Buscar

Centauro II: Velocidad y potencia de fuego para la guerra moderna

La nueva generación del exitoso vehículo 8x8 se presenta con innovaciones para aumentar su capacidad de combate en un entorno de guerra centrada en la red, aunando la velocidad de un blindado de ruedas con la potencia de fuego de un tanque.


Por Santiago Rivas



Desde hace ya muchos años que se han ido desarrollando distintos modelos de blindados a ruedas armados con cañones, que permitían un mayor poder de fuego en misiones de reconocimiento o para apoyo de infantería, especialmente en áreas confinadas en donde el tanque no era tan adecuado. Además, en misiones defensivas permiten frenar al enemigo liberando a los tanques para la maniobra. En los últimos años, en que el US Army desarrollo la idea del reconocimiento en fuerza, en donde se emplean armas de gran calibre para forzar al enemigo a exponer sus posiciones al defenderse, pero donde se necesita velocidad para avanzar y luego retirarse, el blindado a ruedas se muestra como una alternativa válida.

Esta visión tuvo el Ejército Italiano, que en los años ’80 comenzó a evaluar dotar a algunas unidades con un vehículo que uniera la potencia de fuego y la letalidad del principal tanque de la fuerza, en ese momento el Leopard 1, con una movilidad estratégica que permitiera el desplazamiento rápido a través de la red de caminos y que pudiera dar el combate inicial a cualquier amenaza hasta la llegada de las fuerzas pesadas. Así, se creó el Consorcio Iveco – OTO Melara (CIO), con igualdad de participación entre Iveco Defence Vehicles, una empresa del Grupo Iveco, y la antigua Oto Melara, que ahora es Leonardo, el cual en 1987 presentó el blindado cazatanques Centauro sobre ruedas, con tracción 8X8, con 24 toneladas de peso, equipado con un motor de 520 HP y dotado con un cañón OTO Melara 105/52, de 105 mm. El vehículo fue incorporado por el Ejército Italiano desde 1989, que compró 400, seguido por los Ejércitos de España (84 ejemplares), Omán (9) y Jordania (141), y también fue evaluado por Estados Unidos, Rusia, Colombia y Brasil. En mayo de 2001, un Centauro del Ejército Italiano fue probado por el Centro de Evaluación del Ejército de Brasil (CAEx) en el Campo de Pruebas de Marambaia en Río de Janeiro (RJ), donde fue sometido a movilidad todoterreno, terreno áspero, arenoso y fangoso, realizando disparos estáticos y en movimiento a distancias entre 1.000 y 2.000 metros, todos resultando en impactos. Esta presentación impresionó a los militares del Ejército Brasileño (EB), pero no se avanzó en una compra por falta de presupuesto.

El cañón del Centauro podía disparar todo tipo de municiones en el estándar de la OTAN, tanto cinéticas, como APFSDS-T ("armor piercing, fin stabilized, discarding sabot-tracer"), así como explosivas ("high-explosive anti-tank ") y HESH ("high explosive squash head "), poseyendo 14 cartuchos listos para usar y otros 26 en el chasis. El tubo estaba cubierto por un mango térmico para evitar la distorsión, y por un extractor para evitar que el humo entrara en el compartimento de combate después del tiro, intoxicando a la tripulación.

El armamento secundario consistía en tres ametralladoras MG42/59, en calibre 7,62x51 mm, una coaxial al cañón y las otras en soportes antiaéreos en el techo, operadas por el comandante del vehículo y el cargador.

Además de la capacidad antitanque, que permitía enfrentar a los tanques más pesados y protegidos, el vehículo también servía para funciones de reconocimiento táctico, apoyo de fuego para la infantería mecanizada, escolta de convoyes, patrulla de caminos, interdicción y disuasión.



Un nuevo Centauro

En los años desde la introducción del Centauro, las necesidades fueron cambiando al ritmo que la guerra mudó. La experiencia adquirida con el sistema Centauro, desplegado en diferentes entornos (Somalia, ex Yugoslavia, Irak, etc.) y escenarios operativos, que van desde la guerra asimétrica e híbrida hasta el escenario de alta intensidad, llevó a que el CIO trabaje en la introducción de las mejores tecnologías disponibles para una mayor movilidad, letalidad, conectividad y supervivencia.

