es la última generación de submarinos de la clase 209, denominada 209 Next Generation (NG). El 209NG de thyssenkrupp Marine Systems está equipado con el sistema de combate más moderno – ORCCA – de kta naval systems. El sistema ORCCA, desarrollado inicialmente para satisfacer los elevados requisitos de sistema de combate del programa 212 CD de Alemania y Noruega, fue adaptado al programa 209NG argentino y ahora resulta en una combinación perfecta entre la plataforma fiable y probada 209 con un sistema de combate de gran capacidad y última generación. El contrato incluirá tres paquetes de materiales y equipos que se construirán en Argentina, en el astillero Tandanor, además de un amplio alcance de formación, actualización tecnológica y transferencia de tecnología entre ambos países.

Así como ya viene aplicando con éxito en otros proyectos, como el Programa Fragatas Clase Tamandaré, para la Armada de Brasil, thyssenkrupp Marine Systems destaca que el proyecto con la Armada Argentina tendrá amplia participación de la industria local, no sólo del astillero, sino también de industrias del ámbito de la Defensa en diversos sectores.



HDW Clase 209: el submarino no nuclear más vendido del mundo occidental

Basado inicialmente en la filosofía de diseño de los submarinos costeros de posguerra de la Armada Alemana, el HDW Clase 209 de propulsión diésel-eléctrica se ha convertido en la columna vertebral de la colaboración del astillero con armadas de todo el mundo. Debido a los distintos requisitos y áreas de operación especificados por los clientes navales, el tamaño del submarino aumentó respecto al desplazamiento original de 1.000 t en algunos casos hasta en un 50%. Debido a que los perfiles de las misiones también incluían teatros de aguas azules, el desplazamiento adicional era necesario para aumentar el alcance y la profundidad de inmersión, mejorar los equipos electrónicos y las condiciones de vida a bordo.

El resultado ha sido la aparición de la familia de submarinos HDW Clase 209, que cuenta con más de 60 unidades en más de una docena de armadas – el submarino no nuclear más vendido en el mundo occidental. En la actualidad, el 70% de la flota de submarinos no nucleares de la OTAN ha sido construida por la empresa alemana.

Esta clase de submarinos se ha beneficiado de un proceso de desarrollo continuo desde la firma del primer contrato. Gracias al gran número de órdenes que se han sucedido en una secuencia casi anual, cada nueva embarcación ha usado la Investigación y Desarrollo acumulada en los predecesores. Los avances probados y demostrados se han incorporado a los proyectos sucesivos. Así, el HDW Clase 209NG actual, tal y como se ofrece a la Argentina, puede clasificarse como un submarino compacto dotado de tecnología confiable, alta resistencia en combate, largo alcance sumergido, altas velocidades sumergido, baja detectabilidad y excelentes características de maniobra.

Aunque externamente se parezca a los submarinos más antiguos, esta clase sigue en producción y los sensores, sistemas y armas son extremadamente competitivos y de última generación.

El submarino HDW Clase 209NG cubre una gran variedad de perfiles de misión, incluyendo la denegación de acceso al mar, el control marítimo, la vigilancia y la recopilación de información, así como tareas de operaciones especiales.


Fuerte presencia en Sudamérica

La relación de thyssenkrupp Marine Systems con los países de América del Sur se remonta a muchas décadas, a través de sus predecesores, los astilleros HDW de Kiel y Thyssen Nordseewerke. Los primeros submarinos HDW Clase 209 para la región se construyeron en Alemania a principios de los años 70. La región cuenta con un total de 21 submarinos Clase 209 en Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y Brasil, que ha construido cuatro de sus cinco 209 en el Arsenal de Marinha en Río de Janeiro, entre 1992 y 2005. Estos formaron parte del primer proyecto del ciclo estratégico "Diseño, Construcción y Mantenimiento", un amplio concepto de transferencia de tecnología y conocimientos técnicos para la Armada Brasileña, así como para la industria naval brasileña a principios de la década de 2000.

La mayoría de estos buques siguen en funcionamiento y son de fundamental importancia para el patrullaje de sus áreas de operación en las aguas azules y las costas. La asociación y cooperación de thyssenkrupp Marine Systems con arsenales y astilleros locales para mantenimiento y revisiones dura hasta el presente, como con ASMAR (Chile), SIMA (Perú), Cotecmar (Colombia) y el Arsenal de Marinha do Rio de Janeiro

(Brasil).

Otra referencia en la región de cooperación real y transferencia de tecnología es el Programa de Fragatas Clase Tamandaré, que actualmente está siendo implementado por Águas Azuis, una empresa de propósito especifico liderada por thyssenkrupp Marine Systems en asociación con las empresas Embraer Defense & Security y Atech.

El Programa Fragatas Clase Tamandaré consiste en la construcción de cuatro buques de defensa de alta complejidad tecnológica y forma parte de los objetivos de modernización y renovación de la flota brasileña. La ceremonia de colocación de la quilla, celebrada el 24 de marzo, marcó el inicio de la construcción de la primera fragata en thyssenkrupp Estaleiro Brasil Sul, ubicado en Itajaí, Brasil.




コメント


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina 

bottom of page