Así, por un lado, apareció la necesidad de un chasis resistente a minas y artefactos explosivos improvisados (IED, Improvised Explosive Device), un cañón más potente debido a la creciente adopción del calibre 120 mm en tanques, mayor demanda de movilidad táctica y estratégica y sistemas de puntería, control de tiro, comunicaciones y protección acordes a la tecnología del siglo XXI. El requisito inicial era desarrollar un sistema con la misma potencia de fuego de un tanque pesado, pero sobre una plataforma con ruedas, asegurando una alta estabilidad durante el disparo (estático y en movimiento) y una excelente movilidad estratégica y táctica.

Así, el CIO y el Ejército Italiano firmaron un contrato a fines de 2011 para el desarrollo del sucesor del Centauro. Así, el Centauro II fue presentado en 2015, pensado para operar en cualquier escenario, desde la guerra convencional hasta las misiones de imposición y / o mantenimiento de la paz en misiones de reconocimiento táctico, apoyo de fuego de unidades de combate y defensa territorial. Puede escoltar convoyes y ser utilizado para misiones de patrulla de caminos. A diferencia de sus competidores, no es una combinación de un sistema de armas independiente y una plataforma IFV (Infantry Fighting Vehicle) derivada, sino que es un sistema completo diseñado específicamente para este papel, como Operaciones de Caballería, por lo que el sistema está optimizado en términos de rendimiento y dimensiones.

El blindado fue concebido como un sistema de armas ligeras para la doctrina moderna de la guerra centrada en la red (Network-Centric Warfare), para servir en misiones OOTW (Operations Other Than War, Operaciones distintas a la guerra) y para la guerra urbana, donde una plataforma con ruedas es mucho más funcional que otras en términos de movilidad y potencia de fuego. Tiene un peso en orden de combate de 30 toneladas, pero con un mayor poder de fuego, cuyo chasis fue diseñado específicamente por Iveco Defence Vehicles (IDV), pero con un mayor énfasis en la protección de la tripulación, como lo demuestra la forma de "V" con doble placa balística de acero, que desvía las explosiones provenientes de abajo. Cuenta con un revestimiento interior de placas con "spall liner", que reduce en gran medida el número de astillas producidas por un proyectil que perfora el blindaje; asientos balísticos y otras soluciones de ingeniería que aseguran una mayor supervivencia.

Además, se han colocado las partes mecánicas inferiores de tal manera que causen el menor daño posible si alguna mina o IED golpea seriamente el vehículo.

La protección balística tiene niveles de protección significativamente más altos que los vehículos de esta categoría, ya que el casco tiene su propio diseño para este tipo de operación (y no el de un blindado de transporte de personal adaptado), soluciones técnicas probadas según el estándar AEP 55, capaces de enfrentar amenazas de munición cinética de última generación.



Potencia

El motor es un Iveco-FPT Vector, de 720 CV, con una relación peso/potencia de 24 CV, y equipado con dos turbocompresores que pueden recibir diésel, combustible dual o queroseno (JP-8 o F-34), con inyección realizada a través del sistema electrónico "common rail", un 60% más potente que la bomba inyectora mecánica del Centauro, lo cual proporciona al vehículo una capacidad de aceleración capaz de moverse rápidamente incluso en condiciones off-road, con una autonomía de unos 800 km, que lo convierten en un vehículo extremadamente versátil para misiones que requieren grandes desplazamientos.

El control digital de la presión de los neumáticos (CTIS), aliado con los sistemas run-flat, la nueva suspensión y la baja presión nominal del suelo permiten que el vehículo pueda operar en cualquier tipo de terreno.



La torreta Hitfact MkII

Uno de los puntos fuertes del Centauro II es su torreta, la Hitfact MkII desarrollada por Leonardo, parte de la familia Hitfact, que ya ha alcanzado más de 500 unidades entregadas en todo el mundo. A diferencia de la primera generación de torreta Hitfact del Centauro, posee un sistema de movimiento eléctrico en lugar de hidráulico, suma la posibilidad de recibir un cañón de 120 mm, mientras que la anterior solo podía integrar uno de 105 mm, tiene sistemas ópticos de tercera generación, tanto panorámica como para puntería, posee sistema de carga de munición automático y protección contra minas.

Está pensada para tres ocupantes, con un perfil más bajo, pudiendo utilizar los cañones OTO Melara (actual Leonardo) de 120mm, 45 calibres y ánima lisa, o 105mm, 52 calibres y ánima rayada, con sistema de carga manual o semiautomático y capacidad para utilizar munición programable. Tiene una escotilla para el comandante con ocho periscopios, y otra para el cargador con cinco periscopios. Gracias a la última tecnología empleada, cuenta con un peso ligero para ser integrada en plataformas ligeras y está equipada con la última generación de optoelectrónica para el comandante y el artillero, incluido el periscopio binocular panorámico estabilizado de dos ejes modelo ATTILA-D (Digital) independiente de la rotación de la torreta, lo que permite al comandante controlar el campo de batalla sin tener que girar la torreta. También está equipado con una cámara infrarroja ERICA Full Format capaz de detectar objetivos a más de 10 km durante el día o la noche en todas las condiciones climáticas.

También monta para el artillero el LOTHAR-SD (Land Optronic THermal Aiming Resource) capaz de compartir imágenes con otros vehículos o centros de mando. En caso de falla del sistema, el artillero tiene una mira óptica con un aumento de 10x. Otra mejora notable es la estabilización independiente en tres ejes del arma. Esto significa que, incluso si el vehículo se mueve en terreno accidentado, el artillero tendrá en su pantalla una imagen clara y estable del objetivo y luego podrá disparar con buena precisión.

Para la comunicación externa, están disponibles una serie de sistemas de comunicación con HF-VHF-UHF-UHF LB-SAT y el SIstema di Comando, COntrollo, e NAvigazione o SICCONA (Sistema de Comando, Control y Navegación). Estas mejoras aseguran la máxima interoperabilidad con otras unidades blindadas o de infantería y la disponibilidad de información sobre el terreno, el entorno, el clima y el teatro de operaciones en el que opera el Centauro II. En total, hay seis antenas en la parte posterior de la torreta, una de las cuales es un anemómetro (para medir las velocidades del viento), otra un transmisor GPS, dos son inhibidores (Sistema C4ISTAR), mientras que las dos últimas se utilizan para la comunicación.

La Hitfact MkII tiene una estructura soldada y proporciona protección contra impactos y fragmentación. La posibilidad de instalar módulos extra permite la protección contra proyectiles de pequeño calibre. Las posiciones de la tripulación en la torreta están equipadas con asientos que absorben energía. También hay un conjunto de sensores de radiación láser para alertar si el vehículo es apuntado por un sistema de telemetría o puntería láser, posee un sistema automático de extinción de incendios y protección colectiva contra armas nucleares. Además, la torreta proporciona a la tripulación una mayor seguridad contra minas y artefactos explosivos improvisados.

En la parte posterior de la torre se encuentra el compartimento de municiones, colocado separado del compartimento de la tripulación, con el fin de proteger a los operadores de cualquier posible evento de deflagración.



Armamento

El cañón OTO Melara 120/45 LRF ("low recoil force") deriva del 120/44, que equipa al tanque italiano Ariete, dando al vehículo una potencia de fuego igual a la de los tanques más modernos en servicio y siendo compatible con todas las municiones estándar de la OTAN, como el APFSDS-T M829, el APFSDS DM 53A1, el HEAT-MP-T o MPAT ("multi-purpose anti-tank") M830A1, para objetivos menos blindados, HE-OR-T ("high explosive – obstacle reduction – tactical") o MPAT-OR M908, para edificios o barricadas, el Canister M1028, antipersonal, o HE (alto explosivo) DM 11, además de otras, específicas.

La torre ha recibido una estación de armamento remoto Hitrole Light para ametralladoras de 7,62x51 mm o 12,7 x 99 mm, o un lanzagranadas automático de 40 mm y está equipada con emisores Jammer H3 para la defensa contra la detonación remota de artefactos explosivos improvisados.



Ventas

En 2018 se firmó un contrato con el ejército italiano para la producción inicial de baja cadencia de 10 sistemas y, el 30 de diciembre de 2020, en el Palazzo Guidoni, sede de la Secretaría General de Defensa y la Dirección Nacional de Armamento (SGD /DNA) del Ministerio de Defensa italiano, el director de armamento terrestre, teniente general Paolo Giovannini, y el director comercial del CIO, Giovanni Luisi, firmaron la compra de 86 ejemplares del Centauro II, con opción a 10 unidades más, apoyo logístico integrado (SLI), equipos y repuestos. En 2021 se confirmó la compra de las 10 unidades extra y la necesidad identificada por el Ejército Italiano es de 150 vehículos.



Para Brasil

En el primer trimestre de 2021, la Dirección de Materiales (DMat), órgano del Comando Logístico del Exercito Brasileiro, publicó una consulta pública con el objetivo de sondear el mercado nacional e internacional con el objetivo de la ejecución del proyecto de obtención del nuevo Vehículo Blindado de Combate de Caballería (VBC Cav) y promover un relevamiento de costos.

Los requisitos iniciales, luego con la designación VBC AC-MSR y creados bajo el antiguo Grupo de Trabalho (GT) Nova Couraça, se publicaron en febrero de 2020 y deberían sufrir algunos cambios menores, pero los puntos principales deben mantenerse como el sistema de tracción 8X8, armamento principal (cañón) con calibres de 105 o 120 mm, asignación de sistema de comando y control (C2) interoperable con el de la Fuerza Terrestre, y el máximo de comunalidad logística con la familia de blindados Guaraní.

El 30 de abril de 2021 se entregó el RFI y varias empresas ofrecieron sus productos, entre ellas el CIO, que destaca por incluir uno de los dos únicos vehículos diseñados, desde el principio para ser un cazacarros. Pero no es solo eso, solo su vehículo tiene una habilitación comprobada para poder usar el cañón de 120 mm.

El Centauro II ha llegado como un fuerte candidato, ya que es un sistema de armas "de última generación", el sucesor de un vehículo probado en muchas oportunidades en todo el mundo, que ofrece capacidades muy por encima de las fuerzas ligeras y con mayor flexibilidad y autonomía que las fuerzas pesadas, permitiendo operaciones más largas en entornos grandes y dispersos, con largas distancias, requiriendo menos esfuerzo en términos de apoyo logístico. También es un sistema aprobado por un país de la OTAN con recursos y rendimiento de última generación.

Recientemente, el 9 de mayo pasado, el Exército Brasileiro aprobó los requisitos operativos del programa Vehículo Blindado de Combate de Caballería – Medio Sobre Ruedas (VBC Cav-MSR) e indican que la fase de inicio efectivo de la competencia, con la publicación de la "solicitud de licitación" (RFT), para que los proveedores envíen efectivamente sus ofertas está a punto de iniciarse.

La fuerza ha indicado que solamente van a considerar vehículos que se encuentren en "Producción Inicial o Consolidada en Serie ", lo cual, si se aplica en el contexto del sistema de armas (vehículo + armamento) deja solo como candidatos aptos al Centauro II, el Norinco ST-1BR y el LAV 700 Assault Gun de General Dynamics Land Systems (GDLS) y John Cockerill. De ellos, solo el Centauro tiene cañón de 120 mm y fue desarrollado específicamente como AFV.

Además de Brasil, el Centauro es una buena alternativa para reemplazar otros blindados a rueda en América Latina o desarrollar la capacidad, especialmente en países con entornos donde el tanque tiene desventajas, como son las zonas montañosas. Así, podría también ser una buena alternativa para ejércitos como los de Perú, Ecuador, Chile y Colombia, entre otros.


Image00016_edited.jpg

Pucará Defensa

Análisis, opinión e información estratégica sobre Defensa y Seguridad en América Latina